Fanfic Es
Fanfics en español

Guardiana del Rayo por Hitsupink

[Comentarios - 39]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Hola mis lectores sigo viva, y les traigo el capítulo de hoy wuju….

Les debo una gran disculpa por haber tardado tanto si muchos me siguieron desde el principio se dieron cuenta que actualizaba casi a diario, y la verdad era que los capítulos eran mas cortos, y ya tenia super bien pensado como estarían estructurados. Como ven ahora los capítulos con un poco más largos y la historia dará mas personajes y otros sucesos.

NO VOY A MENTIR tardare mas en actualizar y espero no me odien y me tengan paciencia, pronto acabaran mis vacaciones y entrare de nuevo a la universidad, me esforzare mucho y tratare de no ser de esas autoras que dejan de actualizar por meses, siendo honesta odio eso a veces hasta cuando me llega el correo de que actualizaron y olvido hasta de que trataba el fic. No quiero que pase eso con este. No sé cómo rayos le hare, pero me esforzare.

Ahora Dulcecito, SABINA89, UINatsumi-24 y Haruneko, son enserio lo mejor, amo sus reviews Dulcecito adoro como describes todo lo que te gusta y como deduces cosas que digo ah rayos ya sabe lo que hare.  Haruneko no te preocupes y muchas gracias por volver y tomarte tu bello tiempo de comentar. Me hacen sonriera cada que veo un reviews de ustedes, las adoro la verdad… 

En medio del camino a un pueblo algo desolado se encontraban caminando ambos guardianes sumidos en el silencio, Sakura observaba los alrededores interesada mientras que Sasuke mantenía la vista al frente del camino sin mostrar ninguna expresión en su rostro.

 

 - ¿Sasuke? – llamo la ojijade rompiendo el silencio.

 

-Hmp-

 

-Las misiones que hacen los elementalista ¿cómo se dirigen? ¿quién las solicita? -  El morocho giro su cabeza en dirección a ella.

 

- ¿Alguna vez dejas de preguntar cosas? - La pelirrosa bufo ofendida e inflo sus cachetes en un tierno puchero, Sasuke al ver la expresión de Sakura soltó un suspiro. - ¿Te has preguntado como rayos se mantienen los colegios? - cuestiono el azabache, volviendo su vista al camino.

 

-No-  respondió apenada por su ignorancia.

 

-Pon atención que es lo ultimo que explicare por hoy. Para entender las misiones debes saber lo más básico, que es como es la asignación de rangos entre los elementalistas. - 

 

- ¿Rangos? – cuestiono confundida.

 

El morocho asintió. – El colegio mide el control sobre las habilidades que poseemos, como fuerza física, control de la energía, habilidad para pelea cuerpo a cuerpo, uso de armas e inteligencia. Dependiendo de cómo salga la evaluación es el rango que te dan. ¿Entendiste? -

 

Sakura hizo una señal de afirmación con su cabeza.

 

-Hacen una evaluación cada cuatro meses, ósea tres veces al año.  a partir de eso te dan un nivel y te jerarquizan. Ahora entre esos rangos están A, B, C, D y Omega. -Hizo una leve pausa. -Los D son el rango mas bajo, son elementalista con un nivel inferior de habilidad, ya sea en el control de su energía, o simplemente su habilidad es baja en todos los campos que ya te había mencionado. Los nuevos tienden a ser este nivel. Los B Y C ya tiene un mayor control y son mejores en combate, aunque existen ciertas personas que no se especializan en batalla estos entran en otras especialidades, como curación, rastreo, sellado, etc. El rango A es uno de los rangos mas altos, su control y habilidad de batalla es excepcional, su control es perfecto y tienden a ser los mejores, los maestros del colegio todos son nivel A, es un principal requisito que te piden porque significa que tiene control total de sus habilidades-

 

- ¿Y el nivel omega? -

 

-Es un rango especial. Son lo mejor de lo mejor, se conocen como la elite. Se consideran los más fuertes y respetados, casi todos los guardianes alcanzan ese nivel. Los directores de los colegios y líderes de clan llegan a tener este nivel, ejemplo Itachi es el próximo a ser líder de mi clan él es nivel omega.-. -

