Guardiana del Rayo por Hitsupink
Summary:

Fue ahí cuando percibí un aroma masculino, delicado, dulce y almizclado, extremadamente agradable, creo que podría olerlo toda una vida sin cansarme. Moví mi cabeza en dirección de dónde provenía esa fragancia, fue en ese momento en el que lo vi…

Nunca creí que estaría en esta situación. ¿Cómo podría? Heme aquí aprendiendo a dominar mis habilidades evitando dañar a alguien. Tener que ser un arma para proteger al mundo y todo mientras de sobrellevo mi amor por alguien como él.

“¿Por qué siempre terminamos así?” Pensé mientras él se hallaba sobre mí acorralándome totalmente contra la mesa donde me tenía, y como siempre el haciendo lo que le place conmigo. Simplemente me deje llevar por el placer de sus caricias…Supongo que, para entender, deben saber cómo comenzó todo…

 

  

Esta historia es 100% Sasusaku, puede que haya mas parejas mas adelante pero casi toda la historia trata sobre Sasuke y Sakura...

 

 ADVERTENCIA: SI NO LES GUSTA EL LEMON PORFAVOR NO LO LEAN YA QUE NO AVISARE CUANDO VAYA HABER, ME GUSTA SORPRENDER


CategorŪas: NARUTO Personajes: Sakura Haruno, Sandaime, Sasori, Sasuke Uchiha
Generos: Universo Alternativo
Advertencias: Lemon
Desafio:
Serie: Ninguno
CapŪtulos: 18 Finalizado: No Numero de palabras: 63722 Leido: 8831 Publicado: 23/12/2017 Actualizado: 17/03/2018
Story Notes:

Es un Sasusaku 100% y puede que agregue otras parejas pero se centrara casi el 89.9% en Sakura y Sasuke

1. Comienzo por Hitsupink

2. Historia por Hitsupink

3. Cerezo por Hitsupink

4. Inicio del Juego por Hitsupink

5. Nuevos Guardianes por Hitsupink

6. Tristeza por Hitsupink

7. Barrera por Hitsupink

8. Primeros Movimientos por Hitsupink

9. Una vista al pasado. por Hitsupink

10. Gotas de lluvia bajo el cerezo por Hitsupink

11. Mision por Hitsupink

12. Nuestros Peque√Īos Momentos por Hitsupink

13. Nada Es Tan Simple por Hitsupink

14. Ojos lilas por Hitsupink

15. Danza en el oscuro cielo por Hitsupink

16. Solo una vez por Hitsupink

17. Arma por Hitsupink

18. Gracias por Hitsupink

Comienzo por Hitsupink
Notas de autor:

Los personajes nos son mios, pero la historia es original mia...

El inicio es algo lento, me refiero a que no ocurren cosas llamativas,  tendra mucha explicacion espero no se aburran, son para que entienda el universo en el que viven los personajes...

 

ALGUNOS CAPITULOS SERA EL PUNTO DE VISTA DE SAKURA Y SASUKE DESPUES CAMBIARA A UNA NARRACION MIA.

 

Esta medio raro!

 

 


 




Nunca creí que estaría en esta situación. ¿Cómo podría? Heme aquí aprendiendo a dominar mis habilidades evitando dañar a alguien. Tener que ser un arma para proteger al mundo y todo mientras de sobrellevo mi amor por alguien como él.


"¿Por qué siempre terminamos así?" Pensé mientras él se hallaba sobre mí acorralándome totalmente contra la mesa donde me tenía, y como siempre el haciendo lo que le place conmigo. Simplemente me deje llevar por el placer de sus caricias…Supongo que, para entender, deben saber cómo comenzó todo…




Mi nombre es Sakura Haruno, soy una joven de veintidós años. Actualmente me encuentro en una etapa de mi vida en la cual soy muy joven para saberlo todo, así como para tomar las mejores decisiones y demasiado mayor para excusarme de mis responsabilidades. Trato de ser la mejor persona que puedo, obviamente tengo mis fallas, pero ¿Quién no? Soy obsesiva, directa y responsable, trato siempre de ver hacia el frente. "Tal vez debí de ver más hacia los lados."


En cuanto a mi apariencia física ¿Qué puedo decir? Cuento con un cabello un tanto peculiar, es de color rosa y cuenta con un largo hasta la cintura. Mis ojos son verdes como el jade.


La verdad mi figura antes de enfermarme era buena. Tenía una complexión delgada y solía tener curvas, pero ahora me encuentro bástate demacrada ¿Para qué mentir? Después de todo soy una paciente de cáncer terminal. Si, así como suena, soy una chica que está muriendo ¿Algo triste no les parece?


Solía ser una estudiante en su cuarto año de la carrera de medicina, hace unos meses comencé a sentirme mal y me realicé estudios ¿cuál fue mi sorpresa.? Fui diagnosticada con cáncer de mama estadio IV, ridículamente a mi temprana edad desarrollar esa patología era impensable. Pero esa fue la suerte que me toco.


Aún recuerdo la mirada de tristeza de mis padres al enterarse, el llanto en las noches de mi madre. Como el pobre de mi padre iba a despedirse de mi cada noche tratando de no derramar lágrimas. Por las noches mientras dormía podía escuchar sus sollozos. Para ser honesta, tener a una hija enferma no debe ser lindo. "Lo siento papas."


¿Qué más puedo contar? Nunca tuve muchos amigos, vivía con el fin de cumplir las metas que me ponía a diario, como convertirme en médico, salvar vidas, conocer el mundo cuando al fin terminara mi carrera y ser una gran profesionista. Llenarme de asombro, ese era mi sueño. Estaba tan concentrada en eso que nunca viví de la manera que debí. Que estúpida fui.


Ahora pasaba los días cubierta por aparatos y sondas, en una habitación llena de flores que dejaban familiares y amigos de mis padres, siendo visitada todos los días por gente que me miraba con pena. Cada día todo se volvía más gris.


Así fue mi vida por meses, hasta este día. Cuando creí que todo iba acabar. Ese momento en el que ya no podía respirar. El ardor del aire entrando a mis pulmones que sentía, era como si me quemaran algo dentro de mí con cada inhalación. La sensación de sueño, y exagerado cansancio, el contacto de la mano de mis padres tomándome con fuerza diciéndome que todo estaría bien, que podía irme y dormir tranquila.


Por fin deje de luchar para solo cerrar mis ojos esperando el final, el tan anhelado descanso eterno…


Una luz comenzó a molestar aun con los parpados cerrados. Al abrir mis ojos, me encontraba en un lugar oscuro y ahí LO MIRE, con esa imponente presencia un gran dragón de color azul eléctrico que emitía una fuerte luz casi segándome, llamándome…


-Guardiana, al fin nos conocemos- Exclamo sereno…


Por alguna razón no sentí temor, todo lo contrario. Logré sentir un gran alivio, cierta calidez y familiaridad que ni yo podía comprender, supuse que estaba muerta, al fin había llegado al descanso eterno y siendo honesta, no estaba mal.


-Guardiana-Exclamo de nuevo llamando mi atención.


- ¿Me hablas a mí? ¿Eres dios? Porque si lo eres, la verdad la biblia te describió muy mal- Trate de bromear.


-Si, te hablo a ti. - Hizo una pausa pequeña para observarme fijamente con sus enormes ojos. - Mi nombre es Yukio el dragón del Rayo. No sé si me pueda considerar un dios, pero soy un ser místico. -Contesto.


-Muy bien ¿Acaso estoy muerta? ¿Aquí es a donde vienen los muertos o como funciona esto? No es que me crea una santa, pero ¿No debería de estar pasando por unas puertas para llegar al paraíso y así? -Pregunte, "Estoy muy confundida ¿un ser místico? No era para nada lo que creí que sería la muerte." Pensé cansada.


-No estás muerta al contrario sigues viva. Nos encontramos en mi dimensión, una de las tantas. O al menos solo tu conciencia. Estas aquí por que acabas de despertar como guardiana, tu vida solo acaba de comenzar, por ahora no puedo hablar mucho, ya que nuestro vinculo aun es débil pero solo debo decirte que debes prepararte para lo que se avecina. Vive Sakura, observa bien el mundo nuevo y maravilloso que conocerás. Cuando descubras quién eres y para que vives, encontraras como comunicarte conmigo. - Sin más el gran dragón concentro energía que parecía rayos en su gran hocico, dirigió su cabeza hacia mí, solo permanecí inmóvil observando en shock, esperando a recibir el impacto de esa energía. Sin más el dragón la libero, opte por cerrar los ojos y recibir el golpee…




Sentí la necesidad de despertar y comencé a intentar abrir los ojos, me costó trabajo abrir mis parpados, lo cuales me pesaban. Cuando logré abrirlos pude visualizar el cuarto blanco, podía percibir el ruido de las maquinas, observé el monitor con mis signos vitales. No comprendí que ocurría, sentía la garganta seca con necesidad de agua. Era extraño ya no me sentía cansada, no me dolía respirar y la sensación de sueño se había ido.


Fue ahí cuando percibí un aroma masculino, delicado, dulce y almizclado, extremadamente agradable, creo que podría olerlo toda una vida sin cansarme. Moví mi cabeza en dirección de dónde provenía esa fragancia, fue en ese momento en el que lo vi…


Un joven que se encontraba sentado en una silla a un lado de mi cama, la ligera brisa que entraba por la ventaba movía sus cabellos negros con toques azulados, sus ojos eran dos pozos negros inexpresivos, misteriosos que parecían que podías perderte en el abismo si dejas tu mirada sobre ellos. Su piel era blanca y pálida, ciertamente era un hombre hechizante. Una sensación de nostalgia y tristeza me invadió, era como si lo conociera y lo hubiera vuelto a ver después de tantos años. Sentía como que estas emociones no fueran mías si no de alguien más. "Que extraño." pensé. Había un detalle muy importante en él. A pesar de tener facciones delicadas pero varoniles y sumamente atractivas, poseía una cara que la verdad parecía que él era el paciente con cáncer terminal y no yo.


- ¿Quién eres tú? - Intente articular, pero mi voz salió ronca y cansada.


- Mi nombre es Sasuke Uchiha y cuando te puedas mover, vendrás conmigo. – Dijo serio y desinteresado.


"Incluso su voz era hermosa y varonil. ¡Ah! Mira se llama Sasuke, que genial nombre. Como que le queda perfecto, espera ¿Llevarme? Mi cerebro frito por la quimioterapia comenzó a funcionar" "¿Que dijo?" Pensé totalmente confundida.


- ¿Llevarme a dónde? Espera para empezar ¿cómo es que estoy viva? ¿dónde están mis padres, las enfermeras y los doctores? - Intente incorporarme, pero aún no recuperaba mi fuerza, falle inevitablemente cayendo sobre mi espalda…


-No vas a morir, por alguna razón tus habilidades te permiten estar con viva. Ya hablé con tus padres sobre lo que está ocurriendo, ellos saben que te llevare conmigo- Respondió mientras me ayuda a incorporarme.


-Estoy muy confundida, primero el dragón que mire en mi lecho de muerte, ahora ¿Habilidades? No comprendo nada, ¿De qué me hablas? Esto no suena lógico, ¿Eres paciente de psiquiatría? O ¿Estas jugándome una broma? – "La Sensación de familiaridad que el chico le causaba era alarmante ¡Lo acaba de conocer por todos los infiernos!" - Demonios, pero tampoco tiene sentido que este sintiéndome mejor - Lo observe suspirar cansado y se volvió a tomar asiento en su silla.


-Ayer cuando te quedaste dormida estuve ahí observándote. En el momento que cerraste los ojos, de la nada tus signos vitales se regularización y tu cuerpo comenzó a tener más color, los doctores se sorprendieron tanto que te mandaron hacer análisis y salieron normal. - Hizo una breve pausa-. Lo cual para tu condición no debería ser posible, te hicieron más pruebas y se dieron cuenta que tu cáncer se había eliminado. Todos pensaron que era un milagro, así que hable con tus padres sobre lo que te está pasando, al principio no me creyeron, pero con lo que acababa de ocurrir me terminaron creyéndome. - Explico tranquilo.


-Muy bien déjame ver si entiendo, mi cuerpo se está curando, ¿Cómo? solo dios sabe, no voy a morir y mis padres lo saben, ahora explícame ¿qué haces aquí y como sabias que ocurriría esto? –


-Vengo de una academia en las afueras de Londres, en ese lugar existe gente con habilidades que no cualquiera puede comprender. Ahí te enseñan a controlarlas para que al salir o más bien graduarte de ahí tendrás dominio de tus poderes y no pondrás en riesgo a nadie, además de otras cosas que después te explicaran, ahora ¿cómo sabía lo que pasaría? Se me informo en el consejo sobre ti. Se me asigno venir a ayudarte con tu recuperación y después llevarte a la escuela-Explico sin más detalles mientras observaba por la ventana.


-Tuve un sueño en el cual estaba un dragón azul, que me llamaba guardiana. No entendía de que hablaba era tan extraño, aún sigo sin comprender que está ocurriendo, para mi hace unos momentos estaba muriendo y ahora estoy hablando contigo si utilizar un respirador- Suspire resignada. - ¿Cómo simplemente debo aceptar irme con el sin saber que mierdas está pasando, así como así? -


-Lo demás se te lo explicaran cuando estemos en el instituto. Lo importante es que estas con vida, ya no le des más vueltas al asunto, es molesto- Bufo irritado. ¡Dios! parece que no se le puede preguntar nada por qué se enoja, dios me libre de este hombre, estará guapo pero que actitud tan grosera. -


-Muy bien solo una pregunta más, ¿quién eres? -Pregunte curiosa.


-Sasuke Uchiha, guardián del elemento del fuego y es todo lo que necesitas saber. -Se levantó de la silla, mire su espalda ancha, una espalda tan malditamente familiar. Se dirigió a la salida donde desapareció de mi vista…


Pasaron unas horas desde que Sasuke se fue y cada minuto que pasaba me sentía hasta más que cuando estaba sana, me quede observando mí alrededor, todo era más hermoso, lleno de luz y radiante, no sé si era el hecho de que estaba viva o si mi vista estaba mejorando.


"¿Por qué debería ir con él? Después de meses de sufrimiento estoy sana, puedo volver a vivir puedo intentar regresar a mi vida." Pense.


"¡Debes ir con el! " "Mi propia voz sonó en mi mente, pero no parecia ser pensamiento mío, debo estarme volviendo loca. Tanta radiación y medicamento me daño el cerebro."


- ¡Hija! -Era mi madre que corría abrazarme, mientras lloraba en mi hombro y yo solo acaricie su cabello.


-Estoy bien ya no te tienes que preocupar más-Le sonreí.- "Al fin puedes estar tranquila madre." Pensó aliviada.


-El joven Uchiha nos contó todo, es todo tan confuso y extraño, pero si eso asegura que estarás bien, te dejaremos ir, eres una mujer mayor y creemos que tu deberías elegir si vas o no, al final te apoyaremos si te quedas o te vas-Explico mi padre.


-"Si no vas te arrepentirás siempre "-Otra vez esa voz, mi propia voz. – "Maldición, no se puede huir del destino ¿no es así?" Pensó finalmente derrotada.


-No sé qué está ocurriendo, pero creo que se me dio esta oportunidad de vivir por una razón. Me gustaría saber, el por qué está pasando esto, si no les molesta sé que suena muy loco irme con un extraño que acabo de conocer, pero iré con Sasuke- Les explique a mis padres decidida.


"Hay algo en el que me dice que lo siga y no lo puedo ignorar…"


-Entendemos hija-Me abrazaron y nos quedamos platicando de cosas de la vida…


A la mañana siguiente intentaba levantarme, pero aun mis piernas no reaccionaban muy bien, logre pararme, pero de la nada, sentí como mis piernas flojeaban y comencé a caer, unos brazos me sujetaron y el golpe nunca llego, sentí ese aroma dulce igual al que desprendía el malhumorado de ayer, levante la vista y me encontré con esos pozos negros misteriosos que solo le podían pertenecer a Uchiha, me miraba inexpresivo me ayudo a pararme mientras me seguido sosteniendo.


-Gracias Uchiha-Le regale una sonrisa


-Hmp- "Maldito sangrón de mierda."


-Intentare caminar, debo adaptar a mis músculos a moverse de nuevo-.


-Tu rehabilitación comienza mañana-.


- Deseas irte de aquí lo más rápido que se pueda ¿no? -. Cuestione y él se mantuvo en silencio.


-El que calla otorga necesito tu ayuda, si soy capaz de moverme y en mi exploración física sale bien posiblemente me den alta, ya que mis resultados de mis exámenes de sangre son perfectos- Le explique decidida.


-Muy bien es solo ayudarte a caminar bien ¿verdad? -Pregunto.


-Si-. Le conteste contenta.


Dure unas horas intentando moverme con normalidad, él no me soltó en ningún momento y a pesar de que ya podía hacer los movimientos bien, se quedó ahí. Al final del día, ya podía caminar con normalidad, realmente estaba sanando muy rápido, me recosté en mi cama y el solo se quede sentado en la silla de visitas, cruzado de brazos, mirando por la ventana.


-Gracias Sasuke, creo que mañana posiblemente me den de alta, no lo hubiera logrado sin ti, es extraño, pero a pesar de haberte conocido ayer siento que te conozco de toda la vida, no sé nada de ti, pero tu presencia me es tan conocida. -Le conteste sin verlo.


-Creí que dejaríamos las preguntas, pero veo que te fascina hacerme hablar-Contesto mirándome serio.


-Lo siento-Conteste apenada.


-Te sientes de esa manera porque los dos somos guardianes, eso nos hace cercanos, ¿nosotros rencarnamos sabes? –


- ¿Ósea que en nuestra vida pasada fuimos amigos? -Pregunte


-Eso si no lo sé, cada ochenta años nacen nuevos guardianes. Lamentablemente los guardianes no tienen una vida más larga de los ochenta, nosotros nacemos unidos a un elemento que está ligado una bestia o criatura mística, existen de varios elementos como los principales. Nuestra misión es mantener el balance en el mundo. Muchos de nosotros desde niños somos entrenados para comprender y dominar nuestras habilidades que despertaron a temprana edad. Como en mi caso, otros son los casos como el tuyo que aparecieron apenas ahora, pero existe muchísimo más que necesitas saber, pero ahora no es el momento. - Al finalizar se levantó de la silla para posarse enfrente de la ventana, la luz de la luna iluminaba su rostro y sus cabellos brillaban.


-Ósea que existen más como nosotros, todo esto me resultado tan intrigante, confuso, casi imposible. –


-Somos diferentes a los demás, podemos ver y sentir cosas que otros no, cuando lleguemos al colegio todo será más sencillo y serás carga de alguien más. - Dijo sonriendo de medio lado.


-Sin duda sabes cómo hacer sentir bien a una chica no Uchiha-sonreí irónicamente


-Mi labor es cuidarte y llevarte sana al instituto, no hacerte sentir bien- Dijo secamente.


-Si lo que diga usted, de igual manera gracias por la mini explicación-Me recosté para después cerras los ojos, ignore la presencia del pelinegro y me quede dormida.


Al día siguiente como era de esperarse el médico me reviso y me encontré en forma, firmando mi alta al fin después de tantos meses en ese hospital era libre.


Mis padres trajeron mis cosas en una pequeña bolsa. Sasuke me explico que podría seguir estudiando medicina, pero tendría que retomar unas materias y tardaría más en graduarme ya que estaré tomando menos carga académica para darme tiempo de entrenar mis habilidades.


El morocho nos llevó a un lugar aislado de gente, saco su celular y comenzó a marcarle alguien…


-Creen el portal estamos listo-Hablo gélidamente.


De la nada apareció un portal de color azul que hacia un ruido extraño que nos sorprendió a todos, observé a Sasuke encaminarse a él y me ofreció su mano, fue cuando me di cuenta que debía despedirme...


"La imagen de Sasuke, pero con un kimono negro y el cabello un poco más largo, ofreciendo su mano paso por mis ojos era como una ilusión. O ¿Tal vez un recuerdo?"


"¡Vamos! -Hablo con una voz melodiosa a la ves mostrando una hermosa sonrisa y una mirada llena de vida."


Parpadeé extrañada sobre todo confundía y de nuevo la imagen volvió a ser el Sasuke de hace un momento, mi cuerpo se movía solo hacia el pero antes de retirarme volví la vista a mis progenitores, me acerqué a ellos para despedirme antes de partir por quien sabe cuánto tiempo.


-Este es el adiós corazón ten mucho cuidado, te amamos- Abrace a mis padres.


-Los amo, adiós- Me despedí con una sonrisa y tomé la mano de Sasuke para después mirar hacia el portal justo frente mío.


-"¿Qué diablos había sido la imagen de hace unos momentos? ¿Por qué iba con un completo extraño sin saber a dónde me llevaba? ¿Por qué me era tan familiar? ¿Por qué no temía de aceptar su mano? ¿Quién eres Sasuke? ¿Quién diablos soy yo? ¿Quién es Sakura? ¿Hacia dónde voy? ¿Cruzando ese portal me dará las respuestas?" Tantas pregunto pasaban por su mente.


-"Tu vida solo acaba de comenzar, por ahora no puedo hablar mucho, ya que nuestro vinculo aun es débil pero solo debo decirte que debes prepararte para lo que se avecina, vive y observa bien el mundo nuevo y maravilloso que conocerásCuando descubras quién eres y para que vives encontraras como comunicarte conmigo "- Las palabras de Yukio resonaron en mi cabeza mientras me adentraba al portal de la mano de Sasuke.

Notas:

Review??

Historia por Hitsupink
Notas de autor:

Les traigo el segundo capitulo, esta historia tambien esta en fanfiction.net y la subire en wattpad

Al terminar de cruzar el portal sintió como la mano de Sasuke soltaba la suya, la brisa hizo contacto con su piel, erizando los bellos de sus brazos, voces comenzaron a escucharse, volteando su cabeza para analizar donde se encontraban, era un lugar que podría ser una cancha de juegos, estaba rodeada de pequeños edificios como si fuera un colegio con edificios rústicos, uno muy cuidado y caro…


 


 


-Acompáñame, debo llevarte al director- Hablo el amargadomayor


 


 


Sasuke camino en dirección ignorando a todos en especial a las mujeres que le daban buenos días con una sonrisa y me brindaban una mirada de odio a mi pobre e inocente persona.


 


 


Ingresamos a un edificio grande, lleno de inmensos pasillos que parecían estar llenos de mucha gente de un rango de edad entre adolescentes de doce años hasta personas en sus veintes, subimos unos tres pisos por unas escaleras de madera muy bien cuidadas, hasta llegar al frente de una gran puerta, el abrió la puerta y entro a la habitación, opte por solo seguirlo, adentrándome al salón sin ningún tipo de permiso.


 


 


Una vez dentro observe a un hombre sentado en un escritorio bastante grande; tenía el cabello gris como plumero, su cara cubierta hasta la nariz y con ojos que demostraban suma pereza.


 


 


-Me alegro que siempre llames al entrar Sasuke-Respondió con sarcasmo


 


 


-Cumplí con mi misión de traerla, ya no tengo nada que hacer aquí- Respondió cortante


 


 


-Espera, eres el único guardián en el colegio en este momento, necesitare que la guíes en su entrenamiento, al menos hasta que llegue alguien que pueda ser su maestro-


 


 


-Eso es algo que también podrías hacer tu- Enserio este tipo no desea estar cerca de mi ...


 


 


-Escucha Sasuke, entiendo que estas ocupado con tu propio entrenamiento y tus misiones, pero si no me haces este favor, harás todas tus misiones con Naruto como tu compañero hasta que cumplas treinta años-


 


 


Sasuke soltó un gruñido y fulmino al hombre enfrente de el-Muy bien, solo hasta que llegue alguien más-


 


 


-Excelente, ahora antes de que Sasuke interrumpiera con sus grandes modales, es importante que me presente, mi nombre es Kakashi Hatake soy el director de este colegio, estoy a cargo del cuidado de los estudiantes aquí, Bienvenida a la Instituto Elemental, plantel de Londres. -


 


 


- ¿Existen más entonces? -


 


 


-Correcto existen más colegios, pero están distribuidos en diferentes países-


 


 


-Si entendí eso, pero no entiendo otras cuestione, mi sueños con criaturas místicas, como supieron donde me encontraba y sobre lo  que es un guardián, Sasuke intento explicarme, pero solo me dejo más dudas –Mi cabeza duele de tanta información extraña e irracional.


 


 


-Molesta-Respondió Sasuke y lo fulmine con la mirada


 


 


-Sasuke basta, muy bien te recomendaría tomar asiento esto era largo y tú también señorito malhumorado-


 


 


Una vez sentados los dos, Kakashi se acercó a una mesa con tazas- ¿Gustan una taza de té? –


 


 


-Si por favor- Vertió la el líquido negro en la taza elegante y la coloco enfrente de mi


 


 


-Muy bien creo que es importante comenzar explicando las habilidades que todos aquí poseemos. Desde la época antigua ha existido gente como nosotros con diferentes tipos de habilidades, les llamamos elementalitas, esto abarca desde control de los elementos, de la mente, curación, hasta controlar las  dimensiones, existen tantas habilidades que podría durar todo el día hablando de eso, ahora muchas de ellas vienen de forma espontánea como tu caso, otras de origen hereditario por parte de clanes, un ejemplo de uno de ellos es el del joven Uchiha aquí presente, su habilidad es el control del elemento del fuego, Sasuke por favor  muéstrale-


 


 


El pelinegro alzo su mano en forma de puño, la abrió y una llama pequeña nació en su palma, esta comenzó a volverse mas grande y al agitar su mano, grandes aros de fuego se crearon, mi cara de asombro era inevitable, pude apreciar como por unos pequeños segundos tuvo una sonrisa arrogante en su cara…


 


 


-Quiere decir que toda la familia de Sasuke posee el control del elemento del fuego? -


 


 


-No todos, pero la gran mayoría, ahora esos clanes de elementalitas formaron una alianza para crear un lugar donde jóvenes elementalitas inexpertos, ya sea de originarios de un clan o que obtuvieron su habilidad de forma espontánea, aprendieran a dominar sus habilidades con el fin de evitar que hicieran mal uso de ellas, lastimaran gente o fueran capturados, estudiados y usados como armas, lo cual ya ha ocurrido anteriormente, pero en pocas palabras así fue como se formó estas institución, la cual fue la primera en ser construida –


 


 


-Entiendo eso, pero ¿De dónde viene esas habilidades? -


 


 


-Se cree que proviene de contratos con seres místicos, todas esas criaturas de los diferentes mitos y leyendas, son reales, bueno al menos algunas, es algo de complicado de explicarte cada pequeño detalle, pero confió que con el tiempo entenderás el origen de todo-Termino dando un sorbo a su taza de té.


 


 


-Sasuke menciono algo acerca de los guardianes y que estamos ligado a un elemento y criatura mística, que me explicarían por que vi a ese dragón ¿Qué diferencia existe entre los elementalitas y los guardianes? -


 


 


-Existen criaturas mitológicas de la luz existen las oscuras y hubo personas que hicieron tratos con ellas y se convirtieron en monstruos con forma humana o casi humana, y para combatirlos se crearon lo que son conocidos como guardianes, a diferencia de los elementalitas, esos tienden a ser parte de la descendencia de las personas que hicieron un contrato con una criatura, los guardianes por otra parte hacen el trato directo, estos seres rencarnan, debido al vínculo que existe con las criaturas. –


 


 


Kakashi asintió-Tu eres el guardián del elemento del rayo, lo que te permite controlar los rayos, ese dragón que viste se llama Yukio una criatura mística poseedora de gran poder-


 


 


- ¿Qué hay del porque mi cuerpo se regenero de los estragos de mi enfermedad? – Tome la taza con fuerza, demostrando mi ansiedad.


 


 


-Necesitaremos que un especialista analice bien tu condición, pero con eso que ocurrió parece ser que tienes habilidades sanadoras, eres un caso asombroso Sakura-


 


 


- ¿A qué se refiere? –


 


 


-Eres la primera mujer elementalista del rayo en mas de cientos de años, y no solo una poseedora del control de rayo si no guardiana la del mismo, si yo fuera tu prepárate de ser estudiada como un nuevo espécimen- Comento Sasuke fríamente logrando asustarme.


 


 


-Sasuke es suficiente-Amenazo Kakashi


 


 


-Solo le digo la verdad- Menciona mientras se cruzaba de brazos y gira su cara observando hacia la ventana


 


 


-Bueno es importante decirte que cuidaremos de ti, se que era estudiante y esta academia tiene la sección de primaria, secundaria, preparatoria y universidad, además de asegurarnos de que sepas usar tu poder, seguirás con la oportunidad de ser una profesionista y te daremos un trabajo seguro al graduarte, el asunto de los guardines será una plática para después, debes de estar cansada de escucharme hablar, Sasuke  que es tan amable, te dará un recorrido- Pone su brazo sobre el escritorio mientras sonriendo


 


 


-Hmp-


 


 


Sasuke se levanto del asiento y lo imite para dirigirnos a la salida, el abrió la puerta y salió por la misma, apunto de salir observe a Kakashi por última vez.


 


 


-Gracias por la explicación-


 


 


-Eres bienvenida hablar conmigo, espero estés cómoda aquí, recuerda tu vida solo acaba de comenzar, prepararte para lo que se avecina, vive y observa bien el mundo nuevo y maravilloso que conocerás- Sus palabras eran iguales alas de Yukio asombrándome 


 


 


Sali por la puerta siguiendo al pelinegro que groseramente no me espero, camine rápido para alcanzarlo.


 


 


-Entonces como comenzaremos este recorrido? -


 


 


-Hmp-


 


 


-Este lugar es grande-Trate de no desesperarme por su falta de modales, pero no me lo hace fácil


 


 


-Hmp- Volvió a ignorarme


 


 


-No eres la mejor compañía Bakasuke -


 


 


-Escucha no soy de los que le gusta hablar, estoy estancado contigo, te daré un recorrido rápido, te llevare a tu a habitación y mañana comenzaremos con tu entrenamiento, estarás aquí mucho tiempo por lo visto, así que aprenderás donde esta todo eventualmente, sin que yo tenga que perder mi tiempo-


 


 


-Hmp-Le respondí ahora yo y me miro con una cara de pocos amigos


 


 


El pelinegro malhumorado me mostro la cafetería, aulas de clase de la sección universitaria, había muchas carreras y apesar de ser un área pequeña se miraba muy bien equipado todo, estudiar ahí sería interesante.


 


 


Las secciones de preparatoria, secundaria y primara, estaba alejadas en diferentes edificios grandes, la cantidad de gente que estudiaba aquí era asombroso, en cada sección había áreas grandes de entrenamiento y al parecer esta academia estaba rodeado por un bosque y había un lago hermoso muy cerca, por ultimo y para la suerte de Sasuke llegamos al edificio de los dormitorios, el mío se encontraba en el cuarto piso, el numero 5B.


 


 


-Mañana a las siete, en área tres de entrenamiento-


 


 


-Pero no se don-No pude terminar ir que se había ido


 


 


Al entrar me asombre el cuarto era muy simple pero bonito, las paredes de color perla, del lado derecho pegado a la pared estaba la cama matrimonial, del lado izquierdo había un escritorio y un estante con varios libros, entre el espacio de la pared que separa la cama y el escritorio, se encontraba a una puerta de cristal que daba a un balcón, una puerta que daba al baño del lado izquierdo, en una esquina un pequeño refrigerado, el cual contenía agua y algunas frutas. Ingrese al baño el cual era pequeño con una bañera, que se miraba muy cómoda.


 


 


Observe el closet bastante grande lleno de ropa y zapatos de mi talla. Esta gente realmente me tenía investigada.


 


 


Me dirigí al balcón abrí las puertas y salí a que me diera un poco de aire, desde lo alto podía observar a Sasuke caminando con esa mirada seria y desinteresada, que por un momento en el hospital hizo que mi corazón se alterara, pero conociéndolo ahora era un caso tan extraño y molesto, pero eso sí muy atractivo.


 


 


A la mañana siguiente muy temprano tome un baño, me cambie con ropa deportiva, después de preguntarle a dos personas logre encontrar el área de entrenamiento tres, donde lo encontré de igual manera vistiendo ropa deportiva negra, la cual le favorecía mucho.


 


 


-Llegas tarde-


 


 


-Son las 7:05-Agregue


 


 


-Bueno el día de hoy, solo con que puedas manifestar tu poder, será un avance, siéntate en el piso, cierra los ojos y coloca tus manos juntas-


 


 


Acate la orden e hice lo que me pidió, me encontraba nerviosa, pero pues que tan difícil debería de ser…


 


 


-Ahora imagina que tienes algo en tus manos, trata de darle forma-


 


 


Imagine que tenía un algo en las manos y de repente comencé a escuchar como un si un aparato hiciera corto, abrí mis ojos y tenia una onda de energía eléctrica en mis manos, sin asustarme trate de hacerla más pequeña, y darle forma de estrella y opto esa forma


 


 


-Ahora dale forma de aro-


 


 


Pensé en un aro y opto esa forma. -Dale forma y crea dos aros más alrededor tuyos. - Pensé en dos aros más y aparecieron, me sorprendí de los fácil que era…


 


 


-Desaparécelos- Respire hondo y se desvanecieron.


 


 


-Realmente no soy normal-Me dije a mi misma mirando mis manos, aun sorprendida por lo que hice.


 


 


-Creo que por hoy por podemos dejar el control del elemento-


 


 


-Pero solo hice aros, no hice nada muy impresionante-Me quejé


 


 


-Mañana intentaremos algo diferente, pero ahora, ¿Alguna vez haz usando un arma de fuego o blanca? -


 


 


-Nunca-Negue


 


 


-Intentaremos eso hoy- Dijo mientras sacaba unos cuchillos y pegaba unos blancos en unos arboles


 


 


-Está bien-


 


 


-Tomas el Kunai y lánzalo, cuando le hayas dado en el blanco a los tres postes podrás irte-


 


 


-Pero nunca lo he hecho se mira muy complicado-


 


 


-No lo es, mira- Sasuke lanzo los tres cuchillos y los tres dieron en el blanco.


 


 


Tome unos Kunai y los lance y patéticamente ningún llego ni a pegarle al árbol, pude escuchar una ligera burla de parte de pelinegro.


 


 


-Puedo hacerlo, vamos Sakura- me motive


 


 


Después de tres horas, estaba cubierta de tierra y sudor, seguía sin hacer ningún progreso, mi estómago comenzó a hacer ruido exigiéndome comida…


 


 


-Oye molesta toma- Me extendió una bola de arroz y por ese momento Sasuke fue mi héroe, la desenvolví y comencé a comer.


 


 


-Esto de los cuchillos es tan complicado-


 


 


-No lo es, solo que tú eres un asco con ellos-


 


 


-Dios sí que sabes cómo motivar-Dije terminando mi onigiri


 


 


-Hmp-


 


 


-Sasuke, ¿Siempre has vivido aquí? –


 


 


Negó con la cabeza-Fui traído aquí a los 5 años-


 


 


-Pero en tu familia todos tienen habilidades ¿no? ¿Por qué ellos no te entrenaron? -


 


 


-Por qué no era solo un miembro más del clan, era un guardián-


 


 


-Debió ser duro supongo-Ahora entiendo su pésimo genio


 


 


-Eso ya no importa, ahora escucha solo te lo diré una vez la clave para darle al blanco es con mucha fuerza y precisión lanza hacia el blanco, no le pones la suficiente fuerza, no tengas miedo solo hazlo-


 


 


Tomé el blanco y con las instrucciones que Sasuke me dio pude lograr darle al blanco no en el centro, pero al menos llego al árbol.


 


 


- ¡Lo logre! -Grite emocionada-Gracias-Me acerque y bese su mejilla


 


 


-Hmp-Se alejo de mí y observé que tomaba las herramientas, supuse que habíamos terminado.


 


 


Cada quien tomo su camino y regrese a mi habitación para quitarme la suciedad, no me percate al llegar que había una caja con una nota en el escritorio.


 


 


Sakura:


En esta caja están tus libros de este semestre, en el closet como te habrás dado cuenta tienes ropa y todo lo necesario, tus padres están al tanto de posibles depósitos de dinero que pueden hacer a tu cuenta bancaria, la tarjea está en un sobre dentro de esta caja y otras cosas que necesitaras, comienzas tus clases el día de mañana…


Atte.: K.H


PD. Tu horario también está dentro de la caja.


 


 


A liste mis cosas para el día de mañana y como apenas eran las tres de la tarde decidí quedarme en mi cuarto a leer y ponerme al corriente, entraría en la mitad del semestre después de todo.


 


 


En otra habitación oscura se encontraba otro pelinegro recostado con la vista perdida en el techo de la habitación, pesando en lo que había ocurrido el día de hoy con la pelirrosa.


 


 


-Me tomo semanas manifestar mi elemento, y meses poder darle forma, como diablos logro hacerlo como si llevara años haciéndolo, esa mujer no es normal, su capacidad de regeneración, su habilidad con su elemento, ni siquiera mi hermano es tan hábil, ahora entiendo el por qué tanto interés en investigarla y traerla aquí-.


 


 


En su mesa de noche pudo ver que su celular vibraba dando señales de que recibió un mensaje...


 


 


De: Itachi


Hola estúpido hermano menor, me llego el rumor de que llegaste y andas muy juntito a una chica muy atractiva por la escuela, ¿ya al fin me darás una cuñada? Protégete no quiero ser tío aun, en un mes volveré así no tendrás que extrañarme / (-. -)/


 


 


-Estúpido Itachi-Tiro el celular a un lado y decidió cerrar los ojos esa mujer sin darse cuenta esa mujer se convertiría en la perdición para el…


 


 


 

Notas:

Decidí hacer las notas al final realmente me siento mal que ha pasado un año para que me dignara a actualizar, estuve muy mal de salud y mi carrera quita mucho tempo, tratare de actualizar en estas vacaciones, pero no mentiré seré de esas autoras que todos odian por que actualizan cuando tenga tiempo…

Si creen que merezco un review o algo no les agrada me pueden decir por favor

QUIERO tratar de hacer a Sasuke con su personalidad parecida a la de la serie obviamente si cambiara con el tiempo, pero me dicen que les parece la personalidad que le doy.

Cerezo por Hitsupink
Notas de autor:

Chicos espero les guste este capitulo, si algo no les parece con gusto me pueden decir n.n 

Abrí mis ojos y me ubiqué en mi habitación, se encontraba a oscuras con los rayos de la luz de la luna filtrándose a través de las cortinas, la puerta de la habitación se abrió y me incorporé en la cama


-Podría jurar que estaba cerrada siempre la cerraba con seguro- pensé


Una figura femenina entro por la puerta, debido a la oscuridad no pude reconocer quien era, pero de un momento a otro el cuarto se inundó con un aroma a cerezos, con pasos cortos y sensual la mujer vestía un vestido negro un poco holgado, pero bastante corto, que mostraban las largas y torneadas piernas, cuando la luz cubrió su rostro pude al fin reconocer quien era…


- ¿Sakura? ¿qué rayos haces aquí? -


-Venga hacerte compañía -Sonrió coquetamente


-Márchate, no deberías estar aquí-


La pelirrosa subió a la cama gateando, dejando a mi vista el nacimiento de sus pechos-Demonios no está usando sostén-


-Oh vamos no seas aburrido, me alegra que duermas sin camiseta-


Se sentó sobre mí, cada una de sus piernas a un lado de mi cadera, coloco sus brazos en mis hombres y sentí su lengua rozar mi cuello, generando una sensación placentera, que comenzaba a generar calor en mi entrepierna, ella pego su pelvis al mío generando que salieron un gruñido de mi parte…Con el poco control que tenía la separe de mí.


-Vete-


Su mano se movió debajo de mis pantalones y tomo mi miembro entre su pequeña mano-No parece te que desagrade esto, al contrario, mira lo duro que te has puesto-Un gemido salió de mi boca sin que pudiera contenerlo, cuando ella comenzó a mover su mano con suaves caricias de arriba hacia abajo.


Me empujo con su otra mano, recostándome hasta que mi espalda toco la cama, su boca besaba y rozaba mi pecho hasta llegar a ombligo, sentí su aliento en mi miembro y comenzó a besarlo hasta llegar a la cabeza dándole una lambida, no pude evitar apretar los dientes…


-Pero mira que travieso eres-Y cubrió todo mi falo con su boca, sin poder evitarlo comenzó a chupar todo mi miembro y sin poder aguantar comencé a embestir su boca rápidamente, sentía que si seguía así me correría en su boca…


-Ah no eso sí que no-


 La tome del cabello, jale de él con fuerza y la lance contra la cama, le di la vuelta hasta que su cara y pecho termino contra las almohadas, tome sus caderas, las eleve a la altura de mi pelvis, su cara y pecho seguían sobre el colchón dejándome una excelente vista de su trasero, la tome de las caderas y en una potente, salvajemente embestida me adentre dentro de ella, se sentía tan cálido y apretado ahí dentro, comencé a moverme contra ella, su cara y pecho chocaban con fuerza contra el colchón entre cada azote de mi miembro que sometía contra ella, me agache aun embistiendo para tomar y apretar con fuerza sus pechos mientras ella gemía…


Lleve el control de las embestidas donde Sakura no paraba de gemir y gritar de placer, sintiendo como sus fluidos me cubrían hasta las piernas.


-Ahí Sas ahh-


- ¿Esto es lo que quería no? Muy bien ahora lo tienes – susurre contra su odio


-Ahhh sii- Sus paredes comenzaron a palpitar, su cara y dedos se enterraron contra la almohada, su espalda se arqueo y sentí sus ligeras convulsiones, ella se había corrido.


Seguí embistiéndola hasta que sentí que el calor llegaba a mi cadera, tome su cabello lo jale hacia arriba y con una ultima fuerte estocada me derrame dentro de ella, dejándome llevar la sensación de el mejor orgasmo de mi vida…


Abrí mis ojos respirando agitadamente, cuando recobre el aliento, me percate que era de día, me encontraba totalmente sudado, pase mi mano por mi rostro, me senté en la cama y sentí algo húmedo entre mis piernas, recorrí las sabanas y observe un líquido cubrir mis sabanas y mi ropa, me recosté de nuevo escupiendo una maldición…


-Que mierdas acaba de pasar-


Me levante tire las sabanas al piso y me dirigí a darme una ducha, azotando la puerta del baño furiosamente…



Mientras tanto en otra parte una pelirrosa se encontraba cepillando su largo cabello emocionada, ya que hoy seria su primer día en su nueva academia. Se apresuro a salir para llegar a la cafetería a desayunar antes de comenzar su clase. Sasuke le comento que la cafetería servía el desayuno de siete a nueve de la mañana, ya que las clases comenzaban a las nueve.


Dejo los dormitorios y llego al edificio donde se encontraba la cafetería, eligió su desayuno y se sentó en una mesa algo aislada de todos.


Después de terminar mi desayuno, pudo apreciar a cierto pelinegro cruzar por la puerta de la cafetería y traía una cara que parecía que se lo llevaba el diablo, cogió su bandeja de comida y se sentó en un lugar aún más alejado de todos.


-Por unos breves instantes pareció que me observo -Pensó la pelirrosa


Dejé la bandeja de comida donde iba y me dirigí en la búsqueda del edificio donde se encontraba mi salón de clases, saqué un papel doblado de mi bolsillo, la cual era la nota del horario que Kakashi me había brindado y comencé a leerla.



 


En la dirección del colegio se encontraba Kakashi leyendo cierto libro erótico, pero se ve interrumpido por Sasuke que entra azotando la puerta.


- ¿En qué puedo ayudarte Sasuke? - Sin despegar la visita de su lectura


-Quiero que alguien más entrene a Sakura. - Kakashi alzo una ceja y aparto su vista de la novela para encarar al Uchiha


-Ah sí? ¿Debido a? -


-Me quita tiempo que podría invertir en mi propio entrenamiento-Escupió el pelinegro


-No me convence-


-Ella aprende rápido, si otra persona la entrena aprenderá de igual manera, no hay razón para que yo pierda el tiempo-El director lo observo unos segundos con una sonrisa burlona.


-Muy bien, quedas relevado-


-Hmp-


Sasuke comenzó a caminar hacia la salida cuando escucho a Kakashi -Parece que no dormiste bien Sasuke- Sasuke detuvo su andar - ¿Algún mal sueño acaso? -


-Hmp-Maldito Kakashi pensó el pelinegro mientras dejaba la habitación azotando con fuerza la puerta.


-Muy bien donde nos quedamos, ah sí, Aremi y Yousuke se fundieron en un beso apasionado. -Continuo con una mirada morbosa.



 


Las clases pasaron de lo más normales para Sakura, todo era tan perecido a la universidad en la que solía estudiar. Tenía excelentes maestros, al terminar la última clase la cual era con la doctora Shizune, esta impartía varias materias y era una excelente maestra.


-Sakura puedes venir un momento? -Pidió la mujer


-Dígame doctora-


-Me comento Kakashi sobre una revisión física que debo realizarte, estoy libre en este momento, podríamos realizarla en mi consultorio, si te parece. -


-Suena perfecto-Después de todo deseo saber que rayos soy y que puedo hacer


-Muy bien sígueme-


El consultorio de ella se encontraba a un lado de la enfermería, era grande, muy limpio, y bien equipado.


-Por favor quítate la ropa y ponte la bata que esta sobre la mesa-


Siguiendo el protocolo, cambié mi ropa, y con el corazón bombeando con mucha rapidez, me senté en la mesa. Shizune noto mi nerviosismo y paso una mano por mi hombro.


-No debes estar nerviosa, solo es una revisión-


-Lo siento, es solo que dure tanto tiempo entre revisiones y hospitales que me siento algo, no se ni como describirlo, ha sido tanto que procesar en unos días que me tiene confundida, hace casi una semana estaba en una camilla sin poder respirar sin sentir dolor, ahora estoy aquí con usted otra vez estudiando y me siento más sana que nunca, al menos físicamente. –


-Es verdad que es mucho que procesar, pero para eso estoy yo, te ayudare en lo que pueda, y si tienes algún problema puedes venir hablar conmigo, con gusto, estaré para escucharte. -


-Muchas gracias, si gusta puede comenzar-


Me recosté y ella elevo su mano, observe como una luz azulada emanada de su mano. -Pasare mi mano por tu cuerpo, tranquila no te dolerá, solo sentirás algo de calor por donde pase mi mano. -


Asentí y observe cada uno de sus movimientos, su mano paso por mi cabeza y sentí una calidez por cada área donde ella pasaba su mano, era extraño una sensación de paz género que cerrara mis ojos, cuando ella termino los abrí para observar su cara de fascinación.


- ¿Está todo bien? -


-Muy bien, lo que hice fue adentrar mi propia energía en tu cuerpo y así poder valorarlo, tu cuerpo se regenera rápidamente, en cuanto recibe un daño es como un mecanismo que permite que se recupere, pero de igual manera es un proceso lento, sanas mas rápido que una persona normal, pero no eres inmortal ¿entendido? -


Asentí


-De igual manera existe la posibilidad de que puedas tener habilidades para curar a terceros, podría enseñarte si gustas, con la practica podrías desarrollar aún más habilidades, tienes una cantidad de energía enorme. Pero bueno no te quiero aturdir más, puedes vestirte, come algo y no olvides estudiar. –


-Entendido muchas gracias-Sonreír y me dijo a vestirme


-Sakura si quieres saber mas en la biblioteca existen muchos libros que te puedan instruir- le agradecí una vez ya cambiada


-Excelente muchas gracias por decirme, enserio muchas gracias, me retiro-


Sali por la puerta, y comencé a caminar por los pasillos.


-Al menos ya tengo mas respuestas de lo que soy, debería ir por unos libros como dijo la Dra. Shizune- Estaba tan sumida en mis pensamientos que no me di cuenta que choque contra alguien, sentí el aroma dulce y varonil de…


-Fíjate por donde vas-


-Lo siento Sasuke- Nuestras miradas se cruzaron y por unos breves instantes sentí una sensación extraña en todo mi cuerpo, sin lugar a dudas este hombre delante mío era muy atractivo…


-Ya que te encuentro solo quiero hacerte saber que a partir de mañana alguien más será tu maestro, adiós. -


- ¿Que? ¿Por qué? -


-Eres el problema de alguien más, molestia-


Sin más se retiró de mi vista voltear si quiera a verme dejando una gran con función en mi cabeza…



 


Por varias semanas estuve asistiendo a mis clases y estudiaba regularmente, no tenía amigos, pero de vez en cuando hablaba con compañeros, nunca fui muy de estar rodeada de gente, para ser honesta me gusta está solar. En cuestión a mi entrenamiento, la doctora Shizune con gusto me estaba ayudando con mis habilidades de curación, pero en el manejo de mi habilidad del control mi elemento Shizune no podía ayudarme mucho, ella intentaba, pero su habilidad como elementalista era la curación y la generación de venenos, lo cual era algo diferente a controlar un elemento de la naturaleza. Los otros guardianes estaban en misiones o en otras academias, lidiado con lo que sea que tuvieran en sus vidas. Kakashi no podía simplemente traerlos para que me enseñaran. En cuanto a Sasuke después de unos días de decirme que no me enseñaría volví a verlo, pero paso de mi como si nunca nos hubiéramos conocido, después de eso no e vuelto a verlo, se menciona que estaba en una misión, pero es lo único que se dé el.


