Fanfic Es
Fanfics en español

Real por Mota uchiha haruno

[Comentarios - 4]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas: Cuando lei está historia la ame , me encantó se que van a decir que no manche que acabe con las otras pero créanme está historia está buena disfruten y los personajes ni la historia es mia
Sakura

Ino ha estado gritando en mi oído durante la última
media hora y mis nervios están tan agotados por lo que
estamos presenciando que apenas soy capaz de oír algo.
Sólo mi corazón. Latiendo cómo loco en mí cabeza mientras los dos peleadores están en el ring embistiéndose uno contra otro, ambos hombres
iguales en altura y peso, ambos extremadamente musculosos mientras atacan la cara del oponente.
Cada vez que uno de ellos aterriza un golpe, gritos y aplausos estallan en el lugar, el cual está lleno de gente con al menos trescientos espectadores, todos sedientos de sangre. La peor parte de todo es que puedo escuchar el espantoso sonido de los huesos craqueando contra la carne, y los vellos de mis brazos se erizan del miedo. En cualquier momento espero que uno de ellos caiga y nunca, nunca, se levante de nuevo.

”¡Sakura! ”grita Ino, mi mejor amiga, y me abraza”. Parece que estás a punto de vomitar, ¡no estás hecha para esto!

En serio, voy a matarla.
Tan pronto como aparte los ojos de estos hombres y me asegure de sigan respirando cuando termine la ronda, voy a matar sin piedad a mi mejor amiga. Y luego a mí misma por acceder a venir.
Pero mi pobre y querida Ino tiene una nueva obsesión. Así que cuando se enteró de que el objeto de sus fantasías nocturnas estaría en la ciudad participando en este «privado» y muy «peligroso» club clandestino
de lucha, me rogó venir con ella y verlo. Es difícil decirle que no a Ino.
Es efusiva e insistente, y ahora está saltando de alegría.

”Es el siguiente ”dice entre dientes, sin importarle quién ganó esta última ronda o si sobrevivieron. Que al parecer, gracias a Dios, los dos lo hicieron”. ¡Prepárate para ver un verdadero hombre, Sakura!

El público se queda en silencio, y el locutor dice”: Damas y caballeros, y ahoraaaaa… el momento que todos habían estado esperando, el hombre por el que todos están aquí. El más malo de los malos, les
presento, al único, ¡Sasuke “Riptide” Uchiha!

Un escalofrío recorre mi espina dorsal cuando la multitud enloquece sólo por el nombre, especialmente las mujeres, y sus gritos ansiosos caen uno sobre el otro.

”¡Sask ¡Te amo, Sask!

”¡Quiero chuparte la polla, Sask!

”¡SASK APOREAME, SASK!

”¡Sasuke quiero tu Riptide!

Todas las cabezas se giran cuando una figura con capucha y capa roja trota hacia el ring. Los peleadores esta noche, aparentemente, no usan guantes de boxeo, y veo sus dedos flexionarse y cerrarse en puños a
sus costados, sus manos enormes y bronceadas, sus dedos largos.
Al otro lado del ring, una mujer agita en el aire un cartel que dice:«PERRA #1 DE SASUKE» con orgullo, y grita al tope de sus pulmones en su dirección-supongo que es en caso de que él no sepa leer o que no vea las letras rosa neón o el brillo.
Estoy sorprendida, comprendiendo que mi loca mejor amiga no es la única mujer en Seattle qué aparentemente ha perdido la cabeza por este tipo, cuando siento que ella aprieta mi brazo.

”Te reto a que lo mires y me digas que no harías todo por ese hombre.

”No haría nada por ese hombre ”repito instantáneamente, sólo para ganar.