 

- Muy bien entiendo, pero ¿entonces yo al ser nueva pertenezco al rango D? –

 

El morocho negó con la cabeza -Lo dudo mucho, tu control es bueno, aprendes muy rápido, a veces creo que demasiado rápido, eres mejor que muchos de rango C, tal vez si te hicieran la evolución tendrías un rango C o B. Si te esfuerzas en un año o dos podrías alcanzar el nivel A-

 

Sakura sonrió orgullosa y feliz. - ¿Sasuke que rango eres? – interrumpió

 

-Por el momento A, próximamente Omega. - sonrió arrogante. -

 

-Bien puedes continuar señor próximamente omega. – Hablo sarcástica.

 

Sasuke la fulmino con la mirada y prosiguió -Bueno prosigo, en cuestión a las misiones, es importante aclarar que existen muchos individuos normales que conoce de nosotros, ellos al ser incapaces de resolver ciertos problemas o situaciones, buscan la ayuda con los elementalista. Ahora hay un área en el colegio que se encargada de las misiones, en esa sección se hacen solicitudes, dependiendo del grado de dificulta se clasifican y se les da un precio. Pueden ser desde el exorcizar lugares y buscar personas, hasta tener que matar demonios de alto nivel. -

 

- ¿Precio? ¿Cobran? -

 

-El dinero que se gana de la misión se le entrega al colegio y un pequeño porcentaje al elementalista o elementalista que realizaron la misión. Así es como se sustenta el instituto, además de que los diferentes clanes proveen de cierta cantidad al mes para mantener los colegios. -

 

-Vaya, es todo un negocio. -

 

-Se podría decir, para antes de que preguntes, nuestra misión es sellar un demonio nivel Delta en un pueblo en las afueras de Fukui. –

 

- ¿También clasifican demonios? -

 

-Si dependiendo de su fuerza, se clasifican en alfa, beta, gamma y delta. Son los más comunes. Pero también existen los niveles épsilon, pero esa clasificación solo es para Kaguya. -

 

- Ya veo ¿Como lo sellare? –

 

-Realizaras un sello espiritual de cuatro puntos. Después de llegar a la posada, iremos un lugar donde no haya gente y te enseñare hacerlos.   –

 

- Todo esto espera que aprender a hacer barreras de sellado ¿no es verdad? -

 

-Mientras más rápido aprendas, más pronto podremos comenzar a entrenar todos juntos para hacer el ritual que volverla a dormir a Kaguya en otra dimensión. -

 

-Sasuke yo- Comenzó a mostrarse ansiosa.

 

-No te preocupes después de realizar algunas misiones iremos a donde habita el clan Uzumaki ellos se especializan en ese tipo de habilidades, te ayudaran -

 

Luego de caminar unos kilómetros mas encontraron una posada que tenia aguas terminales, los dueños del lugar eran mujeres las cuales no dejaban de comer con la mirada a Sasuke, pero para la gracia de Sakura, el las ignoraba olímpicamente. Llegaron a la recepción y una mujer madura pero joven los atendió.

 

- ¿Cuántos cuartos serian? ¿Solo son usted y su hermana? – pruno coqueto.

 

- ¿Hermana? - Pensó la Haruno con una vena saltada, debido a la pregunta de la mujer.

 

-Un cuarto esta bien nos quedaremos una semana. - Hablo secamente Sasuke, la mujer se sorprendió ya que solo las parejas pedían un cuarto.

 

-Muy bien síganme- Pidió otra joven con la mirada decepcionada, al escuchar que pedía un cuarto, obviamente eran pareja.

 

El lugar era sencillo, bien iluminado, limpio y cálido. Les mostró el camino a su habitación la cual se encontraban en el segundo piso. Al llegar al cuarto, este se dividía en dos áreas la primera tenía una mesa pequeña, con dos cojines, dos puertas deslizantes una que permitían ver la vista a la luna y a jardín de abajo, la otra hacia donde se ubicaba el área para dormir. La pelirrosa se dirigió a la segunda sección de la habitación y se percató que solo había un futón para dos personas, se sorprendió y se regresó a la sección de la salita, pero la mucama ya se había retirado.