 


Hoy era domingo, pase parte del día estudiando, la otra parte practicando con mi habilidad de curación, cuando estuve cansada me dirigí a mi habitación, tome un largo baño, me vestí con ropa cómoda y decidí tomar aire fresco, abrí las puertas de cristal del balcón y me trepe al barandal. Mande energía tanto a mis piernas como pies, y salte cayendo algo torpe pero bien en la tierra. Aun no podía hacerlo como los demás, pero era cuestión de tiempo según Shizune.


 


Me dirigí al bosque, realmente nunca había ido hasta el fondo de este, caminé adentrándome, la luna iluminaba los árboles y podía escuchar los ruidos de los animales nocturnos. No sentía miedo, al contrario, la brisa y el aroma a arboles me relajaba. Continúe caminando hasta que encontré un árbol enorme que parecía ser de cerezos, asombrada ya que nunca espere encontrar uno aquí, a pesar de dar la apariencia de ser un árbol de flor de cerezos, eran pocas las cerezas que florecían de él, parecían un árbol enfermo, cerca de este habitaban más árboles, flores coloridas siendo solamente iluminadas por los rayos de la luna, toda la vegetación se miraba hermosa rodeada de luciérnagas y mariposas, pero el árbol de cerezo no daba esa apariencia hermosa y sana.


Me acerque al gigantesco árbol, coloque mi mano en su tronco y sentí como si la vida de este se transmitía atravesara mi mano hasta llegar a todo mi cuerpo, sentía una sensación que no podía comprender, cerré mis ojos, sin saber por qué comencé a emanar energía de mi mano. Dure un tiempo haciéndolo hasta que deje de mandar ese flujo de mi energía y al abrir los ojos, observe como el árbol comenzó a florecer, todas aquellas ramas vacías comenzaban a dar frutos...


- ¿Cómo hiciste eso? - Una voz familiar masculina sonó a través de mis odios, generando que mi corazón se acelerara.


-Yo no lose, solo lo hice-


El pelinegro se acerco a mi y puso la mano en el tronco ya con mas vida, observo el árbol con sumo detalle, su mirada seria y sin expresión se convirtió en una pequeña casi invisible sonrisa nostálgica.


-Ese árbol no había florecido en 17 años. Se dice que la razón por la cual se construyó la academia aquí, fue porque querían que estuviera cerca de este cerezo, los antiguos guardines solían cuidarlo y atesorarlo, incluso gente que no era guardián lo hacía, lo cuidaban con tanta dedicación que hacía que floreciera tan hermoso como lo hace ahora. -


Su mirada fría y distante paso del árbol hacia a mí, sus bellos ojos color ónix me atraparon totalmente...


- ¿Qué haces aquí? ¿Qué no estabas en medio de una misión? -


-La misión fue completada, si no, no estaría aquí- Quito su mano del cerezo y desvió la mirada de la mía


-Ya veo-Baje mi mirada


-Este es mi lugar, vengo porque aquí no hay gente molestándome-


-Este lugar es hermoso-


-Hmp-


- ¿Tu cuidabas del árbol? -


-No-Su Desinterés, me hacía sentirme ansiosa


-Ya veo, bueno creo que te dejare estar tranquilo-


Cuando me di vuelta para retirarme, unos brazos tomaron mi cintura, sentí una ráfaga de aire golpear mi cuerpo que me hizo cerrar los ojos, al abrirlos pude observa la vista más hermosa que había visto, nos encontrábamos en lo alto de las ramas del cerezo, podía observar todo el lago, y el reflejo del árbol en el mismo, junto con la luna. Era sumamente bellísimo.


El tomo asiento en la rama e hice lo mismo. -Mi madre cuidada del árbol. -Explico


- ¿Cuidaba? ¿Por qué ya no? -


-Ella murió. -


-Lo siento, yo no sabía, Sasuke enserio lo siento-


-No importa ya-


Los minutos pasaron en completo silencio, sin darme cuenta yo estuve prestándole más atención a el que al lago, el no apartaba sus ojos del lago, sus cabellos negros se movían al compás del viento y la luz de la luna hacia sus ojos negros brillaran más.


- ¿Que habrá a través de esa mirada de seria y distante, existirá alegría, felicidad o amor? -Pensaba la pelirrosa al mismo tiempo que volvía su vista al lago.


-Sasuke. ¿Por qué no quisiste seguir enseñándome? -


-Tengo mis razones-Excuso serio


- ¿A caso hice algo malo? -


-Eres una molestia- Dijo sin mirarme si quiera


-Y tu un idiota con mal carácter- Cruce mis brazos y desvié mi cara.


-Sakura mira-Dijo con una voz suave pero penetrante


-Que quie - Mis palabras quedaron en el vacío al ver unas llamas azules hermosas moviéndose como si estuviera danzando, no pude evitar sonreír y Sasuke solo mantenía la vista en el lago.


-Es hermoso- Sin más después de unos minutos las llamas desaparecieron.


-Deberíamos irnos, es tarde-


Asentí con una sonrisa, así como subimos bajamos, nuestros pies tocaron el suelo de una forma delicada, el no soltó su agarre y yo tampoco, nos quedamos viendo, hasta que el rompió el agarre y comenzó a caminar, seguido por mi…


Continuamos caminando y observe un ligero rastro de sangre del brazo descubierto del pelinegro. -Sasuke espera, te lastimaste- Tome su brazo y comencé a emanar energía, bajo la atenta mirada de él, cuando la herida desapareció, dejé su brazo.


-Listo. -


-Has mejorado en poco tiempo-


-Hmp-Imite su monologo con una sonrisa.


Me acompaño a el dormitorio y después se dirigió a su cuarto, yo simplemente lo imite.


Al llegar a mi habitación, me quede recostada con un brazo sobre mis ojos, recordando los sucesos que ocurría al usar mi energía.


-A veces siento como si ya hubiera hecho esto antes, como si llevara toda una vida utilizando este poder. -Pensando eso me deje llevar entre los brazos de Morfeo.



 


Pasaron varias semanas después de ese suceso, Sasuke aún no me enseñaba, pero a veces comíamos juntos, nunca hablaba, solo respondía con su monologo favorito, o movimientos de cabeza, pero al menos me permitía estar cerca de él, aunque sea por poco tiempo. En pequeños y lentos pasos, estaba logrando entenderlo, desde el significado de cada sonrisa arrogante, hasta que significaba un gruñido o mirada distante de él. Siento que poco a poco nos estábamos volviendo amigos…

Notas:

No olviden comentar 

Inicio del Juego por Hitsupink
Notas de autor:

Chicos una disculpa en mi pais ya era muy tarde y por un error ayer subi el archivo que no estaba corregido, cuando me di cuenta ya estaba muy cansada para corregir por lo que solo lo borre, lo traigo aqui ya con los arreglos.

PD. Espero les este agradando la historia, solo quiero aclara una cosita, Sasuke y Sakura no se enamorarán rápidamente, no quiero que se confundan y tal vez por un rato tendrá una relación algo complicada…

Habían pasado ya un mes y medio desde que llegue a este lugar, todo parece estar hiendo de lo mejor, la doctora Shizune cree que soy un prodigio en mis habilidades de curación, pero quiero creer que todo es producto de mi trabajo duro. Mis sueños Yukio se están volviendo mas frecuentes, pero me ha enseñado cosas sobre mi poder, además he aprendido más sobre lo que soy gracias a los libros de la biblioteca, los cuales realmente son de ayuda.

 

Dentro de poco llegaran los demás guardianes ya que se reunirán todos, supongo que así poder conocerlos, puede que sea divertido.

 

En cuanto a mi relación con Sasuke es un poco extraña, algunas veces nos encontramos en el bosque y a pesar de que no hablamos parecerá como s le diera asco, miedo, incomodad que lo tocará. En cuanto me acerco, él se aleja, es tan extraño, de igual manera no busco presionarlo, o mucho menos molestarlo. Posiblemente le gusta su espacio.

 

El día de hoy se supone conocería a un especialista en venenos y control de objetos, no me dijeron su nombre, pero es una persona experimentada, debo verlo en el área de entrenamiento número cuatro, me encontraba trotando para poder alcanzar a llegar. Iba tarde por cincos minutos y no quería hacerlo enfadar en el primer día.

 

Al llegar pude ver a un joven que parecía ser muy alto, con una tez blanca y su cabello de color rojizo, al darse la vuelta aprecié su cara, sus ojos son café cenizo, facciones muy finas pero masculinas, el joven sin duda es muy atractivo y al igual que Sasuke su cara demostraba seriedad total.

 

-Lamento mucho la tardanza-Me disculpe

 

-Detesto hacer esperar a la gente y que me hagan esperar, por esta vez te la dejare pasar, para futuras reuniones que no vuelva a ocurrir. –

-Dios no cabe duda, mis maestros a excepción de Shizune son unos soquetes. – No volverá a pasar-Sonreí con la sonrisa más fingida del mundo.

 

-Mi nombre es Sasori Akasuna, elementalista especializado en el arte de las marionetas, en sí puedo manipular lo que yo desee hasta un cuerpo humano, además de que me soy un experto en venenos, Shizune me pidió que te enseñara lo básico en lo que ella regresa de su congreso que será en unos días. ¿Tu nombre es Sakura cierto? –

 

-Si maestro. –

 

-Solo Sasori está bien, solo soy mayor que tu por cinco años lo cual no es mucho a mi parecer, bueno para comenzar necesitare que leas dos libros sobre venenos, te daré dos días, no son muy extensos, así que creo que podrás terminarlos, una vez que conozcas las bases te enseñare a prepáralos. –

 

-Entonces ¿qué haremos hoy? –

 

-Nada, no sabes lo básico, cuando leas lo básico será más fácil para ti entender, es viernes aprovecha que no tendrán clases formales el lunes y lee lo que te pedí. –

 

Incrédula tome mis cosas hice una reverencia y me retire.

 

-Dios que pérdida de tiempo-Pensé caminando furiosa

 

-Sakura!!-Voltee para ver quien me llamaba y era Sasori que corría hacia mí.

-Diga-

-Se te callo esto- Mostrándome un collar que me regalaron mis padres hace unos años.

-Muchísimas gracias. - Extendí mi mano para tomarlo.

 

-Date la vuelta te ayudare a ponértelo. -

Sonrojada me di la vuelta acomodando mi cabello mientras el pasaba el collar por mi cuello yo abrochaba.

 

-Listo- Sentí su aliento cerca de mi cuello.

 

-Muchas gracias. –

 

-No hay de que, bonita tarde Sakura-Se despidió con una sonrisa

 

Lo que Sakura no sabia era que toda esta escena era vista por otro par de ojos ajenos a ellos dos…

 

El fin de semana largo, fue una tortura para Sakura, la cual no salió más que para comer, ya que debía leer los libros que Sasori le encomendó. Una vez llegado el martes, me encontré con Sasori, ya en clase este me mostro los diferentes tipos de venenos que se pueden hacer con diferentes plantas, pieles de animales, incluso gases y como funciona cada uno, era fascinante, este hombre poseía grandes conocimientos en su área.

 

-Sakura tengo algo de hambre ¿Te apetece comer algo? –

 

-Sería maravilloso muero de hambre. –

 

-Vamos a la cafetería entonces. –

 

Pasamos una comida interesante Sasori era un chico encantador, inteligente, a veces gracioso y sobre todo muy apasionado en lo que hacía. Lastima que en unos días se marchaba al otro colegio al cual él estaba asignado como instructor.

 

-Creo hoy es nuestra ultima clase, pero cuando visite el colegio ocasionalmente, espero poder volver a verte. – Me brindo una sonrisa

 

-Suena bien. – Le devolví la sonrisa

Al llegar a mi habitación, como era costumbre, tome una ducha, me vestí con ropa cómoda y partí rumbo al bosque, con un poco de suerte podría toparme con a Sasuke.

-Hace casi cinco días que no lo veo-

 

Camine hasta llegar al cerezo el cual se miraba aún vivo y lleno de flor de cerezos, me quede embelesada con ese árbol hasta que sentí unos brazos en mi cintura y un cálido aliento chocar contra mi mejilla.

 

-Parece que te estas divertido con Sasori. –

 

-Sasuke tonto, me asustaste. -Dios, porque tiene que estar tomándome de esa manera, todo el flujo de mi sangre se sentía en mi cara.

 

Trate de deshacer de su agarre, el cual no era nada delicado, pero Sasuke no me lo permitía - ¿Sasuke está todo bien? –

 

-Excelente, ¿porque no lo estaría? - ¿Estaba siendo irónico?

 

-Estas actuando extraño-Sentí sus manos posarse en mis caderas, una mano se mantuvo ahí, la otra comenzó a subir por mi bata para dormir dejando ver mi ropa interior expuesta, logrando que me sonrojara.

 

- ¿De qué hablas? Soy el mismo de siempre. -Sonrió sádicamente, mientras seguía subiendo su mano por mi estómago hasta llegar a por debajo de mi pecho.

 

- ¿Sasuke que estás haciendo? Detente ahí-Un ligero gemido salió de mi boca al sentir su mano sobre mi seno, el cual estrujo con algo de fuerza, después sujeto mi pezón y comenzó estimularlo, jalándolo y presionándolo con caricias poco delicadas. La sensación de placer logro que arqueara la espalda, haciendo que mi trasero se pegara a su pelvis, escuche como el lanzo un gruñido, no pude evitar abrí los ojos sorpresa, al sentir lo duro estaba.

 

-Dios esto está mal, debo detenerlo. -

 

-Sasuke no-Trate de apartarlo, pero termine siendo presionada contra el tronco del árbol de cerezos.

 

- ¿Por qué no te relajas un poco? -Demonios su voz sonó tan sensual. –

 

La mano que permanecía en mi cadera comenzó a moverse por debajo de mi ropa interior, sentí la mano de Sasuke abriéndose camino mi zona más delicada. -Dios ya no puedo pensar, no sé qué estaba pasando, siento que me vuelvo loca. - Los dedos de él hicieron mayor presión contra mi botón y sentí un dedo adentrándose en mi interior.

 

-Ahhh- Gemí, enterrando mis uñas contra el tronco

 

-Eso es Sakura ¿te gusta? -Inserto otro y otro hasta tener tres dedos embistiéndome, mientras que con la otra mano estimulaba mis senos. -Sasuke mas ahhhh- El aumento la velocidad de sus dedos y el calor llego a mi vientre, creando una explosión en mi cuerpo, pequeñas convulsiones envolvieron mí cuerpo y sentí líquidos bañando mis piernas, mientas mi sexo palpitaba con mucha fuerza.

 

-Vaya, vaya ¿Eso fue divertido no? Pero aún no acabamos. – Dijo contra mi odio mientras sacaba sus dedos para darles una lambida. -Sabes dulce Sakura. -

 

En un movimiento veloz, me empotro con mas fuerza contra el árbol, sentí la dureza de la erección de Sasuke pegada a mí, aun pegada al el árbol, escuche como se desabrochaba los pantalones, sentí mis bragas siendo quitadas con velocidad, y de golpe sentí una potente embestida llenándome hasta los más profundo de mí, grite de dolor, porque era algo doloroso, tenia años sin tener relaciones y a juzgar por el dolor, Sasuke no tenía una miembro pequeño.

Mi cuerpo era azotado rudamente contra el cerezo, las embestidas me generaban dolor, pero llego a un punto que ese dolor comenzó a excitarme, y solo dios sabe cuánto me excitaba.

 

-Sasuke ahh. –

 

-Grita mi nombre- Seguí con las embestidas salvajes.

 

-Sasuke muérdeme-Rogué deseando sentir más de él, me gustaba la sensación de dolor infligido en mi…

 

Este sin rechistar lambio mi cuello para después enterrar sus dientes contra mi cuello, fue ahí cuando toda la sangre viajo a mi cabeza y vagina llevándome al segundo orgasmo, y me retorcí salvajemente.

-Ahhh, dios si te sigues corriendo así me voy a venir muy rápido. -

 

Sasuke tomo mis manos que estaba aferradas al tronco del árbol, las entrelazo con las de el y me hizo ponerles a los lados de mi cabeza…

 

-Sakura maldición abre más las piernas. -  Me exigió

 

Las piernas me fallaban, pero aun así las abrí más, y lo sentí más adentro, jalo mi cabello con fuerza que mi cabeza quedo hacia arriba dándome la vista de la luna, su boca se posesiono a un lado de mi odio, dejándome escuchar sus roncos gemidos y gruñidos. Volvió a jalar mi cuello y ah morderme con mas fuerza, y la tercera onda de placer llego a mí.

 

-Maldición Sakura ahhh- Tirando de mi cabello de nuevo, volvió aplastarme sin nada de delicadeza contra el tronco dio una última y fuerte estocada, para luego sentir algo vibrar en mi vagina, acompañado de un gran gemido por parte de él, finalmente Sasuke se había derramo dentro de mí.

 

Cuando ambos recuperamos el aire, el salió de mí, tomo su distancia y sin fuerza en las piernas caí sentaba contra el piso, mis piernas estaban bañadas en fluidos tanto míos, como de él.

 

- ¿Puedes levantarte? -Pregunto Sasuke

 

-Yo, yo me quedare aquí, tu vete- Sin siquiera querer encararlo seguí viendo el tronco en el cual había sido violentamente tomada.

 

-Como quieras- Sin más se marchó. Mi cuerpo aun temblaba mi entrepierna palpitaba, y mi respiración apenas esta regularizándose.

 

Paso media hora en la que me quede fijamente observando en la luna era como estar en el limbo mi cuerpo no respondía, seguía sin entender que había ocurrido, sin entender la actitud de Sasuke.

Cuando mis piernas pudieron responder, busque mis bragas, pero no las pude encontrar era muy noche sería mejor que me fuera sin ellas, intentando salir del bosque mis piernas flaquearon, estuve a punto de caer, pero unos brazos me sujetaron y mi mirada choca con la de él...

 

-Eres enserio una molestia-

 

-Sasu-

 

-No digas nada, solo guarda silencio-

 

Me mantuve callada en todo el trayecto a mi cuarto, de un salto llego a mi balcón, abrió la puerta, me dejo en mi cama, y salió por donde entro.

 

-Ni siquiera en todo lo que hicimos hubo beso. -Cerré los ojos y caí dormida

 

Sasuke llego a su habitación, se quitó su ropa hasta quedar en ropa interior y se recostó en su cama con una cara sonrisa de satisfacción, apretó su mano y observo las bragas rojas de la pelirrosa a la que se las había robado descaradamente. …

 

-Parece ser que al fin esto se pondrá interesante- Sonrió con sadismo y cerro los ojos para dormir.

 

Notas:

No olviden dejar algun comentario si les gusta o si algo no les gusta

Nuevos Guardianes por Hitsupink
Notas de autor:

A partir de ahora comienza la historia, aunque me voy a centrar en la relación de Sakura y Sasuke, hay una trama como en toda historia, lo siento no todo puede ser lemon siempre.

TENGO UN LIGERO PROBLEMA AUN SIGO SIN SABER QUIEN PUEDE SER EL GUARDIAN TIERRA Y HIELO, SUGERENCIAS EN LOS COMENTARIOS POR FAVOR SERIA DE MUCHA AYUDA…

 

La brisa fresca entraba por la puerta de cristal moviendo las cortinas en una danza, los rayos del sol se colaban dentro de la habitación, donde cierta pelirrosa seguía envuelta en las sabanas con la mirada perdida en la nada, reviviendo en su mente la noche anterior con el joven Uchiha, tratando de darle algún significado.

 

-Por un momento llegue a pensar que lo entendía, pero veo que no fue así, ¿Por qué acostarse conmigo? ¿Qué ganaría? Tal vez solo fui alguien con quien decidió bajarse la calentura…-Enterró su cabeza en la almohada.

 

-Creo que es más que obvio que hoy no iré a clases, mi cuerpo me duele, en especial mi entrepierna, debería darme un baño-

 

Después de varios intentos de levantarse, logro ponerse de pie y se dirigió al baño.  Abrió la llave para llenarla bañera. Removió su bata para dormir y se observó en el espejo del baño, su cuerpo estaba cubierto de marcas, su blanco cuello y hombro tenían unas grandes marcas de mordidas.

 

El recuerdo de él mordiendo su cuello por su propia petición volvió a su mente, logrando que se excitase un poco…

 

-Santo dios, me he vuelto una pervertida. –

 

Ingreso a la bañera y el agua caliente cubrió su cuerpo adolorido, lavo su cabello con shampoo de aroma a cerezos, tallo su cuerpo con sumo cuidado y enjuago su cabello, se recostó y cerro sus ojos para dejarse llevar por el cálido ambiente del baño.

 

En otro lugar varios portales se abrieron en la entrada del colegio, del primero salió un joven rubio, alto con grandes ojos de color azul, acompañado de una pelinegra, ojos perla.

 

Del segundo, un hombre de apariencia de unos 27 años, con cabello negro que colgaba cerca de sus mejillas para enmarcar su rostro y una larga cola de caballo en la parte posterior de su cabello, el, como todos los miembros de su clan, poseía ojos oscuros y grises, a su lado una castaña con cabello largo y lacio, con flequillo enmarca su rostro y sus ojos, con un lunar debajo del ojo derecho.

 

- ¡Itachi, Izumi cuanto tiempo! -Gritaba el rubio y la pelinegra solo movió la cabeza en señal de saludo.

 

-Naruto y Hinata, no han cambiado nada. - Sonrió la castaña

 

-Hola chicos-Saludo Itachi

 

- ¿Listos para la gran reunión de guardianes? Dicen los rumores que el nuevo guardián es mujer. – Menciono Izumi

 

-Si parece ser que Sasuke quedó a cargo de ella. -Menciono Itachi con burla

 

-Dios pobre mujer-Menciono el rubio

 

-Deberíamos de ir a ver al director Kakashi-Menciono la tímida joven

 

-Es verdad, vamos-Naruto tomo de la mano de Hinata y la arrastro junto a él bajo la atenta mirada burlona de Itachi e Izumi.

 

Abrí mis ojos al sentir tres presencias, eran parecidas a la que emanaba cierto pelinegro que me volvía loca, al poner atención noté una figura recargada en la puerta del baño viéndome, al enfocar bien mi visión, esa figura partencia a Sasuke, que miraba intensamente…

 

- ¿Que mierdas está haciendo aquí? Excelente Sakura eres un genio que no cierra la puerta con seguro.-Me incorporé de la bañera y me hundí en el agua lo más que pude

 

- ¿Tienes idea de la hora que es? -Exclamo sin desviar su mirada de mi

 

- ¿Sí? Digo no, eso que importa, ¿Qué haces aquí? –

 

-Hoy es la reunión de guardianes algunos ya están llegando, ya puedo sentir la presencia molesta de dos personas –

 

- ¿Que no era dentro de unas semanas? Espera, al diablo eso sal de aquí, no ves que estoy tomando un baño-

 

-Ya vi tu cuerpo desnudo ayer, ¿qué más da? –

 

- ¡LARGO DE AQUÍ! -Grite roja de la vergüenza

 

-O si no ¿qué? –Amenazo burlesco

 

-Yo, yo te-

 

-¿Tu qué?- Recobro su postura y se acero hacia a mi descendió  su mano hacia mi cuello y toco la marca de mordida hecha por el, sonrió arrogante.-Tienes habilidades curativas, ¿por qué no te quitaste la marca?, o será ¿qué te gusta tenerla por que te trae recuerdos?.- acerco su boca a la marca y lambio mi hombro sacando un gemido mío, movió si mano hacia mi pecho para solo rozarlo con sus dedos, descendió por mi vientre hasta casi llegar a mi zona intima, y cuando estuvo a punto de tocarme, se detuvo y articulo una maldición alejándose de mi…

- ¿Sakura estas bien? -Escuche la voz de Shizune que provenía de la puerta, en un movimiento rápido Sali de la bañera, ignore a Sasuke y tome mi bata para cubrirme, corrí ala puerta, la abrí un poco y mire la cara de Shizune preocupada.

 

-Hola, disculpe, si estoy bien, solo estaba tomando un baño. –

 

-Regrese hoy y no te vi en clase, me preocupe, veo que estas ocupada te dejo entonces, no olvides tu reunión con los demás guardianes es hoy, te mandare la clase por correo, mucha suerte. –

 

-Gracias. - Cerré la puerta y me dirigí hacia donde Sasuke estaba, pero ya se había ido. Solté un gran suspiro y comencé a curar todas las lesiones en mi piel, cada una provocada por el. Cuando terminé con mi labor y estuve lista, me dirigí haca la oficina de Kakashi.

 

Una vez frente la puerta de la oficina del director, la toque, escuche un paso y me adentre hacia la oficina, donde me encontré con varias personas en la habitación, entre ellas Sasuke en una esquina con los ojos cerrados mientras un rubio le gritaba insultos bajo la mirada avergonzada de una chica con cabellos largo y negro. Kakashi me sonrió.

 

-Llegas en el momento perfecto Sakura, te presento a dos guardianes, Hinata la guardiana del Agua y Naruto el guardián del Viento. –

 

-Oye Kakashi ¿Nosotros estamos pintados o qué? - Cuestiono una castaña muy bonita.

 

-Disculpa mis modales, ella es Izumi Uchiha y el próximo sucesor de líder del clan Uchiha, Itachi, es el hermano de Sasuke. –

 

-Un placer a todos soy Sakura Haruno. -Hice una reverencia

 

- ¿Vaya entonces ella es el guardián el rayo, los rumores son ciertos eres una mujer, santa madre de dios, eres muy bonita, tu qué opinas Itachi? – Sonrió la castaña

 

- ¿Lo es, tu qué opinas Sasuke? -Sonrió burlón su hermano, mientras Sasuke lo fulminaba con la mirada.

 

-Hola Sakura yo soy Naruto el guardián mas fuerte, un gusto conocerte, lamento mucho que quedaras a cargo de estos pelos necios de Sasuke, pero no temas ya llegamos, seremos nosotros los que te entrenemos. –

 

-Naruto, solo Hinata entrenara a Sakura, tu no- Menciono Kakashi

 

- ¿QUE??? ¿POR QUÉ? -

 

- ¿No es obvio? Porque eres un tarado-Se burlo Sasuke

 

- ¿Que dijiste Sasuke? -Grito histérico el rubio

 

-Tanto tu como Sasuke tendrán misiones y otras tareas, con Hinata instruyendo a Sakura aprenderá bien, después de todo Sasuke piensa que es hábil y aprende rápido. –

 

- ¿Que mi hermanito piensa que? -Dijo Itachi burlón, no pude evitar sentir un calor en mi cara.

 

-Cállate, si no hay nada importante por el cual quedarme, mejor me largo. -

 

-Pero que humor. -Respondió Naruto

 

-Muy bien, como ya sabrán dentro de medio año se realizará el ritual para poner el sello en la tumba de Kaguya. Se que no entiendes mucho Sakura, pero Hinata te explicara, lo importante ahora sus enseñarte lo mas que se pueda a utilizar tus habilidades, durante el ritual de reforzamiento del sello, tu poder esencial. –

 

-Daré lo mejor de mi-

 

-Entonces Hinata haz lo tuyo-

 

-Sakura acompáñame- Pidió amablemente con una sonrisa, nos dirigimos fuera de la puerta. Me di la vuelta le sonreír a todos.

 

-Un placer conocerlos. -

 

-Oh Sakura, Sasori me menciono que le interesaría tomarte como estudiante dice que tienes potencial. -Menciono Kakashi

 

-Yo aún no lo sé. -Cuestione indecisa

 

-Si, no te preocupes eso sería después de acabar con entrenamiento básico. -

 

-Gracias por decirme. -

 

Me retire de la habitación siguiendo a la pelinegra de cerca.

 

 

Todavía dentro de la oficina, Itachi espero a que Sakura se retirara para hacerle una pregunta a Kakashi.

 

-Desde cuando Sasori toma alumnos? - Cuestiono Itachi observando disimuladamente a Sasuke

 

-No lo sé, ¿tú qué opinas Sasuke? -

 

-Lo que Sasori o Sakura hagan, no tiene anda que ve conmigo. - Diciendo esto el Uchiha menor se retiró de la oficina.

 

- ¿Qué pasa con él? Su humor peor de lo usual. -Cuestiono Izumi

 

-Sera mejor dejarlo en paz por el momento ¿tienes hambre? -Pregunto Itachi a Izumi

 

-Muero de hambre vamos por ramen. -Grito emocionado Naruto

 

-Creo que le preguntaba a Izumi, no a ti Naruto. –Kakashi con una gota resbalando de su rostro.

 

-Bueno qué más da, igual vamos por ramen. –

 

- ¿Tienen ramen en esta cafetería? -Pregunto Izumi

 

-No lo sé, solo espero tengan dangos, nos vemos Kakashi y gracias por cuidar de mi querido hermano menor. –

 

 

Pensé que iríamos al área de entrenamiento, pero me llevo a la orilla del lago algo retirado de todo, Hinata tomo asiento, y la imite.

 

-Tengo entendido por los reportes que Sasuke entrego, que tienes un bueno control de tu elemento a pesar de nunca haberlo manifestado anteriormente, no se la razón por la cual Kakashi me eligió como tu tutora, pero tratare de enseñarte todo lo que se. –

 

-Muchas gracias-

 

-Creo que sea importante explicarte bien el origen de todo, como sabes existen diferentes guardianes unidos a un elemento, como tu al Rayo y yo al agua, pero también existen, Viento, Fuego, Tierra, Hielo y Arena. Cada uno de nosotros tiene un lazo especial con una bestia mística. Fuimos creados y seguimos rencarnando con la misión de crear un balance en el mundo. Siempre ha existido tanto luz como la oscuridad y siempre será así, ya que no puede haber luz si no hay oscuridad. -

 

- ¿Fuimos creados para combatir a los seres de la oscuridad no? ¿Cuál es el origen real de los guardianes? –

 

Hinata me miro con una sonrisa y poso su mirada en el lago y comenzó a narrar.

 

-. Hace mucho tiempo existió una sacerdotisa llamada Kaguya, era una mujer hermosa, inteligente y amable. En su juventud se enamoró de un hombre, con el cual se casó y era feliz, hasta que su esposo enfermo, en un intento desesperado de salvarlo hizo un trato con un demonio llamado Juubi, el cual le prometió salvarlo a cambio de que, si su esposo moría antes que ella, Kaguya tendría que darle su cuerpo y alma al demonio. Esta sacerdotisa a pesar de ser humana tenía una energía espiritual muy rara y muy poderosa, la cual el demonio deseaba poseer.  Y tal como prometió el ser oscuro, su amante recupero su salud. Por un tiempo ella y el fueron muy felices hasta que un día unos hombres saquearon su casa, quebrantaron su cuerpo y mataron cruelmente al amor de su vida frente a sus ojos. –

 

-Pobre Kaguya. – Hinata asintió

 

-El haber experimentado ese suceso tan traumático lleno su corazón de odio y rencor. Como parte del trato que hizo, al morir su ser amado, el demonio reclamo el pago, tomando así el cuerpo de Kaguya. Una vez entregándose totalmente a la oscuridad, se creó a un ser temible y poderoso, el cual comenzó a destruir todo lo que se cruzaba en su camino, generando un mundo de terror, sangre y muerte. En la desesperación una mujer que poseía grandes habilidades, convención a otros seis individuos a para hacer un contrato con bestias místicas de la luz, al crear el vínculo estos seres obtuvieron grandes poderes y después de días de batallas intensas, entre los siete lograron sellar a Kaguya junto con el demonio en su interior. – Guardo silencio y siguió contemplando el lago.

 

-Esos individuos eran seres poderosos y buenos de corazón, después de la ardua batalla siguieron sus vidas, cada uno se caso y tuvo hijos, estos hijos tuvieron a sus hijos y algunos llegaron a poseer habilidades, algunos formaron clanes otros simplemente vivieron su vida normal. -

 

- ¿Así fue como surgieron los elementalistas? -Ahora todo tiene sentido.

 

-Exacto, mi clan es desciende del hombre que hizo el trato con el dragón de agua Yue. –

 

- ¡Vaya! -

 

-El clan Uzumaki desciende del vínculo con el dragón de Aire, y casi todos los clanes principales son así. -

 

- ¿Qué hay del Uchiha? -

 

-Ese clan es algo más especial, pero esa historia es para otro día. –

 

-Yo no pertenezco a ningún clan, yo soy de esa clase que nace de manera espontánea. -

 

-Es verdad que existen diferentes tipos de elementalistas recuerda que estos surgieron de la descendencia de los guardianes de alguna manera todos los elementalistas están vinculados, solo que algunos despiertan su poder y otros no. Mas sin embargo tu caso es muy especial sabes, existen muchos elementalistas con diferentes habilidades, pero los maestros del control del rayo y trueno, son muy raros de encontrar, están contados con una mano Sakura, incluso entre nosotros aquellos que controlan los rayos son individuos muy especiales, lo que significa que tu eres muy especial.- Sonrió

 

-Gracias Hinata, aunque no me siento tan especial para serte honesta. -

 

-Lo eres, solo por haber nacido lo eres. –

 

-Estoy algo emocionada, ¿Qué más debo saber de los guardianes? – Si Kakashi y Sasuke fueran tan buenos explicando como Hinata hace mucho tiempo me hubiera salido de dudas. –

 

-Pues rencarnamos cada ochenta años, muchas veces si el guardián muere antes igual se deben esperar hasta cumplirse los ochenta años, para que siga el ciclo, todos nosotros tenemos la misma edad y además de controlar un elemento cada uno de tiene otras habilidades, por ejemplo, Naruto posee una gran velocidad, el guardián de Hielo posee control sobre las mentes, Arena controla el tiempo, Roca posee super fuerza, Fuego control de las dimensiones, yo poseo una gran visión. –

 

- ¿Qué hay del guardián del rayo? -

 

-Lo siento, como te mencione antes, son tan raros los guardianes del rayo que no tengo mucha información de ellos. –

 

-Ya veo, supongo que con el tiempo lo descubriré. -

 

-Yo estaré contigo para ayudarte. -

 

-Gracias Hinata. –

 

Hinata era una chica encantadora, amable, tierna, tímida, y era la novia del guardián del viento, pasamos horas hablando, por primera vez sentí que, si podría tener una amiga, me mostro el uso de su elemento,  era verdaderamente  hermoso, después de horas tuve que marcharme, ella decido quedarse un poco más, ya que Naruto, el rubio que conocí, la vería en ese lugar. Sin más me retire.

 

-Sasuke ya puedes salir de los arboles Sakura ya se fue. - Exclamo la pelinegra

 

De un salto el Uchiha cayo con suma elegancia hacia el piso, con su cara igual de indiferente de siempre. -Te percataste de mi Hyuga. -

 

-Te olvidaste de esto. - Hinata señalando sus ojos. - Sakura te interesa ¿no es así? -

 

-Eso no tiene nada que ver contigo y si le dices a alguien de esto. -Amenazo el Uchiha menor

 

-No pensaba hacerlo. -Sonrió tranquila la pelinegra, antes de retirarse, giro hacia él. -Ella es una chica especial. -

 

-Hmp-

 

Continuo su paso hasta perderse entre los árboles, Sasuke golpeo con fuerza el árbol mientras apretada con fuerza los dientes.

 

Tristeza por Hitsupink
Notas de autor:

Hola chicos les traigo el sexto capitulo de esta historia, me e dado cuenta que el fanfic si esta siendo leido pero me preoupa que no haya un solo comentario ya que no se si les esta gustando o si los estoy aburriendo, de igual manera se que no es obligacion pero cualquier critica, comentario, queja que gusten hacer son bien recibidas.

Sakura se dirigía a la cafetería a saciar su hambre, ya estaba anocheciendo y debido a que no había desayunado, su estómago estaba totalmente vacío. Una vez en la cafetería decidió comer un katsudon de cerdo…

 

 

 

-Al fin conozco a dos guardianes, me pregunto quiénes serán los que faltan...-

 

 

 

- ¿Esta el lugar ocupado? - Era una voz femenina. Al buscar a la dueña de esa voz encontré a la castaña llamada Izumi que conoció en la oficina de Kakashi, ella estaba sonriéndome con una taza en las manos que emanaba un aroma a un tipo de té.

 

 

 

 -No, no lo está, ¿gustas sentarte? –

 

 

 

-Si muchas gracias. - ubicándose a un lado de ella. - Debido a que te fuiste con Hinata no pudimos conocernos. Un placer otra vez soy Izumí. -

 

 

 

-Sakura- Sonreí.

 

 

 

- ¿Qué te ha parecido hasta ahora tu estadía en el instituto? -

 

 

 

-No me quejo, es algo parecido a lo que acostumbraba solo que los dormitorios son algo nuevo, extraño un poco a mi familia. -

 

 

 

-Si, te entiendo, cuando vine aquí por primera vez y dejé a mi familia tenía doce años, fue duro. -

 

 

 

 

-No cabe duda que muchos llegan aquí desde muy jóvenes. -

 

 

 

-Es verdad, Naruto, Hinata y Sasuke llegaron aquí siendo aún más jóvenes que yo. -

 

 

 

- ¿Era porque eran guardianes no? – Ella asintió

 

 

 

-Desgraciadamente en el caso de ellos, no tuvieron opción. -Sonrió triste.

 

 

 

-Tú los conoces desde hace mucho tiempo? -

 

 

 

-Digamos que el hermano mayor de Sasuke y yo somos amigos desde antes de que el naciera. Cuando Sasuke cumplió cinco años, lo transfirieron aquí. Itachi decidio ingresar para poder cuidar de él, y yo simplemente lo seguí, ya que después de todo es mi mejor amigo. Unos años después conocí a Naruto porque era muy unido a Sasuke, después llego Hinata. –

 

 

 

- ¿Siempre han sido así? - Sonrió y negó con la cabeza.

 

 

 

-Puede que Hinata y Naruto sigan siendo igual que de niños, pero Sasuke es otro caso. -

 

 

 

-No siempre tuvo ese pésimo carácter? – Sonrió burlona

 

 

 

-No, Sasuke era un niño sonriente y lleno de alegría. –

 

 

 

-¿Qué fue lo que lo cambio? – Pregunte incrédula

 

 

 

-Sasuke era muy unido a su madre, su nombre era Mikoto, era una mujer muy hermosa, amable, inteligente y la mejor cocinera del mundo. Ella amaba a Itachi y Sasuke como nada en el mundo, cuando murió, el no lo tomo muy bien, ya que cree que fue culpa suya que ella muriera. -

 

 

 

-Pero ¿por qué? –¿cómo puede pensar que fue culpable?

 

 

 

Izumi dio un largo suspiro. -Veras, el llevar un bebe que está destinado a ser un elementalista drena una cantidad masiva de energía física y espiritual de la madre que lo tiene en su vientre, ahora imagina llevar a un guardián que necesita aún más energía. –

 

 

 

-Es muy extraño mi madre se encuentra muy bien de salud. - Cuestione y ella elevo sus cejas confundida

 

 

 

-Si es algo extraño ya que a decir verdad, la madre de Hinata y los otros guardianes a excepción de la madre de Naruto, que es un caso muy especial, tuvieron el mismo destino que Mikoto. – Dio un sorbo a su té y continuo. - Cuando yo conocí a la señora Mikoto recuerdo que ella era fuerte y muy sana, después de tener a Sasuke su salud decayó mucho, a veces pasaba largas temporadas en cama, aun recuerdo cuando el pequeño Sasuke pasaba horas con ella contándole de sus juegos con Itachi, llevándole dibujos y flores, era un niño muy tierno. -

 

 

 

-Suena que era un niño adorable. -

 

 

 

 

-Lo era, sabes incluso cuando él fue traído al colegio, Mikoto venia cada fin de semana a pasarlo con sus hijos, pasaban el día cuidando del gran árbol de cerezo que está cerca del lago, eran una familia muy feliz. Pero desgraciadamente unos días antes de que Sasuke cumpliera ocho años Mikoto tuvo una recaída e inevitablemente murió. Fugaku el padre de ambos, tuvo una crisis y en medio del funeral, culpo a Sasuke de la muerte de su madre enfrente de todos, el era solo un niño y le afecto mucho. -

 

 

 

-Pobre Sasuke. –

 

 

 

Izumi con mucha tristeza asintió. -Te cuento esto porque sé que él tiene una personalidad difícil, pero no es una mala persona. -

 

 

 

-Lo sé, solo que me gustaría poder entender que hay detrás de esa mirada fría y distante. –

 

 

 

-Algún día lo harás, a mí también me tomo años entender a Itachi, solo se paciente. -

 

 

 

-Izumi gracias. -

 

 

 

…..

 

En otro lugar el Uchiha mayor se encontraba admirando un árbol de cerezo, coloco un lirio en el suelo junto a las raíces del árbol. -Nunca creí que lo volvería ver florecer desde que moriste mama. -

 

 

 

- ¿Qué haces aquí? -Pregunto Sasuke llegando a donde se encontraba su hermano.

 

 

 

-Al fin te dignas a hablar conmigo Sasuke. -

 

 

 

-Hmp-

 

 

 

- ¿Como es que el cerezo floreció? -

 

 

 

-Sakura lo hizo florecer – Itachi reflejo sorpresa en su cara.

 

 

 

- ¿Como? -Pregunto sin salir del asombro

 

 

 

-No lo sé. -

 

 

 

- ¿Cómo es ella? Digo parece una buena mujer. -

 

 

 

-Es molesta. – El Uchiha mayor sonrió

 

 

 

-Nunca cambias, deberías extender tu vocabulario-Suspiro. -Sasuke, ¿tú crees que ella pueda generar el sello para dormir de nuevo a Kaguya? -

 

 

 

-Si. -

 

 

 

- ¿Como estas tan seguro? -

 

 

 

-Por que a echo cosas que nunca creí que alguien podría ser capaz de lograr. -

 

 

 

-Itachi miro a Sasuke con una sonrisa burlona. - Ha llamado tu atención acaso? -

 

 

 

-Eso no es tu problema hermano. - Se retiro dejando a Itachi con una sonrisa aún más grande.

 

 

 

 

 

 

Mientras tanto un rubio y una pelinegra se encontraban desnudos descansado después de terminar una sesión de placer carnal. El rubio se encontraba acostado boca arriba con Hinata recostada sobre su pecho, mientras el hacia la labor de acariciarle el hombro.

 

 

 

-Hinata. -Llamo a su novia

 

 

 

-Dime-. Busco la mirada azul de Naruto

 

 

 

- ¿Le dijiste a Sakura que ella es la que debe crear el sello para sellar a Kaguya? -

 

 

 

-No, si lo hago ahora pondré mas peso en sus hombros y no deseo hacerlo, a diferencia de nosotros ella apenas está aprendiendo quien es en realidad. -

 

 

 

- ¿Parece una buena chica, tú crees que ella y Sasuke? -

 

 

 

-Posiblemente. - Lo interrumpió Hinata.

 

 

 

-Espero Sasuke deje de aislarse de todos. -Menciono preocupado

 

 

 

-Igual yo. -

 

 

 

 

 

La pelirrosa al llegar a su cuarto comenzó a desvestirse para meterse a la cama, de pronto sintió unos brazos aferrarse a su cintura y unos labios tocar su cuello. Una corriente eléctrica atravesó por toda su columna. Busco la cara de la persona que provoco esa reacción en ella, y encontró los pozos oscuros y misteriosos que solo podían pertenecerle a Sasuke.

 

 

 

- ¿Por qué tardaste tanto? Estuve esperándote por una hora. – Menciono metiendo su cara entre el cuello de Sakura, aspirando el aroma de ella.

 

 

 

- ¿Qué haces aquí? -

 

 

 

Mas no hubo respuesta, solo se aferraba más a mi cuerpo. - ¿Por qué hace esto? ¿Qué busca de mí? ¿Estará jugando conmigo? -

 

 

 

“Sasuke era muy unido a su madre, cuando murió, él no lo tomo muy bien, ya que cree que fue culpa suya que ella muriera. Él tiene una personalidad difícil pero no es una mala persona. “Recordó las palabras de Izumi.

 

 

 

-Se que no puedo saber lo que piensas y que tal vez solo me usas, se también no te puedo salvar, pero al menos intentare bridarte un poco de paz y se es dándote mi cuerpo que así sea. – Pensaba la pelirrosa mientras se separada de Sasuke, tomo su cara entre sus manos y fundió sus labios con los de él, en un beso cálido que el pelinegro no dudo en corresponder.

 

 

 

El corazón de ambos latía con mucha rapidez, Sakura mordió levemente el labio del pelinegro que provoco que este abriera la boca y le diera paso a la lengua de ella para saborear toda su boca. Empujo el cuerpo del Uchiha hacia la cama donde cayo sentado y entre besos comenzó a sacarle la camiseta, una vez fuera del cuerpo de él, rompió el beso para comenzar a besarle el cuello, después su pecho, sacando suspiros de la boca de él.

 

 

 

Abandono el pecho para seguir bajando a su abdomen cuando sus pantalones comenzaron a estorbar, desabrocho y le saco los pantalones seguido por su ropa interior, con una mano puso algo de fuerza para lograr acostar a Sasuke.

 

Ella comenzó a desvestirse bajo la atenta mirada profunda del pelinegro. Cuando estuvo completamente desnuda, se sentó sobre él, tomo su miembro erecto y comenzó a acariciarlo lentamente, sacando gruñidos y observando como Sasuke inevitablemente erguía su cabeza hacia atrás. Comenzó a sentir un dolor en su entrepierna que le decía que necesitaba ser penetrada.

 

Coloco el miembro del Uchiha en su entrada y en un fuerte sentón se auto penetro, sacando un gemido sonoro por parte de ambos. Comenzó a mover sus caderas, para cabalgarlo con pasión, Sasuke no podía evitar no verla, su cuerpo moverse con tanta sensualidad mientras sus pechos botaban en cada sentón que daba, lentamente Sakura tomo las manos de Sasuke y las coloco en sus pechos, este los estrujo, sin poder contenerse ya, tomo a Sakura de las caderas se sentó y metió su cabeza entre los pechos de ella y aprenso un pezón con su boca.

 

Tomo el trasero de la chica para guiarla a aumentar la velocidad, enterró sus dedos en sus glúteos sacando un sonoro gemido de placer de la pelirrosa, Sasuke sonrió al darse cuenta lo masoquista que era Sakura, subió su cara hasta el cuello de ella y mordió con fuerza. Sin poder evitarlo la pelirrosa tuvo su primer orgasmo.

 

 

 

-Eres muy traviesa Sakura. –Sonrió sádico, mientras sentía como las paredes de la chica lo apretaban, tomo de las caderas y en una vuelta, invertio las posiciones para quedarse sobre ella, coloco su cabeza entre el cuello de ella, y comenzó a penetrarla salvajemente.

 

 

 

- ¿Te gusta que te de así de duro no es verdad? -Pregunto con voz ronca producto de placer que sentía.

 

 

 

-Ss-siii-

 

 

 

Salió todo de su interior y metió todo su miembro de golpe sacando un grito de Sakura, siguió repitiendo esta acción hasta que en un último fuerte estocada llego junto ella.

 

 

 

Después de recuperar el aliento salió de ella y se acomodo a un lado, Sakura tomo a Sasuke entre sus brazos, donde el quedo entre sus senos en un abrazo cálido y este no se quejó.

 

 

 

Unas horas pasaron y la pelirrosa se encontraba profundamente dormida, Sasuke que apenas despertó, deshizo el abrazo, salió de la cama, tomo su ropa, y una vez listo se dirigió a la puerta, le dio una ultima mirada a Sakura que yacía dormida y se marchó.

 

 

 

 

 

Notas:

Nos leemos chicos !

Barrera por Hitsupink
Notas de autor:

Hola chicos feliz año nuevo, quiero agradecer a todas las personas que me animaron con sus reviews, me hicieron muy feliz y me quitaron un poco de ansiedad, la verdad me preocupaba que la historia los estuviera aburriendo, ya que existe todo tipo de lectores, quiero que esta historia tenga un poco de todo, drama, lemon, misterio, y una historia que te haga pensar y analizar que rayos a pasar, algo diferente. me gusta poner, aunque sea una pequeña escena de romance entre la pareja, el lemon no faltara ya que a quien no le gusta el lemon muahahah. Pero enserio si algo no les parece sin pena pueden dejarlo, me gusta mucho las retroalimentaciones son buenas y ayudan mucho a mejorar.

 

Un agradecimiento a:

 

  • UINatsumi-24-Me hiciste muy feliz con tu comentario muchas gracias.
  • Haruneko-Muchas gracias por tu dulce comentario, me apurare para escribir mas capitulos...
  • Dulcecito-Ame tu comentario, gracias por leer mi historia me alegro que te guste.
  • SABINA89- Gracias por apoyarme aqui tambien, vales mil !

 

Aquí les traigo la historia y disfruten.

Un pelinegro se encontraba sentado en el muelle del lago, apenas estaba amaneciendo y tenía su mirada perdida en la vista que daba el amanecer, sintió una presencia conocida detrás de él, pero no se inmuto, siguió con la vista en el mismo punto fijo.

 

 

 

-Siempre estas así por estas fechas. – Sonrió con tristeza Naruto.

 

 

 

-Hmp. -

 

 

 

-Tan hablador como siempre. -

 

 

 

- ¿Qué quieres Naruto? -

 

 

 

-No nos hemos visto en un año, no respondes mis mensajes o llamadas, regreso y te portas como un soquete. -

 

 

 

-Si soy tan basura ¿Qué has aquí? –

 

 

 

-Soy tu mejor amigo, es mi deber soportarte, por mas malhumorado y bastardo que seas. -

 

 

 

-Hmp. -

 

 

 

-Estaba preocupado, no sabia casi nada de ti, solo lo que Kakashi me reportada, temía que estuvieras solo, pero se que al menos estuviste con Sakura, Hinata dice que es una chica linda. – Menciona tomando asiento a un lado de Sasuke.

