Fanfic Es
Fanfics en español

Guardiana del Rayo por Hitsupink

[Comentarios - 39]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Chicos espero les guste este capitulo, si algo no les parece con gusto me pueden decir n.n 

Abrí mis ojos y me ubiqué en mi habitación, se encontraba a oscuras con los rayos de la luz de la luna filtrándose a través de las cortinas, la puerta de la habitación se abrió y me incorporé en la cama


-Podría jurar que estaba cerrada siempre la cerraba con seguro- pensé


Una figura femenina entro por la puerta, debido a la oscuridad no pude reconocer quien era, pero de un momento a otro el cuarto se inundó con un aroma a cerezos, con pasos cortos y sensual la mujer vestía un vestido negro un poco holgado, pero bastante corto, que mostraban las largas y torneadas piernas, cuando la luz cubrió su rostro pude al fin reconocer quien era…


- ¿Sakura? ¿qué rayos haces aquí? -


-Venga hacerte compañía -Sonrió coquetamente


-Márchate, no deberías estar aquí-


La pelirrosa subió a la cama gateando, dejando a mi vista el nacimiento de sus pechos-Demonios no está usando sostén-


-Oh vamos no seas aburrido, me alegra que duermas sin camiseta-


Se sentó sobre mí, cada una de sus piernas a un lado de mi cadera, coloco sus brazos en mis hombres y sentí su lengua rozar mi cuello, generando una sensación placentera, que comenzaba a generar calor en mi entrepierna, ella pego su pelvis al mío generando que salieron un gruñido de mi parte…Con el poco control que tenía la separe de mí.


-Vete-


Su mano se movió debajo de mis pantalones y tomo mi miembro entre su pequeña mano-No parece te que desagrade esto, al contrario, mira lo duro que te has puesto-Un gemido salió de mi boca sin que pudiera contenerlo, cuando ella comenzó a mover su mano con suaves caricias de arriba hacia abajo.


Me empujo con su otra mano, recostándome hasta que mi espalda toco la cama, su boca besaba y rozaba mi pecho hasta llegar a ombligo, sentí su aliento en mi miembro y comenzó a besarlo hasta llegar a la cabeza dándole una lambida, no pude evitar apretar los dientes…


-Pero mira que travieso eres-Y cubrió todo mi falo con su boca, sin poder evitarlo comenzó a chupar todo mi miembro y sin poder aguantar comencé a embestir su boca rápidamente, sentía que si seguía así me correría en su boca…


-Ah no eso sí que no-


 La tome del cabello, jale de él con fuerza y la lance contra la cama, le di la vuelta hasta que su cara y pecho termino contra las almohadas, tome sus caderas, las eleve a la altura de mi pelvis, su cara y pecho seguían sobre el colchón dejándome una excelente vista de su trasero, la tome de las caderas y en una potente, salvajemente embestida me adentre dentro de ella, se sentía tan cálido y apretado ahí dentro, comencé a moverme contra ella, su cara y pecho chocaban con fuerza contra el colchón entre cada azote de mi miembro que sometía contra ella, me agache aun embistiendo para tomar y apretar con fuerza sus pechos mientras ella gemía…


Lleve el control de las embestidas donde Sakura no paraba de gemir y gritar de placer, sintiendo como sus fluidos me cubrían hasta las piernas.


-Ahí Sas ahh-


- ¿Esto es lo que quería no? Muy bien ahora lo tienes – susurre contra su odio


-Ahhh sii- Sus paredes comenzaron a palpitar, su cara y dedos se enterraron contra la almohada, su espalda se arqueo y sentí sus ligeras convulsiones, ella se había corrido.


Seguí embistiéndola hasta que sentí que el calor llegaba a mi cadera, tome su cabello lo jale hacia arriba y con una ultima fuerte estocada me derrame dentro de ella, dejándome llevar la sensación de el mejor orgasmo de mi vida…


Abrí mis ojos respirando agitadamente, cuando recobre el aliento, me percate que era de día, me encontraba totalmente sudado, pase mi mano por mi rostro, me senté en la cama y sentí algo húmedo entre mis piernas, recorrí las sabanas y observe un líquido cubrir mis sabanas y mi ropa, me recosté de nuevo escupiendo una maldición…


-Que mierdas acaba de pasar-


Me levante tire las sabanas al piso y me dirigí a darme una ducha, azotando la puerta del baño furiosamente…



Mientras tanto en otra parte una pelirrosa se encontraba cepillando su largo cabello emocionada, ya que hoy seria su primer día en su nueva academia. Se apresuro a salir para llegar a la cafetería a desayunar antes de comenzar su clase. Sasuke le comento que la cafetería servía el desayuno de siete a nueve de la mañana, ya que las clases comenzaban a las nueve.