 

-Sasuke, solo hay un futón, pediré un futón extra en recepción. – señalo Sakura.

 

-No importa podemos dormirlos dos ahí, es grande- dijo restándole importancia el azabache. Pero Sakura seguía nerviosa, sabia que si los dos dormían juntos una cosa los llevaría a la otra.

 

-Sasuke deberíamos de comenzar el entrenamiento. - Pidió Sakura nerviosa. La joven solo deseaba dejar de estar sola con el Uchiha menor.

 

Sasuke alzo una ceja extraña por el nerviosismo de la pelirrosa. -Vamos entonces. – dijo saliendo de la habitación.

 

Los guardianes se dirigieron a un lugar desolado, a uno diez minutos de la posada. Estaban rodeados de árboles que les daba privacidad y así nadie miraría lo que hacían.

 

-El sello de cuatro puntos radica en formar cuatro puntos de energía que se expandirán hasta unirse, generando un tipo prisión de energía, es parecido a una barrera, pero un poco diferente. al momento que liberes tu energía, necesitas pensar en que deseas desaparecer algo. Esa es la clave para poder formar el sello que lograr sellar al demonio. -

 

- ¿El demonio desaparece? -

 

-Se traslada a una dimensión de la cual no puede salir y este queda sumido en un profundo sueno, ahora coloca tus manos juntas y une tus dedos, observa bien los puntos donde se generará tu energía. -

 

Sakura comenzó a imaginar que su energía se colocaba en las áreas que Sasuke le menciono y varias esferas de energía aparecieron a unos metros de los guardianes formando lo que parecía ser un cuadro.

 

-Muy bien ahora únelas. que esas esferas se unan unas a otras, forma un cuadro. –

 

Ahí fue lo que comenzó a complicarse para la pelirrosa. el hacer que estas comenzaran afirmar vínculos para unirse era mas complicado de lo que parecía, cuando estuvieron a punto de unirse la energía fluctuó y desaparecieron todas las esferas.

 

-Diablos es más difícil de lo que pensé. – Dijo al ojijade frustrada.

 

-Lo hiciste bien para ser la primera vez, solo concéntrate más en la siguiente.  No te iras de aquí hasta que la hayas unido todas-Advirtió el morocho.

 

Sasuke tomo asiento en un árbol y Sakura bufo molesta, se sentía como cuando un padre le decía a su hijo que no se levantaría de la mesa si no se comía todas sus verduras.

 

 

Mientras tanto en el colegio Hinata y Izumi se encontraban hablando cerca del lago.

 

- ¿Todo bien Hinata? te veo preocupada-

 

-Los líderes de los clanes están moviéndose- Exclamo preocupada.

 

- ¿Te refieres al asunto de Sakura? - Cuestiono la castaña.

 

La ojiperla asintió- ¿Itachi ya te lo menciono? -

 

- ¿Que intentaran casar a un líder de los clanes con ella?, ¿Es algo normal que ocurra eso con las guardias mujeres no? -

 

-Es verdad, pero yo pertenezco a un clan y Sakura no, además Naruto siempre estuvo ahí. Porque lo que se estableció que él y yo uniríamos a nuestros clanes. – hizo una pausa. -Se le informo a Neji que debe cortejarla. Aunque creo que él lo hace más por interés personal que por el clan, ¿qué hay de Sasuke e Itachi?

 

-A Itachi no le interesa y Sasuke no esta enterado y no sé si intente algo. -

 

-Él está interesado en Sakura, solo que aun no se a dado cuenta o no quiere hacerlo. -

 

-Es verdad, pero después de todo lo que a pasado, perder a su madre, ser rechazado por su clan e incluso su padre, al punto de ser mandado con orochimaru, es normal que sea así de cerrado, solo espero que el tonto se de cuenta antes de que alguien cautive a Sakura. -

 

 

 

El atardecer se hacía visible en el bosque donde se haya la Haruno, después de todo estuvo arduamente intentando unir las esferas de energía, al cabo después de unas horas y sin descanso logro mantener cada esfera de energía unida formando una tipa caja. En unos cuantos segundos las uniones se separaron y las esferas desaparecieron.