”¡No estás mirando! ”grita”. Míralo. Míralo.
Toma mi cara y balancea mi mirada en la dirección del ring, pero comienzo a reír en su lugar. Melanie ama a los hombres. Ama acostarse Con ellos, acosarlos, babear por ellos, y cuando los atrapa, nunca puede
quedarse demasiado tiempo a su lado. Yo, por otro lado, no estoy Interesada en involucrarme con nadie.
No cuando mi romántica hermana menor, Karin, ha tenido suficientes novios y drama para las dos.
Miro hacia la plataforma cuando el tipo tira la bata de satén rojo con la palabra RIPTIDE en la espalda, y los espectadores de pie gritan y lo animan mientras él lentamente se da la vuelta para reconocerlos a todos.
Su cara está de pronto delante de mí, iluminada por las luces, y lo miro como una idiota desde mi lugar. Mi Dios.

Mi.

Dios.

Hoyuelos.

Mandíbula oscura y desaliñada.

Sonrisa infantil. Cuerpo de hombre.

Bronceado asesino.

Un escalofrío se dispara por mi espina dorsal mientras bebo Impotentemente del paquete entero al que todos los demás parecen estar mirando boquiabiertos.
Tiene el cabello oscuro, con las puntas hacia arriba como si una mujer hubiera pasado sus dedos a través de él. Pómulos tan fuertes como su mandíbula y frente. Labios rojos e hinchados, y como recuerdo de su
paseo por el ring, hay lápiz labial en su mandíbula. Miro su cuerpo largo y delgado y algo caliente y salvaje se instala en mi interior.
Él es perfectamente cautivador e increíblemente duro. Todo, desde sus hermosas caderas delgadas y cintura estrecha hasta sus anchos hombros, es sólido. Y ese six-pack. No. Es un eight-pack. Esa sexy V de sus oblicuos que se sumerge en sus pantaloncillos de satín azul marino, el cual abraza suavemente sus poderosas piernas, gruesas con músculo.
Puedo ver sus muslos, trapecio, pectorales y bíceps, todo gloriosamente ajustado y tallado. Tatuajes célticos circulan sus dos brazos, exactamente donde sus abultados bíceps y los deltoides cuadrados y rígidos de sus hombros se encuentran.

”¡Sasuke! ¡Sask! ”grita Ino histéricamente a mi lado, las manos alrededor de su boca”. ¡Eres jodidamente caliente, Sask!

Su cabeza se mueve con el sonido, un hoyuelo mostrándose con una sexy sonrisa mientras nos mira. Un escalofrío de energía nerviosa pasa a través de mí, no porque él es extremadamente hermoso desde esta perfecta vista -porque lo es, definitivamente lo es, mi Dios, realmente lo es- pero sobretodo porque está mirando directamente hacia mí.
Una ceja se levanta y hay un atisbo de diversión en sus fascinantes ojos azules. También algo… cálido en su mirada. Como si pensara que yo fui quien gritó. Oh, mierda.
Me guiña un ojo. Me sorprendo cuando su sonrisa se desvanece lentamente, transformándose en una que es insoportablemente íntima.
Mi sangre hierve a fuego lento.
Mi sexo se aprieta firmemente, odio que él parezca saberlo. Puedo ver que piensa que es la última creación y parece creer que cada mujer aquí es su Eva, creada de su costilla para que él la disfrute.
Estoy igual de excitada que de furiosa, y es el sentimiento más confuso que he sentido en mi vida.
Sus labios se curvan, se da la vuelta cuando su oponente es anunciado con las palabras”:

Kirk Dirkwood, El Martillo, ¡aquí para todos ustedes esta noche!

”¡Pequeña zorra! ”grito a Ino cuando me recupero, empujándola juguetonamente”. ¿Por qué gritaste así? Ahora piensa que yo soy la loca.

”¡OhDiosmío! No te guiño el ojo a ti ”dice Ino, visiblemente aturdida.

Oh Dios mío, lo hizo. ¿Cierto? Lo hizo.
Estoy muy sorprendida reviviendo el guiño en mi cabeza, así que decido torturar a Ino porque se lo merece, es una pequeña perra.