 

 

 

-No digas que estuvo conmigo como si siempre estuviéramos pegados, además es Sakura la que se acerca a mí. –

 

 

 

-Todas siempre quieren estar pegadas, a ti. – Sonrió burlón Naruto.

 

 

 

-No me refería a que estaba cerca de mí de esa manera. -Dijo molesto

 

 

 

- ¿Ósea que ella no ha mostrado interés por ti de esa manera? -

 

 

 

-No.-

 

 

 

-Entonces ¿Sasori y ella son algo? -

 

 

 

Sasuke volteo rápidamente hacia el rubio mostrando una mirada molesta, cosa que no pasó desapercibido para Naruto. - ¿Por qué debería saber eso? – Desvió su cara, volviendo a su expresión desinteresada de siempre.

 

 

 

-No lo sé, supongo que, porque fuiste el que la trajo y pasaste un poco de tiempo con ella, además de por lo poco que conocemos a Sasori, el nunca a demostrado interés por nadie, además de sus marionetas. -

 

 

 

Sasuke suspiro cansado-Nunca se lo que está pensando, siempre está estudiando o entrenando, se asombra fácilmente y es muy fácil hacerla sonreír, es una mujer muy molesta. –

 

 

 

-Pero te gusta. - Sonrió el rubio y Sasuke estuvo unos segundos en silencio.

 

 

 

-No, no me gusta Naruto. -

 

 

 

- ¿Cuantas veces haz estado interesando en una mujer? -

 

 

 

-Hmp. – Bajo su mirada a sus pies que colgaban, por encima del agua.

 

 

 

-Las únicas mujeres con las que socializas y cuando digo socializar me refiero a que usas monólogos y gruñidos, son Hinata e Izumi y con las otras simplemente te acuestas con ellas y las dejas tiradas como si no fueran nada. –

 

 

 

-No estoy interesado en ella de esa manera Naruto, así que déjalo ir. – Hablo Sasuke ya cansado del tema la Haruno.

 

 

 

-Como digas Sasuke, me muero de hambre vamos a desayunar algo. -Se puso de pie y comenzó a caminar.

 

 

 

-Hmp-Poniéndose de pie y siguiendo a Naruto. –

 

 

 

-Te eche de menos Sasuke-. Naruto paso un brazo sobre los hombros de Sasuke sonriendo alegre, mientras que este desvió la mirada teniendo una pequeña sonrisa en sus labios.

 

 

 

 

Una pelirrosa, salía de su cuarto lista para ir a clases, cuando se encontró con Hinata e Izumi en los pasillos.

 

 

 

-Buenos días, chicas. -

 

 

 

-Muy buenos días. – Respondieron.

 

 

 

- ¿Van rumbo a la cafetería? -

 

 

 

-Si, nos dirigimos a desayunar ¿nos acompañas? – Pregunto Izumi

 

 

 

Sakura asintió y se encaminaron a la cafetería. Una vez dentro tomaron sus desayunos, buscaron una mesa para sentarse. – ¿Las dos asisten a clases aquí? -pregunta Sakura tomando asiento.

 

 

 

-Yo soy maestra de primaria y Hinata está estudiando educación. -respondió Izumi

 

 

 

- ¿Pero no estaban en otro colegio? -Cuestiono Sakura

 

 

 

-Cuando se nos habló sobre reunir a los guardianes. Me transferí, no fue tanto problema ya que es mi ultimo semestre y hago mis prácticas en la sección de primaria. -Menciono Hinata mientras untaba mantequilla en uno de sus panes.

 

 

 

-Yo solo pedí ser transferida al área de primaria. -Al terminar de hablar Izumi metió un trozo de pan en su boca.

 

 

 

- ¿Qué este no fue el colegio donde se conocieron? -

 

 

 

-Si, pero mi hermana Hanabi que es cinco años menor que yo, hace tres años ingreso a la academia y mi familia decidió que lo mejor era que mi primo que es un año mayor, estuviéramos en el mismo colegio. –

 

 

 

- ¿Tienes un primo? -Pregunto Sakura curiosa

 

 

 

-Si se llama Neji y lo conocerás pronto ya que es el guardián del Hielo. -

 

 

 

-Su carácter es parecido un poco al de Sasuke, solo que Neji es más lindo y caballeroso, además de ser muy atractivo. -Comento Izumi con una sonrisa.

 

 

 

- ¿Quién es atractivo Izumi? - Pregunto cierto pelinegro llegando detrás de ella.

 

 

 

- ¡Itachi! Me asústate, hablamos de Neji. -

 

 

 

-Hmp, ya veo. - menciono sentándose.

 

 

 

-Ya se te pego el monosílabo de Sasuke, toma tome los últimos dangos que quedaban para ti. -

 

 

 

-Te había dicho la gran mujer que eres? -

 

 

 

-Si, pro no me molesta escucharlo seguido. -Dijo Izumi sonriendo. -Pero debes de darme al menos uno. -

 

 

 

-Hacen una muy linda pareja. –Pensó Sakura viendo la escena tan tierna entre los dos.

 

 

 

-Sakura, si no te molesta después de clases nos podemos ver en las áreas de entrenamiento, entrenamos unas 2 horas y luego podemos cenar. - Menciono Hinata.

 

 

 

-Suena genial Hinata, chicos provecho, me iré adelantado debo regresar unos libros de la biblioteca. –

 

 

 

Sakura se levantó de la mesa, se dirigió a la salida, visualizo a un pelinegro y un rubio entrando a la cafetería, sus ojos chocaron con los azabaches de él y después desvió su mirada para salir rápidamente.

 

 

 

- ¿Sasuke? - lo llamo el rubio.

 

 

 

- ¿Que? - Desvió su atención a Naruto.

 

 

 

-Por qué sonríes? -

 

 

 

Sin percatarse al ver la mirada nerviosa de la pelirrosa, logro sacarle una sonrisa arrogante. -Por nada en específico, vamos tarado muero de hambre. – Quitando su sonrisa …

 

 

 

 

Después de sus últimas clases, se encontró con Hinata, la cual estaba sentada leyendo un libro cuando Sakura llego, el pelinegro cerro el libro y se puso de pie.

 

 

 

- ¿Lista? -

 

 

 

Sakura asintió

 

 

-Muy bien, hoy me interesa que hagamos algo más interesante. -

 

 

 

- ¿Como que Hinata?? -

 

 

 

-Quiero ver tu habilidad en la generación de barreras espirituales, después barreras de sellado. -

 

 

 

- ¿Barreras? -

 

 

 

-Las barreras se pueden utilizar para una variedad de propósitos, como para evitar la entrada de personas de afuera, evitar que los que están dentro salgan de los confines de la barrera, e incluso para evitar que los atrapados dentro utilicen ciertas técnicas, además de proteger de todo lo que este dentro de la barrera contra seres malignos, como demonios, ataques, etc. –

 

 

 

- Muy bien, maestra Hinata ¿Qué debo hacer? – Hinata comenzó alejarse varios metros de la pelirrosa.

 

 

 

-Ocupare que cierres los ojos. -La pelirrosa comenzó a dejarse guiar por Hinata-. Ahora necesito que liberes tu energía, piensa que tantos metros quieres que salga de tu cuerpo, después dale forma, imagina que creas paredes con esa energía. -

 

 

De la nada una barrera color azul comenzó a extenderse por el área de entrenamiento. - Eso es Sakura mantenla. -Sakura seguía concentrada en su energía cuando unas imágenes atravesaron su mente.

 

 

-Sousuke mira los cerezos están floreciendo, no es hermoso. -Una mujer en kimono muy elegante rojo con detalles de cerezos rosas, se encontraba bailando mientras trataba de tomar los cerezos en sus manos, tenia le cabello rosa, su cara no se podía visualizar y le daba a la espalda a un hombre, este también dando la espalda usando un kimono con un símbolo de un abanico, en su espalda.

 

 

 

La barrera hecha por Sakura comenzaba a tener onda eléctrica recorriendo las paredes haciendo un ruido ensordecedor. La pelirrosa tenia sus manos fuertemente apretadas a su pecho, preocupando a Hinata.

 

 

 

La escena cambia había un hombre con cabello azabache, ojos oscuros como los de Sasuke, dios ¡ERA SASUKE! Vestía un kimono tradicional japonés color negro detalles azules y muy detallado, él estaba abrazando a la mujer que danzaba bajo los cerezos en la visión pasada, la miraba con una mirada que nunca había visto en Sasuke. Era una expresión de amor y ternura, como si esa mujer significara todo en su vida.

 

-Mio, se mía y prometo amarte en esta vida y en las siguientes. – Hablo el pelinegro.

 

-Siempre he sido tuya Sousuke. -  Exclamo la mujer, a la cual aún seguía sin poder ver su cara. Sin más unieron sus labios en un beso tierno lleno de amor.

Comenzó a faltarme el aire y hubo un dolor en mi pecho, mi cuerpo comenzó a quemarme.

 

 

 

- ¡Sakura! ¿Qué pasa? -La voz de Hinata se escuchaba distante…

 

 

 

La ojiperla observo como el suelo comenzaba a vibrar, y su cuerpo comenzó a sentir los shocks eléctricos, la energía de Sakura seguía aumentado, era como si se hubiera salido de control.  Decidió tomar distancia antes de que las ondas la afectaran y pudieran dañarla. -.! Sakura despierta quítala barrera! -Le grito Hinata

 

 

 

La barrera comenzó a expandir hasta donde se encontraba Hinata, pero antes de que llegara hasta la pelinegra un torbellino de aire comenzó a envolver la barra eléctrica de Sakura, conteniéndola.

 

 

 

- ¡Hinata! - Llego corriendo el rubio - ¿Qué está pasando? –

 

 

 

-No lo sé, todo estaba bien y de la nada Sakura perdió el control. -

 

 

 

-Maldición, la cantidad de energía que libera Sakura es estúpidamente grande. –

 

 

 

Un destello negro atravesó el torbellino paso tan rápidamente que fue ignorado por la vista del rubio.

 

 

 

- ¿Quiénes eran esas personas? ¿Por qué era igual a Sasuke? ¿Por qué no puedo abrir mis ojos? -Era todo lo que podía pensar la pelirrosa.

 

 

 

-Sakura abre los ojos-Se escuchaba una voz a lo lejos, el aroma dulce tan peculiar de Sasuke anudo sus fosas nasales. - ¡Sakura! -

 

 

 

Al abrir sus ojos topo con la expresión preocupada de Sasuke. -Sakura escúchame, controla tu energía. -Sakura débilmente asintió.

 

 

 

La barrera comenzó a desaparecer y el rubio cuidadosamente desapareció el torbellino. Naruto abrió menormente los ojos enormemente al ver a cierto peligro tomando a la Haruno en sus brazos, mientras esta estaba cansada con los ojos cerrados.

 

 

 

- ¿Cómo fue que entraste ahí? ¿Estas herido? -Pregunto el rubio preocupado, acercándose a los dos, seguido por Hinata.

 

 

 

-No, los rayos no me hicieron. – Su vista seguía en la pelirrosa en sus brazos.

 

 

 

- ¿Sakura está bien? - Pregunto Hinata.

 

 

 

Sasuke solo asintió se aferro mas a la pelirrosa y aun en brazos comenzó a caminar. -La llevare a su habitación, da el reporte a Kakashi y hablaremos de lo que paso mañana. -

 

 

 

Hinata asintió mientras abrazaba al rubio.

 

 

 

El Uchiha menor llego hasta el cuarto de Sakura, la dejo en la cama y al darse la vuelta para irse, sintió como algo o alguien sujetaba su brazo, impidiéndole irse.

 

 

 

-Sasuke no me dejes sola. –El Uchiha la mira por unos segundos, el silencio inundo la habitación.

 

 

 

-Córrete a un lado. - Sakura sonrió y le hizo espacio para que él se acostara. Entro en la cama y se arropo con las cobijas.

 

 

 

-Sasuke, gracias por ayudarme. -

 

 

 

-Duerme Sakura. - le dio la espalda a la pelirrosa y cerró los ojos. Sakura sonrió y cerros sus ojos para envolverse en los brazos de Morfeo. 

 

 

 

 

 

Notas:

No olviden comentar :)

Primeros Movimientos por Hitsupink
Notas de autor:

Hola gente linda muchas gracias por los comentarios, fui muy feliz al leerlos…

Quiero aclarar, aunque que la historia lo hará más adelante, no hay sentimientos románticos por parte de los personajes principales. No quiero que se me confundan. En cuanto a las personalidades de Hinata y Naruto son más parecidas a como ahorita que son de adultos.

 

ADVERTENCIA: LENGUAJE OBSCENO.

 

El amanecer llego al cuarto de pelirrosa, un peligro se encontraba profundamente dormido, al sentir los rayos de luz del sol en su cara y el aroma a cerezas tan peculiar de la ojijade, abrió sus ojos rápidamente, incorporándose miro un lado de la cama y la pelirrosa no se encontraba a su lado.

 

 

 

-Mierda pase toda la noche aquí-Pensó el Uchiha.

 

 

 

-Al fin despiertas, te mirabas tan cómodo que no quise despertarte. – Escucho la voz de un pelirrosa saliendo del baño.

 

 

 

El pelinegro la observo bien, ella tenía el cabello húmedo y estaba envuelta en una toalla, las gotas caían sensualmente por su cuerpo, despertando calor en su cuerpo, no comprendía por que Sakura podía generar ese gran inferno dentro de su cuerpo, deseaba locamente a esa pelirrosa.

 

 

 

En un cerrar de ojos Sakura estaba siendo presionada contra la pared y sin la toalla cubriéndola.

 

 

 

- ¿Enserio piensas que puedes salir así y que no te hare nada? - sonrió arrogante el Uchiha menor.

 

 

 

-Sa-Sasuke- la pelirrosa al darse cuenta de su estado intento cubrirse, más las manos del pelinegro tomaron sus brazos y los pusieron sobre s cabeza para poder verla mejor.

 

 

 

-Voy hacer que ruegues que te haga mía-

 

 

 

El azabache unió sus labios en un beso salvaje y apasionado, el cual Sakura apenas podía seguir, soltó los brazos de Sakura para posarlos en su trasero, rompió el beso para después bajar por su cuello, pechos dándoles suave mordisco que tanto volvían loca a Sakura. Descendió por su mientras hasta llegar a la intimidad de la pelirrosa.

 

 

-Abre las piernas Sakura. - exigió el Uchiha demandante

 

 

 

Sakura sin poder evitarlo lo hizo dando le acceso hacer lo que él quisiera, beso cada parte de su centro, y con la punta de su lengua estimulo su botón, sacando gritos a la ojijade, sin dejar su tarea con su boca, introdujo dos dedos dentro de Sakura, podía sentir como los flujos de Sakura de desbordaba por su mano.

 

 

 

-Estas tan humada y lista para mí. - sonreía malvadamente Sasuke

 

 

 

-S-s-asuke por-f-favor-Rogo Sakura

 

 

 

- ¿Por favor qué? -

 

 

 

-Hazlo Sasuke-

 

 

 

- ¿Hacer qué? -Sonreía más sádico.

 

 

 

-Hazme tuya. -

 

 

 

El azabache no se hizo de rogar y el tomo de las caderas le dio vuelta, bajo sus pantalones lo que necesito para sacar su miembro, tomo las caderas de la joven y entro en ella, sintiendo como es calor de las paredes de la Haruno lo envolvían.

 

 

Comenzó a embestirla con de manera lenta, con el fin de torturarla, lo cual desesperado a Sasuke. -

 

 

 

-Sasuke más duro. - rogo Sakura

 

 

 

- ¿Qué? -Pregunto ronco fingiendo no haberla escuchado.

 

 

 

- ¡Mas duro! -Rogo más fuerte.

 

 

 

- ¿Que dijiste? -

 

 

 

- ¡Que me cojas más duro! -

 

 

Sasuke sonrió complacido y más excitado por lo dicho por la Haruno, salió de ella, lo cual provoco que bufara molesta, la jalo del brazo y en un segundo fue lanzada contra el escritorio, el ojinegro se puse detrás de ella abrió sus glúteos y entro de golpeo, al mismo tiempo que mordía con fuerza la espalda de Sakura logrando que esta llegara a su primer órgasmo.

 

 

 

La embestía de manera salvaje y sin darle un respiro a la pelirrosa, tomo de su cabello y los jalo para hacer que ella levantara la cabeza y su oído quedara al nivel de su boca.

 

 

 

-Mírame- Exigió el azabache y Sakura hizo lo que pidió encontrándose con la mirada de Sasuke que demostraba cuando excitado estaba.

 

 

 

-Eres mía escuchaste. -

 

 

 

-Ahhhhhhhh. - Un gemido salió de sus labios y sus os ojos de verdes estaban inhumados de deseo.

 

 

 

-Dilo Sakura. -

 

 

 

-S-soy tu-y-ya-

 

 

 

Sonrió complacido y enterró su cara entre el cuello de la pelirrosa. Siguió con el vaivén salvaje de sus caderas hasta que sintió que exploto dentro de la Haruno, dejando salir un sonoro gemido, mientras se abrazo fuertemente del cuerpo de ella.

 

 

 

Sakura sentía el miembro de Sasuke vibran en su interior, recorrió su cabeza tomo a Sasuke del cuello y le planto un beso apasionado. Sasuke saco su miembro flácido de ella. Y ella se dio la vuelta para encararlo.

 

 

 

-Estuviste asombroso- Sonrió seductoramente Sakura.

 

 

 

-Yo siempre lo soy- Coloco sus manos en las caderas de Sakura

 

 

 

-Eres un arrogante Uchiha. -

 

 

 

-Y tu una masoquista que le fascina que la azoten. -

 

 

 

- ¡Cállate Sasuke! - Roja de la vergüenza

 

 

 

-Sabes siempre que te hago mía, al momento de que te muerdo o te lastimo siento como llegas, eres una sucia Sakura-

 

 

 

-Y tu un sádico. - Desvió la mirada de la de él.

 

 

 

-No lo niego. - Sonriendo beso el cuello de Sakura y volvió a morderlo sacándole un gemido. -Aun esto no termina Sa-su-ra. -Tomo sus glúteos y la alzo para que envolviera en sus piernas en su cadera, y si dirigí a la cama. Donde comenzó de nuevo su deseo carnal. 

 

 

 

 

Una pelinegra y un rubio se encontraban desde muy temprano frente a la oficina de Kakashi, Naruto iba a abrir la puerta cuando esta fue abierta y un peligris con lentes salió de ella sorprendiendo a los dos guardianes.

 

 

 

-Naruto, Hinata cuanto tiempo-

 

 

Naruto se posesiono frente a Hinata y miro de una mala manera al peligris. - ¿Kabuto que haces aquí? -

 

 

-Que linda recibida, -hablo sarcástico. -Solo vengo a cumplir con unos mandatos del director Orochimaru, nos vemos. - menciono partiendo.

 

 

 

Los dos jóvenes entraron a la oficina buscando a Kakashi, el cual estaba tranquilamente mirando por la gran ventana de su oficina, al entrar la pareja, desvió su atención de la ventana a los dos llegados.

 

 

 

- Director hemos venido a hablar con usted. -Hablo la pelinegra.

 

 

 

- ¿Es referente al incidente de ayer no es verdad? -

 

 

 

- ¿Cómo es que está enterado? -

 

 

 

-Sentí una energía muy fuerte el día de ayer en la tarde, había ondas eléctricas viniendo de uno de los campos de entrenamiento, no se necesita ser un genio para saber quién era el que creador de tales rayos. -Dio un gran suspiro- ¿Esta Sakura bien? -

 

 

 

-Sasuke llego y logro detenerla, después se la llevo a su dormitorio. -

 

 

 

- ¿Sasuke fue herido? -

 

 

-No, entro a la barrera hecho por Sakura como si nada, la toco, pero lo más extraño es que no tenía ni un solo rasguño y yo solo al estar cerca unos metros recibí algunas lesiones menores. – Hinata mostro su brazo y tenía pequeñas marcas parecidas a quemaduras.

 

 

 

-Una de las características de guardián del rayo es la cantidad inmensamente superior a los demás guardianes, porque creen que hace el sello para dormir a Kaguya. -

 

 

  

-Entendemos eso, pero recuerda que nuestro poder rige mediante el control de nuestras emociones, no sé qué ocurrió, pero algo paso, que hizo que Sakura perdiera el control y si vuelve hacerlo podría poner la vida de Hinata en peligro o incluso a ella misma. -menciono Naruto serio.

 

 

 

-Lo que podríamos hacer seria que Naruto estuviera conmigo mientras entrenamos a Sakura, el rayo es débil contra el viento. – comentó Hinata

 

 

 

-Hablare con Sasuke en cuanto puedo, tratare de convencerlo de que los apoye. -

 

 

 

-Yo lo hare Kakashi-Menciono Naruto. - ¿Qué hacía Cabuto aquí? -

 

 

 

-Trajo un mensaje del director orochimaru y vendrá a mantener en observación a Sakura. -

 

 

 

- ¿Por qué? Ella está bajo tu cuidado, bajo el cuidado de todos nosotros. -

 

 

 

-Es parte del protocolo Naruto, solo traten de no quitarle un ojo encima. -

 

 

 

Ambos asintieron

 

 

 

Mientras tanto Sakura y Sasuke yacía en la cama recuperándose después de haberlo hecho 3 veces, estaban cubiertos en sudor y Sakura se abrazo de Sasuke el cual no se quejó.

 

 

 

-Sasuke-

 

 

 

-Hmp-

 

 

 

-Sobre lo que paso ayer, yo-

 

 

 

-Perdiste el control, suele pasar, no le des tanta importancia, nadie resulto herido. -

 

 

 

-No puedo no darle importancia. -Suspiro. -Si no hubieras aparecido no sé qué hubiera pasado. -

 

 

 

-Nuestro dominio de nuestro poder, radica en el control de nuestras emociones, ¿Qué fue lo que te altero? –

 

 

 

-No lo sé estaba tranquila como siempre y luego unas imágenes vieron a mi mente-

 

 

 

Ale pelinegro alzo una ceja- ¿Imágenes? -

 

 

 

-No estoy segura de lo que vi- mintió la pelirrosa. - ¿Cómo fue que llegaste tan rápido? -

 

 

 

-Solo estaba cerca de ahí? - aparto la vista de ella.

 

 

 

- ¿Los rayos no te hicieron nada? -

 

 

 

El pelinegro negó con la cabeza-No sé por qué no me dañaron, pero fue fácil entrar a la barrera, no fue nada para mí. – Sonrió arrogante

 

 

 

- ¿No te parece extraño? -Cuestiono la pelirrosa.

 

 

 

El pelinegro solo asintió. Comenzó a sonar una vibración, que hizo que el pelinegro, se levantara revelando su desnudes, Sakura se sonrojo y volteo su cara, Sasuke busco sus pantalones y tomo su celular entre sus manos. Tenia un mensaje.

 

 

Naruto:

Sasuke necesito hablar contigo, te veo en la terraza.

 

 

 

-Debo irme- Sasuke miro el rostro rojo de Sakura- ¿Después de todo lo que hemos hecho aun te sonrojas? -

 

 

-Que te vaya bien Sasuke- Se cubrió su cara con las sabanas.

 

 

 

Sonrió y comenzó a vestirse, una vez listo se dirigió a las puertas de cristal -Nos vemos Sakura. - se despidió y dejo la habitación.

 

 

 

-Uchiha arrogante y presumido, será mejor que me vista yo también. –

 

 

 

 

Un rubio se encontraba esperando a cierto pelinegro en la terraza del edificio principal, el Uchiha menor no tardo en aparecer, caminaba a paso desinteresado con sus manos dentro de sus bolsillos.

 

 

 

- ¿Qué querías Naruto? -

 

 

 

-Kabuto está aquí- Los ojos del pelinegro se abrió con sorpresa. - ¿Te preguntaras que hace aquí? La respuesta es que viene a evaluar a Sakura por petición de Orochimaru. –

 

 

 

 

-Hmp-

 

 

 

-Y después de la de ayer es normal que quieran mantenerla vigilada, la cantidad de poder que emanaba era asombrosa. - suspiro- Kakashi también pidió que mantengamos a Sakura vigilada. -

 

 

 

El azabache asintió

 

 

 

 

-Tendré que estar con Hinata durante el entrenamiento por si algo sale mal, el agua no va muy bien con el rayo, no habria mucho que hinata podría hacer. - El rubio hizo una pausa. - Sasuke, creo que cuando Hinata le enseñe a utilizar su poder espiritual y a dominar la creación de las barreras, tu deberás ensenarle lo demás. -

 

 

 

-No entiendo por qué yo-

 

 

 

-No te causo ningún daño el entrar a la barrera, Hinata estuvo unos metros de ella y recibió quemaduras -

 

 

 

El Uchiha alzo una ceja- ¿De qué hablas? –

 

 

 

-Lo que te digo las habilidades de Sakura son peligrosas y si ella llega a representar un problema la mandaran con orochimaru, entonces no podrem-

 

 

 

-Yo me hare cargo. – Interrumpió al rubio. - Cuando Hinata haya terminado yo le enseñaré lo que resta a Sakura. -

 

 

 

-Sabia que no eras tan bastardo- Sonrió el rubio.

 

 

 

-Si no hay nada más me voy. -

 

 

 

-Oye Sasuke, bonita camiseta, ¿no era la que usabas ayer? -

 

 

 

-Vete al diablo Naruto. –

 

 

 

 

 

Después de que la pelirrosa se disculpara con la guardiana del agua, los días pasaron normalmente, el entrenamiento de Sakura progresaba mucho, no hubo ningún momento en que se descontrolara y comenzaba a hacer las barreras de manera mas natural. Hinata y Naruto la apoyaban mucho. Sin que ella se diera cuenta, Sasuke también la vigilaba durante los entrenamientos entado arriba de las ramas de los árboles.

 

 

 

-Molestia…-

Una vista al pasado. por Hitsupink
Notas de autor:

 

 Hola chicos espero les agrade el capítulo de hoy, comenzaran a salir mas personajes nuevos, y a responderse varias preguntas.

 

Agradezco los comentarios enserio me alegran el día y hacen que desee esforzarme más…

Una mujer corría por los jardines llenos de flores, su hermoso y elegante kimono se movía elegantemente con la brisa del aire, no se le podía ver la cara.

 

 

 

 Las escenas cambiaban…

 

 

 

-Kaguya esta destrozando todo debemos hacer algo. - Gritaba la mujer frente a un grupo de hombres.

 

 

 

-Solo eres una mujer tu no puedes hacer nada. - El azabache la detenía.

 

 

 

-Sousuke eres un idiota, -

 

 

 

-Quédate detrás de mí y deja que te proteja- le gritaba el pelinegro, poniéndose delante de ella.

 

 

 

-Mira el cerezo, ¿no es hermoso? – Apuntaba la mujer

 

-He visto un cerezo más hermoso que ese. – sonrió 

 

 

 

- ¿A si? ¿Cual? -hablo la mujer

 

 

 

-A ti Mio. – Sonrió el joven tiernamente.

 

 

 

Sakura abrió sus ojos, se encontraba sudada después de haber despertado, se sentó y tomo su cabeza entre sus manos, tratando de entender lo que ocurría…

 

 

 

 

En otra parte los jóvenes Uchiha se preparaban para el día de hoy, ambos vestían ropa negra, Itachi llevaba un ramo de lirios blancos, mientras que Sasuke tenía una mirada aún más distante de lo normal.

 

 

 

- ¿Estas listo Sasuke? -Pregunto Itachi

 

 

 

El Uchiha menor solo movió la cabeza en una señal de afirmación.

 

 

 

-Abran el portal. -pidió el Uchiha mayor a dos encargados del colegio, pero fue detenido por el pelinegro menor.

 

 

 

-Yo lo hare Itachi. - menciono Sasuke liberando su energía al me momento de genero un portal frente a ellos.

 

 

 

 

 

Sakura se dirigió a la oficina de Kakashi necesitaba hablar con él. Toco la puerta para después ingresar.

 

 

 

 

-Buenos días. – Saludo educadamente.

 

 

 

 

-Buenos días Sakura, hoy es tu día libre, me extraña que estés aquí –

 

 

-Hay algo que me gustaría comentarle. –

 

 

 

 

-Muy bien sígueme. -  Kakashi guio a la Haruno hacia el balcón de su oficina el cual era enorme, parecía un pequeño jardín con una mesa en el centro. -Toma asiento Sakura. -

 

 

 

 

Una vez sentados ambos, Kakashi le ofreció una taza de té la cual acepto gustosa. -Es verano después de todo, un poco de sol no nos hará daño, pero dime que es lo que te molesta.

 

 

 

-Como ya se abra enterado, hace una semana y media tuve un incidente durante la generación de mi primera barrera, lo que no le dije a los demás, fue que había sido lo que provocó que me descontrolara. -hizo una pausa. - Cuando estaba concentrada liberando mi energía, unas imágenes, visiones no se que fueron realmente aparecieron en mi mente. -

 

 

 

- ¿Visiones sobre qué? -

 

 

-Eran como recuerdos, había una mujer y un hombre. - Paso su mano por su sien. - No pude verle la cara a la mujer, pero no parecían ser de esta época, era como en la época pasada, vestían kimonos muy elegantes y el paisaje era antiguo, era como estar en la época de los feudales. -

 

 

 

-Continua Sakura-

 

 

 

-A pesar de no ver bien a la mujer, pude ver a un hombre y el. - guardo silencio

 

 

 

- ¿Y él era? -cuestiono Kakashi

 

 

 

-Se miraba y sonaba igual que Sasuke, eran idéntico a él, solo que tenía otro nombre y el cabello un poco más largo, no sé si me estoy volviendo loca o si estoy teniendo episodios psicóticos. -suspiro- Lo que más me preocupa es que lo estoy soñando cada vez más seguido. –

 

 

 

- ¿Qué tan seguidos? -

 

 

-Solo en esta semana, lo soñado tres veces. ¿Usted cree tanto estrés me estoy volviendo loca? -

 

 

 

-No te estas volviendo loca Sakura tranquila. - hizo una pausa. -  Cuando los primeros guardianes hicieron el pacto con su respectiva bestia mística, se generó un lazo, y este produjo que se creara un ciclo. Y cuando me refiero a un ciclo es que, al momento de morir el guardián, su alma se separa del cuerpo y tras un tiempo toma otro diferente para volver a nacer en la tierra, en pocas palabras rencarna. El propósito de esto es con el fin de que esa alma que se vinculó con la criatura vuelva de nuevo a la tierra, para cumplir con la misión de mantener el balance. –sonrió- Lo que ocurre es que parece ser que estas fuertemente unida a tus vidas pasadas, y estas reviviendo sus recuerdos en tus sueños. -

 

 

 

-Pero ¿porque mis visiones son de Sasuke? -

 

 

 

-No creo que sea de solo Sasuke, recuerda que incluso sin que ustedes lo quieran los guardianes se sienten atraídos entre sí, de alguna manera u otra el destino los vincula para que se encuentren, si haz visto a alguien igual que Sasuke es por que tal vez es un recuerdo de tu vida pasada con una de las vidas pasadas de Uchiha. -

 

 

- ¿Esto les ocurre a los demás guardianes? -

 

 

 

- Ninguno de los demás ha pasado por eso antes, o al menos no que este informado, pero ¿no te has puesto a pensar que tal vez signifiquen algo? -

 

 

 

- ¿Como qué? -

 

 

 

-Como mostrarte tus vínculos con los demás guardianes, o tal vez a como mantener el balance. Pueden significar muchas cosas, ni siquiera yo tengo la respuesta. -

 

 

 

-Se la han pasado hablando del balance y entiendo, oscuridad y luz siempre deben de estar juntos, ya que ambas se necesitan, pero ¿cómo hacemos eso? ¿Qué es mantener el balance para los guardianes? –

 

 

 

-Esperaba tener esta charla en otro momento, pero veo que es necesario hacerlo ahora. -cambio posición y recordó sus codos en la mesa. - Cada cien años se hace un ritual, en el cual se junta la energía espiritual de los siete guardianes. Uno de los guardianes contiene y vincula la energía de los demás, para formar un sello, y ese sello evita que Kaguya despierte. –

 

 

 

- ¿Quién es el guardián que lleva acabo el sello? -

 

 

 

-El guardián del rayo. -Sakura comenzó a sudar frio.

 

 

 

- ¿Tiene que estar bromeando, apenas hace dos meses no tenía habilidades y todos los demás han sido entrenados desde niños, acaso no puede alguien más hacerlo?

 

 

 

-Solo tu posees esa capacidad, ningún otro la tiene. -

 

 

 

- ¿Por eso me trajeron aquí con tanta urgencia? -

 

 

 

Kakashi asintió.

 

 

 

- ¿Lo demás lo saben? -Pregunto ansiosa

 

 

 

-Así es-

 

- ¿Por qué no me dijeron nada? -Su cara reflejaba molestia y frustración.

 

 

 

-No querían poner mas peso en tus hombros. –

 

 

 

-Ni siquiera puedo hacer bien una barrera y no domino mi elemento, como voy hacer ese ritual. -Sakura paso su mano por su cabello con vista derrotada.

 

 

 

-Has logrado cosas que Sasuke, Naruto y otros guardianes tardaron años en hacer, creo en ti y estoy seguro que puedes hacerlo, solo necesitamos entrenar más, no hay caminos fáciles, pero con esfuerzo y mucha dedicación se pueden lograr cosas casi imposibles. -

 

 

 

-Usted enserio lo cree? –

 

 

 

Kakashi Asintió sonriendo. - Además en este momento elementalista del clan Uzumaki, del clan de Naruto para ser exactos, se encuentran realizando sellos que nos darán mas tiempo, tal vez hasta un año para tener que fortalecer el sello principal. -

 

-Entonces ¿tengo más tiempo? -Pregunto esperanzada.

 

 

 

-Estamos en eso. -

 

 

 

Sakura suspiro un poco más aliviada. -Gracias director Kakashi, me siento un poco más tranquila. -

 

 

 

-Sakura. -

 

 

 

-Dígame. -

 

 

 

-Si no te molesta creo que deberías por el momento suspender tus actividades de clases, al menos por un semestre, así podrías tener más tiempo para invertir en tu entrenamiento y tal vez realizar misiones para poder tener más práctica y conozcas el mundo como debe verlo un elementalista. -

 

 

-Es verdad que mis clases me quitan un tiempo considerable, si solo será por unos meses no creo que haya problema. –Sonrió forzadamente, aunque no lo admitiera le dolía no poder seguir estudiando por el momento. -Creo que ya le he quitado mucho tiempo, si me permite me retiro, le agradezco su tiempo me fue de mucha ayuda hablar con usted.

 

 

 

 

-Para eso estoy Sakura, cualquier cosa puedes venir habar conmigo. -

 

 

 

 

La pelirrosa se retiro de la oficina y comenzó a caminar rumbo al bosque, se encontraba tan ida que no se percató que alguien caminaba enfrente de ella y termino chocando y casi cayendo al piso.

 

 

 

 

-Te encuentras bien? -Pregunto un peligris con lentes.

 

 

 

-Si, yo enserio disculpe no iba por donde iba. -

 

 

 

-No te preocupes, mi nombre es Kabuto Yakushi. -Se presento mirando intensamente ala pelirrosa

 

 

 

-Sakura Haruno. – Sonrió

 

 

 

- ¿La guardiana del rayo? -

 

 

 

-Algo así- Este hombre me pone nerviosa.

 

 

 

-Sabes se rumora que no puedes controlar bien tu elemento y que eres peligrosa. -Sakura abrió enormemente lo ojos sorprendida.

 

 

 

- ¿Qu-quien te dijo eso? –

 

 

 

-Vayamos por un trago y te contare todo. -

 

 

 

-No, gracias. -comenzó a retirarse, pero Kabuto tomo su brazo y la hizo voltear. -Suéltame. -Pidió la ojijade.

 

 

 

-Oh vamos solo quiero hacerte una oferta. -Sonrió maliciosamente.

 

 

 

-Qué clase de oferta. -

 

 

 

-Lord Orochimaru esta interesado en ti, el desea que te unas a nosotros. -

 

 

 

- ¿Quién es Orochimaru? -Pregunto curiosa.

 

 

 

-Te diré cuando estemos tomando algo, ahora ven conmigo. -Comenzó a jalar a Sakura con fuerza.

 

 

 

-No, suéltame. - soltándose del agarre.

 

 

-Vamos Sakura no seas así- Iba tomar su brazo de nuevo pero una mano lo detuvo.

 

 

 

- ¿No escuchaste que la señorita dijo que la dejaras? -Una voz varonil llego a los oídos de Kabuto. Su mirada se clavo con los ojos perlas del extraño que acababa de llegar.

 

 

 

-Estos no tiene nada que ver contigo. -

 

 

 

-Vete de aquí Kabuto. – Hablo secamente

 

 

 

-Como quieras Neji, Adiós Sakura- Sin más se retiró.

 

 

 

-Muchas gracias. – Sonrió agradecida al extraño.

 

 

 

-No hay de que este. – Expreso seriamente

 

-Sakura mi nombre es Sakura. -

 

 

-Neji Hyuga un placer. – El castaño la miraba profundamente. Era alto e imponente, su cabello era largo y lacio amarrado en una coleta, su mirada era profunda y misteriosa parecida a la Sasuke. -Que estoy pensando no hay una mirada como la de Sasuke, espera dijo Hyuga, acaso…-

 

 

- ¿Hyuga? Acaso eres el primo de Hinata. –

 

 

-Si conoces a mi prima y tu nombre es Sakura, ¿debes de ser La guardiana del rayo o me equivoco? -

 

Sakura asintió.

 

 

 

- ¿Qué quería Kabuto contigo? –

 

 

 

-No lo sé bien dijo algo acerca de unirme Orochimaru. - El ojiperla alzo una ceja.

 

 

 

-El no es alguien de buenas intenciones. -

 

- ¿Sabes quién es? –

 

 

 

-Es el director del colegio de China. Pero créeme no quieres ir ahí-

 

 

 

- ¿Por qué? -

 

 

 

-Ahí solo van elementalista problema, es como una cárcel. -Neji volteado a verla con esos ojos perlados tan parecidos a los de Hinata. -Debo irme, pero espero verte luego. -Le sonrió de una manera que hizo sonrojarla.

 

 

 

 

 

Notas:

Casi no hubo mucho de Sasuke en este capitulo pero en los siguientes se trataran mucho de el.

Gotas de lluvia bajo el cerezo por Hitsupink
Notas de autor:

 

 

Este capitulo me tomo bastante trabajo redactarlo, tuve un ligero bloqueo, pero pues al fin pude terminarlo, espero sea de su agrado, y que en los siguientes me salga más inspiración, además de que estoy teniendo problemas para narrar y describir, pero aun no se como funcionan las beta readers pero ocupo urgentemente unaaa!!!!

 

 

 

Me sorprendí mucho porque sin darme cuenta el fanfic llego a las 1500 lecturas, y dije ¡Wow santa cachucha no soy un del todo un asco! Enserio gracias por leer a este pobre intento de fic de esta personita con mala ortografía.

 

Un agradecimiento a:



    • Dulcecito

 

    • Haruneko

 

    • ikarooscelestil26



Les dedico este capitulo…

 

 

 

Y no olviden dejar sus opiniones que sin duda seran tomadas encuenta...

Al atravesar el portal llegaron a unos metros de distancia de donde se localizaba la entrada de la mansión Uchiha. El clan vivía en las afueras de la ciudad, ya que toda la facción de la familia habitaba en el mismo distrito, el cual era un terreno privado de un tamaño enorme, que abarca varias hectáreas.   

 

 

 

A pesar de que el clan Uchiha pertenecía a una clase social alta, era muy tradicional, por lo tanto, su hogar era una mansión tradicional japonesa muy grande rodeada de un gran jardín muy bien cuidado. A ambos lados del terreno donde se encontraba la residencia principal, a unos metros también se podían apreciar mas casas no de igual tamaño, ya que eran un poco más pequeñas.

 

 

 

 

 

Al entrar por el portón fueron recibidos ir la servidumbre y guiados hasta la sala de estar.

 

 

 

-Su señor padre no se encuentra por el momento ¿gusta que les sirvamos té y algún aperitivo mientras esperan? – ofreció la ama de llaves.

 

 

 

-Si, por favor. -Hablo con tono neutro Itachi.

 

 

 

-Entendemos, ¿gusta que preparemos los cuartos para que pasen la noche? -

 

 

 

-Solo estaremos aquí un par de horas, muchas gracias puedes dejarnos. – Hablo ya cansado Itachi de las preguntas de la mujer.

 

 

 

-Deberíamos de hacer lo que vinimos hacer de una vez ¿no crees? -Cuestiono Sasuke impaciente.

 

 

 

- ¿No deseas ver a nuestro padre? Tal vez hoy ustedes dos podrían entablar un dialogo más ameno. -

 

 

 

Sasuke bufo. -A él no le agrada verme, lo sabes. - El Uchiha menor se puso de pie y salió del salón en que se encontraban. El Uchiha mayor solo soltó un suspiro cansado.

 

 

 

- ¿Esta peor que de costumbre no es verdad? - Una voz varonil familiar sonó en los odios e Itachi

 

 

 

-Shisui ¿Qué haces aquí? -Hablo anonadado de ver su mejor amigo casi hermano en su casa.

 

 

 

-Se que este es un día difícil para ustedes, solo quería ver que estuvieran bien y veo que Sasuke no lo está. ¿Cómo estás tú? -comento mientras tomaba asiento a un lado de el pelinegro con coleta.

 

 

 

Itachi bajo su mirada y sus labios se torcieron para formar una sonrisa afligida-Lo mejor que se puede estar. –  Shisui poso una mano sobre el hombro de Itachi para brindarle su apoyo.

 

 

 

….

 

El pelinegro salió de la mansión Uchiha, después de todo estar en esa casa le provocaba un sentimiento de incomodidad. Camino en silencio con la mirada perdida, la sensación del aire caliente llego a su cuerpo, no cabía duda que era verano, continuo su paso por casi media hora. detuvo su caminar cuando estuvo frente a la entrada de un gran terreno que tenía apariencia de jardín lleno de pasto y adornos tradicionales, pero además tenia muchas lapidas en memorias de los miembros del clan Uchiha que habían fallecido, prosiguió su andar hasta encontrase frente a un lapida alejada de todas las demás, tenía un pequeño árbol de flores blancas que ya habían florecido. Poseía un grabado que decía;

 

Su memoria vivirá eternamente en alma de todos los que la conocieron y la amaron. Su alma pura y bella. Mikoto Uchiha

 

Sasuke se mantuvo estático frente a la lápida, una ligera sonrisa melancólica se formó en sus labios. Se inclino hasta llegar al nivel de la lápida. La cual estaba limpia y tenía flores nuevas, su padre y otras familiares debieron haber estado ahí hace poco, ya que aún los inciensos permanecían encendidos. 

 

-Hola madre. -Articulo con un tono suave. -Lamento no venir a verte más seguido, pero suelo ir a tu lugar favorito. -Torció sus labios e hizo una sonrisa típica del Uchiha. - Han pasado cosas en los últimos meses, conocí a alguien, y ella hizo que tu cerezo favorito floreciera tan hermoso como cuando tú lo hacías florecer. -Hizo una pausa. - Creo que hasta aún más hermoso. Es una mujer extraña y molesta, pero no me desagrada su presencia, creo que te hubiera agradado. –

 

 

 

Sasuke alzo su mano y libero energía que genero un pequeño portal, del saco un pequeño ramo de cerezos y lo coloco en la tumba de su madre. -Madre y-yo lo siento tanto. -

 

 

 

- ¿Qué haces aquí? - Hablo una voz grave. El Uchiha menor se encontró frente la presencia de su padre, el gran Fugaku Uchiha, el cual lo observaba con total frialdad. -

 

 

 

-Vengo a prestarle respeto a madre, padre. -Exclamo con la vista baja.

 

 

 

- ¿Dónde está Itachi? -Ignorando lo mencionado por el Uchiha menor.

 

 

 

-En la mansión principal. -

 

 

 

-Ya veo, e escuchado cosas de ti por parte de los mandos del consejo de la academia, hablan bien de ti. - Hizo una ligera pausa. - Si tan solo hubieras sido bueno antes como lo eres ahora, no hubiéramos perdido a tu madre- El azabache sintió un nudo en su garganta, Fugaku desvió su atención del pequeño Uchiha hacia la tumba de su esposa.

 

 

 

-Con su permiso padre. - Sasuke se incorporó e hizo una reverencia para darse la vuelta y retirarse del lugar.

 

 

 

-No deshonres a la familia, y trata de ser más como Itachi. – Articulo con una voz gélida.

 

 

 

 

 

 

Después de ver al castaño irse escucho el sonido de lo que parecía ser un trueno, al elevar su vista y observar el cielo pude ver las nubes adornar el cielo, cubriendo totalmente los rayos del sol, dando una apariencia gris a todo.

 

 

 

Sin saber por qué la pelirrosa sentido la necesidad de adentrarse en el bosque, camino tranquilamente hasta llegar al lago, el cual observo por unos minutos. Busco el gran cerezo y comenzó a caminar hacia él, era como si su cuerpo no le perteneciera y se moviera sin que ella lo deseara, solo de manera automática.

 

 

 

Una vez frente al cerezo concentro energía en sus pies y dio un brinco que la llevo a lo alto de unas ramas, se sentó y recostó su espalda sobre el tronco, observo su alrededor ya antes visto en compañía de cierto hombre con cabello color azabache.

 

 

 

A pesar de lo que le dijo nada a Kakashi, se sentía ansiosa, frustrada y con miedo, era demasiada presión en sus hombros, ya que si ella cometía un error todo se vendría abajo, el infierno se desataría y todos correrían en riesgo…cerro sus ojos por un momento

 

 

 

Al abrir sus ojos ya no se encontraba sentada arriba del cerezo, de hecho, estaba de pie, el cielo tampoco estaba nublado, era un día soleado y lleno de luz, el aire era cálido y puro. Se encontraba en medio de lo que parecía ser el jardín de un palacio, era enorme, limpio y todo estaba en completo orden, los colores de las paredes eran crema, los techos y encajes eran exquisitos bien detallados que tenían una tonalidad entre color negro y café.

 

 

 

Anonadada la ojijade seguía observando el lugar, hasta que a un lado de ella paso corriendo una mujer, y al verla detalladamente, casi se le cae la boca en el piso al ver que la joven era idéntica a ella. Traía puesto un kimono rosa pálido con el haori y obi color azul obscuro y adornado con estampados de flores. Su cabello rosa era largo y lacio que terminaba ondulado hasta más abajo de su cintura, se miraba tan brilloso, suave y sedoso, ni siquiera el suyo con tantos cuidados estuvo alguna vez así, y por último tenía un broche rojo adornando su cabello.

 

 

 

La pelirrosa corría hacia un hombre felizmente -Padre. - grito para luego abrazarlo.

 

 

 

-Mio, no debes correr eres una señorita y mas importante eres la hija de un señor feudal. – Riño a su hija aun abrazándola, el hombre no era nada como su padre de hoy en día, tenía el cabello rosa grisáceo en forma de flor de cerezo y los ojos de un azul claro, pensaba la pelirrosa.

 

 

 

-Lo siento padre enserio lo extrañe. – la joven se hundió en el pecho de su padre feliz de verlo.

 

 

 

-Y yo a ti, ven acompáñame al salón principal, tenemos visita del hijo del señor feudal del clan de la guerra, quiero que lo conozcas, ya que se quedara aquí con nosotros por un tiempo. -Sonrió a su hija al mismo tiempo que emprendía camino haca dentro del palacio seguido por su hija.

 

 

 

-Mi antepasada se llamaba Mio que significa hermoso cerezo, dios pero que irónico. -pensó Sakura mientras seguía a su vida pasada.

 

 

 

Caminaba frente a lo que parecían ser guardias y sirvientes, pero era como si ella no existiera, todo parecía a ser parte de recuerdo de su ancestro tal y como explico hace poco Kakashi…

 

 

 

Una vez en el salón principal, todos tomaron asiento, un azabache muy familiar para Sakura entro al salón con un andar que demostraba orgullo y poder, tomo asiento con una compostura fría y lejana.

 

 

 

- Es el antepasado de Sasuke, vaya la mirada de ese hombre es igual a la de Sasuke como cuando conoció la primera vez, fría y distante. -Pensaba Sakura asombrándose cada vez más por que ocurría.

 

 

 

-Sea bienvenido a mi palacio, le presento a mi orgullo y única hija, Mio. -

 

 

 

-Uchiha Sousuke, un honor conocerla lady Mio. – Sonrió arrogante.

 

 

 

-El placer es mío mi señor. - Mio hizo una reverencia. Y el joven Uchiha la miraba intensamente, era como si fuera a devorarla.

 

 

 

 

 

Sus ojos se abrieron de repente y se ubicaba en el cerezo sentada de nuevo. Así como entro en el recuerdo del pasado volvía, en un simple abrir y cerrar de ojos.

 

 

 

La noche se hizo presente y se podía se escuchar la lluvia chocar contra lo que estuviera en su camino. Permaneció seca debido a que el cerezo la cubrió de las gotas de lluvia. Bajo del cerezo de un salto y cuando estuvo en el piso. Se percato que había alguien parado a uno metros. La lluvia y la oscuridad de la noche hacía imposible visualizar a la persona, pero al acercarse muy grande la sorpresa de ver quien era el individuo parado en medio de la lluvia estático.