 

Sasuke se puso de pie y se acercó a ella. -Con eso es suficiente, no creí que podrías unirlas para ser honesto. - sus labios se torcieron en una sonrisa cautivadora. -Mañana practicaras el mantenerlas unidas, por hoy vayamos mejor a descansar. -

 

Ambos caminaron hacia la posaba, donde decidieron bañarse en las aguas termales para lograr quitarse la suciedad y relajarse. Una vez listos ya en sus batas típicas que se prestan en las posadas, decidieron ir cenar.

 

- ¿Sasuke cuánto tiempo te tomo hacer ese sello espiritual? – menciono tomando un poco de arroz.

 

-Yo no poseo habilidades de ese tipo. -

 

Los palillos se cayeron de la mano de Sakura, la cara de la pelirrosa se torció a ver a Sasuke con la boca abierta. - ¿ENTONCES COMO MIERDAS ME GUIABAS?

 

-La teoría es más que suficiente para enseñar- Pregunto calmado mientras comía su arroz tranquilamente.

 

- ¡Tú sabes que eso es mentira! -

 

-Sakura. - Hablo calmado- ¿pudiste hacer sello? – Cuestiono aun con la vista en su arroz

 

-Casi- Dijo apenada

 

-Entonces cierra la boca y come, molesta-

 

-Grrrrhhhh- Gruño irritada la joven por la falta de tacto del Uchiha.

 

Después de cenar ambos jóvenes se dirigieron a su habitación, Sakura fue a cepillarse su largo cabello antes de ir a dormir. Cuando regreso al área donde dormirían no encontró al morocho. Aunque después de unos segundos sintió una respiración en su cuello, y como unas manos desabrochaban su bata.

 

- ¿Sasuke? ¿Qué haces? – cuestiono confundida la ojijade.

 

- ¿A caso pensaste que seria tu pareja y tu maestro sin nada a cambio? - Beso su cuello y le dio un pequeño mordisco al lóbulo de su oreja. - Es hora de que pagues las clases Sakura. – ronroneo sensual sobre su oído.

 

 En una cueva oscura un pelinegro con dientes afilados se encontraba haciendo referencia a un hombre con capucha al cual no se le podía apreciar la cara debido a la oscuridad.

 

-Tu misión es traerla Kisame, los reportes están en las afueras de Fukui – hablo el ser misterioso.

 

-Como usted ordene mi señor. -

 

-El reinado de Kaguya está próximo. –

 

 

Cuando estuvieron recostados los dos cubiertos por el futón, Sakura no despegaba la vista del techo.

 

-Sabes creí que todos los guardianes podían hacer barreras de sellado o sellos espirituales. -

 

-Solo Hinata, Naruto y tu pueden, aunque los dos primeros dos tiene sus habilidades muy limitadas- dirigió su mirada ónix haca ella- En cambio tú tienes un tipo de energía espiritual que pueden sellar lo que sea, por eso tu sellaras a Kaguya de nuevo. –

 

-Gracias por todo Sasuke. - Sakura beso tiernamente a Sasuke en los labios y se acomodó para dormir dejando a azabache algo sorprendido por su acción.

 

 

 

Al abrir los ojos estaba de nuevo en el palacio donde, Sousuke como costumbre la estaba observando sobre un árbol, Mio se percato de su presencia y alzo la vista hacia donde está el morocho.

 

- ¿Otra vez espiando mi señor? – Cuestiono seria.

 

-Por el momento no tengo nada mas interesante que hacer, pensé ver que hacía señorita Mio. –

 

-Como ve solo cuido del jardín. – Desinteresada sin prestarle la más mínima atención.