”Lo hizo ”admito finalmente, frunciéndole el ceño”. Nos comunicamos telepáticamente y dice que quiere llevarme a casa para ser la madre de sus sexys bebés.

”Como si tú fueras a tener sexo con alguien como él. ¡Tú y tu trastorno obsesivo compulsivo! ”dice, riéndose mientras el oponente de Sasuke se quita la bata. El hombre es todo músculo fornido, pero ni un
gramo de él puede competir visualmente con la delicia de macho puro de “Riptide”.
Sasuke flexiona sus brazos a los lados, estira sus dedos y forma puños, luego comienza a saltar. Es un hombre grande y musculoso pero sorprendentemente liviano sobre sus pies, que sé -porque solía competir
en pista- que significa que es increíblemente fuerte para ser capaz de levantar su cuerpo en el aire con un impulso pequeño de sus pies.
El Martillo lanza el primer golpe. Sasuke lo evade y contraataca con un golpe que conecta y noquea a Martillo a un lado de la cara. Me estremezco interiormente ante el poder de su golpe; mi cuerpo se aprieta ante la vista de sus músculos contrayéndose y tensándose, trabajando y soltándose con cada golpe que da.
La multitud mira, extasiados, mientras la pelea continúa, los horribles crujidos ponen mi piel de gallina. Sin embargo, hay algo más molestándome. Gotas de sudor aparecen en mi frente y en mi escote.
Mientras la pelea avanza, mis pezones se endurecen, aún más levantados y apretados contra mi blusa, empujando ansiosamente contra la seda de la
tela. De alguna manera, mirar a Sasuke Uchiha golpear a un hombre al que llaman “Martillo” me hace retorcerme en mi falda de una manera que no me gusta, mucho menos que esperaba.
La manera en que golpea, se mueve, gruñe…

De pronto, un coro comienza”: SASK… SASK… SASK.

Me vuelvo y veo a Ino saltando arriba y abajo diciendo. ”
¡OhDiosmío, golpéalo, Sask! ¡Sólo noquéalo y mátalo, bestia sexy! ”grita cuando su oponente cae al suelo con un fuerte golpe.

Mis bragas están mojadas y mi pulso se ha vuelto loco. Nunca he tolerado la violencia. Está no soy yo; parpadeo con estupefacción ante las sensaciones que azotan a
través de mi sistema. Lujuria pura, lujuria al rojo vivo, revolotea a través de mis terminaciones nerviosas.
El maestro de ceremonias levanta el brazo de Sasuke en victoria, y tan pronto como se endereza del golpe imponente que acaba de dar, su mirada se mueve en mi dirección y choca contra mí. Ojos azules penetrantes encuentran los míos, y algo se ata y hace un tirón dentro de mi barriga. Su pecho sudoroso se eleva y cae en un jadeo profundo, y una gota de sangre descansa en la comisura de sus labios. A pesar de todo, sus ojos siguen pegados a los míos.
El calor se distribuye bajo mi piel, y las flamas me lamen por todas partes. Nunca le admitiré esto a Ino, ni siquiera a mí misma en voz alta, pero no creo haber visto a un hombre tan sexy en mi vida. La manera en la que me mira es caliente. La manera en la que está de pie allí, con su mano en el aire, sus músculos goteando sudor con ese aire de autoridad que Ino me contó en el taxi.
No hay disculpa en su mirada. En la forma en la que ignora a todos los que gritan su nombre y me ve con una mirada que es tan sexual que casi me siento tomada justo aquí. La conciencia terrible de la manera
exacta en la que yo lo estoy mirando cae sobre mí.
Mi cabello largo y lacio, de color rosa, cae sobre mis hombros. Mi blusa blanca de botones no tiene mangas, pero sube por mi garganta en forma de cuello de tortuga de encaje, y el dobladillo está metido dentro de
un par de pantalones negros de talle alto, perfectamente presentables. Un pequeño conjunto de lindos aros de oro complementan muy bien con mis ojos color verde jade. A pesar de mi elección conservadora de ropa, me siento completamente desnuda.
Mis piernas tiemblan y me quedo con la impresión de que este hombre quiere atacarme. Con su polla. Por favor, Dios, no acabo de pensar eso; Ino lo haría. Otro apretón en mi vientre me embarga.