 

 

 

- ¿Sasuke? -Pensó desconcertada la pelirrosa.

 

 

 

El Uchiha menor estaba quieto viendo a la nada, totalmente empapado por la lluvia, quien sabe cuanto tiempo tenia bajo la lluvia, Sakura se acercó rápidamente a él, toco su hombro, pero este ni se inmuto.

 

 

 

- ¿Sasuke? ¿Te encuentras bien? - La voz de la pelirrosa sonaba angustiada.

 

 

 

-Déjame solo- Hablo gélidamente.

 

 

 

Sakura bufo molesta y siguió su camino ignorando al Uchiha, pero cuando camino unos cuantos metros lejos de él, torció la cabeza para verlo de nuevo y seguía ahí parado, totalmente inmóvil, sintió que algo se oprimía en su pecho al verlo así. Algo estaba ocurriendo y él no quería decirle, tomo una gran bocanada de aire y en paso firme regreso hacia el morocho, tomo uno de brazos y comenzó a jalarlo. Para su mayor tranquilidad el Uchiha se dejó llevar.

 

 

 

En todo el camino se mantuvieron en silencio, cuando llegaron al dormitorio, Sakura se sacó su ropa y muy rápidamente se puso una bata para dormir, no estaba muy mojada. En cambio, Sasuke que se quedó parado, se apreciaba como su cabello y ropa goteaba.

 

 

 

-Ven si sigues así, te resfriaras. –

 

 

 

Lo guio al baño y abrió el grifo para comenzar a llenar la bañera. - Ocupas quitarte esa ropa y calentarte. - Sin más la ojijade comenzó a desnudarlo, el azabache seguí con la mirada perdida. Desviando la mirada Sakura saco la ropa interior del Uchiha, no importaba cuantas veces hayan estado juntos de manera intima aun le daba mucha pena verlo desnudo. Cuando estuvo finalmente desnudo Sakura lo guio en la bañera y con mucho cuidado el se sentó dejando que el agua lo calentara, aunque sea un poco. Sakura se poso a su lado sentándose fuera de la bañera poniéndose a su nivel.

 

 

 

-Sasuke ¿Qué ocurrió? ¿Por qué estabas bajo la lluvia? – Pero el azabache no respondía.

 

 

 

Tomo un trapo y comenzó a mojarle los hombros y la cabeza. -Se que no tienes que decirme que pasa, pero al menos deberías cuidar un poco más de ti. - Prosiguió mojando y lavando pecho del pelinegro. Verlo así estático con su vista opaca sin brillo le provocaba una sensación de ahogo.

 

 

 

La Haruno como último recurso tomo la quijada de Sasuke e hizo que sus miradas chocaran. Esa mirada tan opaca y fría comenzó a tener brillo de nuevo. - ¿Sasuke? -Volvió a rejuntar Sakura.

 

 

 

-Hoy fue el aniversario de la muerte de mi madre. -Hablo con voz aterciopelada. Un escalofrió recorrió la espalda de Sakura.

 

 

 

-L-lo siento mucho, yo no sabía. – Tartamudeo la chica.

 

 

 

-Yo la mate sabes. -Sonrió con voz débil.

 

 

 

-Sasuke no digas eso. -

 

 

 

-Lo hice. -

 

 

 

-No, no lo hiciste, Izumi me conto lo que ocurrió y no fue tu culpa- Trata de consolar a él morocho.

 

 

 

-Ella ni siquiera sabe lo que paso. – Expreso amargo.

 

 

 

- ¿A qué te refieres? –

 

-Solo Itachi, mi primo Shisui, mi padre y yo lo sabemos la verdad. –

 

 

 

- ¿Qué verdad? - Cuestión insegura la ojijade.

 

 

 

-Unos días antes de mi cumpleaños mi madre vino a visitarme, Itachi no estaba con nosotros se había ido con papa a reunión, Shisui vino con ella para escoltarla. - Hizo una pausa. - Estuvimos jugando, nos dio sed y ella mando a Shisui por algo de tomar, quise enseñarle lo que abría aprendido con mi elemento, quería hacerle una flor, ya que ella las amaba, pero todo se salió de control. Ella a pesar de ser del clan Uchiha no poseía control del fuego y -Desvió su mirada de la mía-. Terminé quemándola gravemente de los brazos y piernas, Shisui llego a tempo antes de que la lastimara más, se la llevo para que pudieran cuidarla, padre no me permitió ir a verla, estaba muy molesto por que había pasado. Madre permaneció en cama recuperándose, pero las heridas se infectaron y como estaba muy débil, su cuerpo no pudo combatir la infección y finamente falleció. –

 

 

 

-Eras un niño- Excuso con su voz cortada.

 

 

 

-Soy monstruo que asesino a una mujer inocente. –Se rio. – Si tan solo hubiera sido más fuerte yo, debería estar siempre solo. - Apretó los puños hasta que sus nudillos estuvieron blancos.

 

 

 

-No eres un monstruo- Sakura tomo su puño entre sus manos y lo acerco a su cara para sentir su calor. Sasuke dejo de poner presión y se relajó un poco. – A pesar del accidente yo puedo apostar que tu madre te amo y nunca dejo de hacerlo. Eres fuerte Sasuke y cuando te veo, veo a un hombre valiente y hábil que vale mucho. No estas solo, no tienes por qué estar solo. – Sakura beso su mano y la coloco a un lado de su mejilla. - Yo estaré a tu lado sin importar que. -

 

 

 

-Podría lastimarte. - Alejo su mano de las de ella, pero ella tomo su rostro entre sus manos.

 

 

 

-No lo harás, se que no puedo entender tu dolor, aunque quiera con todo mi corazón y tal vez ni siquiera te guste que este a tu lado, pero yo deseo, ni siquiera sé por qué, pero hay algo que no me permite dejarte solo, estaré a tu lado. Lo prometo. -

 

 

 

Los ojos ónix miraban como la Haruno se aferraba a su cara de esa manera tan tierna que solo puede ella ser. Al darse cuanta la pelirrosa de lo que había dicho y hecho, se sonrojo de sobremanera y desvió su mirada de él, libero la cara de Sasuke y se incorporó, dejando al chico algo confundido.

 

 

 

-Sakura- La llamo.

 

 

 

-Iré a colgar tu ropa para que se seque, las toallas están a un lado- Ignoro la pelinegro y salió del baño.

 

 

 

- ¿Por qué mi corazón late de esta manera? ¿Qué está pasando conmigo? Decirle que siempre estaré con él, ¡Ahhh Sakura estúpida! -Pensaba la ojijade con la cabeza hirviéndole.

 

 

 

Una vez terminado de colgar su ropa Sasuke salió con una toalla rodeando su cintura y la otra secando su cabello. Sakura seguía sin mirarlo a los ojos.

 

 

 

-Tu ropa aún sigue mojada, pero en la mañana debería estar seca, puedes pasar la noche en mi cuarto si gustas. –

 

 

 

El morocho se quito la toalla quedando desnudo y se recostó en la cama cubriéndose con una sábana, dándole la espalda a Sakura, la cual se encontraba nerviosa parado en medio de su cuarto, apago la luz y se metió en la cama aun lado de Sasuke, guardando cierta distancia y dándole la espalda también.

 

 

 

De la nada sintió unos brazos posándose en su cintura, su espalda se apretó contra el pecho del azabache, la cara de Sasuke que se ubicaba en el hueco de su cuello, sintió la respiración de este sobre el mismo lugar, este aspiro el aroma del cabello con aroma a cerezas de Sakura, provocando que se le erizara la piel y sintiera que su corazón latía con fuerza.

 

 

 

-Sakura, gracias por todo. - Sakura no pudo evitar sonreír y solo coloco su mano sobre las de Sasuke ubicadas en su abdomen, correspondiendo el abrazo. Y cerrando los ojos para darse llevar por los brazos de Morfeo.

 

 

 

 

Notas:

Como ya leyeron el capítulo quiero a hacer unas aclaraciones no lo quise hacer al principio ya que tendría spoiler:

 

No tengo nada encontra de Fugaku de hecho me gusta el personaje...

 

Sasuke y su vida pasada Sousuke tendrá personalidades similares, pero no iguales así que no se sorprendan por las diferencias. Mio es la antepasada de Sakura. como ya les había dicho MIO: SIGNIFICA HERMOSO CEREZO por eso creí que sería un buen nombre, las personalidades de ellas también podrían ser parecidas, pero planeo hacer algo diferente con Mio hehehehe... Sigo sin saber quién rayos podría ser el guardián de roca, ya que deseaba que tuviera la casi la misma edad que los demás y de cierta manera como un vínculo con los otros guardianes.

Mision por Hitsupink
Notas de autor:

 


Hola a todos estoy de vuelta con otro capítulo, muchas gracias por los comentarios y sugerencias, seran tomadas encuenta lo prometo. Ahora tengo dos noticas CHAN CHAN CHAN:


La primera que es la buena es que este capítulo es más largo que los normales.


La mala es que tardare más en actualizar de lo normal, no me odien, tengo cosillas que resolver pero, si recibo varios reviews de su parte me sentiré más alentada a actualizar más rápido como dice una autora que me gusta mucho “Cada review que le brindan a un escritor de fics es como un dólar, no hay mejor paga que su apoyo =).”


Pd. Con un *Conti porfis * soy muy feliz hehe.

Sakura se encontraba de pie junta a un gran bosque en las afueras del palacio, se encontró a su antepasada, sostenía un arco con sus delicadas manos, apuntado cuidadosamente con dos flechas preparadas para ser disparadas, soltó la primera una para luego lanzar la otra dando en los blancos marcados por ella. Al darse cuenta que había acertado en ambas sonrió autosuficiente.

 

-Sabias que una mujer no debería de utilizar armas, muchos menos la hija de un señor feudal. - Sonó una voz aterciopelada, la voz provenía del hijo de señor feudal del clan de la guerra que se encontraba sobre un árbol observándola con gracia.

 

-No sabe usted que no debería de espiar, mucho menos a una dama, además muchas sacerdotisas utilizan arcos. – defendió la pelirrosa ofendida.

 

-Usted misma lo dijo, sacerdotisas, hasta donde yo se usted no lo es. – Sonrió altanero.

 

- ¿No le dirá nada a mi padre verdad? – Ignoro el tono del Uchiha.

 

Bajo de la rama en un salto y cayo al suelo cerca de la ojijade. - ¿Que me dará a cambio por mi silencio? - Tomo un mechón de su largo cabello y lo atrajo a él. La observo directamente con una sonrisa arrogante.

 

-Un caballero no pediría nada. - Sostuvo su mirada.

 

-Haremos esto, si usted me deja tenerla, no le diré nada a su señor padre. – utilizo un tono de voz seductor.

 

La pelirrosa tomo un cuchillo que guardaba en su obi con mucha rapidez y se lo coloco en el cuello. - No solo se usar el arco mi señor. - El Uchiha no pudo evitar asombrarse al ver que la hija del feudal era tan hábil. -

 

-Se da cuenta a quien está amenazando con ese cuchillo. – Sonrió aun arrogante a pesar de la situación en que se encontraba.

 

-Estoy muy consiente mi lord, así como debo rechazar su propuesta y recordarle que fue amenazado por una mujer, no creo que le gustaría que alguien se enterara de eso. - Aparto el cuchillo de su cuello y se retiró del lugar.

 

-No sé cómo, pero esa mujer terminara en mi cama. - Sonrió Sádicamente el joven perteneciente del clan de la guerra.

 

Sakura estaba presente en la escena con una cara de incomodidad por el suceso ocurrido enfrente de ella, hasta que un dolor en su pecho se hizo presente el cual no le permitía respirar.

 

Se levanto exaltada de la cama, cubierta por sudor, inhalando el mayor aire que podía, como era costumbre, siempre que despertaba de sus sueños especiales por así llamarlos, afectaba su estado físico de manera muy exagerada.

.

- ¿Estas bien? - Exclamo una voz somnolienta a su lado, perteneciente a Sasuke que acaba de despertar.

 

-Si yo solo tuve un sueño, no hay nada de qué preocuparse. – sonrió tiernamente Sakura al verlo tallarse su rostro imagen que le pareció muy linda.

 

-Yo nunca dije que lo estuviera. – Menciono el Uchiha de manera fría, desviando su vista hacia otra dirección.

 

-Siempre sabes cómo ser un encanto Sasuke. – respondió sarcástica Sakura.

 

-Hmp- El azabache se levantó tomo su ropa que ya se encontraba seca y comenzó a cambiarse. - Tenemos junta con Kakashi. -Exclamo ya cambiado.

 

Sakura asintió y lo vio salir, al encontrarse ya sola en su cama su mirada bajo con decepción, después de lo que compartieron ayer, pensó que el seria al menos un poco menos frio, pero ve que se equivocó, Sasuke siempre seria Sasuke.

 

La pelirrosa se preparó para poder ir a tomar su desayuno. Salió de los dormitorios y por ir tan distraída, choco contra alguien, estuvo a punto de caer, pero unos brazos la sostuvieron y sintió algo hacerle cosquillas en su cara, al abrir sus ojos miro cabellos largos castaños tocando su cara, subió la mirada para luego encontrar al dueño de unos hermosos ojos perla.

 

-Parece ser que nos vemos de nuevo Sakura. -  Comento Neji con una sonrisa.

 

-B-uenos días Neji yo este, muchas gracias. –respondió nerviosa por la presencia del Hyuga, el cual después de unos segundos retiro sus brazos de ella.

 

- ¿Ibas a la cafetería? – Pregunto aun sonriéndole.

 

Sakura asintió con una sonrisa y un ligero sonrojo en sus mejillas.

 

-Yo también iré a desayunar ¿puedo acompañarte? -

 

-Claro, vamos. -

 

Neji es una persona seria, pero su silencio no es incómodo, al contrario, es muy agradable estar cerca de él. - pensaba Sakura sonrojada aun con la presencia de él.

 

- ¿Tu estadía en el colegio será larga? -Pregunto curiosa.

 

-Posiblemente, puede que me vaya de vez en cuando para realizar misiones. ¿Sakura? -

 

-Dime-

 

-Kabuto ya no te moleste después de ayer verdad? -Cuestiono con voz seria.

 

-No, no te preocupes, no lo he visto desde ayer por la tarde. -

 

Llegaron al edificio y tomaron asiento con sus respectivas charolas de comida. - ¿Recuerdas lo que hablamos de Orochimaru? – Pregunto con duda la ojijade.

 

-Si, ¿qué ocurre? – desvió la vista de su comida hacia ella.

 

-Dijiste que su colegio era como una cárcel ¿A qué te referías? -

 

-No sé si estés al tanto, pero hay varios colegios aparte de este,  los elementalista con habilidades destructivas ya sea para los demás o ellos mismos, son evaluados y mandados ahí, mucha vez contra su voluntad, y ese colegio está a cargo del director Orochimaru, lo he visto un par de veces, y solo debo decir que no es la compañía que te gustaría tener, el busca tener a los elementalista con mayor poder y reclutarlos, para que no lo sé... -

 

-No entiendo que quería conmigo. -

 

- ¿Tienes reputación sabes? eres un elementalista del rayo y la primera guardiana del rayo mujer en mucho tiempo, eres como un trébol de cuatro hojas, muy raro y el que todos quieren poseer. -

 

- ¿Sera acaso que soy peligrosa y por eso Kabuto me está buscando? -

 

-Creo que si quieres saber más sobre ese colegio y Orochimaru deberías preguntarle a Sasuke Uchiha ya que él estuvo un tiempo con orochimaru. – Haciendo cara de molestia

 

- ¿Sasuke? – exclamo sorprendida.

 

-Así es, Uchiha es todo un caso…- exclamo con voz molesta.

 

-Neji era un hombre interesante, es muy caballeroso, serio y no hablaba mucho, pero respondía amablemente todas mis preguntas, sonreía de vez en cuando. -

Una vez terminado su desayuno ambos se dirigieron a una de las bancas donde duraron varias horas hablando, sobre cómo era la vida de Sakura en el colegio, gustos, y sus habilidades. Neji no hablo mucho de sí mismos. Tenia un cierto parecido a Sasuke, pero no cabía duda que eran muy diferente.

 

El celular de la pelirrosa vibro y se percató de que había recibido un mensaje.

 

De: Hinata

La reunión con Kakashi es en 15 minutos, te veremos en la oficina.

 

-Casi lo olvido. Debemos de ir a la oficina de Kakashi. -Neji hizo un movimiento con su cabeza en forma de afirmación Se pusieron de pie para emprender el camino a el edificio donde se encontraba la oficina. Después de caminar rápidamente estuvieron delante de la oficina.

 

Al entrar la pelirrosa se percató de que todos ya se encontraban ahí, una mirada ónix la observo detalladamente para después pasarla de ella a Neji al cual miro de mala manera y el ojearla le devolví el gesto. 

 

-Muy bien jóvenes, seré breve los reuní por que como ya saben Kabuto se encuentra en el instituto, la cuestión es que esta aquí para vigilar a Sakura por orden de Orochimaru, aunque es parte del protocolo y el consejo lo autorizo, no estoy muy complacido con su decisión por ello, he tomado la decisión de mandar a Sakura fuera del colegio a misiones con el fin de que este fuera de la mira de Orochimaru y practiqué sus habilidades ya en vivo. –

 

Sakura sintió un golpe en su estómago y comenzó a ponerse nerviosa. No era para mas era algo nuevo para ella.

 

-director, no cree que tal vez es un poco pronto? – expreso Hinata con preocupación.

 

-Tranquila Hinata serán misiones sencillas como sellar seres oscuros o purificar lugares cubierto de aura malignas. - Hizo una pausa. - Ahora alguien tendrá que ir con ella, ya que será su compañero y también su maestro. -

 

-Si me permite con mucho gusto yo puedo ser su compañero. -Ofreció el joven Hyuga.

 

-Excelente Neji, entonc-

 

-Yo soy el que está a cargo de ella, yo seré su compañero. - Interrumpió el azabache, sorprendiendo a todos.

 

Itachi y Naruto cruzaron miradas y formaron una sonrisa burlona. La pelirrosa se sorprendió de que Sasuke quisiera acompañarla.

 

-Creí que odiabas tener que trabajar en equipo Uchiha. -

 

-Metete en tus asuntos Hyuga. -

 

-Chicos, chicos ya basta, es verdad Neji, Sasuke tiene mayor tiempo conociendo a Sakura seria buena idea que el fuera su pareja. -

 

-Como usted lo vea conveniente- Exclamo molesto el ojiperla.

 

-Gracias por ofrecerte de igual manera. -

 

-Hmp-Exclamo el ojiperla aun molesto con el Uchiha.

 

-Muy bien Sasuke te mandare la información de las misiones. - Desvió su mirada hacia los Hyuga. - Neji y Hinata necesito hablar con ustedes, los demás pueden retirarse -

 

Los demás guardianes asintieron y se retiraron, Sakura sentía la mirada de Sasuke taladraba su cabeza, el Uchiha estaba muy molesto y la ojijade no sabía por qué, se despidió de ellos y se alejó a paso rápido del lugar.

 

Después de caminar o más bien trotar lejos del rubio y el pelinegro se encontró en un pasillo donde se encontraba el baño para hombres, sin previo aviso sitio como su cuerpo chocaba con fuerza contra la pared y era presionada por unos brazos fuertes, sintió la esencia dulce y varonil del azabache. Elevando su mirada se encontró con la mirada ónix que demostrada lo enfurecido que estaba.

 

-Sasuke! ¿Qué diablos te pasa? – explico molesta por haberla lanzado así.

 

- ¿A que estas jugando Sakura? -pregunto con voz tan gélida que hizo estremecer a la pelirrosa.

 

- ¿De qué hablas? - exclamo nerviosa, pero sin perder la determinación en su mirada.

 

-Sabes muy bien de lo que hablo- Apretó mas su cuerpo contra el de ella.

 

-No, la verdad que no lo es y no me importa, apártate de mí. – comenzó a forcejar y consiguió quitárselo de encima, pero en la volvió a apresarla con más fuerza, lastimándola.

 

-Deja de hacerte la tonta, ¿te estas metiendo con el Hyuga no es verdad? – alzo la voz encolerizado.

 

- ¿Neji? Estas enfermo lo conocí ayer. – Explico la ojijade dolida de que el azabache piense que es una fácil.

 

- ¿Qué crees que no los vi? – exclamo aun irritado.

 

- ¿Vernos? - recordó su plática de hacer rato con Neji. - Me tienen es que estar jodiendo, solo hablábamos ¿A demás a ti que rayos te importa con quien hable? -

 

-Me perteneces- Dijo fuera de sus casillas.

 

Sakura abrió los ojos con asombro y mucho coraje. -Estás loco y No soy un objeto. -

 

-La ultima vez que te hice mía, hasta lo gritaste. – Dijo con una sonrisa arrogante…

 

-Eso fue bajo Sasuke. – Aun mas molesta. Forcejeando, pero el Sasuke era más fuerte.

 

-Pero no miento– Dijo haciéndola sentir peor y sacándola de quicio.

 

- ¡SUELTAME IDIOTA! -

 

-No, tú me perteneces y te lo voy a demostrar. - Sello sus labios con los de ella en un beso apasionado y agresivo, ella no correspondió al beso, seguía muy enojada con el uhciha por su actitud tan grosera y altanera del pelinegro, este intento meter su lengua, pero Sakura tenía los labios sellados. Se separo hasta tener un poco de distancia.

 

- Sakura abre la boca- exigió el morocho pero la pelirrosa se negó y este volvía a capturar sus labios mientas mordió el labio inferior de Sakura generando un gemido de dolor que hizo que abriera sus labios y el Uchiha se apoderara de su cavidad, en el instante que la lengua entro en la pequeña cavidad de Sakura, esta perdió su voluntad y se dejo llevar por el deseo que le desataba el azabache.

 

De un minuto a otro están en un cubículo del baño de los hombres, no sabía cómo había llego ahí, solo que Sasuke la besaba apasionadamente. Este rompió el beso para comenzar a besar el blanco y cremoso cuello de la pelirrosa, descendió a sus pechos cubiertos por su blusa, removió la blusa, como pudo libero sus blancos y rosados senos, se prendió de uno de los pezones con su boca, mientras estimulaba el otro con su mano, Sakura gemía suavemente por la asaña del azabache. 

 

El Uchiha dejo uno de los senos para bajar su mano hacia la intimidad de la joven, agradecía que la pelirrosa llevara una falda esa día, la levanto un poco y toco por encima de la bragas, podía sentir lo empapadas que estaban, una sonrisa arrogante salió de los labios sin dejar su labor con el seno de la chica, recorrió la ropa interior  un poco y se abrió paso a la intimidad de Sakura sacando un sonoro gemido de sus labios, comenzó a estimular su botón y cuando vio que la pelirrosa arqueaba en señal de que estaba apunto de llegar, metió dos de sus dedos con fuerza dentro de ella, y esta soltó un gran gemido, Sasuke podía sentir como sus paredes palpitaba haciendo presión en sus dedos mientras estos se llenaban de fluidos de ella. Sakura estaba lista para ser tomada por él.

 

Sin dejar que Sakura se recuperara de su primer orgasmo, dejo los senos de la chica, bajo su pantalón lo suficiente para sacar si miembro ya muy erecto y mojado, arranco las bragas de la chica, hizo que la pelirrosa se aferrara a el y pusiera sus piernas alrededor de sus caderas, la recargo en la pared del cubículo, guio la punta de su miembro a su entrada y entro en una potente embestida, sacando un grito de placer de la ojijade.

 

La comenzó a embestir con mucha fuerza. La espalda de Sakura golpeando fuertemente contra la pared debido a los fuertes movimientos de cadera del chico, Sasuke no perdía de vista la cara sonrojada y los ojos vidrioso de Sakura que eran producto por el placer que él le estaba dando. Pero quería más, quería mucho mas de ella y lo obtendría. Salió completamente y volvió a entrar en ella fuertemente.

 

-Saa-ukeeee- Gritaba Sakura mientras volvía a correrse en los brazos de Sasuke.

 

-Es-cucham-e nadie puede hacerte sentir como yo- Gruño al sentir como las paredes de Sakura lo apretaba. - Eres mi-a y na-die te puede tener, mi nombre es el único que vas a gritar cuando estés corriéndote, solo yo te puede tomar, así que no ol-vides como te hago sentir mujer- Decía Sasuke posesivamente.

 

Sasuke continúo embistiéndola salvajemente. El baño se inundó con los gemidos de la Haruno y gruñidos de Sasuke, se escuchaban hasta afuera de este. La gente que pasaba, no se atrevió a entrar al lugar, ya que era bastante notorio lo que ocurría en ese baño, parecía que a ninguno de los dos que se encontraban dentro de él, les importaba ser escuchados. Después de unos minutos más de salvajes embestidas, se escuchó un gemido masculino, señal de que azabache había alcanzo su orgasmo y termino corriéndose dentro del interior de Sakura. 

 

Aun en la misma posición ambos intentaban recuperar sus respiraciones. El azabache aun no estaba satisfecho quería seguir y lo haría, no importaba cuantas veces hiciera suya a Sakura nunca sentía que estuviera satisfecho, tenía una extraña necesidad de estar poseyendo a la pelirrosa.

 

Sus ojos se pusieron rojos y de un segundo a otro se encontraban sobre la cama del cuarto de la Haruno. El Uchiha se encontraba sobre Sakura la cual abrió los ojos desconcertada cuando sintió la suavidad de sus sabanas en su espalda.

 

- ¿Pero ¿cómo? - Observo el rostro de Sasuke y sus ojos estaban rojos.

 

-Aun no acabo contigo Sakura. - El miembro flácido aun dentro de la Haruno comenzó a endurecerse, logrando que esta se estremeciera.

 

De un momento a otro la joven empujo a Sasuke lejos de ella haciendo que saliera de ella y cayera sentado sobre la cama, este la miro entre sorprendido y molesto por su acción. Cuando estaba punto de reñirla. No pudo ya que Sakura se había adueñado de su miembro cubierto por los fluidos de ambos, abrió sus ojos anonadado debido que la chica había metió su miembro entero en su pequeña y apretada boca.

 

-Ahhhhh- salió un sonoro y vergonzoso gemido del chico.

 

-Esta mujer me está volviendo loco. – pensaba mientras se dejaba complacer por la pelirrosa. Tomo la cabeza de la chica y empujo contra su cadera, el miembro de Sasuke llego hasta la garganta de Sakura sacando pequeñas lagrimas de sus ojos.  Cuando sintió que iba acabar, tomo a Sakura de sus cabellos, la aparto y puso en cuatro para tomar sus caderas entrar en ella y venirse en su estrecha cavidad.

 

 

 

Mientras tanto en otro lugar Izumi e Itachi se encontraban en el bosque tomando algo de aire. La castaña estaba sentada recargando su espalda en un árbol y el morocho tenía su cabeza recargada en los muslos de ella.

 

- ¿Itachi? -Llamo la castaña, acariciando su cabello, que se encontraba suelto.

 

-Dime. – Hablo el Uchiha mayor sin abrir sus ojos.

 

- ¿Cómo les fue ayer? – pregunto no muy segura.

 

-Como siempre, pero, ayer hable con padre. – abrió los ojos para encontrarse con los de ella.

 

-Sobre qué? - Pregunto curiosa sin dejar de acariciar el cabello de Itachi

 

-Desea que uno de nosotros se case con Sakura-

 

- ¿Qué? -Dejando de acariciar a Itachi.

 

-Es la guardiana del rayo, si ella es la que provee de herederos, el clan será mas fuerte, apuesto que no somos los únicos que piensan eso, de seguro todos los demás lideres de los clanes la estarán asechando. -

 

- ¿Entonces tu planeas seducirla? -Pregunto seria.

 

-No, que Sasuke se encargue de ella. -Dijo desinteresado, viendo las reacciones de la chica esperando ver si le interesaba.

 

-Vaya, me sorprende que no intentes nada, tu siempre velas por el clan. -Sonrió burlona.

 

-Planeo casarme contigo. - Exclamo directo e Izumi comenzó a reír.

 

-Estás loco-

 

- ¿Por qué? Hasta donde yo sé, no creo que exista una mejor opción que yo para ser tu esposo, nos conocemos desde que tengo memoria, nadie te conoce mejor que yo y nadie me conoce mejor que tú, eres la mujer más hábil del clan, y yo el futuro líder,  eres hermosa y yo soy guapísimo, nuestros hijos serian fuertes y hermosos, además nuestra química en la cama es asombrosa, ya me entrenaste para satisfacerte y lo sabes, yo te hice mujer después de todo…-Sonrió el Uchiha mayor galante.

 

-Itachi no sabes lo que dices. - Seguía con una sonrisa mientras comienza acariciar el caballo del Uchiha de nuevo.

 

-El clan sería feliz si tú y yo nos casáramos, yo también lo seria, deja de rechazarme Izumi y se mi esposa. -

 

La castaña suspira y sonríe. -Itachi cierra la boca y comete tus dangos. -

 

-Qué mujer más fría. - Hablo mientras metía un daño a su boca.

  

 

 

 

Dos guardianes se encontraban en la bañera llena de espuma, Sakura estaba recostada de espaldas sobre el pecho de Sasuke mientras jugaba con las burbujas sonriendo, mientras que el azabache tenía una toalla húmeda cubriendo su rostro, ambos estaban relajándose después de una candente sesión de “sexo rudo”.

 

-Sasuke. - Llamo Sakura.

 

-Hmp. -

 

- ¿Tú conoces a orochimaru? – Pregunto algo nerviosa

 

- ¿Por qué te interesa? - Hablo aun recostado con la toalla sobre su cara.

 

-Kabuto intento persuadirme para que fuera al colegio que está en China. - El Uchiha se enderezo y la toalla cayo de su cara, mostrando su cara llena de molestia.

 

- ¿De qué hablas? ¿te hizo algo? – Pregunto molesto.

 

-No, pero supuse que si orochimaru tiene interés en mi es porque soy peligrosa. – Dijo hundiéndose más en el agua, Sasuke arqueo una ceja.

 

-Todos los guardianes somos peligrosos- Excuso el pelinegro.

 

-Tú sabes a lo que me refiero, pensé que tal vez. -

 

-No le harás daño a nadie. – Dijo interrumpió Sasuke cerrando sus ojos de nuevo

 

- ¿Como estas tan seguro? -

 

-Por qué no dejare que pase. -Dijo sonriendo arrogante.

 

- ¿Puedo preguntarte algo? – Menciono dándose la vuelta para encararlo.

 

-Hmp. -

 

- ¿Que sabes de ese hombre? -

 

- ¿Por qué te importa quién es? – pregunto algo apático.

 

-Curiosidad- Lo observo fijamente

 

Suspiro. - Era el líder del clan Hebi.

 

- ¿Clan Hebi? -

 

-Un clan que posee dominio sobre las serpientes, las controlan. Bueno el punto es que su clan fue destruido cuando el era un niño, el líder del clan Sarutobi se encargó del hasta que tuvo la mayoría de edad. Él fue entrenado con otros dos lideres de otros clanes Tsunade la líder del clan senju y Jiraiya, el tío del padre de Naruto. –

 

Sakura se dio la vuelta dándole la espalda otra vez a Sasuke.

 

-Orochimaru quedo muy trastornado con lo de sus padres y se convirtió en alguien que busca poder, por eso se convirtió en director, el busca elementalista con poderes destructivos o raros, los entrena y experimenta con ellos. Sobre todo, los elementalista que no se pueden controlar o son problemáticos el los encierra y hace lo que desea con ellos. Ese lugar es como una cárcel para elementalista, ese colegio forma parte del lado oscuro que oculta el consejo. -

 

- ¿Los líderes de los colegios están a favor de eso? ¿qué es lo que él quiere? -

 

-Desgraciadamente alguien tiene que hacer el trabajo sucio, solo sé que él desea ser presidente oficial del consejo. – respondió ya cansado

 

-Tu estuviste con él no es cierto? -

 

-Veo que ya te enteraste. - Gruño con molestia- Si, lo estuve por unos años, después de lo que paso con mi madre, perdí el control de mi mismo y fui mandado a su escuela, por petición de mi padre. -

 

- ¿Experimento contigo? – EL pelinegro frunció el ceño.

 

-Claro que no, yo no soy cualquier persona ¿sabes? – menciono con una expresión arrogante en su cara.

 

- ¿Entonces? -

 

-A pesar de estar inestable nunca deje de ser un Uchiha, nadie se mete con los miembros de mi clan, solo me enseñó a controlarme, me hizo fuerte, y a pesar de ser una persona despréciales le debo el poder que poseo. -

 

- ¿Por qué dejaste el colegio? -

 

-Cierto rubio idiota me convenció de regresar a este colegio. – Comento Sasuke con gracia en su voz.

 

-Me alegro- dijo la pelirrosa mientras sonreía…

 

-Deja de ser tan molesta. - recargo su cabeza sobre el cuello de Sakura y comenzó a darle besos por su cuello sacando pequeños jadeos de la ojijade.

 

-Orochimaru no te tendrá, nadie lo hará. -

 

-Sas-u-ke- Cerro los ojos y se dejó llevar por las caricias que el del joven Uchiha le daba.

 

 

A la mañana siguiente Sakura se levantó y observo a un lado de ella, pero Sasuke no estaba a su lado, soltó un suspiro y paso una mano por su cara, ya estaba acostumbrada a que el hiciera eso.

 

Se levanto lavo su cara y comenzó a empacar lo necesario, el día de hoy partiría con Sasuke a realizar misiones, se encontraba emocionada como nerviosa, estar a solas con el azabache seria toda una experiencia. Sonrió para continuar con su labor.

 

Una vez todo listo llevo su maleta y se retiró de la habitación. Camino hasta llegar a la entrada del colegio, los guardianes, Izumi e Itachi ya se encontraban ahí.

 

-Buenos días. -

 

-Venimos a despedirlos- Expreso con una hermosa sonrisa Izumi.

 

-Cuidado mucho de mi hermano Sakura- Comento Itachi sonriendo burlón, típico de él.

 

-Hmp, ¿ese es tu equipaje? –Hablo ignorando a los dos Uchiha

 

-Si. – Dijo mostrando la maleta frente a él.

 

-Dámelo. - Sasuke concentro energía en su mano y genero un pequeño portal donde metió la maleta de Sakura, sorprendiéndola. - Esta en mi dimensión así no cargaremos con nada -

 

- ¿Su dimensión? Bueno luego le preguntare- Gracias. - Sonrió la ojijade.

 

-Sakura, dame tu celular por un momento. - Pidió Neji, logrando que Sasuke frunza el ceño, la ojijade se lo tendió y el ojiperla comenzó a teclear algo. -Listo, puse mi número si algo ocurre puedes llamarme. -

 

-Estará conmigo no te necesita Hyuga- Hablo molesto.

 

-Esto no te concierne Uchiha. – Le respondió de la misma manera.

 

-Muchas gracias Neji. - Escucho como Sasuke gruñía.

 

-Bueno Sakura, ten mucho cuidado, de igual manera si pasa algo no olvides que estamos para cualquier cosa. -

 

-Hinata haces sonar como que Sakura ira a ala guerra, Sasuke cuidara bien y ella, ¿verdad Sasuke? -

 

-Hmp- Ignorando al rubio. -Vamos Sakura. -

 

-Suerte con este malhumorado. – Alentó el rubio

 

-Gracias Naruto, chicos gracias por todo. – Sonrió la pelirrosa por última vez.

 

Sasuke abrió sus ojos y se volvieron rojos como los de ayer, y un portal apareció en la entrada, el morocho comenzó a caminar hacia él, con un ultima sonrisa Sakura se despido de todos y atraso el portal alado de Sasuke.

 

 

 

 

Notas:

 


¿Qué les pareció la relación de Itachi e Izumi? Personalmente amo esta pareja a pesar de no verla mucho en la seria me agrado mucho.


¡Como me pidieron le di su momento de celos a sasukinnnn!!


 


Siento que los tuve en abstinencia sin momentos íntimos entre esta genial pareja, dije rayos debo complacerlos.


Y por ULTIMOOOOO......


¿Qué les parece la parte del pasado? ¿Les gusta? ¿Les aburre? Ustedes díganme a partir de eso podre saber cuanto puedo enseñar del pasado en cada capítulo…


Los quiero mucho y muchas gracias por leer.

Nuestros Peque√Īos Momentos por Hitsupink
Notas de autor:

Hola mis lectores sigo viva, y les traigo el capítulo de hoy wuju….

Les debo una gran disculpa por haber tardado tanto si muchos me siguieron desde el principio se dieron cuenta que actualizaba casi a diario, y la verdad era que los capítulos eran mas cortos, y ya tenia super bien pensado como estarían estructurados. Como ven ahora los capítulos con un poco más largos y la historia dará mas personajes y otros sucesos.

NO VOY A MENTIR tardare mas en actualizar y espero no me odien y me tengan paciencia, pronto acabaran mis vacaciones y entrare de nuevo a la universidad, me esforzare mucho y tratare de no ser de esas autoras que dejan de actualizar por meses, siendo honesta odio eso a veces hasta cuando me llega el correo de que actualizaron y olvido hasta de que trataba el fic. No quiero que pase eso con este. No sé cómo rayos le hare, pero me esforzare.

Ahora Dulcecito, SABINA89, UINatsumi-24 y Haruneko, son enserio lo mejor, amo sus reviews Dulcecito adoro como describes todo lo que te gusta y como deduces cosas que digo ah rayos ya sabe lo que hare.  Haruneko no te preocupes y muchas gracias por volver y tomarte tu bello tiempo de comentar. Me hacen sonriera cada que veo un reviews de ustedes, las adoro la verdad… 

En medio del camino a un pueblo algo desolado se encontraban caminando ambos guardianes sumidos en el silencio, Sakura observaba los alrededores interesada mientras que Sasuke mantenía la vista al frente del camino sin mostrar ninguna expresión en su rostro.

 

 - ¿Sasuke? – llamo la ojijade rompiendo el silencio.

 

-Hmp-

 

-Las misiones que hacen los elementalista ¿cómo se dirigen? ¿quién las solicita? -  El morocho giro su cabeza en dirección a ella.

 

- ¿Alguna vez dejas de preguntar cosas? - La pelirrosa bufo ofendida e inflo sus cachetes en un tierno puchero, Sasuke al ver la expresión de Sakura soltó un suspiro. - ¿Te has preguntado como rayos se mantienen los colegios? - cuestiono el azabache, volviendo su vista al camino.

 

-No-  respondió apenada por su ignorancia.

 

-Pon atención que es lo ultimo que explicare por hoy. Para entender las misiones debes saber lo más básico, que es como es la asignación de rangos entre los elementalistas. - 

 

- ¿Rangos? – cuestiono confundida.

 

El morocho asintió. – El colegio mide el control sobre las habilidades que poseemos, como fuerza física, control de la energía, habilidad para pelea cuerpo a cuerpo, uso de armas e inteligencia. Dependiendo de cómo salga la evaluación es el rango que te dan. ¿Entendiste? -

 

Sakura hizo una señal de afirmación con su cabeza.

 

-Hacen una evaluación cada cuatro meses, ósea tres veces al año.  a partir de eso te dan un nivel y te jerarquizan. Ahora entre esos rangos están A, B, C, D y Omega. -Hizo una leve pausa. -Los D son el rango mas bajo, son elementalista con un nivel inferior de habilidad, ya sea en el control de su energía, o simplemente su habilidad es baja en todos los campos que ya te había mencionado. Los nuevos tienden a ser este nivel. Los B Y C ya tiene un mayor control y son mejores en combate, aunque existen ciertas personas que no se especializan en batalla estos entran en otras especialidades, como curación, rastreo, sellado, etc. El rango A es uno de los rangos mas altos, su control y habilidad de batalla es excepcional, su control es perfecto y tienden a ser los mejores, los maestros del colegio todos son nivel A, es un principal requisito que te piden porque significa que tiene control total de sus habilidades-

 

- ¿Y el nivel omega? -

 

-Es un rango especial. Son lo mejor de lo mejor, se conocen como la elite. Se consideran los más fuertes y respetados, casi todos los guardianes alcanzan ese nivel. Los directores de los colegios y líderes de clan llegan a tener este nivel, ejemplo Itachi es el próximo a ser líder de mi clan él es nivel omega.-. -

 

- Muy bien entiendo, pero ¿entonces yo al ser nueva pertenezco al rango D? –

 

El morocho negó con la cabeza -Lo dudo mucho, tu control es bueno, aprendes muy rápido, a veces creo que demasiado rápido, eres mejor que muchos de rango C, tal vez si te hicieran la evolución tendrías un rango C o B. Si te esfuerzas en un año o dos podrías alcanzar el nivel A-

 

Sakura sonrió orgullosa y feliz. - ¿Sasuke que rango eres? – interrumpió

 

-Por el momento A, próximamente Omega. - sonrió arrogante. -

 

-Bien puedes continuar señor próximamente omega. – Hablo sarcástica.

 

Sasuke la fulmino con la mirada y prosiguió -Bueno prosigo, en cuestión a las misiones, es importante aclarar que existen muchos individuos normales que conoce de nosotros, ellos al ser incapaces de resolver ciertos problemas o situaciones, buscan la ayuda con los elementalista. Ahora hay un área en el colegio que se encargada de las misiones, en esa sección se hacen solicitudes, dependiendo del grado de dificulta se clasifican y se les da un precio. Pueden ser desde el exorcizar lugares y buscar personas, hasta tener que matar demonios de alto nivel. -

 

- ¿Precio? ¿Cobran? -

 

-El dinero que se gana de la misión se le entrega al colegio y un pequeño porcentaje al elementalista o elementalista que realizaron la misión. Así es como se sustenta el instituto, además de que los diferentes clanes proveen de cierta cantidad al mes para mantener los colegios. -

 

-Vaya, es todo un negocio. -

 

-Se podría decir, para antes de que preguntes, nuestra misión es sellar un demonio nivel Delta en un pueblo en las afueras de Fukui. –

 

- ¿También clasifican demonios? -

 

-Si dependiendo de su fuerza, se clasifican en alfa, beta, gamma y delta. Son los más comunes. Pero también existen los niveles épsilon, pero esa clasificación solo es para Kaguya. -

 

- Ya veo ¿Como lo sellare? –

 

-Realizaras un sello espiritual de cuatro puntos. Después de llegar a la posada, iremos un lugar donde no haya gente y te enseñare hacerlos.   –

 

- Todo esto espera que aprender a hacer barreras de sellado ¿no es verdad? -

 

-Mientras más rápido aprendas, más pronto podremos comenzar a entrenar todos juntos para hacer el ritual que volverla a dormir a Kaguya en otra dimensión. -

 

-Sasuke yo- Comenzó a mostrarse ansiosa.

 

-No te preocupes después de realizar algunas misiones iremos a donde habita el clan Uzumaki ellos se especializan en ese tipo de habilidades, te ayudaran -

 

Luego de caminar unos kilómetros mas encontraron una posada que tenia aguas terminales, los dueños del lugar eran mujeres las cuales no dejaban de comer con la mirada a Sasuke, pero para la gracia de Sakura, el las ignoraba olímpicamente. Llegaron a la recepción y una mujer madura pero joven los atendió.

 

- ¿Cuántos cuartos serian? ¿Solo son usted y su hermana? – pruno coqueto.

 

- ¿Hermana? - Pensó la Haruno con una vena saltada, debido a la pregunta de la mujer.

 

-Un cuarto esta bien nos quedaremos una semana. - Hablo secamente Sasuke, la mujer se sorprendió ya que solo las parejas pedían un cuarto.

 

-Muy bien síganme- Pidió otra joven con la mirada decepcionada, al escuchar que pedía un cuarto, obviamente eran pareja.

 

El lugar era sencillo, bien iluminado, limpio y cálido. Les mostró el camino a su habitación la cual se encontraban en el segundo piso. Al llegar al cuarto, este se dividía en dos áreas la primera tenía una mesa pequeña, con dos cojines, dos puertas deslizantes una que permitían ver la vista a la luna y a jardín de abajo, la otra hacia donde se ubicaba el área para dormir. La pelirrosa se dirigió a la segunda sección de la habitación y se percató que solo había un futón para dos personas, se sorprendió y se regresó a la sección de la salita, pero la mucama ya se había retirado.

 

-Sasuke, solo hay un futón, pediré un futón extra en recepción. – señalo Sakura.

 

-No importa podemos dormirlos dos ahí, es grande- dijo restándole importancia el azabache. Pero Sakura seguía nerviosa, sabia que si los dos dormían juntos una cosa los llevaría a la otra.

 

-Sasuke deberíamos de comenzar el entrenamiento. - Pidió Sakura nerviosa. La joven solo deseaba dejar de estar sola con el Uchiha menor.

 

Sasuke alzo una ceja extraña por el nerviosismo de la pelirrosa. -Vamos entonces. – dijo saliendo de la habitación.

 

Los guardianes se dirigieron a un lugar desolado, a uno diez minutos de la posada. Estaban rodeados de árboles que les daba privacidad y así nadie miraría lo que hacían.

 

-El sello de cuatro puntos radica en formar cuatro puntos de energía que se expandirán hasta unirse, generando un tipo prisión de energía, es parecido a una barrera, pero un poco diferente. al momento que liberes tu energía, necesitas pensar en que deseas desaparecer algo. Esa es la clave para poder formar el sello que lograr sellar al demonio. -

 

- ¿El demonio desaparece? -

 

-Se traslada a una dimensión de la cual no puede salir y este queda sumido en un profundo sueno, ahora coloca tus manos juntas y une tus dedos, observa bien los puntos donde se generará tu energía. -

 

Sakura comenzó a imaginar que su energía se colocaba en las áreas que Sasuke le menciono y varias esferas de energía aparecieron a unos metros de los guardianes formando lo que parecía ser un cuadro.

 

-Muy bien ahora únelas. que esas esferas se unan unas a otras, forma un cuadro. –

 

Ahí fue lo que comenzó a complicarse para la pelirrosa. el hacer que estas comenzaran afirmar vínculos para unirse era mas complicado de lo que parecía, cuando estuvieron a punto de unirse la energía fluctuó y desaparecieron todas las esferas.

 

-Diablos es más difícil de lo que pensé. – Dijo al ojijade frustrada.

 

-Lo hiciste bien para ser la primera vez, solo concéntrate más en la siguiente.  No te iras de aquí hasta que la hayas unido todas-Advirtió el morocho.

 

Sasuke tomo asiento en un árbol y Sakura bufo molesta, se sentía como cuando un padre le decía a su hijo que no se levantaría de la mesa si no se comía todas sus verduras.

 

 

Mientras tanto en el colegio Hinata y Izumi se encontraban hablando cerca del lago.

 

- ¿Todo bien Hinata? te veo preocupada-

 

-Los líderes de los clanes están moviéndose- Exclamo preocupada.

 

- ¿Te refieres al asunto de Sakura? - Cuestiono la castaña.

 

La ojiperla asintió- ¿Itachi ya te lo menciono? -

 

- ¿Que intentaran casar a un líder de los clanes con ella?, ¿Es algo normal que ocurra eso con las guardias mujeres no? -

 

-Es verdad, pero yo pertenezco a un clan y Sakura no, además Naruto siempre estuvo ahí. Porque lo que se estableció que él y yo uniríamos a nuestros clanes. – hizo una pausa. -Se le informo a Neji que debe cortejarla. Aunque creo que él lo hace más por interés personal que por el clan, ¿qué hay de Sasuke e Itachi?

 

-A Itachi no le interesa y Sasuke no esta enterado y no sé si intente algo. -

 

-Él está interesado en Sakura, solo que aun no se a dado cuenta o no quiere hacerlo. -

 

-Es verdad, pero después de todo lo que a pasado, perder a su madre, ser rechazado por su clan e incluso su padre, al punto de ser mandado con orochimaru, es normal que sea así de cerrado, solo espero que el tonto se de cuenta antes de que alguien cautive a Sakura. -

 

 

 

El atardecer se hacía visible en el bosque donde se haya la Haruno, después de todo estuvo arduamente intentando unir las esferas de energía, al cabo después de unas horas y sin descanso logro mantener cada esfera de energía unida formando una tipa caja. En unos cuantos segundos las uniones se separaron y las esferas desaparecieron.

 

Sasuke se puso de pie y se acercó a ella. -Con eso es suficiente, no creí que podrías unirlas para ser honesto. - sus labios se torcieron en una sonrisa cautivadora. -Mañana practicaras el mantenerlas unidas, por hoy vayamos mejor a descansar. -

 

Ambos caminaron hacia la posaba, donde decidieron bañarse en las aguas termales para lograr quitarse la suciedad y relajarse. Una vez listos ya en sus batas típicas que se prestan en las posadas, decidieron ir cenar.

 

- ¿Sasuke cuánto tiempo te tomo hacer ese sello espiritual? – menciono tomando un poco de arroz.

 

-Yo no poseo habilidades de ese tipo. -

 

Los palillos se cayeron de la mano de Sakura, la cara de la pelirrosa se torció a ver a Sasuke con la boca abierta. - ¿ENTONCES COMO MIERDAS ME GUIABAS?

 

-La teoría es más que suficiente para enseñar- Pregunto calmado mientras comía su arroz tranquilamente.

 

- ¡Tú sabes que eso es mentira! -

 

-Sakura. - Hablo calmado- ¿pudiste hacer sello? – Cuestiono aun con la vista en su arroz

 

-Casi- Dijo apenada

 

-Entonces cierra la boca y come, molesta-

 

-Grrrrhhhh- Gruño irritada la joven por la falta de tacto del Uchiha.