 

Sakura miraba las imágenes de como pasaban las semanas y se daba cuenta que cada día Sousuke seguía y observaba a Mio, procurándola, molestándola y jugando con ella para ver sus reacciones. Era algo muy interesante de observar. El morocho al principio solía verla con deseo y frialdad, pero con el tiempo su mirada se volvió cálida, y de vez en cuando sonreía sinceramente.

 

Se encontraban en el bosque donde Mio practicaba arquería, como siempre Sousuke llego a observarla, pero en lugar de solo verla trajo con el dos katanas. Se acerco a la pelirrosa y bajo la mirada llena de sorpresa de ella, se la entrego, está la tomo con sus pequeñas manos.

 

- ¿Qué significa esto mi señor? - Aun sin comprender

 

-Quiero ver que tal hábil eres con la Katana- Hizo una sonrisa lasciva.  -Hagamos un trato si logras desarmarme, hare lo que sea que me pidas. -

 

-Sacarme del castillo y llevarme conocer el mundo. - Dijo rápidamente o con mirada determinada.

 

-Sousuke se sorprendió por la petición. - Muy bien, pero si yo gano harás lo que yo quiero que hagas. -

 

Mio frunció el ceño, si perdí existía la posibilidad que el Uchiha se aprovechara de ella, lo tenía muy encuentra, pero una parte de ella deseaba cumplir su sueño.

 

-Acepto. – dijo decidida

 

Mio posesiono sus dos manos en la Katana, la coloco delante de ella y con posición recta y en guardia, observo los movimientos del pelinegro. Como el morocho no atacaba decidió ir ella contra él.

Con rapidez lanzo un ataque hacia el frente, este la bloqueo el golpe y ataco un Angulo abierto, pero ella logro bloquearlo rápidamente, la pelirrosa sin dúa era rápida.

 

-Eres rápida, lo admito. -   Dijo divertido el Uchiha. Este la comenzó a atacar por todos lo lados y ella hábilmente los bloqueo y esquivo todos. Mio intento atacar a Sousuke, pero igual que ella él se defendía bien. Cuando el morocho se cansó de jugar con ella en un movimiento rápido, choco espada con espada dio un vuelta y mando a volar la Katana de la ojijade y puso el filo de su sable al nivel del corazón de la joven, bajo la mirada sorprendida de ella.

 

- ¿pero ¿cómo? -

 

-Sabes nos llaman el clan y la guerra porque desde que aprendemos a caminar nos pone un arma en la mano. - Sonrió con suma arrogancia. - No cabe duda que para ser una princesa usted es a una ferviente guerra.

 

Mio estaba muy molesta y asustada pero no dejaría que el Uchiha notara su miedo, ahora ella estaba a la merced de él.

 

-Bien es hora de que cobre mi premio, acércate Mio. - Pidió con voz suave y amable, muy raro del por parte de él.

 

Mio se acerco hasta posesionarse frente al. - ¿Qué es lo que desea a cambio? -

 

-Cierra los ojos. - Pidió el morocho. La joven hizo lo que el pidió sintió como esta se acercaba y se tensó completamente, uno brazo tomo su cintura, otro su cabeza y de la nada sintió unos labios en su frente. Abrió los ojos para poder ver que el Uchiha estaba besando su frente tiernamente. Después de unos segundos él se aparte del rostro sonrojado de Mio.

 

-listo. – Sonrió pícaramente.

 

- ¿Es todo? - pregunto aun sorprendida y sonrojada

 

- ¿Acaso querías algo más? Porque sabes eso se pude arreglar. - sonrió coqueto.

 

-Pero que dice-. Se giro aún más nerviosa, cosa que Sousuke encontró encantador.

 

-Sera mejor que me vaya señorita Mio, adiós. - Tomo las Katanas y comenzó a retirarse

 

- ¿Volverá a entrenar conmigo? - Pregunto sin mirarlo a los ojos, totalmente sonrojada por la petición.

 

-Si usted lo desea. – Sonrió lascivamente.

 

-Yo. – dijo sin poder terminar, aun confundida de por qué su corazón latía tan rápido.

 

La imagen se borro y comenzó a despertar, al abrir sus ojos se encontró con la cara dormida de Uchiha menor.