”¡SASK! ¡SASK! ¡SASK! ¡SASK! ”Canta la gente, creciendo en intensidad.

”¿Quieren más Sasuke? ”pregunta el hombre con el micrófono a la multitud, y el ruido se acumula a nuestro alrededor”. ¡De acuerdo, gente! ¡Traeremos un oponente digno para Sasuke “Riptide” Uchiha esta noche!

Otro hombre se sube al ring, ya no puedo soportarlo más. Mi sistema está sobrecargado. Está es probablemente la razón por la cual no es buena idea renunciar al sexo durante tantos años. Estoy tan excitada
que apenas puedo hablar bien o incluso hacer que mis piernas se muevan cuando le digo a Ino que voy a ir al baño.
Una voz resuena a través de los altavoces mientras me apresuro por el amplio pasillo entre las gradas. ”¡Y ahora, para desafiar a nuestro campeón actual, damas y caballeros, está Parker el “Terror” Drake!

La multitud se llena de vida, y de pronto, escucho un inconfundible golpe fuerte.
Resistiendo la tentación de mirar hacia atrás ante lo que causa la conmoción, rodeo la esquina y me dirijo directamente hacia el pasillo del baño mientras los altavoces estallan de nuevo.

”¡Santo cielo, eso fue rápido! ¡Tenemos un nocaut! ¡Sí, damas y caballeros! ¡Un nocaut! ¡Y en tiempo récord, nuestro vencedor una vez más, les doy a Riptide! Riptide,
que ahora está saltando fuera del ring y…¿a dónde demonios vas?

La multitud enloquece, gritando su nombre todo el camino hasta el vestíbulo

”: ¡Riptide! ¡Riptide! ”

Y se quedan completamente en silencio,
como si algo improvisado acabara de ocurrir.
Me pregunto sobre el extraño silencio cuando pasos golpeando resuenan en mi espalda. Una mano cálida envuelve la mía, y el toque me estremece mientras me dan la vuelta con una fuerza sorprendente.

”¿Qué demo…? ”respiro entrecortadamente, confundida, y luego miro un pecho masculino sudoroso, subo hasta unos ojos azules. Mis sentidos se tambalean fuera de control. Él está tan cerca que su olor me
rasga como una inyección de adrenalina.

”Tu nombre ”gruñe, jadeando, sus ojos salvajes sobre mí.

”Uh, Sakura.

”¿Sakura, qué? ”espeta, sus fosas nasales extendiéndose.

Su magnetismo animal es tan poderoso que creo que acaba de secuestrar mi voz. Está en mi espacio personal, por todas partes, absorbiéndolo, absorbiéndome, tomando mi oxígeno y no puedo entender la manera en la que mi corazón esta latiendo, la manera en la que estoy de pie aquí, temblando de calor, mi cuerpo entero se enfoca en el lugar exacto
en el que su mano está envuelta alrededor de la mía.
Con esfuerzos temblorosos, libero mi mano y miro espantosamente a
Ino, quien viene detrás de él con los ojos muy abiertos.

”Es Sakura Haruno ”dice ella, y luego felizmente lanza el número de mi teléfono celular. Muy a mi pesar.

Sus labios se curvan y encuentra mi mirada.
”Sakura Haruno "- folló mi nombre en frente de mí. Y justo en frente de Ino.
Y mientras siento su lengua moverse rudamente alrededor de esas dos palabras, su voz pecaminosamente oscura, como las cosas que deseas
comer pero que realmente no deberías, el deseo aumenta entre mis piernas. Sus ojos son ardientes y casi posesivos cuando me mira. Nunca me han mirado de esa manera antes.
Da un paso hacia delante, y su mano húmeda se desliza por mi nuca. Mi pulso salta mientras baja su cabeza oscura para darme un pequeño y seco beso en los labios. Se siente como si estuviera marcándome. Como si estuviera preparándome para algo monumental.
Que podría tanto cambiar como arruinar mi vida.