 

Después de cenar ambos jóvenes se dirigieron a su habitación, Sakura fue a cepillarse su largo cabello antes de ir a dormir. Cuando regreso al área donde dormirían no encontró al morocho. Aunque después de unos segundos sintió una respiración en su cuello, y como unas manos desabrochaban su bata.

 

- ¿Sasuke? ¿Qué haces? – cuestiono confundida la ojijade.

 

- ¿A caso pensaste que seria tu pareja y tu maestro sin nada a cambio? - Beso su cuello y le dio un pequeño mordisco al lóbulo de su oreja. - Es hora de que pagues las clases Sakura. – ronroneo sensual sobre su oído.

 

 En una cueva oscura un pelinegro con dientes afilados se encontraba haciendo referencia a un hombre con capucha al cual no se le podía apreciar la cara debido a la oscuridad.

 

-Tu misión es traerla Kisame, los reportes están en las afueras de Fukui – hablo el ser misterioso.

 

-Como usted ordene mi señor. -

 

-El reinado de Kaguya está próximo. –

 

 

Cuando estuvieron recostados los dos cubiertos por el futón, Sakura no despegaba la vista del techo.

 

-Sabes creí que todos los guardianes podían hacer barreras de sellado o sellos espirituales. -

 

-Solo Hinata, Naruto y tu pueden, aunque los dos primeros dos tiene sus habilidades muy limitadas- dirigió su mirada ónix haca ella- En cambio tú tienes un tipo de energía espiritual que pueden sellar lo que sea, por eso tu sellaras a Kaguya de nuevo. –

 

-Gracias por todo Sasuke. - Sakura beso tiernamente a Sasuke en los labios y se acomodó para dormir dejando a azabache algo sorprendido por su acción.

 

 

 

Al abrir los ojos estaba de nuevo en el palacio donde, Sousuke como costumbre la estaba observando sobre un árbol, Mio se percato de su presencia y alzo la vista hacia donde está el morocho.

 

- ¿Otra vez espiando mi señor? – Cuestiono seria.

 

-Por el momento no tengo nada mas interesante que hacer, pensé ver que hacía señorita Mio. –

 

-Como ve solo cuido del jardín. – Desinteresada sin prestarle la más mínima atención.

 

Sakura miraba las imágenes de como pasaban las semanas y se daba cuenta que cada día Sousuke seguía y observaba a Mio, procurándola, molestándola y jugando con ella para ver sus reacciones. Era algo muy interesante de observar. El morocho al principio solía verla con deseo y frialdad, pero con el tiempo su mirada se volvió cálida, y de vez en cuando sonreía sinceramente.

 

Se encontraban en el bosque donde Mio practicaba arquería, como siempre Sousuke llego a observarla, pero en lugar de solo verla trajo con el dos katanas. Se acerco a la pelirrosa y bajo la mirada llena de sorpresa de ella, se la entrego, está la tomo con sus pequeñas manos.

 

- ¿Qué significa esto mi señor? - Aun sin comprender

 

-Quiero ver que tal hábil eres con la Katana- Hizo una sonrisa lasciva.  -Hagamos un trato si logras desarmarme, hare lo que sea que me pidas. -

 

-Sacarme del castillo y llevarme conocer el mundo. - Dijo rápidamente o con mirada determinada.

 

-Sousuke se sorprendió por la petición. - Muy bien, pero si yo gano harás lo que yo quiero que hagas. -

 

Mio frunció el ceño, si perdí existía la posibilidad que el Uchiha se aprovechara de ella, lo tenía muy encuentra, pero una parte de ella deseaba cumplir su sueño.

 

-Acepto. – dijo decidida

 

Mio posesiono sus dos manos en la Katana, la coloco delante de ella y con posición recta y en guardia, observo los movimientos del pelinegro. Como el morocho no atacaba decidió ir ella contra él.

Con rapidez lanzo un ataque hacia el frente, este la bloqueo el golpe y ataco un Angulo abierto, pero ella logro bloquearlo rápidamente, la pelirrosa sin dúa era rápida.

 

-Eres rápida, lo admito. -   Dijo divertido el Uchiha. Este la comenzó a atacar por todos lo lados y ella hábilmente los bloqueo y esquivo todos. Mio intento atacar a Sousuke, pero igual que ella él se defendía bien. Cuando el morocho se cansó de jugar con ella en un movimiento rápido, choco espada con espada dio un vuelta y mando a volar la Katana de la ojijade y puso el filo de su sable al nivel del corazón de la joven, bajo la mirada sorprendida de ella.

 

- ¿pero ¿cómo? -

 

-Sabes nos llaman el clan y la guerra porque desde que aprendemos a caminar nos pone un arma en la mano. - Sonrió con suma arrogancia. - No cabe duda que para ser una princesa usted es a una ferviente guerra.

 

Mio estaba muy molesta y asustada pero no dejaría que el Uchiha notara su miedo, ahora ella estaba a la merced de él.

 

-Bien es hora de que cobre mi premio, acércate Mio. - Pidió con voz suave y amable, muy raro del por parte de él.

 

Mio se acerco hasta posesionarse frente al. - ¿Qué es lo que desea a cambio? -

 

-Cierra los ojos. - Pidió el morocho. La joven hizo lo que el pidió sintió como esta se acercaba y se tensó completamente, uno brazo tomo su cintura, otro su cabeza y de la nada sintió unos labios en su frente. Abrió los ojos para poder ver que el Uchiha estaba besando su frente tiernamente. Después de unos segundos él se aparte del rostro sonrojado de Mio.

 

-listo. – Sonrió pícaramente.

 

- ¿Es todo? - pregunto aun sorprendida y sonrojada

 

- ¿Acaso querías algo más? Porque sabes eso se pude arreglar. - sonrió coqueto.

 

-Pero que dice-. Se giro aún más nerviosa, cosa que Sousuke encontró encantador.

 

-Sera mejor que me vaya señorita Mio, adiós. - Tomo las Katanas y comenzó a retirarse

 

- ¿Volverá a entrenar conmigo? - Pregunto sin mirarlo a los ojos, totalmente sonrojada por la petición.

 

-Si usted lo desea. – Sonrió lascivamente.

 

-Yo. – dijo sin poder terminar, aun confundida de por qué su corazón latía tan rápido.

 

La imagen se borro y comenzó a despertar, al abrir sus ojos se encontró con la cara dormida de Uchiha menor.

 

-Me pregunto si alguna vez poder ver esa misma mirada y sonrisa de Sousuke en tu rostro Sasuke. -

 

Se acerco al pelinegro y beso su frente justo como Sousuke hizo con Mio. La pelirrosa se levanto y cambio su ropa rápidamente, escribió una nota a Sasuke y salió de la habitación.

 

Camino a lejos de la posada, deseaba poder hacer la técnica del sello y progresar, así no sería más una carga para Sasuke. Y quien sabe tal vez podría disfrutar un poco de los lugares a los que viajaran.

El viento comenzó a soplar de una manera irregular el aire se volvió frio y sintió una presencia extraña que la observaba, en un instante sintió un gran dolor…

 

….

 

Los ojos negros de Sasuke se abrieron, giro su cabeza en dirección a su lado derecho, y observo que no había rastro de la pelirrosa, se levantó y busco en toda la habitación para no encontrar, en la mesita de la salita encontró una nota.

 

Buenos día Sasuke salí a entrenar, no te desperté por que te mirabas muy cómodo.

Atte. Sakura.

 

-Molestia- Dijo aun dormido. De la nada la mirada ónix se convirtió en una de completa molestia casi furia. Sintió la presencia de alguien muy poderoso. Corrió a cambiarse para después dejar la habitación.

 

Corría desesperado sin poder evitar sentir angustia, algo grande estaba cerca de Sakura y él no estaba a su lado para protegerla. No podía abrir un portal y llegar ahí en cuestión de segundos por que no estaba seguro donde exactamente se localizaban. Solo pudo atinar a correr como un diablo.

 

Aun a corriendo a gran velocidad sintió que la presencia estaba muy cerca, cuando se estaba acercando visualizo a un tipo alto con facciones de tiburón, tono de piel azulado, se encontraba lazando golpes con su gran espada a lo que parecía ser un barrero. Al prestar más atención miro que Sakura se encontraba dentro de esta. El sujeto no se percató de la presencia de Sasuke y este como un rayo impacto un golpe en el estomago del sujeto, este fue lanzado a unos metros.

Se coloco delante de Sakura la cual seguía dentro de su barrera. la examino con y su expresión era de preocupación.  El pelinegro no pudo evitar pensar que si el tipo no logro destruir su barrera con sus golpes significaba que esa barrera estaba muy bien hecha y era muy resistente, sonrió al darse cuenta de lo fuerte que se estaba volviendo la pequeña pelirrosa.

- ¿Te encuentras bien? – Hablo sereno mirando al enemigo delante de él.

 

-Sasuke lo siento yo- Intento disculparse Sakura

 

-Solo quédate dentro y no quites el campo aun, yo acabare con este sujeto. -sonrió arrogante.

 

-Vaya, vaya el príncipe vino a salvar a su princesa. -

 

-Identifícate. - Exigió el moreno.

 

-Mi nombre es Kisame Hoshigaki. - Sonrió mostrando sus dientes afilados.

 

- ¿Quién te envió? -

 

-Lo siento joven Uchiha, no vine aquí a charlar con usted si no por ella. - Señalo a la pelirrosa.

 

-Si no hablaras entonces tendré que matarte. - Sonrió de una forma tan fría que hizo temblar a Sakura, la cual jamás había conocido esa faceta tan escalofriante, podía sentir el instinto asesino de Sasuke, incluso un aura roja emanaba del cuerpo del azabache.

 

Sasuke genero un gran circulo de fuego alrededor de ellos encerrándolo al junto con Kisame, a una velocidad asombrosa el morocho lanzo una fuerte patada su adversario en el tórax y lo desarmo golpeando su brazo hasta casi fracturarlo, la espada de Hoshigaki cayo lejos de él.

 

-No me dijeron que el guardián de fuego estaría con ella, maldición. -

 

El Uchiha menor libero energía y se abrió un portal del cual saco una espada, corrió en dirección a Kisame y blandió el sable en un alegando movimiento para decapitar a su oponente.

La cara de la pelirrosa era de total terror al ver la cabeza del enemigo tirada en el piso, pero cambio a una de confusión cuando esta se volvió agua. El pelinegro gruño molesto.

-Es un maldito clon. - gruño para después desaparecer su Katana.

 

-Creo que por esta vez me retiro joven guardián, nos veremos la próximo. - Tomo su espada y se desapareció de la vista de los guardianes.

 

Una vez que la presencia de Kisame desapareció la pelirrosa desapareció su barrera y callo sentada. Después de todo antes de que Sasuke llegara y después de que el tipo la hiriera con su espada, hizo lo único bien que sabía hacer, lo cual era crear una barrera. Duro alrededor de veinte minutos resistiendo los golpes monstruosos del enemigo hasta que por fin el Uchiha arribo a su rescate.

 

Sasuke corrió hacia ella. Observo su costado el cual estaba herido. - Diablos estas heridas. - su mirada se mostraba preocupada.

 

-Puedo curarme no te preocupes. - Sakura paso un mano sobre su costado y comenzó a emanar energía y la herida comenzó a curarse bajo la atenta mirada ónix del Uchiha menor.

 

Después de unos segundos la herida ya no estaba. - Ya estoy bien. -Sonrió mientras levantaba amabas manos en señal de que se encontraba perfectamente.

 

-No deberías volver irte sin mí, te dejo sola un momento y casi te matan. - Exclamo cabreado.

 

-Lo siento mucho, solo quería mejorar rápidamente. - Bajo su mirada. -Sasuke lo siento y muchas gracias por venir en mi ayuda.

 

-Es mi trabajo. - Le ofreció su mano para ayudarla a levantarse. - Por hoy creo que será mejor que descanses. –

 

-Es muy temprano Sasuke, ya no estoy herida y creo que aun puedo. – Dijo demostrando frustración.

 

- ¿Por qué haces esto? Aún queda tiempo. - Contesto fríamente

 

-No quiero depender de ti, quiero ser fuerte, no quiero que me protejan. - hablo la pelirrosa seriamente.

 

El pelinegro suspiro derrotado y sin ganas de alegar con ella. -Está bien pero solo por una hora, entendido. -

 

-Gracias Sasuke-

 

Los dos se dirigieron al mismo lugar del día anterior, al primer intento Sakura fallo en unir la energía, pero la segundo logro entrelazar todas las esferas, y mantenerla por unos minutos. En el tercero intento la energía comenzó a cambiar de color y a mirarse más sólida y estable, pudo mantener el sello espiritual unos minutos hasta que Sasuke le dijo que era suficiente y cuando Sakura iba respingar este la corto- Esta completo, solo ocupas una criatura que sellar. -menciono el azabache.

 

Sakura sonrió satisfecha, aunque su orgullo No la dejaba estaba exhausta solo quería darse un baño y pasar la tarde descansando. Satisfecha consigo misma dio un paso al frente y fue cuando todo se volvió negro solo pudo escuchar a Sasuke gritar su nombre mientras todo desapareció.

 

La pelirrosa se encontró en un gran salón lleno de gente sentada sobre cojines de manera muy elegante. Tanto Sousuke como Mio estaban ahí, el señor feudal y padre de la pelirrosa, más los representantes de las otros señors feudales se encontraban escuchando a un mensajero.

 

-Según información dada por unos aldeanos, nos dice acerca de una mujer que solía ser una sacerdotisa, parece ser que genero un pacto con un demonio, y comenzó a destruir aldeas hasta desaparecerlas. La mujer posee poderes sobrenaturales y devastadores al parecer nada la puede detener. –

 

Todos los presentes comenzaron a susurrar. - ¿Hacia dónde se dirige? - Pregunto el feudal.

 

-Lo desconocemos señor, así como llega desaparece. -

 

-Lo que debemos hacer es aumentar la protección y las fuerzas militares para intentar detenerla, tratar de llevar a mujeres y niños a sitios lejos de las aldeas, hasta que se contenga a la mujer ya que se convertirán en un campo de batalla, con esto se cierra la junta de hoy. -

 

Todos los representantes y señores salieron de la sala excepto Sousuke, Mio y el señor feudal. El morocho hizo una reverencia y pidió unas palabras.

 

-Señor me parece debo regresar a mis tierras, es mi debe ir a procurar el bien de mi gente. – Mio lo observo con cara sorprendida.

 

-No esperaba más, joven Uchiha, fue un gusto tenerlo con nosotros ¿Cuándo partirá? -

 

-En unas horas señor-

 

-Tan pronto- exclamo mío decepcionada.

 

-Si mi señorita. – giro su vista hacia ella. - Con permiso. -  Y se marchó de la sala bajo la atenta mirada de mío.

 

- ¿Padre si esa mujer hizo un pacto con un demonio, no cree que sería buena idea aliarnos con alguna criatura del lado de la luz? -

 

-Mio no podemos depender de esos seres, no digas tonterías-

 

-pero padre nuestros pueblos, mucha gente inocente cuenta con nosotros. -

 

-Por eso mismo déjame hacerlo a mi manera. -

 

La escena cambio a la entrada del castillo Mio fue a despedirse de Sousuke, el cual ya se encontraba listo para irse.

 

-No pensaba darle esto todavía, pero tome. -  le extendió una enrome caja de regalo sumamente elegante. Mio tomo la caja entre sus manos. - No el abra hasta que se encuentre sola.

 

- ¿Cuándo volveré a verlo? - al dar cuenta de lo que dijo cambio su cara a un seria. - Usted es mi compañero de entrenamiento después de todo. -

 

El Uchiha sonrió se acercó y tomo un mechón de cabello para acercarlo a su boca y besarlo, la cara de la ojijade s torno roja por la acción del azabache, después de unos segundos soltó el sedoso cabello de la pelirrosa y miro a sus ojos verdes como el jade.

 

-Nos veremos muy otro, es una promesa. -Diciendo eso subió a su caballo y se alejó bajo la mirada de la pelirrosa.

 

Mio a paso rápido llego a su habitación, con sumo cuidado deposito la caja en su futón, y al abrirla en su interior encontró un arco color café el cual era sumamente hermoso, aun lado tenia un grado era un pequeño pétalo de cerezo. Con mucha felicidad se aferró al arco.

 

La escena cambio al palacio de siempre, pero esta vez este estaba cubierto de llamas, los sirvientes y guardias corrían desesperados.

 

- ¡Kaguya está aquí, corran! -

 

- ¡Moriremos si nos quedamos aquí! – Gritaba un sirviente

 

Sakura incluso en la visión busco corriendo a su antepasada, cuando llego a donde se localizaba, sus ojos se abrieron menormente, Mio sostenía en sus brazos el cuerpo inerte y lleno de sangre de su padre mientras lloraba, había una mujer con cabello largo blanco como la nieve y portaba cuernos en su cabeza, portaba un elegante kimono que estaba cubierto de sangre. Al ver sus ojos llenos odio un escalofrío atravesó la espalda de Sakura,

 

Su antepasada tomo el arco dado por el Uchiha y apunto una fecha hacia el demonio en forma de mujer, sin dudar disparo, Kaguya intento detener la flecha, pero esta estaba rodeada con una pequeña luz, la flecha atravesó la barrera y lastimo el brazo de la reina del mal, molesta y confundida abrió un portal y desapareció.

 

Mio la cual ya estaba agotada y muy mareada por haber inhalada tanto humo, se aferró a su padre, cerro sus ojos y espero su final. Por la lejanía pudo escuchar una voz. Pero no le puso atención.

 

Unos brazos la tomaron y arrastraron fuera del lugar, al contemplar a la persona vio a Sousuke con su mirada preocupada llevándola fuera del peligro.  Cuando sintió el aire puro entrar a sus pulmones, la pelirrosa no pudo más y perdió el conocimiento.

 

 

Notas:

Como ven describir peleas no se me da bien hehe, quise mostrar un poco mas del pasado de Mio y Sousuke, quería mostrarles como están surgiendo las cosas entre ellos. A psar de no intimar tanto se siente mas el amor <3 

Nada Es Tan Simple por Hitsupink
Notas de autor:

¡Hola a todos!!!!

He vuelto, Bueno primero que nada gracias por lo lindos comentarios de todos me alegra leer cada palabra escrita por ustedes.

Estoy pensando en que posiblemente elija los sábados para hacer actualizaciones, pero no se sorprendan si lo hago un viernes o jueves, era raro, pero puede pasar.

Me quedo una duda, les agradaría ver otras parejas o lemmon de otras parejas o solo sasusaku ¿está bien? Personalmente ama casi no me agrada. Pero quiero pensar en ustedes también.

No estoy muy orgullosa de este capítulo para ser honesta, pero enserio espero lo disfruten.

¡Espero les guste el capitulo de hoy!

Cierto azabache llevaba a un pelirrosa cargando en sus brazos, cuando llegaron a la posada el decidió evitar la recepción, salto hacia el techo y busco su habitación para después bajar por el balcón e ingresar al cuarto. Observo a Sakura y noto que se encontraba algo sucia por tierra y sudor, con frustración se dio cuenta que no podía dejar a la ojijade de esa manera. Una idea le paso por la mente y este solo atino a sonreír pervertidamente. Con cuidado de que nadie lo viera, se dirigió a la sección de baños mixtos, aun con Sakura en brazos. La posada no tenia mucha gente no creyó que fuera a ser algún problema.

 

 

 

Llego a su objetivo y coloco a Sakura en el piso para después desvestirla al verla desnuda comenzó a sentir cierta área despertar de su cuerpo, comenzó a quitarse también su ropa, se acerco a las regaderas y lavo el cuerpo de la ojijade, para después asear el suyo. Una vez limpios la volvió a colocar en sus brazos y entro con ella a las aguas termales.

 

 

 

 El pelinegro tenía una dolorosa erección desde que comenzó a desnudar a Sakura, sabía que no debía de hacerle nada a la joven mientras dormía, pero sin darse cuenta comenzó a tocar los senos de Sakura con mucho cuidado de no soltarla y dejar que se ahogara, después de todo la Haruno estaba inconsciente.

 

 

 

 Se dirigió con ella hacia una orilla y la recargo, sin poder más comenzó a besarle el cuerpo, aun sin estar consiente la ojijade sacaba pequeños y lindos gemidos, que generaban aun mas dolor en cierta área de su cuerpo.

 

 

 

Bajo su mano a su miembro y comenzó a masajearlo mientras mordía el cuello de la ojijade. A pesar de estarse complaciendo no era suficiente.

 

 

 

-Lo siento Sakura, pero es tu culpa por desmayarte. -

 

 

 

Mandando al caño su autocontrol se posiciono entre las piernas de la chica y entro en ella de una estocada, la ojijade gimió ante la acción, pero seguía dormida. Sasuke se aferró a las orillas con una mano, la otra en la cadera de la joven y comenzó a embestirla con fuerza mientras el cuerpo de Sakura se movió por el choque de las caderas, el Uchiha mordió el cuello de la Haruno con fuerza y esta se convulsiono entre sus brazos había logrado hacer que esta se corriera aun al estar dormida, sonrió antes la sensación de las paredes de Sakura las cuales estaban palpitando y comprimiendo su miembro. Este continúo embistiendo cada vez con más fuerza hasta que sintió el calor se iba a su cadera y corrió dentro de ella.

 

 

 

Salió de ella y la observo aun dormida entre sus brazos. - Eres hermosa Sakura, dios me vuelves loco. - Acaricio su mejilla y la abrazo contra sí, aferrándose fuertemente ella. - Eres mía. –

 

 

 

 

 

 

 

 

Los ojos de la pelirrosa comenzaron a abrirse, lo primero que vio fue el techo familiar de la posada, movió su cabeza y su mirada fue robada por la imagen del pelinegro sentado en la entrada de las puertas, las cuales se encontraban abiertas, dejando los rayos de la luna entrar por la ventana. El azabache le daba la espalda esta muy concentrado en observar la luna. La pelirrosa con sumo cuidado salió del futón y en pasos muy cuidadosos, se acerco a la espalda del chico e hincándose se aferró a la espalda de él. Sakura aspiro el aroma que Sasuke emanaba tan dulce tan embriagante amo la primera vez que lo pudo percibir en el hospital.

 

 

 

-Al fin despiertas. – escucho la voz fría característica del pelinegro.

 

 

 

- ¿Dure mucho tiempo dormida? - aún seguía aferra a la espalda del morco y este no parecía tener intensión de apartarla.

 

 

 

-Te desmayaste ayer en la tarde, y como ves ya es de noche. -

 

 

 

-Dure mas de un día dormida. – dijo apenada.

 

 

 

El pelinegro asintió.

 

 

 

Sakura soltó un gran suspiro. - Mañana iremos a sellar al demonio. - Menciono Sasuke. Tratando de incorporarse.

 

 

 

-Espera Sasuke déjame quedarme así solo un poco más. -

 

 

 

- ¿por qué? -pregunto inexpresivo Sasuke.

 

 

 

-Solo déjame por favor. - El corazón de Sakura latía tan rápidamente y ni siquiera ella entendía que pasaba con ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el colegio de España se encontraba un pelinegro con una cara de aburrimiento y sin ganas de hacer nada, acompañado de una atractiva rubia con el cabello amarrado en una coleta alta y de grandes ojos azules.

 

 

 

-Vamos por favor debes llevarme. - Se quejo la rubia

 

 

 

-Ino no.-

 

 

 

-Shikamaru por favor tienes permitido un acompañante. – rogaba la ojiazul

 

 

 

-Iré a la reunión de guardianes, no a jugar. – menciono fastidiado.

 

 

 

-Pero quiero ver a Sasuke, hace más de un año que no lo veo. – Ino hizo un puchero.

 

 

 

-Qué problemática eres mujer. -

 

 

 

-Por favor sí? -rogo la rubia

 

 

 

-Está bien prepárate en dos días partimos. -suspiro ya harto de la actitud de la rubia.

 

 

 

-Gracias. -dando gritos de alegría mientras salía corriendo.

 

 

 

 

 

 

Después de permanecer unos minutos de esa manera, Sasuke movió su cabeza para observar a la pelirrosa que lo abrazaba de la espalda.

 

 

 

-Sakura durmamos. - Se levanto, logrando deshacer el agarre de pelirrosa a la cual tomo del brazo para guiarla al futón y recostarla a su lado. Es verdad que no era la primera vez que dormían en la misma cama, pero si la primera ocasión en la que estaban aferrados uno contra el otro, respirando el aroma del otro brindándose el calor como nunca antes.

 

 

 

 

 

 

Sakura abrió sus ojos para ver un cuarto, había un futón en el cual Mio se encontraba dormida, estaba vendada y se miraba pálida, como una muñeca, la Haruno sintió algo de pena por ella. De pronto los ojos de la pelirrosa comenzaron abrirse, su miraba se encontraba algo perdida. Trato de incorporarse, pero una sirviente del palacio le pidió que no lo hiciera, mientras que otra salía para avisarle un guardia que había despertado.

 

 

 

En unos cuantos minutos Sousuke apareció en la habitación, su expresión era de total alivio al ver a la ojijade despierta.

 

 

 

-Dejen nos por favor-

 

 

 

Las damiselas se retiraron y solo quedaron ellos dos en la habitación. La mirada esmeralda apagada de Mio choco contra los ojos ónix del morocho, se miraban de tal manera tan intensa que Sakura se sentía fuera de lugar a pesar de que era un simple recuerdo.

 

 

 

- ¿Cómo te encuentras? -Pregunto con voz suave y cálida.

 

 

 

-Me encuentro bien, pero ¿mi pueblo fue destruido no es verdad? - desvió su mirada a sus manos.

 

 

 

-Lo siento, tanto el palacio, como los pueblos fueron dañados severamente. Lamento lo de su padre-

 

 

 

- ¿Cómo llegue aquí? - Su voz sonaba dura y su bello rostro estaba inexpresivo.

 

 

 

-Cuando me entere del ataque estaba en un pueblo cercano, llegue lo más rápido que pude, pero solo pude salvarla a usted, antes de que el fuego consumiera todo. – Menciono el morocho serio.

 

 

 

-Gracias- hablo secamente Mio

 

 

 

-Mio- La llamo con voz aterciopelada

 

 

 

-Es la primera vez que me lleva de esa manera, tan informal. - Sonrió irónica la pelirrosa.

 

 

 

El pelinegro puso un mano en el hombro de la joven-Solo estamos usted- corto su frase- Tu y yo. Mio no hay razón para actuar como una guerrera, acabas de perder a tu padre y a tu pueblo, no te juzgare por demostrar tu dolor. -

 

 

 

Los ojos verdes se posaron en los negros del morocho y sin poder evitarlo las palabras de Sousuke hicieron que algo se oprimiera en ella, desde que su madre había muerto no se permitía llorar, o mostrar debilidad ante los demás ni siquiera su padre. Las lagrimas se acumularon en sus parpados y sin impedirlo las lágrimas comenzó a salir de sus ojos.

 

 

 

-Sousuke yo. - Tomo con fuerza el haori del chico y se aferró a él llorando desconsoladamente en los brazos del Uchiha, como hace tantos años no lo hacía. El morocho solo acariciaba sus largas hebras rosas.

 

 

 

La escena cambio a un lugar que era gran salón donde se encontraba Sousuke presentando a Mio con su padre el señor feudal y cabeza del clan de la guerra.

 

 

 

-Padre ella es la princesa Mio. -

 

 

 

La pelirrosa hizo una reverencia frente al hombre con cara seria parecida a la de Sousuke. La mío fríamente y ella se sintió algo intimidada ante el hombre.

 

 

 

-Se bienvenida Lady Mio, lamento mucho lo de su padre, está más que invitada a quedar bajo nuestra protección, nosotros nos haremos cargo de usted en honor a su difunto padre y amigo mío. -

 

 

 

-Gracias mi señor, es muy amable. -

 

 

 

-Espero que con la boda entre usted y mi hijo nuestras tierras se unan. -

 

 

 

Lo ojos de la pelirrosa se abrieron totalmente y un nudo se formar en su garganta, observo a él joven Uchiha con sorpresa el cual le regreso la misma mirada.

 

 

 

-Con su permiso padre será mejor que hablemos de esto en otro momento, llevare a la señorita Mio a descansar. -

 

 

 

Guio a la pelirrosa hacia afuera y en silencio llegaron a la habitación donde se encontraba hospedada... El pelinegro intento tomar su mano, pero la pelirrosa le dio un fuerte manotazo.

 

 

 

-Lo siento no creí que mi padre te lo iría así. -

 

 

 

- ¿Así como? ¿De qué tengo entre casarme contigo o vivir en la calle? -

 

 

 

-Sabes que no es así. - El morocho paso una mano despeinando su cabello con frustración. -La razón por la cual estuve en tu palacio era por que debía conocerte. Nuestros padres arreglaron una posible unión entre ambas tierras. Tu padre no tuvo tiempo de contártelo por el incidente de Kaguya. -

 

 

 

-Mi padre jamás me hubiera obligado a casarme. - Alzo la voz la ojijade, su mirada demostraba dolor y decepción, ella pensaba que las acciones de Sousuke eran honestos y desinteresadas, que tal vez el sentía algo puro por su persona.

 

 

 

-Yo lo sé, nadie te obligara, yo no lo hare, solo primero resolvámoslo de Kaguya y después yo hablare con mi padre para poder dejarte ser libre. - El pelinegro expreso una cara seria y salió de la habitación.

 

 

 

La escena cambia a una sala donde se encontraban varios miembros del clan Uchiha, debatiendo sobre las acciones que tomarían respecto al asunto de Kaguya,

 

 

 

-El ejército se concentraba en los pueblos mas ricos y poderosos, en especial en la capital y el castillo, la elite deberá proteger las primeras familias Uchiha. - Exclamo el líder del clan.

 

 

 

Mío no podía creer la actitud tan vil del líder del clan. -  Kaguya está destrozando todo debemos hacer algo. - Tomo aire en sus pulmones- No puede solo proteger a los ricos y no importarle lo que resta de su gente, todos merecen vivir por igual. -

 

 

 

-Señorita Mio, debido a que es la futura esposa de mi hijo y era la hija de un señor feudal, le perdonare su insolencia, Sousuke escóltala a su habitación. -

 

 

 

- Puedo retirarme por mi cuenta. -Se puso de pie y camino furiosa fuera de él gran salón, seguida del Uchiha que la seguía.

 

 

 

- ¿Tienes idea de lo que has hecho? – Cuestiono completamente frustrado.

 

 

 

-Claro que sí y si tuvieras un poco de conciencia, estarías de acuerdo conmigo, deberíamos hacer algo y no solo cuidar a la gente rica y el palacio. -

 

 

 

- ¿Que puedes hacer solo eres una mujer? - Grito el morocho. -

 

 

 

-Eres un idiota Sousuke-  Le grito encolerizada.

 

 

 

-Haz lo que te plazca me canse de cubrirte- Diciendo eso se marchó dejándola sola.

 

 

 

-NO me quedare cruzada de brazos. – dijo con voz determinada.

 

 

 

 

 

 

Ambos guardianes se dirigieron a un pequeño templo donde se encontraba tomando territorio del demonio nivel Delta. Fueron recibidos por lo dueños del lugar y guiados al lugar exacto donde la presencia se sentía más fuertemente.

 

 

 

-Muy bien Sakura en este lugar del templo se encuentra el demonio nivel delta, expulsare energía para hacerlo salir y tú debes de comenzar el sello ¿entendido? -

 

 

 

Sakura asintió nerviosa.

 

 

 

Sasuke comenzó a emanar energía que se podía sentir hasta en el aire, el lugar comenzó a ponerse algo caliente. Y las puertas del templo se abrieron mostrando una nube negra que tomo forma de una tigresa con alas de tipo murciélago. Rugió hacia ellos, mostrando sus grandes colmillos, no le agrado que la molestaran ya que parecía estar furiosa.

 

 

 

-Sakura ahora- Grito el morocho.

 

 

 

La ojijade comenzó a crear las esferas de energía rápidamente y las interconecto unas con otras. Cerro los ojos para concentrase, el demonio había quedo atrapado en una caja de energía, el sello comenzó a formarse en la parte superior del cubo formado por la energía de la pelirrosa, la tonalidad azul de la energía espiritual de la pelirrosa cambio a una morada y el demonio estaba siendo encadenado por cadenas que hacían ruidos como de una corriente eléctrica después de que estuvo completamente rodeado este desapareció.

 

 

 

- ¿Lo logre? - se concentró en la energía del demonio y no la percibió- Lo he logrado Sasuke. - sonrió feliz y orgullosa.

 

 

 

-Hmp, esto es solo el comienzo- Sonrió lascivamente algo verla hacer un puchero con cara de indignación.

 

 

 

Después de haber completado su primera misión ambos regresaron a la posada, decidieron darse un ultimo relajante baño antes de que tuvieran que partir para su siguiente misión a la mañana siguiente.

 

 

 

A pesar de que tenía mucho tiempo libre Sasuke quería apresurarse para ir al próximo lugar. Después de todo debían mantenerse en movimiento para no fueran ubicados por Orochimaru y el extraño enemigo que los ataco aún podría estar por ahí, esperando para volver a atacar.

 

 

 

- ¿Sasuke? – Llamo Sakura.

 

 

 

- ¿Qué? - Dijo tan serio como siempre.

 

 

 Siempre era lo mismo entre lo dos preguntas y respuestas. 

 

 

 

 

Entretanto, cuatro adultos se encontraban comiendo tranquilamente en la cafetería del colegio, dos de ellos eran guardianes y los otros dos miembros del clan Uchiha.

 

 

 

- ¿Se enteraron de las nuevas? - Menciono Naruto mientras se metía un trozo de pan a la boca.

 

 

 

-No, ¿cuáles? - Pregunto intrigada Izumi.

 

 

 

-Shikamaru esta en camino y traerá consigo a Ino. – Hablo con voz divertida.

 

 

 

-Menos mal que Sasuke no están en el colegio. - Sonrió Itachi. -Ino estará decepcionada.

 

 

 

-Si, apuesto solo viene para ver al pequeño Uchiha. - Rio Izumi.

 

 

 

- ¿Sasuke e Ino tuvieron algo no es verdad? - Menciono tierna Hinata. Mientras que Itachi e Izumi suspiraron algo apenados al recordar ciertos sucesos en la vida del Uchiha menor.

 

 

 

-Algo así Hinata. - Menciono suspirando el rubio al mismo tiempo que abrazaba a su linda novia. -Solo espero no se quede mucho tiempo, me irrita demasiado.

 

 

 

- ¿A quién no? - Preguntaron Itachi e Izumi coordinados. Y todos terminaron riendo por la actitud de la pareja Uchiha.  Una vibración que venía de su celular interrumpió la Itachi de su risa.

 

 

 

-Tengo un mensaje de Kakashi, quiere que vayamos a su oficina. - Dijo Itachi serio al ver el mensaje que no parecía reverla más información.

 

 

 

Todos se pusieron de pie y dirigieron al edificio rápidamente.

 

 

 

 

 

 

En un lugar oscuro se encontraba sentado en un trono, un misterioso individuo. Una puerta se abrió dándole paso a Kisame, que venía aun algo herido. Hizo una leve reverencia y con cara seria informo su situación.

 

 

 

-Mi señor con la pena no pude traer al guardián del rayo, otro guardián intercedió y no era nada más que el guardián de fuego, este resultado ser más fuerte de lo que esperaba, y la guardiana tiene la capacidad de crear barreras muy resistentes ni con mis golpes más fuertes pude destruirla, mis más sinceras disculpas mi señor, le fallado. -

 

 

 

-Los poderes de los guardianes radican en sus emociones, rompe al guardián emocionalmente y lo rompes en poder. Solo debemos separar la guardiana de los que la protegen y ver como corromperla. Siempre hay algo de oscuridad en todos los corazones, por el momento no realizaremos ningún movimiento, esperaremos en el tiempo indicado. – Menciono con voz tranquila. -Retírate de mi presencia.

 

 

 

-Si mi señor, con su permiso. - Kisame se dirigió a ala salida de la habitación.

 

 

 

-Kisame- hablo el ser oscuro y este detuvo su andar.

 

 

 

-Dígame señor –

 

 

 

-Fállame de nuevo y será lo último que hagas ¿quedo claro? -  hablo con voz gélida.

 

 

 

-Si mi señor- y este salió a paso rápido ante el miedo de la amenaza.

 

 

 

 

 

 

Los jóvenes entraron con permiso de Kakashi a la oficina este se encontraba parado recargado en una pared cerca de una ventana y Neji ya se encontraba en la oficina frente al escritorio.

 

 

 

- ¿Qué ocurre Kakashi? - llamo Itachi

 

 

 

-Parece ser que Sakura y Sasuke fueron atacados por un sujeto extraño. – todos los presentes al instante hicieron cara de preocupación.

 

 

 

- ¿Sakura y Sasuke se encuentran bien? - Pregunto preocupada Hinata.

 

 

 

-Parecer ser que ambos se encuentran sanos y salvos, el enemigo huyo y según el informe de Sasuke se revelo a sí mismo como Kisame Hoshigaki. -

 

 

 

- ¿Kisame? -Pregunto Itachi

 

 

 

- ¿Lo conoces? - cuestiono Neji

 

 

 

-Es un elementalistas que controlaba a los tiburones y al agua. Lo conocí en la universidad hace unos años. -

 

 

 

-Mande solicitar a información al clan Uzumaki. -

 

 

 

- ¿Mi clan? -Pregunto el rubio confundido.

 

 

 

-Jiraiya, ha viajado mucho y conoce mucha gente, tiene informantes en muchas partes, además, el no podrá darnos más información. – Hizo una leve pausa.

 

 

 

-Estaremos en alerta, se han sentido varias presencias extrañas por las afueras de algunos colegios Karin Uzumaki vendrá en unos días para estar monitoreando quienes o que se acercan al colegio y así interceptarlos. E solicitado que el guardián de roca Shikamaru y su acompañe Ino vengan a este colegio. Gara se encuentra en una misión algo complicada, tal vez llegue en una semana. En cuanto a Sakura y Sasuke una vez que a completen su última misión irán con el clan de Naruto para que perfeccione sus técnicas de sellado, aun no tengo un tiempo estimado de cuando llegaran aquí. –

 

 

 

-Vaya más visitas. - Menciono Naruto.

 

 

 

Kakashi ignoro el comentario del rubio - Traten. -dio un largo suspiro- Necesito que se mantengan atentos a sus alrededores, estamos en una situación delicada.

 

 

 

Los guardianes asintieron.

 

 

 

 

 

 

La pareja de guardines se encontraba en sus batas bebiendo te en la mesita sumidos en el silencio, la pelirrosa se encontraba sonrojada deseando preguntarle algo muy vergonzoso al peligro.

 

 

 

-Sasuke-

 

 

 

- ¿Qué? - Sakura capto la atención del Uchiha.

 

 

 

-Sabes cuando estaba bañándome observe que tenia marcas recientes en el cuello. - Su cara estaba roja de vergüenza. - Me preguntaba cómo habían llegado ahí. -

 

 

 

La cara de Sasuke se desvió a las puertas abiertas que daban la vista al jardín, para evitar que la pelirrosa observara su rostro apenado debido a que él sabía que él fue el que provoco esas marcas hace dos días, cuando el tomo inconsciente en los baños termales.

 

 

 

-No lo sé-

 

 

 

-Tal vez me golpee o unas ramas me rasparon. - Dijo un confundida y no muy convencida, mirando fijamente al culpable pelinegro.

 

 

 

- Si puede ser eso. -  respondió rápidamente aun sin mirarla, cosa que despertó aún más sospechas en ella.

 

 

 

 

 

 La pelirrosa sonrió coqueta y se puso de pie para caminar hacia a el y sentarse sobre las piernas del azabache. Sasuke se sorprendió por la acción de la ojijade, ella no era así de atrevida. tenía ambas piernas abiertas sin ropa interior bajo sus caderas y rosaron con el miembro del Uchiha.

 

 

 

Sakura comenzó a besar el cuello de Sasuke hasta llegar a su oído. -Sabes comienzo a creer que me hiciste tuya mientras estaba dormida. - El Uchiha se tensó al escucharla parecía ser que la ojijade lo había descubierto. –

 

 

 

-Fue tu culpa- dijo abochornado.  

 

 

 

- ¿Mi culpa? -

 

 

 

-Me provocaste-

 

 

 

-Estaba inconsciente-

 

 

 

-tu mente, pero no tu cuerpo. - Sasuke en un movimiento rápido dejo a Sakura sobre el piso y él estuvo sobre ella. -pero sabes ahora tanto tu mente como tu cuerpo están conscientes. -

 

 

 

-Sasuke ¿Qué haces? - Sonrojada y aun sorprendida por la acción de Sasuke.

 

 

 

-Querías jugar, pues juguemos donde quedo la determinación de hace un momento. -

 

 

 

Sasuke beso intensamente a Sakura, esta sin querer perder trato de seguir el apasionado beso del morocho. El se separo de ella para poder verla desde cierta distancia y pudo ver ala ojijade totalmente sonrojada con sus labios hinchados y con una expresan sumamente erótica en su rostro, el Uchiha paso un debo desde el cuello de Sakura hasta su obligo abriendo la bata en el proceso dejando ver el nacimiento de sus pechos y todo su abdomen plano expuesto.

 

 

 

Bajo beso el cuello de la ojijade y comenzó a bajar por todo su cuerpo, Sakura soltaba pequeño y suaves gemidos por el contacto, Sasuke sonreía mientras besaba el cuerpo de la Haruno.

 

 

 

Sakura aparto a Sasuke y lo dejo sobre ella. Siempre era el quien tenía el poder esta vez seria ella quien lo domara. Aun sobre ella tomo lo extremos de su bata y se deshizo de ella quedando desnuda completamente ala vista del Uchiha, que la miro con deseo. Fusiono sus labios con los de el dejando que todo el deseo invadiera su ser, el beso era rudo y el le respondía de la misma manera, pero sin lastimar, sin duda Sasuke tenía los labios más suaves y suculento que había besado.

 

 

 

Sus piernas estaban siendo cubiertas por sus propios fluidos que eran señal de lo mal que la ponía Sasuke, sin poder aguantar mas tomo el miembro mojado y palpitante del morocho y lo dirigió a su entrada, pero Sasuke fue mas rudo y no se lo permitió de un momento a otro se encontraba con el pecho sobre el tatami de la habitación. El Uchiha la había puesto boca abajo y él se encontraba detrás de ella.

 

 

 

- ¿Nunca podre dominarte verdad? - Sonrió aun excitada

 

 

 

-Nunca Sakura. – Sonrió de la manea más arrogante.

 

 

 

Sasuke tomo las caderas de Sakura y las alzo para que solo su cadera y piernas quedaran levantadas, situó su miembro entre los labios mayores para comenzar mover sus caderas provocando una fricción muy placentera. El morocho fue envuelto por los fluidos de la joven, la cual estaba mas que excitada y lista para él. Sin más coloco su erección en su entrada y lo metió todo de golpe en ella sacando gemidos de ambos, y comenzó el vaivén de caderas. Tomo el cabello de ella y lo jalo con fuerza arqueando a Sakura generando que llegara a su primer orgasmo.

 

 

 

El Uchiha saco su miembro de ella y alzo a Sakura para que ella quedara en cuatro el aun estando el atrás.

 

 

 

-Intentaremos algo nuevo-

 

 

 

- ¿Que? -pregunto confundida.

 

 

 

-Te gustara. -

 

 

 

Sasuke comenzó a introducir su miembro por otro lugar al el cual tenso a la ojijade. El morocho el tomo de las caderas y la guía a que comenzara a bajarse. - Relájate. - mordió el cuello de Sakura la cual Gemio complacida, el siguió bajando su cadera y su miembro era comprimido por ese caliente y apretado orificio, llego un punto en que todo el miembro del peligro estaba dentro de ella. La sensación era extraña pero no dolió, incluso el que fuera algo tan extraño le excitaba.

 

 

 

Poco a poco Sasuke comenzó a moverse y volvieron a estar en la posición de cuatro, este comenzó a arremeter fuertemente contra ella mientras que Sakura comenzó a estimularse así misma para poder llegar al igual que él, cuando el morocho sintió que estaba a punto de correrse, salió de su parte trasera para meterla de golpe a su vagina rudamente y ambos se tocaron el cielo en ese instante.

 

Agotados tratando de recuperar la respiración, se dirigieron al futón donde finalmente se acostaron. Sasuke, la tomo de la cintura y ella se recostó sobre su pecho mientras aun recobraran el oxígeno necesario.

 

 

 

Después de diez minutos de silencio Sakura quiso iniciar conversación con Sasuke, así que se le ocurrió un tema en particular que le interesaba. 

 

 

 

- ¿Oye Sasuke, Itachi e Izumi nunca han tenido nada? -Pregunto curiosa.

 

 

 

- ¿Importa? – Dijo completamente desinteresado.

 

 

 

La pelirrosa asintió -Hacen una pareja muy linda. -

 

 

 

-Son mejores amigos, pero Itachi está enamorada de ella. -  Menciono sin interés.

 

 

 

- ¿Y ella lo está del? -

 

 

 

-No lo sé, ¿supongo? -

 

 

 

-Si se gustaran no estarían juntos? -

 

 

 

-Es más complicado que eso. -menciono algo cansado.

 

 

 

- ¿Por qué? -pregunto abriendo sus grandes ojos verdes.

 

 

 

- ¿Eres muy entrometida sabias? -

 

 

 

Sakura se sonrojo e hizo un puchero. -Hmp-

 

 

 

-El clan Uchiha es un clan muy complicado, tiene muchas reglas, incluso para poder casarte debes de hacerlo con alguien del clan si se rompe esta regla, no te permiten ni llevar el escudo de la familia o siquiera el apellido, son muy tradicionales. -Exclamo fastidiado.

 

 

 

-No me sorprende, lo poco que he visto de ellos no a sido muy agradable. Pobre de mi vida pasada que ha tenido que tuvo que lidiar con ellos-Pensó Sakura

 

 

 

-La mama de Izumi se caso con alguien fuera del clan. - hizo una pausa. - hasta hace unos años le permitieron llevar el apellido. -

 

 

 

-Pero ¿que no se conocen de toda la vida? -Pregunto aún más curiosa.

 

 

 

-Es verdad Itachi y ella se conocen desde los tres años de edad, pero- Sasuke suspiro – Es complicado tendría que explicarte todo. -

 

 

 

-No me molesta que lo hagas, al contrario, me agrada cuando hablas Sasuke, tu voz me resulta muy agradable y es casi raro cuando puedo escucharla. - Sonrió tiernamente.

 

 

 

-Esta mujer siempre se sale con la suya. - Pensó divertido por su debilidad el azabache. - El clan Uchiha está ubicado en las afueras de la ciudad de Tokio es dueño de grandes hectáreas de terreno, ahí es donde esta el barrio Uchiha, es muy privado y solo miembros del clan habitan ahí. Cuando la madre de Izumi decidió casarse con su padre ella tuvo que abandonar el clan, pero cuando Izumi tenía tres años de edad su padre murió, por lo que Hazuki la madre decidió regresar al clan. -

 

 

 

- ¿Si le permitieron regresar? -

 

 

 

-Si, después de todo es una Uchiha, pero para ella y su hija no fue fácil. Muchos menospreciaban a Izumi, pero Itachi nunca lo hizo, él siempre estaba con ella, jugaban y eran muy cercanos, después de todo mi madre y Hazuki eran amigas, era natural que pasaran tiempo juntos ya que nuestras madres lo hacían, Izumi trabajo muy duro para ser reconocida, dentro de mi clan es la mujer más hábil y fuerte con amabilidades innatas, después de lograr ser categorizada a rango A, mi padre le permitió utilizar el apellido Uchiha. -

 

 

 

- ¡Vaya! No me esperaba todo eso de ella, sabia que era hábil, pero de todo tu clan la más fuerte, es realimente sorprendente. Lástima lo que tuvo que sufrir -

 

 

 

-Es por todo eso que Itachi la quiere, a mis ojos no veo a nadie mas que a ella a su lado, ella seria una digan esposa del líder del clan. -

 

 

 

- ¿Qué los detiene? -

 

 

 

-Creo que ella no se siente digna de estar del lado de Itachi. -

 

 

 

- ¿Que tontería? – Exclamo molesta Haruno.

 

 

 

-No lo se es su problema al final ella puede hacer lo que quiere. -

 

 

 

-Entonces tu solo puedes casarte con alguien de tu clan. - Pregunto la pelirrosa casi en susurro bajando la mirada aun en los brazos de Sasuke.

 

 

 

-Nunca he pensado en eso, soy un guardián no tengo tiempo para esas cosas- Hablo desinteresado el Uchiha sin darse cuenta de la manera que afecto a Sakura.

 

 

 

-Es verdad, buenas noches Sasuke- Rompió su abrazo con Sasuke, se dio la vuelta para darle la espalda y se acomodó para dormir, pero sintió los brazos del Uchiha abrazar su cintura y la acerco a él. Sakura al ver la acción del azabache, sin poder evitarlo sonrió y cerro sus ojos para conciliar el sueño.

 

 

 

 

 

 

En la mañana listos para partir se encontraban lejos de la posada en un lugar algo retirado de todo, Sasuke concentro su mirada en un papel, mientras la pelirrosa se encontraba impaciente de saber a dónde se dirigían ahora.

 

 

 

 

 

¿Ahora hacia a donde iremos? - menciono Sakura emocionada.

 

 

 

-Iremos a por una gema a china que debe ser purificada y después llevada a un templo que se encuentra en Kioto-

 

 

 

- ¿IREMOS CHINA? - Exclamo emocionada.