 

-Me pregunto si alguna vez poder ver esa misma mirada y sonrisa de Sousuke en tu rostro Sasuke. -

 

Se acerco al pelinegro y beso su frente justo como Sousuke hizo con Mio. La pelirrosa se levanto y cambio su ropa rápidamente, escribió una nota a Sasuke y salió de la habitación.

 

Camino a lejos de la posada, deseaba poder hacer la técnica del sello y progresar, así no sería más una carga para Sasuke. Y quien sabe tal vez podría disfrutar un poco de los lugares a los que viajaran.

El viento comenzó a soplar de una manera irregular el aire se volvió frio y sintió una presencia extraña que la observaba, en un instante sintió un gran dolor…

 

….

 

Los ojos negros de Sasuke se abrieron, giro su cabeza en dirección a su lado derecho, y observo que no había rastro de la pelirrosa, se levantó y busco en toda la habitación para no encontrar, en la mesita de la salita encontró una nota.

 

Buenos día Sasuke salí a entrenar, no te desperté por que te mirabas muy cómodo.

Atte. Sakura.

 

-Molestia- Dijo aun dormido. De la nada la mirada ónix se convirtió en una de completa molestia casi furia. Sintió la presencia de alguien muy poderoso. Corrió a cambiarse para después dejar la habitación.

 

Corría desesperado sin poder evitar sentir angustia, algo grande estaba cerca de Sakura y él no estaba a su lado para protegerla. No podía abrir un portal y llegar ahí en cuestión de segundos por que no estaba seguro donde exactamente se localizaban. Solo pudo atinar a correr como un diablo.

 

Aun a corriendo a gran velocidad sintió que la presencia estaba muy cerca, cuando se estaba acercando visualizo a un tipo alto con facciones de tiburón, tono de piel azulado, se encontraba lazando golpes con su gran espada a lo que parecía ser un barrero. Al prestar más atención miro que Sakura se encontraba dentro de esta. El sujeto no se percató de la presencia de Sasuke y este como un rayo impacto un golpe en el estomago del sujeto, este fue lanzado a unos metros.

Se coloco delante de Sakura la cual seguía dentro de su barrera. la examino con y su expresión era de preocupación.  El pelinegro no pudo evitar pensar que si el tipo no logro destruir su barrera con sus golpes significaba que esa barrera estaba muy bien hecha y era muy resistente, sonrió al darse cuenta de lo fuerte que se estaba volviendo la pequeña pelirrosa.

- ¿Te encuentras bien? – Hablo sereno mirando al enemigo delante de él.

 

-Sasuke lo siento yo- Intento disculparse Sakura

 

-Solo quédate dentro y no quites el campo aun, yo acabare con este sujeto. -sonrió arrogante.

 

-Vaya, vaya el príncipe vino a salvar a su princesa. -

 

-Identifícate. - Exigió el moreno.

 

-Mi nombre es Kisame Hoshigaki. - Sonrió mostrando sus dientes afilados.

 

- ¿Quién te envió? -

 

-Lo siento joven Uchiha, no vine aquí a charlar con usted si no por ella. - Señalo a la pelirrosa.

 

-Si no hablaras entonces tendré que matarte. - Sonrió de una forma tan fría que hizo temblar a Sakura, la cual jamás había conocido esa faceta tan escalofriante, podía sentir el instinto asesino de Sasuke, incluso un aura roja emanaba del cuerpo del azabache.

 

Sasuke genero un gran circulo de fuego alrededor de ellos encerrándolo al junto con Kisame, a una velocidad asombrosa el morocho lanzo una fuerte patada su adversario en el tórax y lo desarmo golpeando su brazo hasta casi fracturarlo, la espada de Hoshigaki cayo lejos de él.

 

-No me dijeron que el guardián de fuego estaría con ella, maldición. -

 

El Uchiha menor libero energía y se abrió un portal del cual saco una espada, corrió en dirección a Kisame y blandió el sable en un alegando movimiento para decapitar a su oponente.

La cara de la pelirrosa era de total terror al ver la cabeza del enemigo tirada en el piso, pero cambio a una de confusión cuando esta se volvió agua. El pelinegro gruño molesto.