”Sakura”gruñe suavemente, de forma significativa, contra mis labios, mientras se retira con una sonrisa”. Soy Sasuke.

Aún siento sus manos en el viaje a casa. Siento sus labios en los míos. La suavidad de su beso. Dios, no puedo respirar bien, y estoy tan enrollada como una cobra en un rincón del asiento trasero del taxi, mirando sin prestar atención por la ventana hacia las luces de la ciudad
que pasan, desesperada por desahogar las sensaciones que giran dentro de mi cuerpo. Desafortunadamente, no tengo a nadie con quien desahogarme más que con Ino.

”Eso fue muy intenso ”dice Ino sin aliento a mi lado.

Sacudo la cabeza.
”¿Qué demonios pasó, Ino? ¡El tipo me besó en
público! ¿Notaste que había gente con sus teléfonos sobre nosotros?

”Sakura, él es muy sexy. Todos quieren una foto de él. Incluso mis entrañas están excitadas por la forma en que fue tras de ti y ni siquiera soy a quien besó. Nunca había visto a un hombre ir tras una mujer así. Mierda, es como pornografía con romance.

”Cállate, Ino ”gruño”. Hay una razón por la cual fue expulsado de su deporte. Claramente es peligroso o loco o ambas.

Mi cuerpo se enrolla con la excitación. Sus ojos, puedo sentirlos en mí, tan salvajes y hambrientos. Me siento instantáneamente sucia. Mi cuello arde donde me tocó con su palma sudorosa. Me froto y no deja de arder, eso no va a calmar mi cuerpo, no me calmará a mí.

”En serio, necesitas salir más. Sasuke Uchiha puede tener una mala reputación, pero es más sexy que el pecado, Sakura. Sí, fue expulsado por mala conducta porque es un chico travieso y malvado. Mira,
¿quién sabe qué mierda pasó en su vida personal? Todo lo que sé es que fue horrible e hizo un par de titulares y ahora a nadie le importa. Es el favorito de la Liga Underground, y en todo tipo de clubes de peleas lo
adoran. Están llenos de chicas cuando él se presenta.

Una parte de mí ni siquiera puede creer la manera en qué me miró, me identificó en una multitud de mujeres gritando, me miró únicamente a mí, y me molesta aún más cuando lo pienso. Me miró con esa loca y sexy
mirada, yo no quiero sobre mí ninguna mirada loca y sexy. No lo quiero a él, ni a cualquier hombre, punto. Lo que quiero es un trabajo. Acabo de terminar mi práctica en la escuela secundaria local y he sido entrevistada
por las mejores compañías de rehabilitación deportiva en la ciudad. Pero han pasado dos semanas y nadie llama.
Estoy a punto de caer en un colapso mental en el que siento que nadie podrá sacarme.
Estoy más allá de frustrada.

”Ino, mírame ”demando”. ¿Parezco una mujerzuela?

”No, cariño. Fácilmente serías la dama más elegante ahí afuera.

”Si usé un traje para este tipo de evento fue precisamente para evitar cualquier tipo de cosas como estás.

”Quizás deberías comenzar a usar vestidos más sensuales y mezclarte. ”Sonríe e instantáneamente me enfurruño.

”Te odio. No volveré a ir a este tipo de evento contigo nunca más.

”No me odies. Ven y dame un abrazo. ”Se apoya en mi hombro y envuelvo mis brazos en ella ligeramente antes de recordar su traición.

”¿Cómo pudiste darle mi número? ¿Siquiera sabes algo de ese hombre, Ino? ¿Quieres que acabe asesinada en algún lugar oscuro con partes de mi cuerpo esparcidas en un bote de basura?

”Eso nunca le pasaría a alguien que ha tomado tantas clases de defensa personal como tú.