 

 

 

-No iremos de vacaciones Sakura, es una misión, concéntrate molestia de esa manera no serás una carga. -

 

 

 

-Eres un idiota Sasuke- Desvió su mirada molestia por la actitud tan extraña del pelinegro

 

 

 

El Uchiha creo un portal delante de ellos y se dirigieron a su próxima misión.

 

 

 

 

 

 

Notas:

 

Lo siento chicos Enserio batalle para elegir al guardian de roca siento que en si no le queda el elemento peroooo Shikamaru tiene la unión perfecta con otros personajes que pienso agregar.

A los que les gusta Ino ella será como la chica problema de esta historia Karin me agrada es una chica cool bueno ya cuando Sasuke la apuñalo y supe que no quedaría con se me hizo cool muahahaha. Pero enserio si les gusta Ino lo siento a mi no me gusta el personaje buuuuuu.

Dudas, aclaraciones, quejas me dejan un review

Ojos lilas por Hitsupink
Notas de autor:

Hola a todos ya he vuelto con otro capítulo más, espero que este si les guste, porque la verdad el capítulo pasado lo sentí muy aburrido. Una gran disculpa por eso tratare de divertirlos más.

Mil gracias por los comentarios de mis lectoras super lindas que siempre dejan reviews y las nuevas que también dejaron. Las adoro mucho. Pido por favor que si el capítulo es aburrido o algún otro díganme para tratar de cambiar lo que pueda ser aburrida. Mi mayor interés es divertirlos y que disfruten de una buena historia. Me esforzare más, no duden en dar sus críticas. 

 

 

En una gran oficina, en un gran y antiguo escritorio se encontraba un hombre con ojos amarillos perturbadores, su piel casi como el color blanco y contaba con el cabello lacio, largo de color negro amarrado con una cinta. El parecía revisar unos papeles tranquilamente, cuando unos golpes en la puerta desviaron su atención.

 

 

 

-Pase. - Exclamo el pelinegro sin siquiera voltear a la puerta.

 

 

 

Un peligris con lentes cruzo la puerta, a paso lento se dirigió al frente del escritorio. - Mi señor Orochimaru, lamento informarle que la razón de mi regreso es debido a que perdí el rastro del joven guardián. -

 

 

 

-Es parte del plan de Kakashi, así que no importa Kabuto. Ya tengo un plan para tener a Sakura de nuestro lado. -Hizo una pausa para volver a sus papeles. - Solo debemos dejar que pase mas tiempo con Sasuke y todo será más fácil. -

 

 

 

-Pero señor ella esta muy protegida por todos los guardianes. -

 

 

 

-No la obligaremos. Ella vendrá por voluntad propia, es solo cuestión de tiempo. – Sonrió mientras pasaba su lengua por sus labios de una manera repugnante.

 

 

 

 

 

 

 

 

En Egipto dos personas se encontraban peleando contra una enorme criatura hecha de arena negra, la cual los atacaba sin darles un descanso. Dicha criatura se trataba de un demonio que estaba aterrorizando a una pequeña aldea marginada.

 

 

 

Un pelirrojo y una rubia ambos con ojos azules se encontraban detrás de barrea de arena hecha por el joven cubriéndose del ataque del extraño ser. 

 

 

 

-Temari hare una apertura y necesitare que uses tu viento para deshacer al bastardo, cuando lo hagas usare mi calabaza para mantenerlo atrapado y así llevarlo al colegio a que se purificado o sellado. -

 

 

 

-Entendido. -

 

 

 

-Ahora- grito el pelirrojo mientras lanzaba una ola de arena contra el demonio. El cual se tambaleo un poco lo cual detuvo por un momento sus ataques. La rubia tomo su abanico con las manos y genero una gran ráfaga de viento que hizo que el ser maligno se desintegrara.

 

 

 

- ¡Gaara hazlo ahora!!- Grito Temari.

 

 

 

El pelirrojo unió su arena con la del demonio y metió toda la arena negra en su calabaza para después colocar un talismán con un sello para dormir al demonio.

 

 

 

-Bueno trabajo Temari- Sonrió el pelirrojo. Mientras se quitaba el sudor de su frente, habían pasado buen rato buscando al demonio, y aún más peleando contra él.

 

 

 

-Fue mas sencillo de lo que creí. ¿Ahora solo queda ir al colegio de Londres no es verdad? Los demás guardianes han de estar esperando- Dijo la rubia sacudiendo su ropa y cabello para deshacerse de la arena que la cubría.

 

 

 

-Te veo muy ansiosa de ir. ¿Hay alguien a quien desees ver? - Dijo con sus rostros curioso.

 

 

 

La rubia se sonrojo al escucharlo. - ¡Claro que no! - Se exalto.

 

 

 

-Te creo. - Puso la calabaza en su espalda y seguido su camino al lado de su compañera.

 

 

 

 

 

 

En otra parte Sakura y Sasuke se encontraban caminando por las calles de Hong Kong con una gema en las manos de la pelirrosa. La pelirrosa tenía una pequeña barrera alrededor de la pequeña gema que, a pesar de tener una apariencia inofensiva, había provocado muchos infortunios en aquellos a su alrededor.

 

 

 

Al llegar al nuevo país, realmente no recorrieron mucho para la mala suerte de Sakura, la cual quería conocer, aunque fuera un poco. Algo frustrada y con hambre fijo su mirada en el morocho.

 

 

 

-Muero de hambre, ¿crees que podríamos comer algo? -     pregunto con ojos de perrito mojado. Sasuke solo la observo y asintió ya que él también tenía algo de hambre.

 

 

 

Ambos se dirigieron a un restauran y ordenaron algo, para la fortuna de Sakura, el Uchiha sabia hablar el idioma de ese país fluidamente.

 

 

 

-Sabes Sasuke me he dado cuenta que algo en mi vida no cuadra. – menciono aun mirando su tazón de fideos.

 

 

 

- ¿Por qué lo dices? – dejando su plato de arroz y palillos en la mesa.

 

 

 

-Nunca fui rastreada por los miembros del colegio hasta ahora, mi madre tiene muy buena salud y soy la única guardiana sin clan. ¿No te parece extraño? -

 

 

 

-Puede que sea solo una coincidencia. - Le restando importancia para proseguir con su comida.

 

 

 

-No existen las coincidencias Sasuke-trago saliva. - Creo que tal vez mis padres puedan saber de esto o existe algo que desconozco. –

 

 

 

-Tuviste suerte- El morocho fijo su vista de nuevo a ella. - Aun la tienes. Tienes a tus padres a salvo, tuviste la oportunidad de una vida normal. -

 

 

 

-Casi normal. -Corrigió rápidamente. - Enfermarme no fue exactamente lo mejor experiencia. - Menciono incomoda al recordar esa parte gris de su vida.

 

 

 

-Lo que trato de decir es que pudo ser peor, no indagues más y da gracias. –

 

 

 

-Supongo tienes razón en eso. - Tomo algo de su soda, su vista se desvió a la ventana.

 

 

 

Por primera vez el aire se volvió tenso entre los dos. Sasuke lo noto rápidamente, sabía que en el fondo no debió decir lo que dijo. Estaba minimizando los problemas de Sakura.

 

 

 

-Recorramos la ciudad. - Exclamo el morocho tratando de complacer a la seria pelirrosa la cual fijo su mirada a hacia el rápidamente al escucharlo.

 

 

 

- ¿Enserio? -Exclamo emocionada volviendo a tener ese brillo en sus ojos.

 

 

 

-Vamos- Dijo aun serio.

 

 

 

Caminaron por varias horas disfrutando del clima, las grandes atracciones de la ciudad y de su gente. Sakura se maravillaba al ver todo el paisaje y cada edificio, era como una niña pequeña, en un parque de diversiones.

 

 

 

Tomaron asiento en una banca y para descansar, la pelirrosa tenía aun helado en su mano el cual comía felizmente y Sasuke devoraba una bola de arroz, con su expresión fría de siempre.

 

 

 

-Sasuke muchas gracias por este día. – le sonrió alegremente.

 

 

 

-Hmp. -

 

 

 

-Tomare eso como un de nada- bufo burlona.

 

 

 

- ¿Sakura que tal barrera? – miro hacia el bolsillo de la Haruno en el cual se encontraba la el artefacto maldito.

 

 

 

-Si no te preocupes no se ha debilitado nada. – Dijo orgullosa de su trabajo.

 

 

 

-Cuando acabes tu helado iremos a Kioto a purificar la gema. No hay tiempo para perder-

 

 

 

- ¿A caso ya deseas regresar al colegio? – pregunto curiosa por la prisa que el joven parecía tener.

 

 

 

-No, pero es necesario apresurarnos en nuestras misiones. -

 

 

 

-Sasuke, a veces siento que deseas que ya hagamos el ritual de Kaguya ¿Por qué? -

 

 

 

-Por que cuando acabe el asunto del ritual seré libre de hacer lo que desee. -

 

 

 

- ¿A qué te refieres?? – acaso el morocho no era libre no pudo evitar pensar la pelirrosa.

 

 

 

-Dejare de ser un prisionero de ese colegio. -

 

 

 

- ¿Así te sientes a pesar de conocer tantos lugares? -

 

 

 

-Hmp-

 

 

 

-Sasuke habla conmigo. -

 

 

 

- ¿Sobre qué? -

 

 

 

-Sobre ti, como ¿que deseas para tu futuro, una carrera, familia o solo recorrer el mundo? -

 

 

 

-Soy ingeniero Sakura, carrera ya tengo -

 

 

 

-Vaya no lo sabía. Supongo lo de la carrera ya lo tienes. - Exclamo apenada sin poder evitar sentirse mal a no saber cosas tan básicas de Sasuke.

 

 

 

-Nunca he pensado en una familia, recorrer el mundo libremente suena bien para mí. -

 

 

 

- ¿Te has enamorado alguna vez?? – pregunto de golpe

 

 

 

El azabache casi se ahoga con su bola de arroz. -No, no me interesan esas cosas ya te había dicho antes. -

 

 

 

-Oye que no te interesen y que nunca las hayas sentido son cosas muy distintas. - exclamo molesta.

 

 

 

- ¿A qué te refieres?? -

 

 

 

-Yo jamás me he enamorado de alguien. E sentido cariño y amistad, pero nunca amor. No sé ni cómo se siente. Pero si me interesa enamorarme y tener una familia. -  Dijo seria al decirle al morocho.

 

 

 

- ¿Por qué te acuestas conmigo? - Pregunto de golpe Sasuke.

 

 

 

Sakura abrió los ojos con sorpresa y lo miro tiernamente. - Si te soy sincera, no lo sé. –

 

 

 

-Vámonos. – se levantó molesto el morocho por la respuesta inconclusa de la Haruno.

 

 

 

 

 

Ambos a guardianes se dirigieron a Kioto sin dirigirse una palabra más. Sasuke emanaba una vibra que le decía Sakura que no hablara y ella respeto eso. Al caminar unos kilómetros encontraron el dichoso templo donde les dio la bienvenida un moje que parecía ser un elementalista, el junto con la ayuda de Sakura realizaron un ritual de purificación. El termino ensenándole a la pelirrosa como utilizar su energía para poder purificar un objeto o incluso a una persona. El proceso era parecido al de curación, por lo que le resulto muy fácil de aprenderlo.

 

 

 

Una vez terminado el ritual hospedo a los jóvenes, preparando la cena para ellos y dándolas una habitación a cada uno.

 

 

 

Sasuke después de un baño se encontró sentando pensando en la oscuridad de su habitación, las palabras dichas por la pelirrosa en el parque generaban confusión en él. Sin duda Sakura era una mujer extraña y misteriosa. Muchas mujeres que se había acostado con él le rogaban por un lugar en su corazón y pedían una relación formal, la cual el sin dudar rechazaba y les dejaba en claro su desinterés por esas cosas como el romance. Pero la ojijade era diferente, nunca le pidió nada, su comportamiento no era el de una joven enamorada que caía ante él y besaba por donde él caminaba, ella era muy amable y cariñosa pero indiferente.  De cualquier mujer le hubiera agradado pero esa actitud viniendo de Sakura, por alguna extraña razón le molestaba muchísimo. ¿Sería acaso que ella estaba jugando con él? Pero ni siquiera puede decir que ella estaba jugando, ya que ellos no tenían nada. Solo se acostaba y ya.

 

 

 

Era cierto que ella provocaba muchas cosas nuevas en él como celos, posesión, deseo, comodidad y paz que solo con su hermano y Naruto sentía. Esa mujer lo estaba volviendo loco sin duda.

 

 

 

Harto de pensar y de confundirse se echó sobre el futón para después sumirse en sus sueños.

 

 

 

 

 

 

Sakura se encontraba dormida cómodamente sobre el futón de su habitación, y como era costumbre cada noche se transporto hacia los recuerdos de su pasado.

 

 

 

 

La pelirrosa apareció sobre un árbol mientras que miraba a su antepasada caminar calladamente.

 

 

 

Mio se escabullo del castillo sin que nadie se diera cuenta y se encontró con un arroyo a unos minutos de castillos. Esta recorría las orillas del rio con la vista perdida en la corriente de agua. Existían tantas dudas en su mente, llena de esas inquietudes que desde el momento de despertar no la abandonaban. Mio no pudo evitar sentir un hueco en el pecho al recodar los ojos de Kaguya que demostraban un increíble dolor y odio...

 

 

 

Estaba tan centrada en sus pensamientos que no observo que piso un área algo húmeda e inestable del arroyo y cayo dentro de el sin poder evitarlo.

 

 

 

La corriente era tan fuerte que la arrastraba sin que ella pudiera oponerse, la ojijade luchaba contra la corriente para mantenerse en la superficie y trataba de respirar el poco aire que podía pero el agua que entraba por su boca hacia que sintiera una mayor sensación de ahogo, al salir a la superficie en un impulso con sus últimas fuerzas pudo distinguir lo que parecía una cascada, su cuerpo se congelo y el miedo la inundo, alcanzado el final del rio sintió como su cuerpo caía por el aire, espero golpear con las rocas o el agua que estaba al final de la cascada pero este golpe jamás llego, al abrir los ojos pudo apreciar que su Haori quedo atascado en una rama que yacía incrustada en un cumulo de rocas. El cuerpo de la pelirrosa quedo suspendido dentro de lo que parecía ser una cueva cubierta por la cascada.

 

 

 

Saco sus brazos del haori y sintió como caía en el piso de la cueva, Mio no podía observar casi nada debido a que no entraba mucha luz debido a la cascada, aliviada de estar a salvo, se recargo en una pared y trató de recuperar el aliento que le faltaba.

 

 

 

La pelirrosa observo la rama una vez más - Esa rama salvo mi vida. - Pronuncio con una pequeña sonrisa. -Ahora, la pregunta es ¿cómo salgo de aquí? -  su cuerpo se sentía pesado por su kimono completamente empapado, deshizo del moño del obi y quito su kimono quedando solo con la parte interior que era solo una bata blanca.

 

 

 

Observo un ligero camino que llevaba a la profundidad de la cueva, tenía un presentimiento extraño, era la sensación de como algo la llamaba hacia dentro de ese pequeño lugar, si oponer resistencia su cuerpo se movió solo y a paso lento camino hacia la oscuridad.

 

 

 

Después de recorrer el lugar por diez minutos un ligero resplandor se pudo apreciar al frente, la pelirrosa apresuro el paso para después encontrar un área totalmente iluminada, en el centro había una fuente que cubría gran parte de ese pequeño lugar, pequeñas luciérnagas volaban alrededor las paredes las cuales eran de color perla y gotas de agua caían por estas generando se reflejara la luz de las luciérnagas con el agua y la pared haciendo que todo brillara.  A los lados de la fuente existían unos pilares lo cuales estaban envueltos de verdes arbustos con flores blancas.   El lugar era sumamente hermoso además de que el aire era puro y fresco. Maravillada no se percató de que no era la única ahí.

 

 

 

- ¿Quién eres? - Escucho una voz profunda y cautivadora detrás de ella.

 

 

 

Con rapidez movió su cabeza en dirección a donde proveía la voz, grande fue su sorpresa al ver un hombre joven alto con cabello plateado, ojos de color lila y con facciones totalmente perfectas, su piel blanca como la nieve y lo que puso en guardia a Mio era la cantidad de energía que sentía a su alrededor. -

 

 

 

-Te hice una pregunta ¿quién eres? – se recargo en uno de los pilares y la observo fijamente.

 

 

 

-Es una falta de respeto exigir el nombre de alguien sin presentarse primero- Dijo la ojijade con orgullo.

 

 

 

El joven torció sus labios en un sonrisa cautivadora-Mi nombre es Yukio, El dragón del Rayo-

 

 

 

- ¿Dragon del rayo? ¿el de la leyenda? -Mio bufo mientras hacia una sonrisa burlona -No pareces un dragón. -

 

 

 

-Puedo tomar la forma que yo desee, ahora responde-

 

 

 

-Mi nombre es Mio. - hizo una pausa. - ¿Dónde me encuentro? -

 

 

 

-Es una cueva conectada a unas de mis dimensiones, aquí es donde vivo, o al menos la mayor parte del tiempo. -  Dijo desinteresado.

 

 

 

- ¿Cómo fue que llegue aquí? -

 

 

 

-Cruzaste un portal que permite entrar en mi dimensión- hizo una pausa al escuchar el cómo el estómago de la joven gruñe, esta solo puso sus manos en su abdomen y se sonrojo por lo ocurrido. - No acostumbro visitas, pero si gustas puedes quedarte un rato te daré algo de comer. -

 

 

 

El joven en hizo un chasquido con sus dedos, de pronto una mesa y dos sillas de cristal aparecieron en medio de la fuente y un camino salió del agua de la misma. En la parte superior de la mesa unas bolas de arroz y dangos aparecieron junto con dos tazas de té. El joven hizo señal de que podía sentarse.

 

 

 

Mio se puso en guardia aun asombrada- ¿Cómo hiciste eso? ¿Cómo sé que no me harás nada? -

 

 

 

-Si quisiera acabar contigo ya lo hubiera hecho. - hizo una pausa mientras tomaba asiento en la silla. - Como vez poseo el control de las dimensiones tengo control de muchas cosas. Ustedes los humanos siempre tan ignorantes ¿tienes hambre no? toma asiento- Pidió fríamente.

 

 

 

A pasos pequeños Mio atravesó la fuente y se sentó en la extraña mesita de cristal tenia una forma que ella encontró extraña y sin olvidar sus modales comió rápidamente bajo la vista de Yukio.

 

 

 

-Sabes eres un de las pocas humanas que conozco que posee poderes espirituales, si fuiste capaz de pasar mi barrera y aun mas atravesar el portal, debes de poseer grandes poderes, ¿Eres una sacerdotisa? -

 

 

 

-No soy una sacerdotisa, solo sé que caí por una cascada y una rama me salvo, para cuando me di cuenta mi cuerpo se movió a esta dirección. -

 

 

 

- ¿Hay algo que desees entonces? -Pregunto divertido

 

 

 

- ¿Algo que desee? -Pregunto confundida.

 

 

 

-No sé cómo poder, vida eterna, que todos te amen, algo así que usted los humanos suelen pedir. ¿Después de todo por algo viniste aquí no? Dudo que fuera una simple casualidad, el destino te trajo hasta mi por alguna razón. -Bufo al ver por la cara extraña que genero la pelirrosa. - Lo siento hace cientos de años que no hablo con humanos, eres la primera con la que hablo en mucho tiempo, ahora ¿cuál es tu deseo? -Pidió mas amable.

 

 

 

Mio estuvo unos segundos callada pensando. -Hay una mujer que realizo un pacto con un demonio, ella está tomando la vida de mucha gente incluyendo la mi padre- hizo una pausa. - Está acabando con todo y mi deseo es poder detenerla. -

 

 

 

-Ahora que lo menciones es verdad que he sentido una presencia demoniaca muy grande por los alrededores, hace mucho tiempo que no sentía tal fuerza, pero yo podría fácilmente detenerla. – Sonrió arrogante y la pelirrosa sonrió al escucharlo. - Pero no lo hare. No está en mi poder hacer algo por ustedes. -

 

 

 

-Pero si es tan fácil para ti ¿Por qué no ayudarnos? ¿Qué te detiene? ¿No te importan los demás? - Exclamo molesta la ojijade sin poder elevar su suave voz.

 

 

 

 

 

Coloco su brazo sobre la mesa y recargo si mejilla sobre su mano. - ¿Por qué debería ayudar a los humanos? Todos ustedes son un mal, no les importa nada, piensa solo en sí mismos, son corrompidos fácilmente y buscan poder para atraer la destrucción, es por eso que los demonios hacen lo que quieren con ustedes. – Exclamo de manera fría y desinteresada sin apartar la vista de los ojos jade de Mio.

 

 

 

 

 

- El mundo no se divide en gente buena y mala, todos tenemos luz y oscuridad dentro de nosotros, lo que importa es la parte a la que obedecemos eso es lo que realmente nos hace humanos. Existe gente valiosa y amable que busca el bien, no todos son malos en este mundo. - Sus lágrimas llenaron los ojos jade de Mio sin poder evitarlo. Estaba desesperada después de todo. - ¿Qué debo hacer para que me ayudes? ¿qué puedo darte para que protejas a la gente y detengas a Kaguya? Te entregare mi vida, solo por favor ayúdanos. -

 

 

 

- ¿Estarías dispuesta a sacrificarte por gente que no te regresaría el favor? -La miro curioso

 

 

 

Asintió con una mirada firme. - Solo deseo no ver morir a más gente, así que por favor- Rogo perdiendo todo el orgullo que le quedaba, mientras bajaba su cabeza en señal de ruego.

 

 

 

Yukio bufo divertido sin apartar la mirada de ella, la chica lograba divertirlo - Muy bien te ayudare, pareces una humana divertida…-

 

 

 

- ¿La detendrás? - Limpio sus lágrimas mientras sonreía esperanzada.

 

 

 

-Claro que no.- dijo fríamente.

 

 

 

- ¿Que? ¡Pero si dijiste que me ayudarías! - Cuestiono sumamente molesta, le había dado esperanzas y se las había quitado, el ser místico estaba burlándose de ella. -

 

 

 

-No podemos simplemente aparecer delante de los humanos como si nada, es más complicado que eso sabes.  Incluso para nosotros los seres místicos tenemos reglas. - Tomo un dango y lo metió a su boca para después masticarlo. - No somos como los demonios que hacen lo que les place, nosotros necesitamos hacer un contrato con un humano, pero eso solo nos permite estar vinculados con su mundo de cierta manera, realmente no podemos manifestarnos en el físicamente – Hablo con la boca ya vacía.  

 

 

 

- ¿Por qué no? ¿No existe alguna manera? -

 

 

 

-Si la persona que hace el contrario invoca a una criatura mística esta drenará toda su energía vital y morirá. -

 

 

 

- ¿Si tomas mi vida podrás venir a esta dimensión y detener a Kaguya o no? -

 

 

 

-Si, pero personalmente no tengo intensiones de aparecer en tu mundo y menos tomar tu vida. -Tomo otro dango.

 

 

 

-Entonces ¿cómo me ayudaras? -Sus lagrimas no tardaban en derramarse.

 

 

 

-Te prestare mi poder. - Dijo restándole importancia.

 

 

 

- ¿Tu poder? -

 

 

 

-Te repito yo puedo controlar las dimensiones y los rayos. Puedo darte el poder de sellar demonios en una prisión donde no podrán salir nunca. - se acercó un poco a Mio y con una mano alcanzo un mechón de su cabello para observarlo de cerca. - Pero no será suficiente con eso para poder sellar a esa mujer, su energía espiritual es muy grande. necesitaras del poder de mis hermanos. -

 

 

 

- ¿Tus hermanos? -

 

 

 

-Hay varios dragones místicos, como me presente yo soy el dragón del rayo, existen otros más, Fuego, Viento, Agua, Hielo, Arena y Roca. -

 

 

 

- ¿Como consigo la ayuda de los demás dragones? -

 

 

 

-Yo los convenceré de hacer un trato con algún otro humano y ellos se reunirán con nosotros. -

 

 

 

- ¿Enserio harás eso? - hizo una pausa para pensar. - ¿Qué deseas a cambio? -

 

 

 

-Haremos un contrato y una parte de mi vivirá en ti. Tú serás mi contenedor, veré el mundo a través de tus ojos- Soltó el mechón de Mio dejando que este se deslizara de sus manos. -Quiero ver el mundo como tú lo vez, quiero asombrarme, aunque sea por una vez más. –

 

 

 

Mio se sonrojo ante las palabras de Yukio ya que ella también deseaba ver el mundo y maravillarse con él.

 

 

 

-Acepto tu trato. -Dijo rápidamente.

 

 

 

 -Hay que sellarlo entonces. - Sonrió mientras se incorporaba de su asiento y le extendía la mano a Mio, la cual sin pensarlo la tomo para también ponerse de pie.

 

 

 

-Di esto después de mi- menciono el dragón con forma humana. -Gran Dragon del Rayo Yukio, Yo Mio, me ofrezco como tu contendor, te entrego mi vida y mi cuerpo hasta el día que deje de respirar, e incluso después de que deje esta vida. -

 

 

 

Gran Dragon del Rayo Yukio, Yo Mio me ofrezco como tu contendor, te entrego mi vida y mi cuerpo hasta el día que deje de respirar, e incluso después de que deje esta vida. - Dichas estas palabras por la pelirrosa Yukio tomo su cara y unió sus labios con los de la ojijade para sellar el contrato. Una luz los envolvió a los dos y un gran campo eléctrico los rodeo por igual, Mio sintió un gran poder en su cuerpo, se sintió más viva que nunca.

 

 

 

 Cuando el peligris dejo sus labios Mio se sonrojo y desvió la mirada. -Con esto ya estamos vinculados- Sonrió seductoramente. Después de su bolsillo saco un collar hermoso de color azul con forma de rayo y se lo extendió – Con esto podremos comunicarnos fácilmente. –

 

 

 

-Gracias Yukio. - Sonrió tiernamente Mio al sentirse, aunque sea un poco aliviada y segura.

 

 

 

-Es tiempo de que vuelvas Mio. -  Dijo con volviendo a su cara seria y fría.

 

 

 

- ¿Como? - Explico confundida, El joven chasqueo sus dedos y se formó un agujero bajo los pies de la joven para después caer por él. Al pasar unos segundos sintió como caía al agua, sintiendo como se ahogaba, por la lejanía escucho alguien llamo su nombre y unos brazos la tomaron mientras la jalaban para sacarla de la corriente, al enfocar su vista Sousuke la estaba sacando del rio.

 

 

 

Una vez fuera de peligro la pelirrosa observo la expresión preocupada en la cara del azabache. - ¿Qué diablos pensabas al salir del castillo así? Pudiste haber muerto si no llegaba a tiempo. -

 

 

 

-Lo siento yo- No pudo completar su frase ya que el morocho la había abrazado. Provocando una sensación de tener mariposas volando dentro de su estómago.

 

 

 

-Demonios Mio lamento lo que dije. - Escondió su cabeza en el hueco del cuello de la joven brindándole su calor.

 

 

 

-No hay nada que perdonar Sousuke. - La ojijade se abrazó del morocho con fuerza.

 

 

 

-Mio por que solo estas con la parte interior del kimono. - dijo sin poder evitar verla de manera lujuriosa. Ya que la bata mojada dejaba que se transparentara todo.

 

 

 

-No me mires. - Grito alejándose para cubrirse. El Uchiha se quito su haori para pasárselo. Ella aún abochornada lo tomo.

 

 

 

-Regresemos. – Dijo poniéndose de pie.

 

 

 

-Sousuke gracias por venir por mí. - Sonrió hermosamente para el azabache.

 

 

 

-Siempre lo hare. - Sonrió ladinamente.

 

 

 

Sakura no salía del asombro por conocer cómo nació el primer guardián del rayo. La pasión y nobleza de su vida pasada fue la que género que se crearan los guardianes. Ya como era costumbre la pesadez llego su cuerpo y dejo de poder apreciar la escena frente a ella para después aparecer en su cómodo futón.

 

 

 

Abrió sus ojos lentamente para después darse cuenta que era de día, ya que los rayos del sol se filtraban por la ventana y se escuchan los pájaros cantando, se incorporó sobre el futón y miro hacia al frente pensativa. -Esa mujer tiene unos zapatos tan grandes que no se si podre llenar. – pensó cansada.

 

 

 

 

 

 

Mientras tanto en un colegio muy conocido una rubia y un pelinegro llegaban por un portal a la entrada de colegio, la primera con cara de total emoción mientras que el segundo con cara de total aburrimiento.

 

 

 

Al atravesar completamente el portal, fueron bienvenidos por los otros guardianes, Naruto sonrió alegre, al igual que Hinata, en cuanto a Neji los miro indiferente como siempre.

 

 

 

-Cuanto tiempo Shikamaru. – Hablo el rubio

 

 

 

-Yo también estoy aquí Naruto- Chillo la rubia.

 

 

 

-Ah hola Ino. -

 

 

 

- ¿Y bien donde esta Sasuke? - Exclamo la rubia buscándolo con la mirada.

 

 

 

-El no se encuentra en el colegio Ino. - Respondió educadamente la ojiperla.

 

 

 

- ¿Cuándo regresa? – Dijo rápidamente.

 

 

 

-Ino. - Llamo la atención con desaprobación el guardián de roca. -Creo que es mejor que nos pongamos al tanto no es así chicos. -

 

 

 

-Estoy de acuerdo con eso- Hablo por primera vez Neji. -Ino ve con el jefe de dormitorios y consigue habitaciones para ti y Shikamaru, nosotros hablaremos asuntos de guardianes. -

 

 

 

La rubia al escuchar la orden tan grosera de Neji, indignada se alejó del lugar.

 

 

 

- ¿Se puede saber por qué la trajiste a ella? Pudiste traer a Chouji- Exclamo el rubio.

 

 

 

-No dejaba de molestarme. – Dijo dando un bostezo. -Y bien vayamos a otro lugar hablar. –

 

 

 

-Espero no se suponga toda loca cuando llegue Sasuke. – Dijo el rubio divertido.

 

 

 

- ¿Quién tiene la culpa de eso? Fue Uchiha quien le dio esperanzas. -dijo defendiendo a su amiga rubia.

 

 

 

- ¿Sasuke? ¿Esperanzas? Me sorprende uses esas palabras en la misma oración. -Dijo Naruto utilizando un tono irónico.

 

 

 

-Suficiente de tonterías hay cosas más importantes que discutir. - dijo ya harto el Hyuga.

 

 

 

 

 

 

El azabache se encontraba desayunando en compañía de Sakura y el monje lo cuales se centraban platicándome amenamente entre ellos dos mientras que el estaba silencio, una vibración llamo su atención y coloco sus palillos en la mesa para observar un mensaje que venía de Kakashi.

 

 

 

De: Kakashi

 

 

 

Shikamaru ya está en el colegio y Gaara llegara mañana, si tus reportes sobre la mejora de Sakura son correctos, es hora de que los dos regresen y comiencen a entrenar enserio. Terminen su última misión y regresen.

 

 

 

Una expresión de molestia se formó en su rostro, observo brevemente a la pelirrosa que se encontraba de los más cómoda, guardo su celular para continuar comiendo, cuando terminara de comer hablaría con Sakura.

 

 

 

Después del desayuno ambos se despedían del amable monje. Y emprendieron nuevamente camino a un lugar alejado para poder abrir un nuevo portal.

 

 

 

-Volveremos al colegio el día de hoy. -

 

 

 

- ¿Tan pronto? -

 

 

 

-Lo otros guardianes ya están llegando, es tiempo de que nosotros también volvamos. -

 

 

 

-Si consideras que es lo mejor, entonces volvamos. –la Haruno lo miro preocupada, desde ayer noto extraño al morocho. - ¿Hay algo que te está molestando no es verdad? -

 

 

 

-No.- dijo cortante

 

 

 

Sn más Sasuke abrió un nuevo portal y tomo el brazo de Sakura para atravesarlo rápidamente juntos y evitar que ella siguiera haciendo preguntas.

 

 

 

Al llegar a su destino se encontraron dentro de las canchas de colegio.

 

 

 

-Vaya ya había extrañado este lugar. - Sonrió tiernamente Sakura, generando una sensación extraña en Sasuke al verla.

 

 

 

- ¡Sasuke!!!-grito una rubia que llego corriendo y se hecho sobre Sasuke uniendo sus labios con los del azabache, bajo la atenta mirada de Sakura.

 

 

 

Lo que no sabían nuestros guardianes es que era el inicio de un desastre para ambos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTINUARA…………………………………………………………………………… 

Notas:

 

Que les parece Ino vendrá a causar caos y a borrar lo poco que ha progresado la relación de estos dos, como se habrán dado cuenta el Uchiha ya siento los estragos de sentir algo especial por alguien mientas que Sakura aún es ignorante de lo que siente, después de todo ella nunca a sentido nada por nadie…

 

Apenas se dará comienzo a los conflictos entre los personajes principales, los guardianes están juntos muy pronto….

Danza en el oscuro cielo por Hitsupink
Notas de autor:

Primero que nada, espero les vaya a gustar el capitulo para ser honesta el capitulo anterior creo que no les gusto mucho o eso sentí, pero bueno esta semana ha sido difícil la escuela me a golpeado duro, y bueno yo soy mexicana y vivo en una ciudad muy grande los mexicanos que me leen y puede que otros lectores conocerán Tijuana. E tenido muchos problemas, pero me estoy adaptando. Se que no están qui, para leer mis lloriqueos, pero me gustaría que entendieron un poco el por qué tardo tanto y por que puede que los capítulos no queden tan bien. La verdad me deprimí poquito por los pocos comentarios, pero después me puso a pensar como (Oye cuantas veces no eres lectora fantasma tú también amas una historia, pero no dejas reviews y dije mejor no lloriquees y esfuérzate más, no seas así y comienza a dejar reviews jajaja y eso estoy haciendo ahora.)

 

Chicos no se si siga actualizando en esta plataforma, la historia en fanfiction.net también así que no se si solo lo publique ahí de ahora en adelante por que dios estoy batallando tanto con esta página. Me odia o no sé. Les avisare con tiempo.

Gracias a todos por los reviews. Dulcecito te adoro, siempre que actualizo, pero tu bello reviews es que dices cosas muy interesantes. (Aclaro no te sientas obligada dejarlo solo digo heheh.) Los adoro y una ultima mala noticia es que estaré actualizando cada 2 semanas porque para traerles historias más o menos decente si tardare.

 

Los adoro.

La rubia se encontraba totalmente trepada sobre Sasuke besándolo. Sakura no pudo evitar sentir una sensación extraña de malestar en su pecho al presenciar la escena tan incomoda y la joven se dio la vuelta para brindarles privacidad al morocho y la rubia.


 


El Uchiha puso sus manos en los hombros de ella para intentar apartarla, pero esta no cedía de su agarre mientras lo miraba con ojos de gran felicidad. La cara de irritación de Sasuke se hizo más evidente.


 


-Suéltame Ino. -Pronuncio molesto ya harto de el abrazo apretado de la rubia.


 


-Sasuke estoy tan feliz de verte. Todos me dijeron que no estabas, me sentí triste. - corrió su vista hacia la pelirrosa curiosa. - ¿Quién es ella? -


 


-Que me sueltes. -Repito el joven logran sacarse a Ino de los abrazos manteniendo cierto margen no muy grande de distancia.


 


La pelirrosa escucho que la rubia se interesó por su persona, pero se encontraba demasiado alterada que prefirió no formar parte del momento afectivo entre ambos jóvenes.


 


Un portal apareció a unos cuantos metros de los tres chicos del cual atravesó un joven pelirrojo con ojos color turquesa y una rubia peinada con cuatro coletas. El joven portaba lo que parecía ser una calabaza colgando de su espalda la expresión de ambos era una preocupada, el ojiverde aparto la calabaza de su espalda la cual se movió como si contuviera algo dentro que deseara salir.


 


- ¿Gaara y Temari? - Cuestiono la rubia. La mirada negra de Sasuke se posó en los recién llegados. Gaara saludo con un movimiento de cabeza sin quitar su expresión.


 


-Sasuke, Ino cuanto tiempo. -Dijo la rubia la cual parecía llamarse Temari.


 


-Con permiso Sasuke y compañía, tengo un demonio dentro de la calabaza y el talismán que le pusimos esta perdiendo su efecto. Debo llevarlo a purificar o sellar urgentemente. - Coloco su calabaza de arena en el piso ya que no dejaba de moverse.


 


Al escuchar la pelirrosa al joven llamado Gaara se encontraba en a puros, se acercó al pelirrojo a paso lento. Necesitaba una distracción de lo que había visto entre la joven rubia y el morocho, que mejor que concentrarse en purificar un demonio.


 


-Si deseas yo puedo intentar purificar al demonio. - La pelirrosa fijo su mirada en la de el pelirrojo, y este sin poder evitarlo se sonrojo al ver a la bella joven delante de él ofreciéndole su ayuda.


 


- ¿Realmente puedes hacerlo? - Pregunto aun apenado con un lindo sonrojo en su cara. La cual no pasó desapercibida por su hermana y cierto azabache.


 


Sakura paso ambas manos en la calabaza y comenzó a emanar energía de color blanca, después de un minuto el contenedor no hacia ningún movimiento.  Se a parto y Gaara removió el talismán para sacar su arena bajo la mirada impresionada de la ojijade. Se asombro al ver que su arena estaba clara y limpia.


 


-Vaya realmente la purificaste. - menciono la rubia con ojos verdes impresionada con la acción de la joven pelirrosa.


 


-A cabo de prender a hacer purificación. – Sonrió apenada.


 


-Muchas gracias, enserio nos salvaste, por poco se libera el demonio. - Respondió Gaara tímido.


 


-Mi nombre es Temari y el es mi hermano Gaara, es el guardián de la arena. - Sonrió orgullosa.


 


-Soy Sakura, soy la guardiana del rayo. - Sonrió apenada aún no se sentía cómoda usando ese título.


 


-Vaya al fin te conocemos. Eres la última que faltaba en aparecer. - sonrió la rubia sorprendida después desvió su mirada a la pareja de aun lado. - Supongo que si estás aquí Ino es por Shikamaru ya está aquí. – Sonrió algo sonrojada.


 


-Así es, en este momento se encuentran en la terraza en una reunión. – Respondió mientras volvió abrazar a Sasuke.


 


-Tch ¿Por qué no me dijiste eso? - Dijo molesto el Uchiha menor.


 


-Hace mucho que no nos vemos, quería pasar un rato contigo y no se revivir los buenos tiempos juntos. - Sonrió coqueta.


 


Los tres chicos ajenos a la pareja comenzaron a sentirse incómodos en especial Sakura que sentía unas ganas de salir corriendo de ahí. No comprendí que sucedía.  Era una sensación de ahogo y frustración con grandes deseos de derramar lágrimas que la envolvían.


 


-Bueno supongo que ustedes quieren estar juntos un rato. Sakura Temari por qué no nos adelantamos -menciono Gaara tomando a ambas chicas de los hombros y utilizando su arena para generar una nube de área bajo los pies de ellos, para después para elevarse en el aire y salir de ahí a gran velocidad.


 


- ¡Espera GAARA!!!- Grito Sasuke molesto haber como se llevaban a su pelirrosa.


 


-Genial ahora podremos estar solos. -Dijo aún más melosa.


 


-Suéltame Ino. - totalmente molesto empujo a la rubia para comenzar a saltar por los edificios en un intento en vano de alcanzar a él guardián de arena.


 


Mientras tanto Sakura sentía una corriendo de aire golpear sus rostros los tres se encontraban en el cielo mirando el colegio por las alturas, maravillada giro su vista al pelirrojo.


 


-De nuevo muchas gracias. - Sonrió Gaara al notar la mirada de la ojijade. -Lamento haberte llevado así, pero era incomodo estar frente a esos dos. - Dijo apenado.


 


-No hay de que, me alegra haber podido ayudar. - Sonrió bellamente, muy en el fondo ella estaba feliz de haber podido distraerse del mal rato y alejarse de esa escena tan incómoda.


 


Temari los miraba a ambos burlona. Debido al interés de su hermano. Era tierno verlo así, el nunca hablaba con gente y muchos menos con mujeres ajenas a ella. No le sorprendía mucho que la pelirrosa tomara su atención ya que era muy atractiva y hábil.


 


Después de unos minutos llegaron a la dichosa terraza donde descendieron. El resto de los guardines se encontraban ahí juntos con la pareja Uchiha. Todos se sorprendieron mucho al ver la presencia de los tres llegados.


 


-Hasta que llegan- Menciono Shikamaru observando a los tres. - Tu debes ser la guardiana del rayo- Menciono mientas miraba a Sakura con una mirada aburrida. Esta solo asintió sonriendo.


 


-Nosotros estamos aquí también idiota. - menciono molesta la rubia.


 


-Ah hola Temari. -Dijo nervioso por el enojo de la rubia.


 


-Sakura que bueno que llegaste bienvenida- Menciono la ojiperla acercándose a ella. Al igual que su primo. -


 


-Hinata cuanto tiempo. - Sonrió.


 


- ¿Gaara que haces con Sakura? - Dijo molesto Neji al ver al pelirrojo a observar a la pelirrosa. -


 


Nervioso respondió. - La encontré en la entrada, pensé que si estaban todos aquí sería bueno traerla. -


 


- ¿Dónde está Sasuke? - Cuestiono Itachi.


 


-Él se quedó con Ino haciendo quien sabe qué. - Dijo la rubia con tono burlón. Sakura solo desvió la mirada.


 


-Me alegro que estés bien Sakura. - Sonrió Neji a la ojijade la cual le devolvió la sonrisa. -


 


Un pelinegro llego saltando, se miraba despeinado y respirando agitadamente demostraba que había corriendo o saltado con mucha rapidez para llegar al lugar donde se recontaban.  Una vez recuperado el aliento fulmino castaño que tomada la mano de Sakura y al pelirrojo, el cual lo miro apenado.


 


-Hmp. -Respondió desviando la mirada ahora a Sakura la cual solo evito verlo, generando más enojo al morocho, coloco sus manos en los bolsillos del pantalón y se recargo en el barandal en silencio bajo la atenta mirada de su hermano e Izumi.


 


-Bueno ahora ya estamos todos, es mejor hablar sobre lo que es necesario. -menciono Naruto al notar la tensión entre el grupo. -Dentro de unos meses debemos hacer el sello para dormir a Kaguya y para es necesario entrenar juntos. Además de que parecer ser que algo o alguien esta merodeándonos y la actividad demoniaca ha incrementado. -


 


-Lo sabemos, pero ya se están movilizando los elementalistas y algunos clanes para eliminar a los demonios. Sasuke según os reportes fueron atacados, ¿reconociste al tipo? -


 


-Nunca lo había visto. -


 


-bueno luego obtendremos más información. Itachi investigara más sobre la gente que nos está siguiendo. Pero por el momento Kakashi pidió que todos permanezcamos en el colegio por un tiempo, si nos están marcando a nosotros, vendrán a este colegio y dejaran de merodear los demás, así mantendremos a salo Alos demás. - Menciono Shikamaru.


 


-Mi prima vendrá a estar de sensor en el colegio, si Ino está aquí también podría ayudarla. -


-No se soportan Naruto. -Dijo Shikamaru algo cansado. -Todos sabemos por culpa de a quien- dijo mirando al Uchiha que lo ignoro olímpicamente.


 


-Es no se trata de caerse ben es de hacer su trabajo como elementalistas. -


 


-Neji tiene razón. - Menciono Itachi.


 


-Por hoy descansemos algunos recién llegan de este viaje, mañana iremos con Kakashi para ver que prosigue en la formación. - Menciono Shikamaru. Mientras que nadie mas objeto nada.    


 


Cuando la charla termino se dirigieron a la cafetería para comer algo y charlar, Sakura a pesar de no tener ánimos de estar entre la multitud, sonreía y hablaba con todos para conocerlos. Después de terminar de comer trato de no dirigirse a su habitación ya que sabia muy en el fondo que talvez Sasuke la buscaría, ella se dio cuenta de la manera que la miro en toda la cena. Se dirigió a paso rápido a un balcón de un edificio y con mucho esfuerzo trato de esconder su energía.


 


Estuvo contemplando la luna llena en total silencio. Cuando miro a Sasuke con esa rubia sintió mucha incomodidad, pero la pregunta era ¿por qué? el solo era su amigo con quien tenia secciones de placer, no eran nada más, ni enamorados, eran en pocas palabras NADA.


 


- ¿No es muy noche para que estés aquí sola? - Escucho una voz masculla detrás de ella.


 



 


Un morocho se encontraba furioso buscando a Sakura con la mirada, pero en cuanto a cabo la cena, la joven se escabullo y la perdió de vista, intento localizar su energía, pero esta no se sentía, supuso que la joven no quería ser encontrada, se dirigió a su cuarto, pero un brazo lo atrapo deteniendo su andar.


 


Desvió su vista al individuo que lo detenía esperaba que no fuera de nuevo la Yamanaka, pero era su hermano mirándolo con ojos preocupados.


 


-Sasuke es tiempo de que hablemos. -


 


-Tch. - musculo el joven irritado- ¿Sobre qué? -


 


-Vamos a mi cuarto ahí te contare todo. -


 


El Uchiha mayor comenzó su andar en silencio seguido de su hermano que no estaba nada contento, pero Itachi no solio ser tan serio con él, siempre le sonreía y hacia bromas para molestar a su adorado hermano, por lo que prefiero no refutar y solo seguirlo.


 


Una vez llegado a la habitación del mayor, este tomo asiento en su silla de escritorio y Sasuke se sentó sobre la cama.


 


- ¿Y bien? - artículo con los ojos cerrados y los brazos cruzados sobre su pecho.


 


-Hable con padre hace unas semanas y me entere de algo interesante. Preferí no decírtelo por mensajes porque lo creí más conveniente en persona. Parece ser que debido a que Sakura no pertenece a ningún clan, los jefes jóvenes solteros y los herederos de los clanes, han puesto a Haruno como blanco. -


 


- ¿Qué quieres decir? -Explico tratando de desear que no era lo que estaba pensando.


 


-Trataran de tomar a Sakura como esposa, con el poder que tiene brindaría un heredero con poderes asombrosos dándoles ventajas y poder al clan que la posea. -Trago saliva mientras miraba directamente a Sasuke. - Padre quiere que uno de nosotros se case con ella, antes de que otro líder o heredero intente algo. -el Uchiha menor trago grueso al escucharlo.


 


-Tu eres el próximo jefe ¿serás tú? - Pregunto mientras apretada los puños hasta ponerlo blancos.


 


-No me interesa casarme con nadie que no sea Izumi. - Menciono aliviando el pesar de su hermano el cual se relajó. - Por mi puedes estar tranquilo, pero los demás estarán también al asecho, Neji, Gaara serán rivales formidables, es más que obvio que ya muestran interés por ella. -


 


- ¿Por qué debería sentirme aliviado? -Dijo desviando la mirada.


 


-Sasuke es mas que obvio que le tienes afecto a Sakura y ella a ti, siempre están juntos no seria raro que desarrollan sentimientos, al igual que me paso a mí con Izumi. -


 


-Estas confundiendo todo. Ella y yo no somos nada y no me interesa casarme con ella. - se levantó de su lugar para dirigirse a la puerta. -Si no tienes nada que decir me voy. -


 


-Si es así como te sientes, no hay nada mas que hacer, pero recuerda los demás también intentaran algo. -


 


-Tch. - musculo para después salir por la puerta.


 


-Espero que no te des cuenta muy tarde cuando la hayas perdido, estúpido hermano menor. - torció sus labios para formar una sonrisa triste. - Le haces falta mama talvez tu le hubieras podido enseñarle a tratar bien a una dama, por qué en eso falle como hermano mayor. -


 


 


 



 


La joven pelirrosa visualizo al joven pelirrojo de la tarde llamado Gaara el cual con expresión seria la miro recargada en el barandal, con la corriente de aire moviendo sus cabellos brindándole una vista muy buena, la chica era hermosa.


Ella lo miro para después sonreírle. -Son solo las nueve de la noche y el clima esta perfecto, para apreciar la luna. -Dijo divertida


 


- ¿Te molesta si me quedo aquí para verla contigo? - Dijo apenado


 


-No para nada. - Volvió su vista a la luna


 


-Según los rumores hace apenas unos meses despertaron tus habilidades. -hizo una pausa. -Debe ser difícil adaptarte a tantos cambios y tener tanta responsabilidad en tus hombros de un día para otro. -


 


-Si fue un cambio muy drástico, pero e podido apreciar un mundo tan diferente. -


 


-Apuesto que sí. Nuestro mundo está lleno de sorpresas. -


 


-Y llena de gente maravillosa también. - Trago saliva. - ¿Temari es tu única hermana? -


 


-Tenía otro hermano se llamaba Kankuro. Murió hace unos años en una misión. - menciono algo triste.


 


-Lo siento mucho. -


 


-Descuida y que me dices de ti? -


 


-Soy hija única.  Estudiaba medicina, pero lo puse en pausa por este momento.  Solía vivir en Ikebukuro. Tengo veinte y dos años, sabes no sé qué más decirte, soy una persona interesante. ¿Qué hay de ti? -


 


-Nací en Hokkaido, pero fui mandado a los seis años al colegio que esta en India, soy ingeniero civil mi familia es dueño de una compañía constructora. Tengo tu misma edad, ah puedo controlar el tiempo por unos breves segundos, pero me quita tanta energía que prefiero no hacerlo. -


 


-Vaya ingeniero civil. - Nunca le pregunte a Sasuke que tipo de ingeniero era. - Pensó triste la pelirrosa.