-Es un maldito clon. - gruño para después desaparecer su Katana.

 

-Creo que por esta vez me retiro joven guardián, nos veremos la próximo. - Tomo su espada y se desapareció de la vista de los guardianes.

 

Una vez que la presencia de Kisame desapareció la pelirrosa desapareció su barrera y callo sentada. Después de todo antes de que Sasuke llegara y después de que el tipo la hiriera con su espada, hizo lo único bien que sabía hacer, lo cual era crear una barrera. Duro alrededor de veinte minutos resistiendo los golpes monstruosos del enemigo hasta que por fin el Uchiha arribo a su rescate.

 

Sasuke corrió hacia ella. Observo su costado el cual estaba herido. - Diablos estas heridas. - su mirada se mostraba preocupada.

 

-Puedo curarme no te preocupes. - Sakura paso un mano sobre su costado y comenzó a emanar energía y la herida comenzó a curarse bajo la atenta mirada ónix del Uchiha menor.

 

Después de unos segundos la herida ya no estaba. - Ya estoy bien. -Sonrió mientras levantaba amabas manos en señal de que se encontraba perfectamente.

 

-No deberías volver irte sin mí, te dejo sola un momento y casi te matan. - Exclamo cabreado.

 

-Lo siento mucho, solo quería mejorar rápidamente. - Bajo su mirada. -Sasuke lo siento y muchas gracias por venir en mi ayuda.

 

-Es mi trabajo. - Le ofreció su mano para ayudarla a levantarse. - Por hoy creo que será mejor que descanses. –

 

-Es muy temprano Sasuke, ya no estoy herida y creo que aun puedo. – Dijo demostrando frustración.

 

- ¿Por qué haces esto? Aún queda tiempo. - Contesto fríamente

 

-No quiero depender de ti, quiero ser fuerte, no quiero que me protejan. - hablo la pelirrosa seriamente.

 

El pelinegro suspiro derrotado y sin ganas de alegar con ella. -Está bien pero solo por una hora, entendido. -

 

-Gracias Sasuke-

 

Los dos se dirigieron al mismo lugar del día anterior, al primer intento Sakura fallo en unir la energía, pero la segundo logro entrelazar todas las esferas, y mantenerla por unos minutos. En el tercero intento la energía comenzó a cambiar de color y a mirarse más sólida y estable, pudo mantener el sello espiritual unos minutos hasta que Sasuke le dijo que era suficiente y cuando Sakura iba respingar este la corto- Esta completo, solo ocupas una criatura que sellar. -menciono el azabache.

 

Sakura sonrió satisfecha, aunque su orgullo No la dejaba estaba exhausta solo quería darse un baño y pasar la tarde descansando. Satisfecha consigo misma dio un paso al frente y fue cuando todo se volvió negro solo pudo escuchar a Sasuke gritar su nombre mientras todo desapareció.

 

La pelirrosa se encontró en un gran salón lleno de gente sentada sobre cojines de manera muy elegante. Tanto Sousuke como Mio estaban ahí, el señor feudal y padre de la pelirrosa, más los representantes de las otros señors feudales se encontraban escuchando a un mensajero.

 

-Según información dada por unos aldeanos, nos dice acerca de una mujer que solía ser una sacerdotisa, parece ser que genero un pacto con un demonio, y comenzó a destruir aldeas hasta desaparecerlas. La mujer posee poderes sobrenaturales y devastadores al parecer nada la puede detener. –

 

Todos los presentes comenzaron a susurrar. - ¿Hacia dónde se dirige? - Pregunto el feudal.

 

-Lo desconocemos señor, así como llega desaparece. -

 

-Lo que debemos hacer es aumentar la protección y las fuerzas militares para intentar detenerla, tratar de llevar a mujeres y niños a sitios lejos de las aldeas, hasta que se contenga a la mujer ya que se convertirán en un campo de batalla, con esto se cierra la junta de hoy. -

 

Todos los representantes y señores salieron de la sala excepto Sousuke, Mio y el señor feudal. El morocho hizo una reverencia y pidió unas palabras.