Dejo los dormitorios y llego al edificio donde se encontraba la cafetería, eligió su desayuno y se sentó en una mesa algo aislada de todos.


Después de terminar mi desayuno, pudo apreciar a cierto pelinegro cruzar por la puerta de la cafetería y traía una cara que parecía que se lo llevaba el diablo, cogió su bandeja de comida y se sentó en un lugar aún más alejado de todos.


-Por unos breves instantes pareció que me observo -Pensó la pelirrosa


Dejé la bandeja de comida donde iba y me dirigí en la búsqueda del edificio donde se encontraba mi salón de clases, saqué un papel doblado de mi bolsillo, la cual era la nota del horario que Kakashi me había brindado y comencé a leerla.



 


En la dirección del colegio se encontraba Kakashi leyendo cierto libro erótico, pero se ve interrumpido por Sasuke que entra azotando la puerta.


- ¿En qué puedo ayudarte Sasuke? - Sin despegar la visita de su lectura


-Quiero que alguien más entrene a Sakura. - Kakashi alzo una ceja y aparto su vista de la novela para encarar al Uchiha


-Ah sí? ¿Debido a? -


-Me quita tiempo que podría invertir en mi propio entrenamiento-Escupió el pelinegro


-No me convence-


-Ella aprende rápido, si otra persona la entrena aprenderá de igual manera, no hay razón para que yo pierda el tiempo-El director lo observo unos segundos con una sonrisa burlona.


-Muy bien, quedas relevado-


-Hmp-


Sasuke comenzó a caminar hacia la salida cuando escucho a Kakashi -Parece que no dormiste bien Sasuke- Sasuke detuvo su andar - ¿Algún mal sueño acaso? -


-Hmp-Maldito Kakashi pensó el pelinegro mientras dejaba la habitación azotando con fuerza la puerta.


-Muy bien donde nos quedamos, ah sí, Aremi y Yousuke se fundieron en un beso apasionado. -Continuo con una mirada morbosa.



 


Las clases pasaron de lo más normales para Sakura, todo era tan perecido a la universidad en la que solía estudiar. Tenía excelentes maestros, al terminar la última clase la cual era con la doctora Shizune, esta impartía varias materias y era una excelente maestra.


-Sakura puedes venir un momento? -Pidió la mujer


-Dígame doctora-


-Me comento Kakashi sobre una revisión física que debo realizarte, estoy libre en este momento, podríamos realizarla en mi consultorio, si te parece. -


-Suena perfecto-Después de todo deseo saber que rayos soy y que puedo hacer


-Muy bien sígueme-


El consultorio de ella se encontraba a un lado de la enfermería, era grande, muy limpio, y bien equipado.


-Por favor quítate la ropa y ponte la bata que esta sobre la mesa-


Siguiendo el protocolo, cambié mi ropa, y con el corazón bombeando con mucha rapidez, me senté en la mesa. Shizune noto mi nerviosismo y paso una mano por mi hombro.


-No debes estar nerviosa, solo es una revisión-


-Lo siento, es solo que dure tanto tiempo entre revisiones y hospitales que me siento algo, no se ni como describirlo, ha sido tanto que procesar en unos días que me tiene confundida, hace casi una semana estaba en una camilla sin poder respirar sin sentir dolor, ahora estoy aquí con usted otra vez estudiando y me siento más sana que nunca, al menos físicamente. –


-Es verdad que es mucho que procesar, pero para eso estoy yo, te ayudare en lo que pueda, y si tienes algún problema puedes venir hablar conmigo, con gusto, estaré para escucharte. -


-Muchas gracias, si gusta puede comenzar-


Me recosté y ella elevo su mano, observe como una luz azulada emanada de su mano. -Pasare mi mano por tu cuerpo, tranquila no te dolerá, solo sentirás algo de calor por donde pase mi mano. -


Asentí y observe cada uno de sus movimientos, su mano paso por mi cabeza y sentí una calidez por cada área donde ella pasaba su mano, era extraño una sensación de paz género que cerrara mis ojos, cuando ella termino los abrí para observar su cara de fascinación.