                       


 ¿Tu familia cómo es? -


 


-Mi madre es dueña de un buffet de abogados y mi padre es presidente de una compañía de aseguranza. – Sonrió orgullosa de sus padres.


 


- ¿Tu madre se encuentra con vida? -Pregunto sorprendido.


 


-Si, lo se es bastante sorprendente según me han dicho algunos y goza de buena salud también. -


 


-Me alegro mucho por ti. -     Sonrió. - Sakura. -


 


-Dime. -


 


-Te gustaría verla luna más de cerca? -


 


- ¿Se puede? - pregunto confundida.


 


-Claro que sí. -Sonrió lascivamente.


 


El pelirrojo genero una nube de arena frente a ellos y este trepo el barandal para después brincar sobre la arena, extendió su mano hacia Sakura. Esta aun confundida y no muy segura acepto la mano de Gaara para subir a la arena con él.


 


-Sujétate y no te sueltes. - Sakura tomo fuertemente a Gaara de la mano y el sujeto el hombro de ella firmante, después comenzaron a elevarse a una gran altura. Emprendieron vuelo hasta llegar al nivel muy alto donde el colegio se miraba pequeño.


 


El airea era helado pero tolerable, se escuchan los ruidos del viento y el cabello de ambos se moviola por la fuerte ráfagas. La luna desde esa altura se miraba enorme y brillaba con tanta fuerza que parecía que nos dejaría ciegos.


 


-Gaara esto es hermoso. - sonrió anonadada por la belleza da la inmensa luna que presenciaban los dos.


 


-Lo es y la compañía también es muy buena. –


 


Se tomaron de las manos y comenzaron a girar en el aire, las corriente movía el cabello de ambos y al dar las vueltas era como si estuvieran danzando en el cielo, era un momento maravilloso, después del dolor que Sasuke causaba en ella, a pesar de que se prometió cuidar al morocho y estar ahí para el de la manera en que pudiera, el joven Uchiha al entrar en su vida le dio al maravilloso que aun no entendía y que pronto le generaría un gran dolor.


 


-Sabes es gracioso como funcionan los guardianes, te conocí hace unas horas, pero siento que te conozco de mucho tiempo, siempre es así, la unión espiritual entre todos nosotros es asombrosa, como nuestras almas, se dirigen a un nuevo ser, pero la sensación de confianza, cariño, comodidad y... Amor pese en nosotros. -


 


-El mundo de los elementalistas es mágico, pero el de los guardianes lo es aún más. -


 


-E tenido sueños. - Tenía que decirle a alguien y Sasuke ya no podía depender de él.


 


- ¿Sueños? ¿Qué clase de sueños? -Pregunto.


 


-De mi primera vida pasada. -


 


-Vaya, había escuchado que otros guardianes asados les ocurría eso, pero a ninguno de nosotros nos había pasado. -Miro la expresión acongojada de la joven. - Sakura ¿Tienes miedo? -


 


-Mi vida pasada era alguien fuerte, valiente y tenia mucho coraje, comparada con ella yo soy una muñeca de plástico que se rompe fácil. -


 


-No se que debo decirte. No te conozco aun del todo y a pesar de que hay una sensación de conocernos, tampoco conozco a tu vida pasada así que no quiero decirte algo que solo desees escuchar sin ser cierto. -Hizo una pausa. - Kakashi no mandaba reportes de tu estatus, reportes hecho por Sasuke, los cueles decían que aprendías muy rápido, te mencionaban como prodigio en el arte de control de energía espiritual, hablaba bien de ti, Uchiha no es alguien que alague. Además, hoy me sorprendiste con tus habilidades de purificación. No sé qué tan valiente seas, pero eres fuerte y hábil sin duda. -


 


Sakura se sintió feliz de escuchar esas palabras muy en el fondo estaba agradecida con Sasuke por que el pensaba tan bien de ella. Se sonrojo al darse cuenta lo que le conto a un extraño que acababa de conocer. Pero se quito esa mentalidad. Con decisión observo a Gaara intensamente.


 


-Quiero saber todo Gaara. -


 


- ¿Todo? ¿Sobre? - Dijo confundido por la frase de la chica.


 


-Dime todo lo que sepas de los demás guardianes, y sobre ti, quiero saber lo más posible. -


 


-Pues veamos. - El pelirrojo se sentó sobre la arena y Sakura lo imito. -Muy bien comencemos con Neji. Es administrador y siempre fue muy buen en la escuela, es algo serio y un poco arrogante, pero es una buena persona que se preocupa por lo demás, es hábil en el combate cuerpo a cuerpo, igual que su prima Hinata. la familia de ambos, son dueños de una empresa muy grande de textiles. Cuando éramos niños el solía crear mucho nivel para que pudiéramos jugar a las batallas de bolas de nieve. Sasuke nunca quería jugar con nosotros Naruto tenía que obligarlo. –


 


-Los conoces desde muy pequeño? -


 


-Los conocí en las reuniones que hacían los jefes de los clanes.  Hagamos esto más fácil ¿a quienes ya conoces un poco? -


 


-Hinata, Naruto, hable mucho con ellos cuando me ayudaban a entrenar y un poco a Sasuke. –


 


-Bueno que tal Shikamaru a él apenas conociste hoy, bueno pues siempre esta aburrido y prefiere ver las nubes que pelear. Es un genio y el mejor estratega que existe, no importa la situación el siempre encuentra la forma de salir de los problemas, sus mejores amigos son Ino la rubia que conociste hoy y otro muchacho llamado Choji, Él puede controlar las sombras además de sus elementos y posee mucha fuerza, pero prefiere no usarla. Su familia es dueña de hospitales privados, pero no es médico, no le intereso, estudio administración por petición de su madre, creo que su plan es ser director de un colegio. -      


- ¿La familia de Naruto y Sasuke a que se dedican?? -


 


-La familia de Naruto es una empresa de publicidad y la de Sasuke creo que tiene fábricas de armamento y otras tecnologías. – un bostezo salió de sus labios. -Naruto es mercadólogo y Sasuke ingeniero industrial. -


 


-Creo que será mejor ir a dormir te ves cansado. - El pelirrojo acepto apenado.


 


El la llevo hasta su balcón donde ella salto y giro su vista hacia el para brindarle un linda sonrisa y agradecimiento.


 


- ¿Mañana nos veremos supongo? -Pregunto el pelirrojo dudoso.


 


-Si, que pases buenas noches, gracias por el hermoso momento. -


 


-Fue un placer y buenas noches Sakura- dijo esto para retirarse.


 


Entro a su habitación la cual se encontraba a oscuras, al pasar por el ventanal de cristal, busco el interruptor de luz, pero una presencia dentro del hizo que suspirara derrotada, giro en dirección a su ama y encontró al Uchiha, sentado en su mama recordó en la pared, parecía haberla estado esperando. Su mirada denostaba total molestia y sus ojos ónix la miraban profundamente.


 


-Parece que te divertías con Gaara. -Hablo irónico poniendo una expresión de molestia.


 


-Igual que tú con tu novia. - Dijo sarcástica.


 


-No sé de qué hablas. - Dijo aun molesto, Sakura intentaba desviar el tema de Gaara con la molestar rubia que no era nada de él.


 


-No soy estúpida, la chica es algo tuyo, tu novia no lo sé, pero se nota que está loca por ti. - Dijo mientras su voz se iba alzando ya muy irritada. Ella no sería la razón de una relación infiel e infeliz.


 


- ¿Y eso qué? -Dijo totalmente desinteresado.


 


Sakura giro para fulminarlo con la mirada- ¿Cómo es que puede ser tan cruel y frio? - Se preguntaba. - A ti no te importa nadie verdad-


 


-Muy poca gente y muy bien seleccionada. - Dijo secamente.


 


-Por favor vete Sasuke. - Pidió con voz apagada.


 


-No, hasta que medias que intento Gaara contigo, ¿te pidió algo? ¿Te toco? - Dijo molesto


 


-No y no, solo estuvimos charlando es una buena persona o al menos hasta ahora lo ha sido. -


 


El Uchiha se acercó a la joven y la tomo del brazo para lanzarla ala cama y colocarse encima de ella. Sakura ni opuso resistencia, se encontraba sin energía, cansada y sin ánimos de pelear, tal vez si el chico hacia lo que quería después se iría y la dejaría en paz.


 


Sasuke la beso apasionadamente, pero para la molestia de este Sakura no correspondió el beso ni se inmuto, separo sus labios de ella y se dirigió su miraba, se sorprendió al ver los ojos esmerilada que siempre Stan tan llenos de vida, totalmente opacos y sin luz. La chica parecía una muñeca sin moverse, una punzada en su pecho se hizo presente al verla en ese estado tan deprimente. El Uchiha acerco su mano para después posarla sobre su mejilla.


 


-Ino no es nada mío, tuvimos algo en el pasado, pero no era una relación solo fue algo de una vez o dos. -


 


- ¿Soy la sustituta de Ino? – Dijo con la voz mas tenue y triste que antes.


 


- ¿Qué? Claro que no- Dijo desconcertado. Aunque sabia que el fondo lo que decía Sakura sonaba cierto. Pero para el la Yamanaka y ella no tenia comparación.


 


-Tú lo dijiste ¿no?, ella no era tu novia, solo era físico, justo como lo tuyo conmigo. –


 


-Es diferente. - Dijo desviando la conversación. Para después quitarse de encima de la y sentarse en la cama.


 


- ¿A si? ¿Como? -


 


-Tu y yo somos. -


 


- ¿Qué somos? ¿Qué deseas de mi Sasuke? -


 


-Todo lo quiero todo-Pensó frustrado de no poder decir nada.


 


-No lo sé, pero no eres sustituta de Ino, así que deja de decir estupideces. -


 


Las palabras de Sasuke le dolieron como si agujas hubieran atravesando su pecho. La sensación de ahogo era inevitable y sin poder evitarlo las lagrimas se acumularon en sus bellos ojos. El estúpido morocho no se daba cuenta que su indiferencia y falta de sensibilidad la dañaban. El sentirse solo un trozo de carne para satisfacer sus deseos le generaban frustración.


 


-Estoy cansada, vete por favor. - se recostó para darle la espalda y no dejar que el la viera llorar, aún tenía orgullo.  El Uchiha simplemente se incorporó de la cama, se dirigió a la puerta y salió de ahí in decir nada. Sakura se soltó llorando mientras dejaba salir todo el dolor qué sentía, sin aun comprender por qué se sentía así.


 


Al despertar miro el jardín del palacio Uchiha, Mio caminaba hasta llegar a su habitación para encerrarse en ella y comenzar hablar.


 


-Ya a pasado un mes y no sabemos nada. -


 


-Deberías tener paciencia no se encentra gente hábil de un día para otro. - la voz del dragón se escuchó atravesó de collar que colgaba de su cuello.


 


-Lo se supongo estoy algo ansiosa, hasta ahora no a atacado a ninguna aldea. -


 


-La heriste con la flecha, puede ser que se está recuperando d su herida. -


 


-Oye el joven que te pretende ¿dónde está? Ya hace varios días que no lo veo. -Hablo curioso.


 


-Fue a ver las aldeas bajo el reino de su clan quiere asegurarse de que todo este bien y no les falte nada. - Dijo sonriendo tiernamente.


 


-SEÑORITA MIO! - Entro una doncella que se encargaba de su cuidado totalmente alterada.


 


- ¿Que ocurre Yuca? -


 


-El señor Uchiha viene herido señorita. -


 


- ¿Qué? Llévame con él por favor. - Pidió la pelirrosa desesperada. Ambas mujeres corrieron a la habitación donde yacía el joven Sousuke inconsciente y vendado en un futón descansando. Mio se acerco para verlo mas de cerca. El curandero se encontraba recogiendo sus cosas parecía que ya había terminado su labor.


 


Al verla hizo una reverencia en forma de saludo antes la princesa Mio, ella de igual manera lo saludo respetuosamente.


 


- ¿Como se encuentra? -


 


-Son solo unos rasguños en unos días debería de estar como nuevo. - Sonrió amablemente y la oven solo suspiro aliviada.


 


- ¿Sabes usted que fue lo que le ocurrió? -


 


-Los soldados no supieron explicarnos dicen que estaban por un camino lleno de neblina y de la nada el señor Uchiha desapareció, luego lo encontraron tirado con algunos rasguños. -


 


-Comprendo. Por favor déjenos a solas. -Pidió amablemente Mio. Y los dos extraños dejaron la habitación donde solo quedaron ambos jóvenes.


 


Ella se acercó y comenzó a quitar las vendas para comenzar emanar energía para curarlo, estaba agradecida de que Yukio le hubiera ensenado. Una vez terminado su labor se sentó y observo al Uchiha dormir plácidamente.


 


-Vaya, vaya parece ser que el dragón del fuego ya eligió a tu enamorado. - La voz de Yukio sonaba burlesca.


 


-No es mi enamorado tonto. - Dijo sonrojada para después caer en cuenta de lo que dijo el dragón. - Espera ¿Sousuke fue elegido? -


 


-El segundo guardián ha nacido al fin. -


 


El morocho comenzó abrir los ojos para encontrarse con la mirada preocupada de la pelirrosa, extendió su brazo para tocar la mejilla de la joven y este cerro los ojos a su contacto, mientras pasada una mano encima de la del Uchiha. El azabache sonrió antes la acción, poco a poco Mio le demostraba cariño y lo dejaba entrar a su mundo.


 


- ¿Te encuentras bien? - Cuestiono sin apartar la mano del morocho.


 


-Si solo algo confundido, tuve un sueño muy extraño. -


 


-No fue un sueño joven guardián. - La voz de Yukio salió del collar de Mio. Para la sorpresa de ambos Sousuke se incorporó de golpe mirando hacia los lados. -


 


-La voz viene del collar. -Dijo Mio apenada. - Sousuke te presente a Yukio el dragón del rayo. -


 


Los ojos de joven se convirtieron en platos al ver el collar de la joven brillando. - Ese dragón rojo me hizo formar un pacto con él en medio de un volcán, y medio que era la única forma de destruir a Kaguya. -Hizo una pausa para tomar aire. -Que una mujer con un collar que hablara seria mi guía, ¿entonces tú? -


 


-Así es ella ese guardián del rayo. -


 


 


 


 

Notas:

 

Hola espero le hayas gustado el capítulo, si algo no les pareció me dicen que tengan bonito día…

No leemos después.

Solo una vez por Hitsupink
Notas de autor:

Hola a todos disculpen la demora, como les mencione estaré actualizando cada dos semanas, debido a mi triste carrera drenadora de vida. Quiero agradecer por los lindos comentarios de todos, los aprecio mucho y pedir una disculpa por el capítulo pasado tenía muchos errores por no decir horrores ortográficos. Debido por andar a las carreras.

 

Tuve la fortuna de que mis doctores se fueron a un congreso y tuve unos días libres y dije rápido ponte a escribir. Por lo que agradezco su paciencia repito estaré actualizando cada 2 semana, pero si tengo chance lo hare poquito antes.

¡Feliz San Valentín atrasado!!

Hubo un comentario que me gusto mucho por que me dio un gran feedback y pensé en editarlo un poco así u si ven algunos cambios no se asusten.

 

YO amo los comentarios donde critican, porque me gusta que me digan lo que hago mal por que así me levanto y hago mejor la cosas, me gusta mucho mejorar como persona, como escritora, como lectora.

 

Me gustaría sabe si alguien estaría interesado en ser mi beta Reader por que realmente necesito una, ya que no puedo estar revisando todo, como 10 veces es difícil y a veces ya leemos hasta las faltas ortográficas en automático y no nos percatamos de los errores o al menos yo soy así. Por lo que que si alguien interesado me mando un correo a koaton_janette@hotmail.com

 

Disfruten la lectura.

Los ojos de joven se abrieron como platos al apreciar el collar de la joven que comenzaba a brillar. Trago algo de saliva para controlarse, agito su cabeza un poco y comenzar a explicar lo sucedió a él. -Para resumir todo está situación, ese dragón rojo me hizo formar un contrato con él en medio de un volcán, al cual llamaba su dimensión y me dijo que era la única forma de destruir a Kaguya. Por que decidí aceptar. -Hizo una pausa para tomar aire. -Me menciono que debía seguir a una mujer con un collar que hablara, que ella seria mi guía, -Observo fijamente a la pelirrosa. - ¿Entonces tú? -

 

 

 

-Así es ella ese guardián del rayo. -Expreso la voz de Yukio.

 

 

 

- ¿Cómo puede ser? -

 

 

 

- ¿Recuerdas la vez que me encontraste ahogándome en el rio y me salvaste? - El morocho asintió. - Ese día caí por una cascada y fui transportada a otra dimensión, no sé cómo, pero logré llegar a la dimensión del dragón místico del elemento del rayo. Debido a que él es una criatura mística poseedora de un gran poder. Pedí ayuda y termine haciendo un contrato con él. -

 

 

 

-Esta princesa me rogo que salvara a la gente de la maldad de Kaguya. Y como estoy aburrido y ella me entretuvo, voy a ayudarlos. -Dijo Yukio con tono divertido.

 

 

 

-Esto no es un juego Yukio. -Excepto molesta Mio.

 

 

 

-Es broma. Pero como vez joven Uchiha, la misión de ustedes ahora es la misma. Hiciste un contrato con Kurogane el dragón de fuego. Tuviste suerte el tipo tiene un pésimo carácter. Supongo por algo te eligió. - hizo una pausa mientras el pelinegro bufo molesto por el comentario del dragón del rayo. - Dentro de unos días, los demás individuos dignos de poseer un lazo con mis hermanos serán reunidos. -

 

 

 

- ¿Donde? -Cuestiono El Uchiha.

 

 

 

-No te preocupes por eso, seré yo el que los guie. -

 

 

 

 

 

 

 

Los rayos del sol entraban por la ventana, deslumbran el rostro de ángel de la joven guardiana que dormida plácidamente en su cama. Después del día anterior todo lo que había sucedido, gracias a las horas de sueño se sentía un poco mejor y menos ansiosa.

 

 

 

Tomo un baño rápido y se puso ropa cómoda y suelta para comenzar el entrenamiento con sus demás compañeros guardianes. Una vez lisita dejo su habitación.

 

 

 

Al llegar al área de entrenamiento privado, se encontró con todos los guardianes ya reunidos, Naruto y Gaara se encontraban hablando amenamente, Hinata solo sonreía por las idioteces de su novio y loa]s demás se hablaban entre ellos. Sasuke estaba en silencio un poco alejado de todos, mantenía los brazos cruzados y sus ojos estaban cerrados, tenía su típica pose seria, demostrando mucha tranquilidad.

 

 

 

-Buenos días Chicos. -Saludo tímidamente.

 

 

 

-Buenos días- respondieron todos excepto Shikamaru y Sasuke. - ¿Ya estamos todos? -

 

 

 

El directo llego acompañado de una joven no mayor que el resto de los demás ya reunidos. Su cabello y ojos de eran de color rojo y contaba un peinado inusual, un lado era corto y descuidado, mientras que el otro era largo y liso. Vestía una chaqueta color lavanda con una blusa negro debajo y unos pantalones cortos muy ceñidos a su cuerpo. Demostrando bonitas cuervas. Su cara tenía expresión seria y portaba unos lindos pares de lentes.

 

 

 

-Bueno días chicos. – Hablo el peligris.

 

 

 

-Kakashi, llegas temprano que inusual. - Respondió sarcástico Naruto.

 

 

 

-Mas respeto Naruto, muy bien suponga la mayoría ya la conocen, pero para los que no, ella es Karin Uzumaki, prima de Naruto- Señalo a la chica de su lado. - Ella será de gran ayuda en su entrenamiento y estará censando el área para futuras amenazas. -

 

 

 

-Hola Karin cuanto tiempo. - Saludo su primo, más ella le volteo la cara molesta y a todos les formo una gota de sudor detrás de su cabeza. -Supongo no estas feliz de verme. Te presento a Sakura y Gaara creo que son los únicos que no conoces. -

 

 

 

-Un placer - Mencionaron los dos nombrados y la pelirroja hizo una leve reverencia.

 

 

 

-De acuerdo, ahora quiero que todos entiendan bien. Lo que harán es un sello y a pesar de que la que lo genera realmente es Sakura, ustedes forman un papel importante dando su energía, por lo que necesitan trabajar muy bien en equipo. Existen tres fases en este sello donde todos participan, el primero sincronizar su energía, segundo mandarla al guardián líder, y tercero mantenerla. –

 

 

 

-Todos asintieron con entendimiento.

 

 

 

- Esta área de entrenamiento es exclusiva de los guardines, solo ustedes pueden estar aquí. Ahora ¿pueden ver la figura que está en sus pies? -Señalo al hexágono pintado en el piso de color negro, que cubría una gran parte del campo. - Formen un hexágono, tomen distancia de dos metros y medio entre ustedes y Sakura colócate en medio. Donde están los vértices del hexágono es donde debe colocarse. -

 

 

 

Todos se colocaron en sus posiciones y la pelirrosa se colocó en medio de todos. Pudo sentir la mirada de Sasuke sobre ella, el morocho seguía molesto con ella podía sentirlo. De cierta manera ella también tenía la culpa, nunca pidió nada, nunca lo detuvo, jamás dijo nada. Con que derecho se podía indignar ahora con él. La voz de Kakashi el saco de su ensoñación.

 

 

 

-Muy bien recuerden al momento de realizar el sello necesitan tener todo el mismo flujo de energía y al mismo nivel, si uno no esta al nivel de los demás o todos están desnivelados, Sakura no podrá enfocar la energía de todos. Quiero que primero todos dejen fluir su energía y concéntrese en la de sus compañeros. – apunto a la pelirrosa.

 

 

 

-Por el momento debemos esperar a que todos estén en la misma sincronía. Hasta que no lo estén no podremos proseguir con el siguiente paso. – Menciono Karin

 

 

 

 -Comiencen. –Dijo el director.

 

 

 

Los chicos comenzaron a liberar su poder espiritual. Se podía apreciar los colores de su energía salir del cuerpo de cada uno, el aire estaba lleno de energía y la temperatura comenzó a aumentar en especial donde estaba localizado Sasuke. El cabello de todos se movía flotando como si el viento los moviera, pero era el flujo de energía que movía sus ropas y cabellos. Todo el campo se llenó de energía.

 

 

 

-Están en total desequilibrio, unos tienen más energía que los demás. solamente Neji, Sakura Hinata están equilibrados. - Expreso Karin observado fijamente a los guardianes.

 

 

 

Kakashi suspiro al verlos en total desbalance. - Karin dime que energía es la más débil y cuál es la más elevada. -

 

 

 

-Sasuke y Naruto están liberando demasiada energía y Shikamaru está liberando muy poca. Gaara está cerca de nivelarse- Dijo mientras acomoda sus lentos con una de sus manos.

 

 

 

-Naruto acércate a Hinata y nivela tu energía a la de ella. En cuanto a ti Sasuke quiero que estés de lado de Shikamaru y bajes el flujo, Shikamaru elévalo y sigue el nivel de Neji. - orden el peligris.

 

 

 

Sasuke bufo molesto, odiaba que le dieran ordenes, pero aun irritado siguió la indicación. Por más experiencia que todos tuvieran, el control del flujo ya era difícil y tener que nivelarlos al de sus compañeros a ciegas era más que complicado.

 

 

 

La pelirrosa solo se concentraba en la energía de su única compañera femenina, le pareció mas sencillo guiarse de ella que de los demás. Y así fue como logro mantener energía balanceada. Su cuerpo se sentía caliente pero no se sentía sofocada, era una sensación nostaligica el percibir la energía de sus compañeros, era como si ya hubiera vivido esa experiencia. Suponiendo que cada rencarnación hacia este sello no era difícil entender esa sensación.

 

 

 

-Karin, ¿cómo van? -

 

 

 

-Shikamaru está casi nivelado con Neji, Naruto y Sasuke aun siguen con la energía muy elevada. Están gastando mucha energía. -

 

 

 

-Tch-Carraspeo para llamar la atención de los jóvenes. - Con eso es suficiente. Naruto y Sasuke usted se queda. Los demás pueden retirarse. Espera Sakura quédate. - Dicho esto los demás guardianes se retiraron mientras que este trio permaneció con Kakashi y la pelirroja.

 

 

 

-Su control no esta bien chicos, necesitamos que se nivelen, sé que usted es los que tiene una cantidad mucho mayor de energía que los demás y les es difícil bajarla ya que están acostumbrados a liberar una cantidad masiva de poder. Pero si no logramos sincronizarnos no podremos pasar a la segunda etapa. -

 

 

 

-Estamos haciendo lo que podemos Kakashi. - Respondió Naruto algo frustrado por su falta de control al igual que Sasuke bufo molesto.

 

 

 

-Sakura ocuparemos que liberes la misma cantidad de energía que estaba liberando y Naruto y Sasuke tendrá que seguirte. Así que chicos concéntrese en su compañera. -

 

 

 

La pelirrosa asintió y comenzó a emanar energía de su cuerpo, tanto Naruto como Sasuke no conseguían ponerse a la par. Transcurrieron bastantes horas y gastaron mucha energía, más seguían sin estar al nivel de la pelirrosa. Karin seguía intentando guiarlos, pero aun así no lograban sincronizar.

 

 

 

Sakura se acerco a los chicos y tomo la mano de cada uno de ellos, aun con su energía fluyendo de ella. Acción que sorprendió a los presentes.

 

 

 

-Deben sentir mi energía. No se pongan ansioso, estamos juntos en esto, solo relájense y déjense llevar por mí. - Naruto sonrió y cerro sus ojos al escuchar las suaves palabras de la Haruno. Sasuke no solo observaba los ojos esmeraldas de la chica, ella al ver sus pozos negros sonrió tiernamente hacia él y este apretó su pequeña mano con más fuerza. Dejándose guiar por Sakura.  

 

 

 

-Karin. -Llamo Kakashi al ver la escena. La Uzumaki cerro los ojos y los abrió sorprendida.

 

 

 

-Están nivelados. -Dijo la pelirroja sonriendo.

 

 

 

-La acción de Sakura logro calmarlos. -Sonrió al ver lo que la joven había logrado en los dos amigos.

 

 

 

-Chicos. -Llamo aplaudiendo con sus manos. - Con eso es suficiente por hoy ya es tarde, mañana continuaremos. -

 

 

 

 Los tres suspiraron al escuchar a su maestro, felices se dejaron caer al suelo. Ya estaba atardeciendo y comenzaba ponerse fresco.

 

 

 

-Vayamos a cenar ramen chico. - Dijo alegremente Naruto sacando su celular para llamar a Hinata.

 

 

 

Sasuke solo se levanto y jalo a Sakura para que se pusiera de pie, luego de esta acción soltó la mano de la joven y se fue sin decir una palabra. Bajo la atenta mirada de la ojijade. La cual después desvió la mirada al suelo.

 

 

 

-Sakura nos veremos en la cena, todos nos esperaran ahí. - Dijo el rubio para después marcharse corriendo. Kakashi también se había retirado ya.

 

 

 

- ¿Ustedes son algo? -Pregunto la pelirroja que fue la única que permaneció a su lado.

 

 

 

-Amigos. -dijo la Haruno.

 

 

 

-Te lo creo con mi primo, pero con Sasuke no lo creo. No parecen solo amigos. - Dijo sonriendo irónica.

 

 

 

-Pues es todo lo que somos. - Dijo suavemente chocando su mirada con la de la pelirroja.

 

 

 

-Sasuke no es así con las mujeres. Supongo eres especial para él. - Dijo mientras se acomodaba los lentes y después se retiró.

 

 

 

-Lo dudo mucho. - Dijo solo para ella.

 

 

 

La pelirrosa se alejo del lugar para dirigirse al muelle del lago donde sabía que podría estar sola y pensar. Después de unos minutos llego a su destino y se quedó apreciando el atardecer.

 

 

 

-Sabía que estarías aquí. - Sonrió una recién llegada pelinegra mirándola con una tierna sonrisa característica de ella. -Hay algo que te preocupe, sabes que puedes contarme. -Ofreció la Hyuga.

 

 

 

-Siento un dolor en mi pecho y una gran ansiedad. -Dijo tristemente la ojijade.

 

 

 

- ¿Es la carga de generar el sello? - La ojijade negó con su cabeza.

 

 

 

-Me he sentido extraña desde que regresamos, pensé que mi relación con Sasuke había mejorado, pero ayer peleamos. -

 

 

 

La ojiperla la miro mejor y sonrió. - Sabes cuándo conocí a Naruto mi mundo se detuvo, era solo una niña, pero todo acerca de él me fascinaba, cada una de sus acciones, lo admiraba y quería ser como el, ya que yo carecía de todas las características positivas que él tenía. Estar con el me hacia sentir muy feliz, en calma y sentía que podía hacer todo. - La ojiperla miro a la ojijade para después ver el lago. - Es verdad que hubo momento en los que también sufrí, ya que hubo un tiempo en que mis sentimientos no eran correspondidos y era un dolor en mi pecho y una sensación de ahogo que sentía que matarían. Pero cuando al fin supe que él también me amaba fui tan feliz que creí que moriría. - Dijo sonrojada. - Sé que estamos realmente enamorados uno del otro, pero es tal el amor que tengo por él, que necesito la necesidad de recordárselo cada día. -

 

 

 

-Vaya Hinata. -Dijo sonrojada la pelirrosa.

 

 

 

-Sabias que nosotros solo podemos amar a una sola persona toda nuestra vida? -

 

 

 

- ¿Qué? - el corazón de Sakura no dejaba de latir con fuerza. Varias imágenes de Sasuke. Con el rostro serio, sonriendo y estado triste pasaron por su mente.

 

 

 

-Nosotros solo amamos una vez Sakura. -Hinata la miro fijamente. - ¿Te habías enamorado de alguien anteriormente? -

 

 

 

-No.- Hasta ahora. Sonrió tristemente, por al fin darse cuenta de sus sentimientos por el Uchiha. 

 

 

 

-Creo que deberíamos irnos, comienza a hacer frio. -Con eso creo podrás darte cuenta Sakura. -Pensaba la ojiperla observando el rostro sonrojado de su amiga. Ambos se retiraron del lugar en silencio.

 

 

 

….

 

 

 

Un Uchiha muy frustrado después de darse dado un baño salió de su habitación y llego al dormitorio donde estaba la sección de chicas, estaba tan sumido en su pensamiento sobre ciertos sucesos ocurridos el día de hoy que no se percato que una rubia se aproximó a el abrazándolo.

 

 

 

-Tch. - Bufo molesto por la acción de la Yamanaka.

 

 

 

-Estas muy tenso, déjame ayudarte a desestresarte. - Exclamo sensual para después besarlo.

 

 

 

Sasuke estaba cansado y frustrado por todo lo que ocurría con la Haruno. Por hoy sedaría un descanso de ella. Para la sorpresa y felicidad de la rubia el Uchiha correspondió al beso de ella dejándose llevar por la Yamanaka y accedían a la habitación de ella.

 

 

 

 

Sakura se encontraba en su tina de baño mirando a la nada, hace unos minutos se había percatado que lo que sentía por el Uchiha no era nada mas y nada menos que amor, era la primera vez que se enamoraba, ahora al fin lo entendía, eran sensaciones desde muy cálidas hasta muy dolorosas.

 

 

 

-No sé cuándo me enamoré de ti Sasuke, pero ahí esta esa sensación, no cabe duda que es el amor más imposible del mundo. -Sonrió tristemente para después sumergir su cuerpo completo en el agua.

 

 

 

 

 

 

Mientras tanto en otro lugar un pelinegro observa por su ventana, pasaba una flor marchita por sus dedos pensaba estratégicamente en su plan.

 

 

 

-Falta muy poco para que pueda tenerte aquí con nosotros Sakura, solo un poco más. - Sonreía maliciosamente observando una foto donde salía la pelirrosa y Sasuke tomados de la mano. Tomo el teléfono celular de su escritorio y marco a un miembro del consejo.

 

 

 

-Danzo avisa a Kakashi que iré a verlo a su colegio dentro de unas semanas. -

 

 

 

 

 

 

 

 

Sasuke e Ino se besaban salvajemente, comenzaban a caer en la cama, la joven se posiciono sobre el y besaba desesperada su cuello mientras que el Uchiha no la detenía, volvió a su labios para morder ferozmente el labio del Uchiha, lastimándolo y este se alejó molesto con intención de darle una reprimenda,  pero lo que no se esperaba era  que la imagen de la rubia se cambió por la figura de una pelirrosa sonrojada con sus a cabellos rosas dispersos por la cama, era una imagen muy erótica que logro despertar a su amigo rápidamente.  Ino se había convertido en Sakura.

 

 

 

- ¿Sasuke? ¿Estás bien? -Pregunto claramente preocupada por la actitud de Sasuke. Al escucharla la imagen de Sakura volvió a ser la de Ino y Sasuke se alejó asustado de la Rubia.

 

 

 

-Me voy. - Salió apresuradamente de la habitación de la Yamanaka tomándose el cabeza totalmente frustrado.

 

 

 

 

 

 

En el comedor Naruto y Hinata cenaban tranquilos la ojiperla tenia la mirada perdida pensando en la pelirrosa. Su novio al verla distraída tomo la mano de la Hyuga para llamar su atención.

 

 

 

-Dime amor- Sonrió Hinata.

 

 

 

- ¿Está todo bien? -La mirada azul de Naruto demostraba preocupación.

 

 

 

Hinata asintió y comenzó a relatarle lo sucedido al rubio. Mientras este escuchaba atentamente lo relatado su bella novia.

 

 

 

 

 

 

Después de estar metida por más de una hora en la tina, el agua ya se había enfriado y su piel daba las señales de haber sido demasiado tiempo expuesta al agua. Salió de la bañera para después envolver su cuerpo en una toalla, abrió la puerta y salió del baño.

 

 

 

Para su sorpresa al salir sintió como sus bellos se erizaba por el frio aire que entraba por las puertas del balcón que se encontraban abiertas, cosa que le pareció extraña ya que ella no recordaba haberlas dejado abiertas. Una presencia, la saco de sus pensamientos para fijar su mirada a cierto pelinegro que se encontraba sentado en su cama. Observándola en la oscuridad con una mirada cansada y frustrada.

 

 

 

-Sasuke. -Dijo sorprendida la ojijade.

 

 

 

El morocho la observo de pies a cabeza con su mirada oscura, Vaya mujer pensaba el azabache, mira que salir así frente a él dejando casi nada a la imaginación. La tentación frente a él era muy grande, sin pensar se puso de pie y se acercó a ella.

 

 

 

-Tch. -chasqueo la lengua ya cansado de negar sus necesidades. - Eres una enorme molestia- Dicho esto unión sus labios con los de ella en un beso apasionado y lleno de sentimiento. Sentir sus labios eran vida para él, los besos fríos y amargos de la rubia no eran anda a comparación del calor que los tersos labios de Sakura lo cuales tenían sabor cereza. Ello simplemente lo volvía loco. Para sorpresa del Uchiha la pelirrosa correspondió el beso con la misma pasión.

 

 

 

- ¿Qué no estaba molesta conmigo? -Pensó confundido el Uchiha, pero sonrió sin prestarle mas atención.

 

 

 

En un segundo a otro ambos estaban desnudos sobre la cama. La ropa desapareció rápidamente de sus cuerpos. Ambos jóvenes se necesitaban. Sasuke dejo de besar a Sakura para verla bajo de el con su rostro sonrojado y sus labios hinchados por sus feroces besos hambrientos que él le había dado hace un momento.

 

 

 

-Eres mía Sakura. – dijo seriamente.

 

 

 

-Lo soy Sasuke. - Le dijo sonriendo tiernamente mientras acariciaba la mejilla del morocho suavemente, generando que algo en Sasuke explotara.

 

 

 

El Uchiha hundió su cabeza en el cuello de ella, mientras llevo sus dedos a la zona erógena del cuerpo de ella estimulándola, humedeciéndola, enterró sus dientes en el blanco cuello de ella, mientras metía dos dedos dentro de ella, la cual Gemio fuertemente.

 

 

 

-Dios eres tan fácil de excitar Sakura. -  sus fluidos llenaron sus dedos. Siguió moviendo sus dedos hasta sentir como sus paredes comenzaba a contraerse rítmicamente y la espalda de ella se arqueaba de placer.

 

 

 

Se alejo de ella para incorporarse en la cama la jalo de las piernas y se posesiono entre sus piernas para penetrarla de manera salvaje. La cama se movía fuertemente por las fricciones de las embestidas feroces de Sasuke, la pelirrosa se sentía completa, llena al estar siendo tomada por el Uchiha. Si había algo que amaba de ese hombre era la forma que la hacia gozar en la cama.

 

 

 

 

 

Los gemidos y gruñidos de ambos inundaron la habitación, el pequeño cuerpo e Sakura se miraba siendo azotado por las toscas penetraciones del joven azabache, el chico estaba mas caliente de lo normal, soltó las caderas de la chica, le dio la vuelta ya penetro de espaldas.

 

 

 

-Ahhhh. - los glúteos de la joven chocaba contra su pelvis frenéticamente.

 

 

 

-Abre más las piernas. - Siguiendo la orden del Uchiha abrió las piernas lo más que pudo y Sasuke entro mas a su interior. -No necesito a otra mujer más que la que estoy haciendo mía en este instante. - Pensaba lleno de placer al arremeter con la Haruno.

 

 

 

Movió una de sus manos para estimularse mientras el Uchiha la embestía fuertemente, estaba tan excitada que termino corriéndose de nuevo, sentía como todo su fluido llegaban casi a sus rodillas.

 

 

 

- ¡Ah Sakura! -  Sasuke dio un ultima estocada entrando en lo mas profundo para correrse dentro de la chica llegando el a su propio orgasmo. Salió de ella después de quedar vacío y se tumbaron en la cama, el Uchiha tomo la cintura de la pelirrosa, y ambos exhaustos durmieron aferrados uno al otro.

 

 

 

 

Sousuke preparaba su caballo bajo la atenta mirada de Mio, que lo acompañaba durante su tarea, ambos sumidos en silencio. Se disponían a reunirse con los demás individuos que fueron elegidos por los dragones al igual que ellos.

 

 

 

 Después de lo sucedido con el morocho, los dos pasaban mucho tiempo juntos, entrenaban en secreto mano a mano y descubrían lo que podía hacer. Mas haya de eso disfrutaban de la compañía del otro.

 

 

 

Una vez listo el caballo, Sousuke se dirigió a Mio y el tomo de la cintura sorprendiéndola y la subió a la silla del caballo, después se montó el. Detrás de ella. Ella se sonrojo por la cercanía y él sonrió lascivamente al notar el rostro colorado de la orgullosa princesa.

 

 

 

-Agárrate bien de mi y no te sueltes. - Le pidió suave cemente con su voz varonil.

 

 

 

Mio se aferro al cuerpo del Uchiha y sintió el dulce aroma que emanaba el joven, cerro sus ojos, se encontraba feliz de sentir el calor del cuerpo Sousuke. No cabía duda de ella sentía un gran apego por el heredero dl clan de la guerra.

 

 

 

Montaron por horas hasta llegar a un jardín en donde se encontraron con cinco sujetos que familiares para el joven Uchiha más desconocidos para la joven Mio. Bajaron ambos del caballo y se dirigieron a donde el grupo estaba reunido.

 

 

 

Sakura no pudo evitar abrir los ojos sorprendida, ya que las vidas pasadas de sus compañeros guardianes eran idénticos a ellos hoy en día. Era como verlos, pero con vestimenta de miles de años atrás.

 

 

 

Al acercarse la pareja, Mio hizo una leve reverencia en señal de saludo, mientras que Sousuke solo se limitó a obsérvalos.

 

 

 

-Supongo todos ustedes fueron elegidos por el dragón místico, gracias por venir a esta reunión. -Agradeció Mio. La otra miembro femenina la observo en una sonrisa.

 

 

 

-Mi nombre es Yue. -Dijo la pelinegra, que tenia facciones parecidas a Hinata. Mas sus ojos eran azulados.

 

 

 

-Yo soy Menma Uzumaki – Hablo El rubio idéntico a Naruto, sin dejar de mirar a la pelinegra.

 

 

 

-Soy Satoshi Sabaku. -Exclamo el pelirrojo.

 

 

 

-Haku Hyuga. - Exclamo un castaño parecido a Neji.

 

 

 

-Shun Nara-

 

 

 

-Sousuke Uchiha. - Menciono sin interés el Uchiha mientras mantenía a Mio cerca de el para que no intentaran anda.

 

 

 

-Mio, un placer y él es Yukio. -Menciono mostrando su collar el cual comenzó a brillar.

 

 

 

-Vaya, vaya, al fin están reunidos. Su misión es la misma, la cual es detener a Kaguya y evitar la destrucción de su mundo. Esta en sus manos salvarse, es su responsabilidad el evitar que su raza se extinga, recuerden no es obligación de mis hermanos y mía salvarlos. Es solo suya, pero con algo de nuestra ayuda. -

 

 

 

-El collar hablo. - Dijo El Nara sorprendido.

 

 

 

-Este collar es un medio de comunicación entre el dragón del rayo y yo, permite unir nuestras dimensiones. -Explico Mio a los demás. -

 

 

 

-Quiero aclarar algo muy importante con ustedes. Todos hicieron un contrato con mis hermanos y se les otorgo grandes poderes. Es más que obvio que no se puede dar algo sin recibir un pago. Todo debe ser equitativo. Es imposible para una de las partes encargarse de todo. De lo contrario, se rompería el balance de este mundo, y todo se derrumbaría…- Explico generando duda en los presentes.

 

 

 

- ¿Qué deseas a cambio? - Hablo el antepasado de Neji.

 

 

 

-El poder que se les otorgo requiere de un gran pago…-

 

 

 

-Yukio jamás dijiste. -Dijo Mio, pero fue interrumpida por Yukio.

 

 

 

-Todo deseo tiene un precio, al momento de sellar pacto, tú y los demás aceptaron el pago. - Los guardianes se tensaron. Mio comenzó a sentirse muy frustrada por lo que había generado. Sousuke al percatarse tomo la mano de la pelirrosa y la apretó tratando de calmarla.

 

 

 

-Ya aceptamos, ahora solo dinos el pago. -Hablo el morocho.

 

 

 

-Primero a pesar de que detengan a Kaguya en esta vida, ella volveré a aparecer en este mundo, por lo tanto, será su deber volver a derrotarla. Para ello sus almas al morir no se irán al limbo si no vagaran hasta renacer en otro ser, en pocas palabras jamás tendrán descanso eterno. –Mio bajo la mirada sintiéndose mal por todos. -Segundo ustedes solo podrán amar una vez, si esa persona que aman no los ama o muere, jamás pondrán volver a desear o amar a nadie y por último sus cuerpos serán débiles bajo ciertas circunstancias. Es un pago justo, después de todo está recibiendo poderes de seres superiores. -Hizo una pausa. - ¿La preguntan es aceptan su misión? -

 

 

 

-La aceptamos-afirmaron todos.

 

 

 

-Entonces tengan éxito en sus próximas peleas guardianes. A partir de hoy lo que ocurra en sus vidas depende totalmente de sus decisiones. –

 

 

 

Sakura abrió sus ojos de golpe su respiración era rápida y tenía una sensación de ahogo y su cuerpo paralizado. Una vez que se tranquilizó. Observo a su lado, a un pelinegro desnudo que dormida plácidamente a su lado.

 

 

 

-Entonces el solo amara una persona es más un castigo que un pacto romántico. ¿Cuerpo débiles bajo ciertas circunstancias? ¿A que se refiere? - Pensaba la pelirrosa

 

 

 

-Se que posiblemente nunca me ames, así que robare un poco de ti mientras que llega esa persona especial para ti Sasuke. -la chica beso tiernamente los labios de su atractivo azabache. Recargo su cabeza en el pecho del Uchiha y se abrazó del único hombre que podría amar.

Notas:

Holis croe que apartir de este capitulo comenzaran a pasar cosillas mas interesantes, y llegaran los problemas, pongan mucha antencion al pasado por que revelaran cosas que pasara en el futuro....

Arma por Hitsupink
Notas de autor:

Agradezco los reviews y las lecturas Dulcecito <3 como siempre vales mil muchas gracias.

Si no lesmolesta me gustaria que me repsondierona que prefieren:

a)wattpad

b)Fanfiction.net

c)Fanfic.es

Pregunto lo siguiente ya que estoy pensande en solo subir la historia en wattpad y fanfiction.net repito esta plataforma de odia pero si mis lectores estan aqui pues hago el sacrificio.

otra duda les molestaria si en los sig capitulo hago uno solo sobre el pasado o prefieren que sea en fragmentos?

 

 

La luz entra todos los días por la ventana cada mañana con el fin de dar la señal de que era momento de iniciar el día. Ambos jóvenes dormían plácidamente acurrucados y cubiertos por una fina sabana.  

 

No cabe duda que la relación entre ambos jóvenes no era normal, la palabra correcta para describir su lazo era sin lugar a dudas seria complicada. Pero era más por ambas personalidades de los jóvenes al no ser capaces de ser honestos.

 

Sakura despertó como cada día observo a un lado suyo y aprecio a Sasuke el cual dormía plácidamente. Los mechones de cabello negros adornaban su delicada, pero varonil cara mientras su pecho subía y baja con cada respiración que daba. La pelirrosa no podía evitar no embobarse al observarlo, era tan perfecto físicamente, pero su persona no era el mismo caso, de igual manera ella adoraba cada parte de él.

 

-Piensas quedarte viéndome todo el día? - Hablo el peligro aun con los ojos cerrados mientras que torcía una sonrisa divertida en sus labios la cual Sakura encontró irresistible.

 

-Eres un tonto Uchiha. - Rio divertida y abochornada por haber sido atrapada acosando al Uchiha menor. -Deberíamos alistarnos, Sasuke. – Interrumpió rápidamente.

 

-Hmp- Respondió con su característico monosílabo.

 

- ¿Tomamos un baño juntos? -Sonrió coqueta la pelirrosa.

 

Sasuke la miro extrañado, la pelirrosa nunca coqueteaba con él, su actitud solía ser mas amistosa y tierna, pero la Sakura sensual y coqueta no le molestaba en lo absoluto. El Uchiha abrió sus ojos y genero un pequeño portal en el cual metió si mano y saco ropa de él.

 

-Acabas de abrir un portal a tu habitación? -Enarco una ceja extrañada.

 

-Necesito ropa limpia. -

 

-Deberías dejar ropa aquí y asunto arreglado. - Dijo quitada de la pena. Sasuke tomo a Sakura de la cintura y la pego a su pecho, la ojijade no pude evitar respirar hondo por la cercanía del desnudo Uchiha.

 

- ¿Es acaso que quieres que pase más noches aquí para que te haga mía? – Una sonrisa sumamente sensual adorno los labios de Sasuke. Luego beso su cuello y saco un jadeo de los labios de Sakura.

 

-Sasuke se hará tarde- Trato miserablemente de cambiar la conversación, para detener las acciones de Sasuke.

 

-Tch, será rápido. -  Y tomo a Sakura para que esta enrollara sus piernas en las caderas de él y se adentraron al baño.

 

 

 

Izumi se alistaba para dar sus clases de la mañana. Se encontraba cepillando su cabello mojado frente a un espejo. El reflejo de un morocho cubierto solamente por las sabanas la hizo sonriera tiernamente.

 

-Itachi es tarde, deberías despertarte, tomar una ducha e ir hacer lo que tengas que hacer. -

 

El Uchiha mayor hizo una mueca de molestia ya que no quería salir de la cama, se encontraba muy cómodo bajo las sabanas aspirando el aroma de su amiga de la infancia. Abrió los ojos con pesar y se incorporo de la cama para observar a Izumi, la cual ya lista para irse a realizar su trabajo. Esta se acerco a la cama y se sentó a un lado de Itachi.

 

-Hoy estaré algo ocupada. -Tomo un mechón de cabello suelto del Uchiha mayor y lo beso. -Estaré ayudando a Sakura. -

 

- ¿Sakura? -Enarco una ceja extrañado.

 

-Kakashi quiere que le enseñe a utilizar armas blancas. -

 

- ¿Por qué tú? ¿Los demás guardianes no pueden? –

 

-Numero uno soy incluso MEJOR que Sasuke en el uso de armas y dos los demás ya tiene sus propios problemas, escuche que tu hermano y Naruto tuvieron dificultades en el entrenamiento de ayer, deberías de guiarlo un poco, señor prodigio en todos los campos existentes. – Dijo usando un tono sarcástico.

 

Itachi sonrió burlón. -Sabes que no soy bueno en todo, aun no logro que aceptes casarte conmigo. -

 

-Itachi- La expresión de la cara de Izumi y su voz de Izumi se tornaron serias. - Tú sabes por qué. -

 

- Se que sientes algo por mí, y soy el heredero de mi clan.  Me están pidiendo casarme lo más pronto posible Izumi ¿Quieres que otra mujer que no seas tu este a mi lado? –

 

-No.- Dijo en un susurro

 

-Entonces se mía para siempre. -Le tomo la mano y a miro intensamente.

 

-Cuando se resuelva todo este drama y desastre de los guardianes hablaremos de nosotros ¿de acuerdo? -Itachi enarco una ceja por las palabras nunca antes dichas por la Uchiha.

 

- ¿Lo prometes? - Dijo desconfiado el Uchiha.

 

-Es una promesa. - Beso los labios de Itachi y salió de su habitación, dejando al morocho con una sonrisa tonta en su cara.