 

-Señor me parece debo regresar a mis tierras, es mi debe ir a procurar el bien de mi gente. – Mio lo observo con cara sorprendida.

 

-No esperaba más, joven Uchiha, fue un gusto tenerlo con nosotros ¿Cuándo partirá? -

 

-En unas horas señor-

 

-Tan pronto- exclamo mío decepcionada.

 

-Si mi señorita. – giro su vista hacia ella. - Con permiso. -  Y se marchó de la sala bajo la atenta mirada de mío.

 

- ¿Padre si esa mujer hizo un pacto con un demonio, no cree que sería buena idea aliarnos con alguna criatura del lado de la luz? -

 

-Mio no podemos depender de esos seres, no digas tonterías-

 

-pero padre nuestros pueblos, mucha gente inocente cuenta con nosotros. -

 

-Por eso mismo déjame hacerlo a mi manera. -

 

La escena cambio a la entrada del castillo Mio fue a despedirse de Sousuke, el cual ya se encontraba listo para irse.

 

-No pensaba darle esto todavía, pero tome. -  le extendió una enrome caja de regalo sumamente elegante. Mio tomo la caja entre sus manos. - No el abra hasta que se encuentre sola.

 

- ¿Cuándo volveré a verlo? - al dar cuenta de lo que dijo cambio su cara a un seria. - Usted es mi compañero de entrenamiento después de todo. -

 

El Uchiha sonrió se acercó y tomo un mechón de cabello para acercarlo a su boca y besarlo, la cara de la ojijade s torno roja por la acción del azabache, después de unos segundos soltó el sedoso cabello de la pelirrosa y miro a sus ojos verdes como el jade.

 

-Nos veremos muy otro, es una promesa. -Diciendo eso subió a su caballo y se alejó bajo la mirada de la pelirrosa.

 

Mio a paso rápido llego a su habitación, con sumo cuidado deposito la caja en su futón, y al abrirla en su interior encontró un arco color café el cual era sumamente hermoso, aun lado tenia un grado era un pequeño pétalo de cerezo. Con mucha felicidad se aferró al arco.

 

La escena cambio al palacio de siempre, pero esta vez este estaba cubierto de llamas, los sirvientes y guardias corrían desesperados.

 

- ¡Kaguya está aquí, corran! -

 

- ¡Moriremos si nos quedamos aquí! – Gritaba un sirviente

 

Sakura incluso en la visión busco corriendo a su antepasada, cuando llego a donde se localizaba, sus ojos se abrieron menormente, Mio sostenía en sus brazos el cuerpo inerte y lleno de sangre de su padre mientras lloraba, había una mujer con cabello largo blanco como la nieve y portaba cuernos en su cabeza, portaba un elegante kimono que estaba cubierto de sangre. Al ver sus ojos llenos odio un escalofrío atravesó la espalda de Sakura,

 

Su antepasada tomo el arco dado por el Uchiha y apunto una fecha hacia el demonio en forma de mujer, sin dudar disparo, Kaguya intento detener la flecha, pero esta estaba rodeada con una pequeña luz, la flecha atravesó la barrera y lastimo el brazo de la reina del mal, molesta y confundida abrió un portal y desapareció.

 

Mio la cual ya estaba agotada y muy mareada por haber inhalada tanto humo, se aferró a su padre, cerro sus ojos y espero su final. Por la lejanía pudo escuchar una voz. Pero no le puso atención.

 

Unos brazos la tomaron y arrastraron fuera del lugar, al contemplar a la persona vio a Sousuke con su mirada preocupada llevándola fuera del peligro.  Cuando sintió el aire puro entrar a sus pulmones, la pelirrosa no pudo más y perdió el conocimiento.

 

 

Notas finales:

Como ven describir peleas no se me da bien hehe, quise mostrar un poco mas del pasado de Mio y Sousuke, quería mostrarles como están surgiendo las cosas entre ellos. A psar de no intimar tanto se siente mas el amor <3 

Usted debe login (registrarse) para comentar.