Suspiro y niego con la cabeza, pero me sonríe adorablemente. Nunca puedo estar enojada con ella por mucho tiempo.

”Vamos, Sakura. Se supone que te estás reinventando ”susurra Ino, leyéndome perfectamente”. La nueva y mejorada Sakura tiene sexo de vez en cuando. Solía gustarte cuando competías.

La imagen de un Sasuke desnudo aparece en mi cabeza, y es tan preocupantemente caliente que me retuerzo en mi asiento y miró con enojo por la ventana, sacudiendo la cabeza con mayor énfasis en esta ocasión.
Lo que más me irrita es lo que siento con la simple idea de verlo. Me siento... febril.
No, no estoy en contra de tener sexo, pero las relaciones son complicadas, y yo no tengo el equipamiento emocional para eso en este momento. Todavía estoy un poco rota por mi caída e intento encontrar mi
camino en una nueva carrera. Hay un vídeo horrible de mí en YouTube, titulado: ¡Haruno, su vida se ha acabado!

fue grabado por algunos aficionados durante mis primeras pruebas de las olimpíadas y ha tenido
bastante tráfico, como todos los vídeos de las personas humilladas. Ese es el momento exacto donde mi vida se hizo añicos, estoy perfectamente inmortalizada en un vídeo y ahora se reproduce una y otra vez para que el
mundo pueda disfrutarlo. Muestra el segundo en que se desgarran mis cuádriceps y tropiezo, y en ese instante mi LCA -ligamento cruzado anterior- sólo hay lágrimas y yo sosteniendo mi rodilla.
Tiene una duración de más de cuatro minutos, un video muy encantador. De hecho, mi acosador anónimo mantuvo la cámara sólo en mí y en nadie más. Se podía escuchar su voz:

“Mierda, su vida ha terminado”

en el fondo. Lo que obviamente inspiró el título.
Así que allí estoy, en esa película casera de la vida real, acurrucada miserablemente con dolor, llorando con mi corazón. No lloraba por el dolor en mi pierna, lloraba por el dolor de mi propio fracaso. Y sólo quería que el
mundo me tragara y/o morir porque sé, sabía, supe es ese instante, que todo mi entrenamiento había sido en vano. Pero en lugar de que la tierra se abriera y me tragara, me filmaron. La gran cantidad de comentarios en el vídeo están aún fresco en mi mente. Algunas personas me desearon lo mejor en otras actividades y
dijeron que era una lástima. Pero otras se rieron y bromearon al respecto, pareciendo que de alguna manera rogaron para que eso me ocurriera.
Esos mismos comentarios me han plagado de dudas día y noche, durante años, reproduciendo en mi mente esos dos momentos y me preguntó qué salió mal. Y digo dos porque rompí mi LCA no sólo una vez,
la segunda vez fue cuando me negué a creer que "mi vida se había terminado”. Yo me rehusé a que me revisaran nuevamente. Ninguna de esas veces siquiera sé que hice mal, pero es obvio que ahora es físicamente
imposible para mí hacerlo de nuevo.
Así que intento seguir adelante con mi vida como si nunca tuviera la intención de competir en los Juegos Olímpicos, en primer lugar, y lo último que necesitaba era a un hombre grabando mi humillación con su
nueva profesión.
Mi hermana, Karin, es la romántica, la más apasionada. A pesar de que apenas tiene veintiún años y sólo es tres años más joven que yo, ella es la que vive en el mundo, envía tarjetas postales de diferentes lugares a
mamá, papá y a mí de sus "amantes".
¿Yo? Yo era la que pasó su vida entera entrenando, mi único deseo era obtener una medalla de oro. Pero mi cuerpo se rindió mucho antes de que mi alma estuviera lista, y nunca participé en una competencia mundial.
Cuando necesitas aceptar el hecho de que tu cuerpo a veces no puede hacer lo que quieres, duele casi más que el dolor físico de ser Por eso me encanta la rehabilitación deportiva. Aún podría estar
deprimida y enojada si no hubiera recibido la ayuda que necesitaba. Es por eso que quiero tratar de ayudar a algunos atletas jóvenes, incluso si no quieren. Y porque quiero un trabajo en el que pueda sentir, quizás, al fin
tener éxito en algo.
Pero, extrañamente, cuando me despierto en la noche, no es mi hermana en quien pienso, o en mi nueva carrera, o incluso, el terrible día en el que los Juegos Olímpicos se convirtieron en algo inalcanzable para
mí.
La única cosa en mi mente está noche es el demonio de ojos azules que puso sus labios sobre los míos.