 

 

Sakura y Sasuke llegaron juntos al lugar del entrenamiento. Los demás aun no llegaban. Parecía ser que ambos llegaron temprano a pesar de su distracción durante el baño. Naruto y Hinata llegaron unos minutos después, el rubio saludo abrazando a su amigo. El cual como era costumbre lo empujo.

 

-Vaya Sasuke hoy hueles muy bien. - Sonrió burlón. - Hueles a cerezos. -

 

-Naruto. - Regaño su novia.

 

Sakura se puso roja al escuchar al ojiazul y Sasuke simplemente bufo como siempre e ignoro al Uzumaki.

 

Al cabo de unos minutos después llegaron los demás y esperaron media hora para que Kakashi al fin se dignara a presentarse con Karin a su lado. Antes de comenzar el peligris fijo su mirada en Sakura la cual miro extrañada.

 

-Sakura. -Llamo el director. – Estuve considerando ciertos factores sobre todo y creo que como eres la más nueva, necesitas aprender a defenderte. A pesar de que tu control de energía y elemento es bueno de lo cual no cabe duda que aprendes de manera asombrosamente rápido, tendrás entrenamiento individual después de entrenar con los demás. Entrenaras con Neji artes marciales y luego con Izumi para el uso de armamento. ¿Entendido? –

 

-Si. -

 

Una maldición salió de los labios del Uchiha, mientras mira con el ceño fruncido a Kakashi. Neji tuerce una sonrisa de autosuficiencia al ver la cara de Sasuke. Los demás guardianes solo se quedaron callados con una gota resbalando de sus cabezas por la tención producida por lo mencionado por Kakashi.

 

-Muy bien a trabajar. -  Ordeno Hatake.

 

Los guardianes comenzaron con su alineación, mientras que Kakashi se recostó un árbol para leer su novela erótica, y Karin se situó cerca de los guardianes para guiarlos.

 

-Muy bien chicos continuando con lo del día de ayer tal y como ya lo hicieron, sincronicen energía y cuando les diga comenzaran a mandar la energía a Haruno de acuerdo, pero solo lo harán cuando yo les diga. ¿Entendido? -

 

Todos asintieron.

 

-Comiencen. – Ordeno la pelirroja. Mientras cruzaba sus brazos y los censaba.

 

Tal y como ayer Hinata, Neji, Sakura no tuvieron problemas para ajustarse su energía, con un poco de diferencia del tiempo Gaara y Shikamaru lo lograron también. Después de unos minutos Sakura miro preocupado al guardián del fuego y aire, Naruto al verla le sonrió amigable y se concentró más, Sasuke como siempre no mostro ninguna expresión y la pelirrosa solo opto por sonreírle tiernamente, al cabo de unos segundos el Uchiha había alcanzado a sincronizar al igual que Uzumaki. Karin sonrió al ver que podrían avanzar a la etapa dos.

 

-Muy bien chicos comiencen a mandar su energía a Haruno-Acomodo sus gafas con una mano y volvió a colocarse con sus brazos cruzados.

 

La energía de todos fluía hacia el cuerpo de Sakura, la pelirrosa podía apreciar como energía de diversos colores se acercaba a ella, el de Sasuke era color rojo, Naruto, Neji y Hinata diferentes tonalidades de azul, Shikamaru café y Gaara anaranjado. Al alcanzarla una cantidad de masiva invadió su cuerpo.

 

-Sakura contén la energía, ahora imagina que es tu propia energía y las quiere mantener en tu cuerpo a flote y los demás mantengan y no dejen ese flujo hacía Sakura. -Todos hicieron una expresión cansada. -Chicos entiendo que es cansado y difícil, pero necesito que soporten por unos minutos. ¿Sakura estas bien? ¿No tienes algún problema? -

 

La pelirrosa negó, a pesar de ser la primera vez que contenía tanta energía no se sentía agotada, le era más complicado generar sello y barreras que eso. La pelirroja se asombró por la negación de la ojijade. Después de varios minutos la energía de Hinata comenzó a fluctuar Karin hizo una señal para que se detuvieran y descansaran un poco.

 

 

-Pueden descansar. - Hizo una leve pausa para evaluar la energía de la Hyuga. - Escucha Hinata parece ser que de todos tu eres la que posee la menor cantidad, así que tendrás que buscar la manera de almacenar tu energía o si no obligaras a tu cuerpo a generar mas poder y terminaras desmayada en cada entrenamiento. -comento la Uzumaki con su tono frio y agresivo de siempre. -Dentro de veinte minutos vuélvanlo a intentar. -

 

 

Después de tomar agua y descansar, prosiguieron a volver a intentar, pero el mismo suceso volvió a ocurrir al pasar los diez minutos el flujo de la energía de Hinata comenzó a debilitarse. Kakashi se acercó al grupo aun con su novela en su mano derecha.

 

-Creo que por hoy ya lo han hecho bien, Hinata te encargo seguir el consejo de Karin. -

 

-Si señor. -Respondió desanimada, naruto beso su frente y le susurro un no te preocupes, lo cual la hizo sonrojarse y sonreír tímidamente. Mientras tanto el ojiperla se acercó a Sakura.

 

-Sakura acompáñame, iremos al dojo. - Menciono Neji serio, pero al mismo tiempo de manera amable.

 

Sasuke siguió a Sakura con la mirada hasta que se perdió de su vista. Una mano firme se puso en el hombro del Uchiha menor y al girarse para ir quien era se enarco su ceja al ver a su hermano.

 

-Si las miradas mataran Hyuga ya estaría enterrado a muchos metros de la superficie. – dijo con un tono cómico.

 

- ¿Qué ocurre Itachi? – pregunto atrevidamente por que noto su claro enojo por el Hyuga.

 

- ¿Acaso no tienes tiempo para tu hermano? - Expreso con voz dolida. -

 

-Hmp- Rodo los ojos por la dramatización de su hermano.

 

-Pasemos un tiempo juntos estúpido hermano menor y vayamos a hacer tiro al blanco, sígueme. -

 

 

El director orochimaru seguí observando documentos con la información de los guardianes que yacían en su escritorio. Aun se encontraban pensativo por lo que haría por la Haruno, a partir de ahora. Ignoro la entrada de un peligris que ingreso a su oficina.

 

- ¿Y bien que me tienes? - Pregunto interesado el pelinegro a Kabuto.

 

-Parece ser que la relación de Uchiha y Haruno ya llego al punto que necesita lord Orochimaru. - Kabuto le tenido un sobre sobre su escritorio el cual no dudo en abrir. Al ver su contenido sonrió. No eran nada mas y anda menos que fotos de ambos guardianes besándose apasiona mente.

 

-Muy bien que inicia todo el movimiento Kabuto. -

 

-Como usted ordene. - Sin más se retiró de la oficina.

 

 

Sakura salió de los vestuarios del dojo con ropa de entrenamiento para artes marciales de color blanca, Neji portaba una de color azul marino, su cabello estaba sujeto en una coleta y se encontraba descalza.

 

-Alguna vez practicaste artes marciales. -Pregunto el Hyuga interesado al tiempo que se ajustaba su cinturón.

 

- Taekwondo por dos años, incluso llegue a cinta azul. - Dijo con orgullo.

 

-Muy bien si te parece podemos primero a que aprendas karate la cual es mi especialidad, pero también soy cinta negra en taekwondo. -Dijo con orgullo para después hacer una leve pausa. - Lo que me interesa es que sepas defenderte y combinar tanto tu energía espiritual como la física. El que sepas ya un arte marcial hará más fácil que aprendas los demás, debes tener conocimiento y dominio de mínimo dos artes marciales. -

 

- ¿Todos los demás dominan dos? -Pregunto curiosa.

 

-Todos dominamos el karate, pero además otro arte marcial como Naruto el Kung Fu, Hinata prefiere usar el Aikido ya que no le gusta usar mucho la fuerza, Sasuke Uchiha si no me equivoco domina Jiu-Jitsu, Judo y Kung Fu, Shikamaru Judo y Gaara el Krav Maga.

 

- ¿Krav Maga? -Reconocía todos los otros artes, pero la última no era familiar para ella.

 

-Es un tipo de defensa personal usada por las fuerzas de defensas israelíes-

 

-Sasuke conoce muchas artes marciales. -

 

-Después de mi es el que tiene mayor habilidad y conocimiento de las artes de la pelea. Proviene del clan de la guerra después de todo. Ellos n cuanto puede caminar comienzan a entrenarlos para ser hábiles y estar preparados para pelear. El clan Hyuga es igual. -

 

Sakura recordó lo mencionado por Sousuke en el pasado. -El mundo de ustedes es tan agresivo, suena como que los preparan para ser armas. -

 

-Nuestro mundo Sakura, tu forma parte del ahora. Nosotros somos armas para proteger a los demás que no pueden hacerlo, nunca lo olvides. –La pelirrosa asintió y él sonrió. - A partir de hoy todas las mañanas saldrás a correr 4 vueltas por todo el campus, después tendremos el entrenamiento grupal. Luego vendremos aquí, aprenderás karate primero y después si gustas podemos intentar algo más. -

 

-Si, suena divertido supongo que me gustaría volver a pulir mis patadas, siento que estoy muy oxidada. - Sonrió sacando la lengua mientras rascaba su cabeza.

 

-Muy bien lo primero la postura. Una postura firme y bien equilibrada es vital para un arte marcial. Es necesario que la posición sea correcta para poder desplazarse como para acercarse o alejarse del contrincante, además de poder esquivar un ataque. Con una buena postura podemos ejecutar una técnica de ataque o defensa sobre una base firme. Si nuestra posición es débil, todas nuestras técnicas lo serán, y, al contrario, una posición bien realizada puede considerarse en sí misma una técnica de lucha. -

 

Sakura coloco un brazo frente a ella a nivel de su tórax y el otro abajo, un pie enfrente y el otro atrás, la clásica posición de combate de taekwondo. Neji la observo fijamente, a decir verdad, la pelirrosa sabia colocarse correctamente, pero necesitaba adiéstrala en el karate.

 

-Coloca tus dos brazos a nivel de tu tórax, tus muñecas con puños cerrados, pero sin hacer tanta presión, un puno al nivel de tu cara y el otro a nivel de tu pecho, ahora una pierna delante y la otra detrás. Obsérvame bien. - El Hyuga se posesiono en dicha postura y Sakura trato de imitarlo lo mejor que pudo. -Eso es Sakura muy bien, ahora voy a atacarte quiero ver tu respuesta ¿Lista? -

 

- ¡Si! -

 

El castaño se acerco a ella con una velocidad normal y la ataco ella alcanzo a ver su ataque y lo bloqueo con una de sus piernas. Neji utilizo esa respuesta para golpear su área expuesta y logro tirar a Sakura al otro lado del dojo collendo con mucha fuerza.

 

-Escucha el taekwondo que practicaste antes prácticamente eran dos individuos usando las mismas técnicas de ataque y defensa que tú, esto es karate no uses solo tus piernas, utiliza tus brazos, rodillas, cabeza, todo. -

 

La pelirrosa se levanto con dificultad Neji le había dado un buen golpe, con molestia se limpio el sudor de la cara y se puso en posición sacándole una sonrisa al Hyuga al verla tan entusiasmada.

 

-Una vez más Neji-Dijo segura de sí misma.

 

El Hyuga volvió a atacarla en el costado y ella uso sus brazos para bloquear, Neji se agacho y dio una patada baja y golpeo ambas piernas de Sakura haciéndola que cayera de nuevo y su cara golpeo el piso. La pelirrosa volvió a levantarse con algo de sangre corriendo de su labio.

 

- ¿Estas bien? -

 

-Después curare mis heridas, una vez más Neji-

 

-Eres todo un caso Sakura- Menciono divertido por la actitud orgullosa de no dejarse perder.

 

Ambos guardianes duraron un par de horas entrenando, pero Sakura no paso de esquivar más de dos ataques de Neji. El castaño no por nada era el guardián más hábil en pelea cuerpo a cuerpo.

 

Totalmente derrotada se encontraban sentada tomaba agua a un lado de ella Neji tomaba te verde embotellado. Sin una gota de sudor.

 

-Si sigues con esa determinación, serás una gran oponente en poco tiempo. -

 

Sakura sonrió feliz- Muchas gracias Neji me esforzare en cada entrenamiento, lo prometo, debo decir que eres un excelente maestro. –

 

El castaño se sonrojo por la linda sonrisa de la pelirrosa y se comenzó acortar la distancia entre   Sakura y el, pero una castaña hizo acto de presencia interrumpiendo la hazaña del castaño.

 

-Lo siento chicos, pero Sakura tiene entrenamiento conmigo. -

 

-Lo siento Izumi en un momento me cambio de ropa. Con permiso. – Se levanto para dirigirse a los vestidores rápidamente.

 

- ¿Enserio tenías que interrumpir? -Dijo Neji molesto.

 

-Por su puerto que sí, ¿qué planeas Hyuga pervertir ala pobre de Sakura? – Dijo al tiempo que le lanzaba una mirada de desconfianza.

 

- ¡Claro que no!!-Grito rojo

 

-Hyuga se lo que intentas y no lo permitiré-

 

- ¿Así? ¿qué planeo según tú? -

 

-Enamorar a Sakura para casarte con ella y traer honra a tu clan-

 

-Cree lo que quieras. - Dijo ignorándola.

 

Sakura se acerco a ellos ya cambiada con ropa deportiva, sintió la tensión entre ambos individuos.

 

-Izumi estoy lista vámonos, Neji nos vemos mañana gracias por todo. - Se despidió del castaño y se retiraron.

 

 

Ambas chicas se encontraban en el área entrenamiento de armas blancas, era un campo abierto rodeado de árboles, había varios postes con blancos para practicar con diferentes armas, las cuales estaban ordenadas perfectamente por secciones.

 

-Antes que nada, debo advertirte mi habilidad de con los Kunai y suprimen es un asco. -

 

-Nadie es bueno al principio, pero con mucho esfuerzo uno aprende rápido. -Dijo sonriéndole tiernamente a la pelirrosa. -Mira primero es aprender a sostenerlas las armas para que no los tiros mal y te lastimes. Debes lanzar con tu mano dominante y el truco es tirar con fuerza hacia el blanco. -

 

-Tal y como me dijo Sasuke aquella vez-Pronuncio en un susurro bajo al recordar su primer entrenamiento con el Uchiha.

 

- ¿Dijiste algo? -

 

-No, nada. -

 

-Bien, toma el cuchillo. - Ambas tomaron uno. - Con fuerza intenta tratar de darle al blanco. -Dicho esto Izumi lanzo el cuchillo y pego elegantemente en el blanco perfectamente en medio.

 

Sakura tiro su arma hacia el blanco, pero este se insertó muy lejos del blanco. La pelirrosa bajo la cabeza avergonzada. Y la Uchiha paso su mano por el hombre la ojijade.

 

-Vuelve a intentarlo, utilízate la fuerza correcta ahora intenta apuntar mejor. -

 

Con fuerza lanzo el cuchillo de nuevo al blanco y no le atino al blanco mas estuvo mas cerca que el intento anterior.

 

Ambos Uchiha se encontraban observando a las chicas practicar, ellos estaban haciendo lo mismo hace unos minutos antes de que ellas llegaran y ambos optaran por esconderse a petición de Itachi.

 

El Uchiha menor observaba a Sakura la cual había mejorado desde la ultima vez que entrenaron. Su ceño se frunció al ver golpes en su rostro y brazos. Quiso bajar del árbol en cual estaban trepados pero el brazo de Itachi en su hombro lo detuvo.

 

-Se lo que te molesta, pero déjalas practicar, mira que Sakura está mejorando. -

 

-Tch-Masculló irritado por la interferencia de su hermano. - Maldito Hyuga como se atreve a lastimar a su mujer, ya vera- Pensó molesto el Uchiha menor.

 

Después de varios intentos Sakura logro acertar en el blanco mas no en el medio. Izumi sonrió satisfecha por el avance de la pelirrosa, la chica no era un prodigio con los cuchillos, pero si se esforzaba lograba alcanzar las metas que se propusieran.

 

-Por hoy es suficiente Neji te dio unos buenos golpes, deberías descansar. Vayamos a cenar y celebrar tu excelente trabajo Sakura. -

 

-Gracias Izumi, pero estoy muerta creo que prefiero ir a dormir, te la debo por hoy. -Dijo apenada, pero es que apenas podía con sus piernas y a pesar de que las heridas se estaban curando aún seguía molida por los golpes. Neji era agresivo a pesar de que se estuvo conteniendo mucho.

 

-No te preocupes nos vemos mañana. -

 

-Adiós. - Se despidió para retirarse exhausta por el día de hoy.

 

Al ver a la pelirrosa  perderse por el camino, ambos jóvenes bajaron del árbol y caminaron hasta Izumi que los observo divertida.

 

- ¿Estuvieron todo este rato viendo? -

 

-Hmp. – Sasuke la ignoro como siempre.

 

-Que podemos decir era entretenido verlas. – Dijo Itachi con una sonrisa de niño atrapado en una travesura.

 

-Me largo. - Dijo Sasuke metiendo sus manos en los bolsillos de su pantalón para retirarse del lugar dejándolos solos.

 

Itachi se acercó a Izumi y el tomo de la cintura y la acerco a él. -Que dices si después de cenar pasamos la fiesta en la habitación. - Dijo manera sensual besando los labios de la castaña la cual correspondió gustosa.

 

-Cenemos rápido entonces. -Sonrió coqueta.

 

 

Sakura salía del baño con su pijama que consistía en un short y una blusa de tirantes verde.  Y como parecía estarse volviendo costumbre encontró a Sasuke sentado en la cama con una caja de almuerzo en sus piernas.

 

- ¿Qué haces aquí? -

 

-No cenaste molestia así que tuve que traerte comida. -le extendió la caja de comida inexpresivo mientras evitaba la mirada de ella.  Sakura sonrió y tomo la cajita que le ofrecía.

 

-Gracias Sasuke-

 

-No deberías olvidar comer, después si no te alimentas bien te sentirás mal y te convertirás en una carga. -

 

-Traduciré eso como que te preocupas por mí. - Dijo sarcástica.

 

-Cree lo que quieras. -Dijo ignorando a la chica.

 

-Gracias por la comida. – Agradeció mientras devoraba su cena. Bajo amurada ónix de Sasuke. Una vez satisfecha se recostó en su cama y se arropo. Sasuke comenzó a quitarse los pantalones y su camiseta negra para solo quedar en ropa interior Sakura lo miro confundida y sin previo aviso se metió a la cama de la pelirrosa y se cubrió con las sabanas. la ojijade se acurruco en el pecho del morocho, este la tomo de la cintura y cerró los ojos.

 

-Oye Sasuke-Lo llamo con voz suave.

 

-Hmp- Respondió sin abrir los ojos.

 

-Deje un cajón vacío para tu ropa. -Dijo sonrojada por su invitación a que dejara su ropa en su cuarto.

 

-Ya la acomodé. - Sakura se sorprendió al escucharlo nunca pensó que Sasuke accedería a traer ropa de él, pero era un hombre practico así que era normal, supuso la joven. -Sakura el idiota te Neji te lastimo, ¿no es verdad? -Su voz se tornó fría y molesta.

 

-Estábamos entrenando, no te preocupes sano muy rápido, ya no tengo ni una marca. -

 

-No estaba preocupado. - Sonrió mientras cerraba los ojos. La actitud del chico le causaba gracia.

 

-No te creo. -Dijo usando un tono de voz burlón

 

-Cierra la boca y duerme Sakura. – Utilizo con su tono sangrón de siempre.

 

Ambos cerraron los ojos para sumirse en los brazos de Morfeo.

 

 

Durante varias semanas Sakura entrenaba arduamente en la generación del sello, así como su entrenamiento individual. Sasuke y ella se volvieron mas unidos a pesar de que el Uchiha no la trataba con amor y casi nunca hablaban, pero siempre comían y dormían juntos, lo cual era suficiente para la pequeña pelirrosa que lo quería enormemente.

 

A la mañana siguiente una presencia oscura llego a la entrada del colegio. Fue recibido por Kakashi el cual no parecía nada feliz por la presencia del individuo.

 

-Bienvenido Orochimaru…-

 

-Cuanto tiempo Kakashi…-

 

 

Notas:

REVIEW O UNA PATADA?

Gracias por Hitsupink
Notas de autor:

!IMPORTANTE QUE LEAN LAS NOTAS!
!GRAN ANUNCIO!!!

Bueno después de pensarlo mucho, decidí que ya no subiré la historia en esta plataforma, puede que cuando la acabe, a lo mejor la suba toda de golpe, no lo sé, pero por el momento mientras la siga escribiendo, este es EL ULTIMO capitulo que subo a esta página, personalmente me desespera un poco, la había dejado de usar por años, pero volví porque sigo a Choe_moony y leo sus adaptaciones, son muy buenas. Pero bueno no me salgo de la conversación, tengo la historia en fanfiction.net y en wattpad, en la segunda no la tengo a la par, pero en semana santa la pondré al corriente con fanfiction.net. ambas son muy buenas apps o páginas por que puedes seguir la historia y te avisa cuando actualizas así no tiene que andar checando cada día si ya actualizo el o la autora, lo cual creo es algo desesperante t.t No explicare los beneficios de ambas, pero son muy prácticas, en fanfiction no ocupas hacer cuenta para comentar, puedes ser anónimo. ¡En wattpad pongo imágenes para señalar como son los personajes lo cual me parece super cool!!

 

Si les interesa les dejo los links, si quieren seguir la historia y ver como acaba los invito, si prefieren no andar batallando también lo respeto ?.

https://www.wattpad.com/story/132716219-guardiana-del-rayo

https://www.fanfiction.net/s/12278159/1/Guardiana-del-Rayo

 

 

 

 

Un pelinegro y un peligris caminaban tranquilamente por los pasillos del colegio, el primero mostraba cara de diversión mientras que el que lo acompañaban tenía una cara inexpresiva para disimular su irritación.

 

 

 

-Hace mucho que no te miraba Kakashi ¿casi dos años? –Pregunto con una sonrisa burlona.

 

 

 

-Tres años en realidad. -  -Dijo con su tono aburrido de siempre- Ojalá hubiera sido más. -

 

                                                                                                                   

 

-Vaya nunca creí que hubiera sido tanto tiempo. – Dijo pensativo.

 

 

 

- ¿Para qué has venido orochimaru? - Interrumpió la plática para llegar al grano de una vez por todas.

 

 

 

-Nunca te andas con rodeos no es verdad Kakashi. -Rio un poco y el peligris frunció el ceño finalmente. -Quiero conocer al guardián del rayo, es todo. - Giro su rostro hacia el sin poder evitar y una gran tensión se generó entre los dos.

 

 

 

-Si intentas algo lo Sabre, ¿Lo sabes no? -  Amenazo Hatake.

 

 

 

-No intentaría nada. Puedes estar tranquilo. – Kakashi lo observo aun no muy convencido.

 

 

 

 

 

 

Sakura se encontraba esquivando los puños de Neji, sin apartar la vista de sus movimientos. El chico se agacho y en un impulso lanzo una patada y golpeo las piernas de Sakura, en consecuencia, este cayo y se golpeó contra el piso.

 

 

 

-Eres lenta, a pesar de que puedes predecir mis ataques y tus ojos son rápidos, tu cuerpo no, ese es el problema. -

 

 

 

-Rayos, intentémoslo de nuevo Neji. -Dijo mientras se levantaba, se coloco en pose de ataque y antes de lanzarse a Neji para atacarlo, unos pequeños golpes lograron llamar la atención de ambos jóvenes, giraron sus cabezas a hacia donde provenía el sonido y se encontraron con Shizune que estaba parada en la entrada del dojo.

 

 

 

-Hola Doctora. Shizune ¿En qué podemos ayudarla? - Dijo Sakura acercándose.

 

 

 

-Alguien te busca Sakura, necesito que me acompañes. Lo siento Neji, pero tendrán que dejar el entrenamiento por hoy. - Dijo apenada.

 

 

 

-Si, no hay problema. -Le dijo amablemente el castaño. - Nos vemos luego Sakura. - Le dio una sonrisa coqueta.

 

 

 

- Gracias Neji. Denme un minuto, doctora enseguida vuelvo. -Corrió para cambiarse de ropa.

 

 

 

 

 

 

El Uchiha menor blandía con gracia su Katana favorita, se encontraba vistiendo un solo pantalón y su torso descubierto tenía una capa perlada de sudor cubriendo todo si atractiva anatomía. Haciendo la imagen aún más atractiva y varonil.

 

 

 

- ¿Quieres un compañero? -Pregunto una voz que rápidamente reconoció. Torció sus labios en una sonrisa y observo al recién llegado.

 

 

 

-Claro, por que no.- Itachi se sorprendió por la actitud de su hermano y sonrió de igual manera para tomar una Katana.

 

 

 

-Haz estado de muy buen humor estos últimos días. ¿Te importaría decir la razón? -Sonrió burlón posesionándose de manera defensiva. Sasuke corrió hacia el con rapidez y lanzo un ataque el cual detuvo con facilidad, Itachi empujo con la misma Katana hasta hacerlo retroceder.

 

 

 

-Hmp. Por nada en particular. -Esta vez fue Itachi el que ataco. Y de igual manera Sasuke bloqueo quedando los dos frente a frente.

 

 

 

-Me iré por unos días con Izumi. Pasaremos un día en casa, hay asuntos del clan que resolver, por lo que quedaras a cargo del entrenamiento de Sakura. Tengo entendido que mejoro mucho, así que no debería de tener problemas con ella. -

 

 

 

-Viniste hasta aquí solo para decirme. - Su rostro demostró una sonrisa arrogante. - Ya no soy un niño Itachi. No es necesario que siempre estés queriendo cuidarme. -

 

 

 

Itachi con suma gracia y habilidad en un movimiento rápido logro desarmar a Sasuke logrando que su espada quedara incrustada en le piso a unos metros de ellos.

 

 

 

-Sin importar cuando mayor, amargado y pesado te vuelvas, siempre voy a cuidarte Sasuke. -  Sasuke frunció el ceño y con el orgullo herido tomo su Katana del piso y apunto hacia Itachi.

 

 

 

-Vamos de nuevo hermano. -Dijo decidió.

 

 

 

 

 

El Uchiha mayor sonrió para caminar hacia él y posar dos dedos en su frente, como cuando eran niños. - Lo siento Sasuke, será la próxima vez. – Dejo la espada en su lugar y se retiró bajo la atenta mirada del Uchiha menor.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sakura camino a un lado de Shizune por los pasillos platicando de ambigüedades. Después de unos minutos llegaron hasta la puerta de lo que parecía ser una oficina.

 

 

 

-Hasta aquí puedo acompañarte hay alguien que desea conocerte. – Le dedico una sonrisa a la pelirrosa la cual asintió entendiendo. - Nos veremos Sakura.

 

 

 

-Adiós doctora. - Se despidió y se acercó a la puerta, cuando Sakura se dio la vuelta, Shizune cambio su expresión a una de preocupación.

 

 

 

Sakura toco la puerta y escucho un fuerte pase, al abrir la puerta accedió a la oficina la cual estaba algo oscura, los ventanales eran cubiertos por cortinas oscuras dándole a un toque antiguo a la habitación. Busco por la habitación y encontró al individuo que la había mandado llamar.

 

 

 

El hombre sentado detrás del escritorio poseía cabello lacio y oscuro, su mirada amarilla era fría y emanaba un aire que no se podía ni explicar.  Esto Generaba desconfianza e incomodidad en la pelirrosa, la cual no podía evitar mantenerse alerta.  El la observo fijamente y un torció los labios en una sonrisa maliciosa.

 

 

 

-Creo que al fin tengo el placer de conocerte Sakura Haruno. Acércate, toma asiento. - Con su mano señalo a la silla frente a él. Sakura pereció sin emitir una palabra ante el hombre y con suma lentitud tomo asiento. - Mi nombre es Orochimaru. Soy director de la unidad de China, supongo que ya has escuchado hablar de mí. -

 

 

 

Sakura asintió.

 

 

 

-Muy bien, como ya abras escuchado yo dirijo el colegio en el cual existen elementalistas problema, pero además de eso también entreno elementalista que desean superarse. Realizo investigaciones para entender mas las habilidades que todos poseemos. Mi unidad esta bien equipada con un sin números de elementalistas con habilidades especiales, si no me equivoco ya conociste algunos, Sasori y Karin, como te abras dado cuenta son excepcionales. –

 

 

 

La Haruno no pude evitar sorprenderse ante lo dicho por Orochimaru, nunca creo que el pelirrojo y la Uzumaki formaran parte de el colegio de china. ambos parecían de lo mas normales y eran muy hábiles. Posiblemente se había dejado llevar por la manera tan negativa de hablar de Hyuga y el Uchiha menor sobre la gente que asistía a esta institución, creyendo que ese colegio estaba lleno de gente maliciosa y totalmente inestables.

 

 

 

-Es por eso que me gustaría hacerte la invitación a que te trasladaras a mi unidad académica. En ella podrás aprender cosas inimaginables, dominaras tus habilidades y aprenderás a un más técnicas. Bajo mi tutela serás la más fuerte. - Alzo su brazo a hacia Sakura en manera de invitación. - Juntos descubriremos sobre tu poder. Te volverás excepcional. Tenemos médicos asombrosos que podrán instruirte –

 

 

 

-Agradezco mucho el ofrecimiento director, pero me encuentro muy cómoda en donde me ubico por el momento. A pesar de que mi progreso sea lento creo que prefiero mantener donde estoy. -

 

 

 

La expresión en el rostro de orochimaru cambio a una de desconcierto para después poner una mirada seria y fría, la cual le provoco un escalofrió en la espalda a la pelirrosa.

 

 

 

-El sello debe realizarse y es tu misión ser la que lo cree, con el nivel de esta escuela es posiblemente que te tome mucho tiempo, recuerda tiempo es algo que no poseemos. – Insinuó tratando de convencerla

 

 

 

-Soy consciente de eso, por lo mismo entrenare aun mas determinada que antes señor orochimaru. - Reto sin moverse de su posición.

 

 

 

Orochimaru suspiro y coloco sus brazos en su escritorio para después colocar su barbilla sobre sus manos. -Enserio esperaba que aceptaras. ¿Sabías Sasuke estuvo en mi colegio por razones muy interesantes? - Sakura asintió. -Y fue gracias a su hermano que el dejo de estar bajo de mi tutela. Fugaku su padre y yo nos entendemos muy bien ¿sabes? -

 

 

 

La pelirrosa frunció el ceño entendiendo a donde quería llegar el pelinegro. - ¿A dónde va con esto? -Exigió con voz aun calmada. El sonrió y paso su lengua por sus labios.

 

 

 

-Existen dos maneras como podemos hacer esto, la primera es aceptas transferirte a mi colegio, no le dirás a nadie de nuestro trato y no veras a Sasuke u otro guardián. Me permites entrenarte e investigar tu cuerpo y habilidades. Ambos sacaríamos provecho de esto, se te permitirá tener las libertades que desees y cuando ambos estemos satisfechos podrás ser libre. Yo tendré la información que quiero y tu serás poderosa. Y la segunda es que, si no aceptas, hablare con Fugaku sobre Sasuke hare que lo transfieran y no permitiré que pueda salir o hacer lo que le plazca. Será en pocas palabras mi prisionero-

 

 

 

Sakura se levantó de golpe y sus ojos jades brillaban con furia. – Itachi no permitiría que hicieras lo que desees. -

 

 

 

-El líder del clan es Fugaku, Itachi le tomara unos años mas ser la nueva cabeza. ¿Cuántos años podrías aguantar dejando a Sasuke ser miserable? -

 

 

 

-Usted es un maldito chantajista. -

 

 

 

-El fin justifica los medios Sakura, esta en ti decidir qué ocurrirá. - Se levantó del escritorio y se dirigió a la salida. - Me marchare dentro de dos días, tienes hasta entonces para decidir. -Dicho esto salió por la puerta dejando a la pelirrosa completamente desconcertada.

 

 

 

 

 Una pareja de chicas de encontraba tomando una taza de té, en la terraza de el dormitorio de mujeres. Se encontraban platicando amenamente.

 

 

 

- ¿Entonces te iras hoy? ¿Por cuánto tiempo? -Pregunto la ojiperla.

 

 

 

-Solo una semana. El padre de Itachi lo ha citado, debemos entender unos asuntos del clan. -

 

 

 

- ¿Es algo grave? -

 

 

 

-No, solo ponerse de acuerdo con otros miembros, en unos años Itachi será la cabeza del clan, se espera mucho de el por eso ya se le esta pidiendo que haga algunos trabajos de Fugaku. Shisui también estará ahí. -

 

 

 

- Ya veo, voy a extrañarte. - Dijo la ojiperla sonriendo triste.

 

 

 

-Y yo a ti. Espero nada ocurra en nuestra partida. Tengo una sensación extraña en mi pecho, como si algo malo fuera a pasar. -

 

 

 

-Tal vez solo estas nerviosa, trata de relajarte. – Pidió la ojiperla preocupada por ella. Ya que ella sabía que cuando Izumi sentía que algo ocurriría, siempre pasaba algo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sakura se hallaba solo cubierta por una toalla alrededor y su cabello mojado, estaba recostada en su cama observando el techo fijamente como si este fuera a darle las respuestas que buscaba, sabía que no podía pedirle ayuda a Kakashi, él no tenía tanto poder como orochimaru. La idea de Sasuke encerrado por años la aterraba. ¿Que se supone que debía hacer? si no hacia lo que orochimaru le pedio, Sasuke lo pagaría. Opciones no había. Cerro sus ojos y en unos minutos su respiración se hizo pausaba.

 

 

 

La escena que podía ahora podía apreciar era las vidas pasadas de los guardianes combatiendo finalmente a Kaguya la cual levitaba a varios metros de la tierra. La Guadiana del agua, y el de hielo combinaban sus elementos para lanzar un ataque sincronizado que Kaguya logro esquivar. Varias agujas negras de gran tamaño se forman en el cielo y fueron lanzadas a todos los jóvenes guardianes, un barrero espiritual cubierta de rayos, se formó alrededor de ellos cubriéndolos del ataque, Mio su antepasada se encontraba protegiéndolos. Aumento el tamaño rápidamente de la barra hasta golpear con ella a Kaguya logrando electrocutarla.

 

 

 

Sousuke y Menma corrieron juntos para atacar a la peliblanca la cual se había desestabilizado con el ataque de Mio. El pelinegro lanzo sus llamas hacia ella y Menma lo ayudo a aumentar el tamaño, con la fuerza de sus ráfagas de aire. Kaguya abrió un portal donde las llamas fueron mandadas evitando que la golpearan. Después concentro energía en su mano y los pies del rubio y pelinegro comenzaron a congelarse.

 

 

 

- ¡Apártese de ella, puede controlar el hielo!!!- Grito el guardián de roca.

 

 

 

 Mio mostro cara de preocupación y corrió hacia el Uchiha. El cual al ver que venia en su ayuda se preocupó. Podía salir lastimada.

 

 

 

- ¡Aléjate! ¡No te acerques, tengo esto controlado! -Creo llamas a su alrededor y derritió el hielo de sus pies para después hacer lo mismo con los del rubio. El cual le sonrió agradecido.

 

 

 

-Mio crea las cadenas que enseñe. - Sonó la voz de Yukio desde el collar. La pelirrosa asintió.

 

 

 

Unas partículas negras comenzaron a agruparse hasta formar cadenas sólidas, las cuales estaban cubiertas por rayos.

 

 

 

Sakura abrió los ojos impresionada para la técnica utilizada por su ancestro, nunca pensó que podría utilizar las fuerzas eléctricas de esa manera. Le había fallado a la clase de física si lugar a dudas.

 

 

 

Dichas cadenas comenzaron a rodear a Kaguya inmovilizándola. Mio junto ambas manos y comenzó a concentrar más energía, pero la peliblanco creo ajugas negras de nuevo y lanzo hacia todos los ángulos. Los demás guardianes a excepción de la pelirrosa formaron murallas para protegerse, pero al estar ella tan concentrada no pudo crear una barrera de protección. Sousuke con terror corrió hacia a ella y se lanzo para sacarla del blanco del ataque, ambos rodaron y las cadenas se deshicieron liberando a Kaguya, la cual se levantó y huyo en uno de sus portales, una vez más.

 

 

 

La escena cambia a Mio curando las heridas de sus compañeros los cuales se encontraban serios, descansando con mirada derrotada.

 

 

 

-Si tan solo hubiera podido crear una barrera para protegerme y mantener las cadenas. -Hablo molesta Mio.

 

 

 

-La culpa fue nuestra por no protegerte como debimos. -Hablo el rubio con voz acongojada, todo por no haber protegido ala única persona que pudo inmovilizar a Kaguya.

 

 

 

-La próxima vez lo haremos mejor, en el siguiente encuentro yo protegeré a Mio. - Hablo el Uchiha firmemente.

 

 

 

-Deben protegerse unos a otros, su falta de sincronización hará que los maten. - Hablo finalmente el dragón del rayo. - Kaguya es una mujer escurridiza, deben logran inmovilizarla para así acabar con ella, para eso deben trabajar en equipo. - Señalo Yukio.

 

 

 

-Por hoy hemos tenido suficiente debemos descansar. - Hablo el guardián del hielo, levantándose para retirarse, ignorando la riña del dragón de rayo. Los demás lo siguieron solo quedando Mio y Sousuke.

 

 

 

-Gracias por salvar hoy. - Dijo tímida la ojijade.

 

 

 

-No tienes por qué agradecer, siempre te protegeré con mi vida. - Tomo un pechón de cabello y como era costumbre lo beso, bajo la mirada sonrojada de la ojijade.

 

 

 

 

 

 

 

 

Al despertar sintió algo sobre su cintura, el aroma varonil que tanto amaba fue percibido por su nariz, abrí los ojos y Sasuke estaba dormido a un lado de ella. Al ver la escena no pudo evitar derramar lágrimas de tristeza e impotencia de lo que sería necesario hacer. Abrazo al morocho aferrándose fuertemente a él, sintió su calidez y su penetrante aroma, haría lo que fuera por él.

 

 

 

La cara de la Uchiha comenzó a fruncirse en señal de que se despertaría, se secó las lágrimas rápidamente sonrió, cuando el abrió los ojos finalmente se encontró con la hermosa cara de la pelirrosa.

 

 

 

-Buenos días dormilón. - Dijo alegre la pelirrosa.

 

 

 

-Tch. - Expreso tallándose los ojos.

 

 

 

-Deberíamos apurarnos hoy nos espera un gran día Sasuke. -

 

 

 

- ¿A qué te refieres? -Pregunto extrañado.

 

 

 

-A nada tonto, vamos para desayunar, lo necesitamos para el entrenamiento -

 

 

 

-Hablando de entrenamiento, Izumi se fue con Itachi estoy a cargo de entrenarte en su ausencia. -

 

 

 

-Sobre eso ¿No podrías saltárnoslo solo por hoy y no sé, hacer algo juntos? - Pidió la pelirrosa.

 

 

 

- ¿A qué te refieres? -Pregunto con una expresión extrañada.

 

 

 

-No lo sé, hablar, estar juntos tú sabes. – Rogando que aceptara.

 

 

 

-Esta bien pero solo esta vez. -

 

 

 

Sakura trato de tener el día más normal que pudo, entreno con sus compañeros guardianes, realizo su entrenamiento en artes marciales con Neji y le agradeció por todo, lo abrazo y se marchó generando confusión en el Hyuga, pero le dejo una sonrisa alegre por la acción de la pelirrosa. Y cuando finalmente tocaba pasar tiempo con Sasuke, se llenó de valor para sonreír y estar feliz, a lado del Uchiha.

 

 

 

- ¿Qué es lo que deseas hacer? - Pregunto sonriéndole la joven Haruno.

 

 

 

-Lo que sea. - Dijo sin interés.

 

 

 

- ¿Qué te parece ir al cerezo? – Dijo sonriente

 

 

 

-Hmp- Dijo desinteresado.

 

 

 

- ¡Muy bien vamos! - Tomo el brazo de Sasuke y lo jalo, este solo se dejó llevar por la ojijade.

 

 

 

Una vez frente al árbol, Sakura poso una mano sobre el tronco del cerezo, ya tenia tiempo que no venía, libero energía hacia el cerezo y este comenzó a florecer aún más, todo bajo la atentan mirada del Uchiha. Cuando termino se labor Sasuke le tomo la cintura y se impulso para llegar a una de las largas y gruesas ramas del cerezo. Sakura mirada con intensidad la vista majestuosa, tratando de grabar cada momento, como si ya no fuera a volver hacerlo. Ya que puede que no lo haga.

 

 

 

- ¿Nunca te he hablado sobre mi verdad? -Pregunto con una mirada seria.

 

 

 

-Hmp- Al escuchar el monosílabo del morocho sonrió tiernamente.

 

 

 

-Se sobre ti y los demás guardianes, pero a pesar de todo lo que hemos pasado solo he sido la guardiana del rayo, nunca Sakura. –

 

 

 

Sasuke la miro interesado. Ella sonrió aún más y comenzó a relatar.

 

 

 

- Tuve una vida muy normal, demasiado normal si la comparo con la de ustedes. Mi familia tenía una buena posición económica, por lo que realmente nunca tuve problemas económicos, para ser honesta nunca tuve problemas de ningún tipo, mi único deseo era ser una persona que cumpliera sus metas, y desde pequeña marqué mis objetivos. Solo deseaba brindarles honor y orgullo a mis padres además de a mí misma. -Hizo una pausa leve para acomodarse entre las piernas del Uchiha que yacía recargado en el tronco del cerezo. - Me convertí en un pequeño robot que hacia todo para destacar y me limite en muchas otras cosas. Se podría decir que vivía tanto observando hacia el frente que nunca mire a los lados para poder apreciar lo que me rodeaba, nunca tuve amigos, eran solo compañeros de clase o vecinos, personalmente no me molestaba estar sola, ya que amaba el tiempo a solas conmigo misma. Pero por eso mismo nunca supe lo que era tener una buena amistad, nunca supe lo que era enamorarse de alguien o crear un vinculo con alguien ajeno a mis padres. Luego cuando comencé la universidad solo me concentraba en ser lo mejor que podía, me aislé totalmente. – Hizo una pausa para olfatear el aroma que despedida Sasuke.

 

 

 

-Después me enferme y todo se vino abajo, todos mis sueños y metas para un futuro. Después de todo ¿Qué futuro tenía ahora? Me arrepentí tanto Sasuke, odie no haber vivido, no haberme maravillado con el mundo, pasar todos esos años solo observando al frente para un futuro que nunca se haría realidad, ya no. Me di cuenta que a pesar de todos esos años de vida realmente nunca viví. - Se aferro al muchacho con fuerza aspirando fuertemente.

 

 

 

-Pero me fue dado una nueva oportunidad. – Paso su delicada mano sobre la mano de Sasuke.  

 

 

 

-Sabes cuando desperté como guardián y te observé sentado en esa silla con esa mirada perdida en la luna, fue cuando realmente comencé a vivir. -

 

 

 

El corazón de Sasuke comenzó a aumentar sus latidos y una sensación extraña en su estómago se formó, permaneció callado atento a las palabras dichas por la pelirrosa.

 

 

 

-El tiempo que he pasado contigo ha sido de lo más maravilloso. He conocido tantas cosas hermosas, tantas personas valiosas y un mundo tan lleno de color y esperanza, del cual me enamoro cada día más. Gracias a ti conocí lo que era realmente vivir, adorar estar con vida, apreciar el calor de otro. A pesar de todo el peso en mis hombros y toda la responsabilidad, soy muy feliz. -

 

 

 

-Sakura. – Dijo asombrado el Uchiha.

 

 

 

-Gracias por mostrarme tantas cosas, gracias por la felicidad que me has dado, aunque solo haya sido por estos cinco meses y gracias por haber entrado en mi vida. - Sonrió tiernamente hacia el Uchiha demostrándole todo el amor que sentía en una sola sonrisa.

 

 

 

 Mientras que el Uchiha menor la observaba con su cara expresando total sorpresa por las palabras tan cálidas de la pelirrosa. Ambos se observaron por uno segundos envueltos en la intensidad de sus miradas. Se acercaron poco a poco hasta que los labios de ambos jóvenes se fusionaron en un beso cálido, tranquilo y lento. Expresaba todo el sentimiento que ambos sentían mas no tenían el valor de decirlo en palabras.

 

….

 

 

 

A la mañana siguiente unos golpes azotaron Sasuke despertó desnudo en su habitación, observo a su lado no había rastros de la pelirrosa. Habían pasado una gran noche juntos ¿Por qué no estaba a su lado?           Tomo sus calzoncillos y abrió su puerta. Un rubio estaba detrás de ella con una cara preocupada.

 

 

 

- ¿Qué quieres Naruto? – Cuestiono con voz rasposa.

 

 

 

-Tenemos reunión de emergencia con Kakashi. – Dijo serio.

 

 

 

-Hmp, estaré ahí en cinco minutos. -

 

 

 

-De acuerdo. Te espero afuera. – El rubio espero afuera de la habitación del morocho, una vez listo salieron rumbo a la dirección. El día estaba muy nublado no tardaría en llover, ambos jóvenes iban callados, suceso que le parecía extraño a Sasuke ya que Naruto nunca cerraba la boca. Decidió ignorar lo que ocurría, si el rubio tenía algo eventualmente le diría que ocurrió.

 

 

 

El Uchiha y Uzumaki finamente llegaron a la oficina de Kakashi, todos ya se encontraba ahí, Sasuke busco con la mirada a su pelirrosa, pero para su sorpresa, aun no estaba ahí, supuso que no tardaba en llegar.

 

 

 

-La razón por la cuales ustedes están aquí tan temprano es para darles el anuncio de que Sakura decidió transferirse al colegio de China, para recibir la tutela de orochimaru. -Soltó el peligris. Todos en la habitación no pudieron evitar sorprenderse.

 

 

 

- ¿Esto es una broma no es verdad? -Dijo el rubio. - ¿Por qué no nos dijo nada? Ni siquiera se despidió.

 

 

 

-Ella así lo prefiero, vino esta mañana muy temprano a avisarme que acepto la invitación de Orochimaru y que se marcharía con él día de hoy, se disculpó y me pidió que les dijera que quería evitar una despedida triste. Que les deseaba lo mejor a todos. – Dijo con expresión triste.

 

 

 

-Pero aun así ¿no le parece extraño? - Dijo el Hyuga no muy convencido. - Ayer se portaba extraño. -

 

 

 

Se escucho por toda la habitación la puerta siendo azotada, cuando todos observaron el origen del ruido, había sido el Uchiha menor que había salido como si se lo estuviera llevando el diablo, su amigo rubio no pudo evitar expresar una cara triste, sabía que se avecinaba días oscuros para su amigo. La ojiperla con la mirada apenada tomo la mano de la rubia y ambos apretaron fuertemente, en estos pocos meses Sakura se convirtió en alguien importante para ellos.

 

 

 

 

Sasuke corría y brincaba velozmente rumbo a la habitación de la pelirrosa. Su cuerpo estaba siendo cubierto por al agua que caía del cielo, pero no le importo, su ritmo cardiaco estaba muy acelerado y hacía mucho tiempo que no sentía la ansiedad que ahorita lo atormentaba. -Esto tiene que ser una broma, ella nunca me dijo que se iría. ¡No me dejaría! ¡Maldición Sakura! –  Llego al edificio y salto hasta el balcón de la habitación que prácticamente compartía con la ojijade, entro por las puertas de cristal, busco a Sakura por toda la habitación. Pero las pertenencias de la Haruno no se encontraban en el lugar, la desesperación comenzó a inundarlo, un hueco se ubicó en su pecho. Siguió observando el lugar hasta encontrar un sobre que dedica “Sasuke” lo tomo con sus manos temblorosas se recargo en la pared y abrió la carta;

 

 

 

Querido Sasuke:

 

Si estas leyendo esto es debido a que ya no estoy en el colegio. Lamento mucho si no pude decírtelo en persona, pero considere que seria muy triste decirte que me marcharía y odio las despedidas. Espero que podrás comprender por qué decido transferirme al colegio de Orochimaru. Realmente deseo mejorar como guardián, quiero poder protegerlos y no ser una carga. Deseo ser alguien poderoso y el me ayudara con eso. Al fin eres libre de mí, ya no tienes que cargar conmigo.

 

Espero que en mi ausencia tengas días buenos y llenos de alegría, eres una gran persona y todo lo que te dije el día de ayer fue cierto. Adiós Sasuke.

 

 

 

Gracias por todo… Sakura H.

 

 

 

El cuerpo del pelinegro comenzó a deslizarse por la pared hasta quedar sentado, apretó la carta entre su mano y su mirada perdió toda luz que había tenido, comenzado a mostrar una expresión de dolor.

 

 

 

- ¿Enserio eso era todo lo que le diría, no se merecía más? - Sasuke bajo la cara y los mechones mojados cubrieron su rostro.

 

 

 

-Molestia…-

 

 

 

 

 

 

 

…………-

Notas:

¡Orochimaru hizo al fin de las suyas! ¡Tardo mucho debo decir!

Me sentí mal por hacerle esto a Sasuke, pero era necesario ya saben, finalmente se dio cuenta cuán importante era Sakura en su vida.

¡Al fin comienza la trama bien!

 

¿Reviews? ¿Patada en el trasero?

 

Nos leemos en fanfiction o Wattpad los adoro Y gracias por todo!

Esta historia archivada en http://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=72077