- ¿Está todo bien? -


-Muy bien, lo que hice fue adentrar mi propia energía en tu cuerpo y así poder valorarlo, tu cuerpo se regenera rápidamente, en cuanto recibe un daño es como un mecanismo que permite que se recupere, pero de igual manera es un proceso lento, sanas mas rápido que una persona normal, pero no eres inmortal ¿entendido? -


Asentí


-De igual manera existe la posibilidad de que puedas tener habilidades para curar a terceros, podría enseñarte si gustas, con la practica podrías desarrollar aún más habilidades, tienes una cantidad de energía enorme. Pero bueno no te quiero aturdir más, puedes vestirte, come algo y no olvides estudiar. –


-Entendido muchas gracias-Sonreír y me dijo a vestirme


-Sakura si quieres saber mas en la biblioteca existen muchos libros que te puedan instruir- le agradecí una vez ya cambiada


-Excelente muchas gracias por decirme, enserio muchas gracias, me retiro-


Sali por la puerta, y comencé a caminar por los pasillos.


-Al menos ya tengo mas respuestas de lo que soy, debería ir por unos libros como dijo la Dra. Shizune- Estaba tan sumida en mis pensamientos que no me di cuenta que choque contra alguien, sentí el aroma dulce y varonil de…


-Fíjate por donde vas-


-Lo siento Sasuke- Nuestras miradas se cruzaron y por unos breves instantes sentí una sensación extraña en todo mi cuerpo, sin lugar a dudas este hombre delante mío era muy atractivo…


-Ya que te encuentro solo quiero hacerte saber que a partir de mañana alguien más será tu maestro, adiós. -


- ¿Que? ¿Por qué? -


-Eres el problema de alguien más, molestia-


Sin más se retiró de mi vista voltear si quiera a verme dejando una gran con función en mi cabeza…



 


Por varias semanas estuve asistiendo a mis clases y estudiaba regularmente, no tenía amigos, pero de vez en cuando hablaba con compañeros, nunca fui muy de estar rodeada de gente, para ser honesta me gusta está solar. En cuestión a mi entrenamiento, la doctora Shizune con gusto me estaba ayudando con mis habilidades de curación, pero en el manejo de mi habilidad del control mi elemento Shizune no podía ayudarme mucho, ella intentaba, pero su habilidad como elementalista era la curación y la generación de venenos, lo cual era algo diferente a controlar un elemento de la naturaleza. Los otros guardianes estaban en misiones o en otras academias, lidiado con lo que sea que tuvieran en sus vidas. Kakashi no podía simplemente traerlos para que me enseñaran. En cuanto a Sasuke después de unos días de decirme que no me enseñaría volví a verlo, pero paso de mi como si nunca nos hubiéramos conocido, después de eso no e vuelto a verlo, se menciona que estaba en una misión, pero es lo único que se dé el.


 


Hoy era domingo, pase parte del día estudiando, la otra parte practicando con mi habilidad de curación, cuando estuve cansada me dirigí a mi habitación, tome un largo baño, me vestí con ropa cómoda y decidí tomar aire fresco, abrí las puertas de cristal del balcón y me trepe al barandal. Mande energía tanto a mis piernas como pies, y salte cayendo algo torpe pero bien en la tierra. Aun no podía hacerlo como los demás, pero era cuestión de tiempo según Shizune.


 


Me dirigí al bosque, realmente nunca había ido hasta el fondo de este, caminé adentrándome, la luna iluminaba los árboles y podía escuchar los ruidos de los animales nocturnos. No sentía miedo, al contrario, la brisa y el aroma a arboles me relajaba. Continúe caminando hasta que encontré un árbol enorme que parecía ser de cerezos, asombrada ya que nunca espere encontrar uno aquí, a pesar de dar la apariencia de ser un árbol de flor de cerezos, eran pocas las cerezas que florecían de él, parecían un árbol enfermo, cerca de este habitaban más árboles, flores coloridas siendo solamente iluminadas por los rayos de la luna, toda la vegetación se miraba hermosa rodeada de luciérnagas y mariposas, pero el árbol de cerezo no daba esa apariencia hermosa y sana.


Me acerque al gigantesco árbol, coloque mi mano en su tronco y sentí como si la vida de este se transmitía atravesara mi mano hasta llegar a todo mi cuerpo, sentía una sensación que no podía comprender, cerré mis ojos, sin saber por qué comencé a emanar energía de mi mano. Dure un tiempo haciéndolo hasta que deje de mandar ese flujo de mi energía y al abrir los ojos, observe como el árbol comenzó a florecer, todas aquellas ramas vacías comenzaban a dar frutos...


- ¿Cómo hiciste eso? - Una voz familiar masculina sonó a través de mis odios, generando que mi corazón se acelerara.


-Yo no lose, solo lo hice-


El pelinegro se acerco a mi y puso la mano en el tronco ya con mas vida, observo el árbol con sumo detalle, su mirada seria y sin expresión se convirtió en una pequeña casi invisible sonrisa nostálgica.


-Ese árbol no había florecido en 17 años. Se dice que la razón por la cual se construyó la academia aquí, fue porque querían que estuviera cerca de este cerezo, los antiguos guardines solían cuidarlo y atesorarlo, incluso gente que no era guardián lo hacía, lo cuidaban con tanta dedicación que hacía que floreciera tan hermoso como lo hace ahora. -


Su mirada fría y distante paso del árbol hacia a mí, sus bellos ojos color ónix me atraparon totalmente...


- ¿Qué haces aquí? ¿Qué no estabas en medio de una misión? -


-La misión fue completada, si no, no estaría aquí- Quito su mano del cerezo y desvió la mirada de la mía


-Ya veo-Baje mi mirada


-Este es mi lugar, vengo porque aquí no hay gente molestándome-


-Este lugar es hermoso-


-Hmp-


- ¿Tu cuidabas del árbol? -


-No-Su Desinterés, me hacía sentirme ansiosa


-Ya veo, bueno creo que te dejare estar tranquilo-


Cuando me di vuelta para retirarme, unos brazos tomaron mi cintura, sentí una ráfaga de aire golpear mi cuerpo que me hizo cerrar los ojos, al abrirlos pude observa la vista más hermosa que había visto, nos encontrábamos en lo alto de las ramas del cerezo, podía observar todo el lago, y el reflejo del árbol en el mismo, junto con la luna. Era sumamente bellísimo.


El tomo asiento en la rama e hice lo mismo. -Mi madre cuidada del árbol. -Explico


- ¿Cuidaba? ¿Por qué ya no? -


-Ella murió. -


-Lo siento, yo no sabía, Sasuke enserio lo siento-


-No importa ya-


Los minutos pasaron en completo silencio, sin darme cuenta yo estuve prestándole más atención a el que al lago, el no apartaba sus ojos del lago, sus cabellos negros se movían al compás del viento y la luz de la luna hacia sus ojos negros brillaran más.


- ¿Que habrá a través de esa mirada de seria y distante, existirá alegría, felicidad o amor? -Pensaba la pelirrosa al mismo tiempo que volvía su vista al lago.


-Sasuke. ¿Por qué no quisiste seguir enseñándome? -


-Tengo mis razones-Excuso serio


- ¿A caso hice algo malo? -


-Eres una molestia- Dijo sin mirarme si quiera


-Y tu un idiota con mal carácter- Cruce mis brazos y desvié mi cara.


-Sakura mira-Dijo con una voz suave pero penetrante


-Que quie - Mis palabras quedaron en el vacío al ver unas llamas azules hermosas moviéndose como si estuviera danzando, no pude evitar sonreír y Sasuke solo mantenía la vista en el lago.


-Es hermoso- Sin más después de unos minutos las llamas desaparecieron.


-Deberíamos irnos, es tarde-


Asentí con una sonrisa, así como subimos bajamos, nuestros pies tocaron el suelo de una forma delicada, el no soltó su agarre y yo tampoco, nos quedamos viendo, hasta que el rompió el agarre y comenzó a caminar, seguido por mi…


Continuamos caminando y observe un ligero rastro de sangre del brazo descubierto del pelinegro. -Sasuke espera, te lastimaste- Tome su brazo y comencé a emanar energía, bajo la atenta mirada de él, cuando la herida desapareció, dejé su brazo.


-Listo. -


-Has mejorado en poco tiempo-


-Hmp-Imite su monologo con una sonrisa.


Me acompaño a el dormitorio y después se dirigió a su cuarto, yo simplemente lo imite.


Al llegar a mi habitación, me quede recostada con un brazo sobre mis ojos, recordando los sucesos que ocurría al usar mi energía.


-A veces siento como si ya hubiera hecho esto antes, como si llevara toda una vida utilizando este poder. -Pensando eso me deje llevar entre los brazos de Morfeo.



 


Pasaron varias semanas después de ese suceso, Sasuke aún no me enseñaba, pero a veces comíamos juntos, nunca hablaba, solo respondía con su monologo favorito, o movimientos de cabeza, pero al menos me permitía estar cerca de él, aunque sea por poco tiempo. En pequeños y lentos pasos, estaba logrando entenderlo, desde el significado de cada sonrisa arrogante, hasta que significaba un gruñido o mirada distante de él. Siento que poco a poco nos estábamos volviendo amigos…

Notas finales:

No olviden comentar 

Usted debe login (registrarse) para comentar.