_________________________________________________

La mañana siguiente, Ino y yo vamos a correr en el parque de nuestro barrio, como todos los días de la semana, llueva o truene. Cada una de nosotras lleva un brazalete con nuestro iPod, pero hoy, parece que
estamos escuchando nada más que a la otra.

”Lo hiciste, zorra. Se suponía que sería yo. ”Presiona unas teclas en su celular, frunzo el ceño cuando trato de ver lo que está leyendo.

”Entonces, debiste haberle dado tu número en lugar del mío.

”¿Te llamó?

”City Hall a las once. Deja a tu amiga loca en casa, eso fue todo lo que dijo.

”¡Ja, ja! ”dice, tomando mi teléfono, tecleando la contraseña y entrando a mis mensajes.

Entrecierro mis ojos porque la retorcida gata sabe mi contraseña, nunca podría esconder un secreto de ella incluso si quisiera.
Ruego porque no vea mi historial de google, o se enteraría que he estado acosándolo. Honestamente, no quiero aceptar el hecho de que tecleé su nombre en la barra de búsqueda más veces de las necesarias.
Afortunadamente, Mel sólo chequea mis llamadas perdidas, por supuesto, no tengo llamadas de él.
A juzgar por los artículos que leí anoche, Sasuke Uchiha es el dios de las fiestas, el dios del sexo, y, básicamente, un dios. Y un problema, para comenzar. En este instante probablemente está borracho en su cama con mujeres desnudas a su alrededor y pensando”:¿Sakura?¿De quién hablas?

Ino me regresa el teléfono, se aclara la garganta, y lee un
tweet”: De acuerdo, hay varias noticias que debes escuchar. “¡Sin precedentes!” “¿Sabes que todos vieron a Riptide besando a una espectadora?” “¡Mierda! Escuché que se produjo una pelea cuando trató de ir tras ella y empujó a un hombre.” “Pelear fuera del ring es ilegal, Rip no podrá luchar por el resto de la temporada o por toda la eternidad.” “¡Sí, es por eso que fue expulsado del pro! Bueno, no iré si Rip no está luchando.”
Todos estos son varios comentaristas ”explica Ino mientras baja su teléfono y sonríe”. Me encanta que lo llamen Rip. Como si sus oponentes descansen en paz. ¿Entiendes? De todos modos, si seguirá peleando, tiene
precisamente este sábado antes de viajar para luchar en otra ciudad ¿Vamos o vamos?

”Eso es lo que quería saber cuando llamó.

”¡Sakura! ¿Te ha llamado o no?"- pregunto Ino.

”¿Qué crees, Ino? ¿Cuántos seguidores tiene? ¿Un millón?

”En realidad tiene dos millones tres mil seguidores.

”Bueno, ahí está tu maldita respuesta. ”Ahora, estoy enojada y ni siquiera sé por qué.

”Pero estaba segura de que él quería algo contigo ayer.

”Ya hizo lo que quería, Ino . Así trabajan esos chicos, solo llaman la atención.

”Todavía tenemos que ir el sábado ”decreta Ino con un furioso ceño que hace que su cara bonita luciera muy cómica. Ella no es el tipo de persona que se enoja con alguien”. Y tienes que llevar algo que haga que
sus ojos salten y se arrepienta de no haberte llamado. Podrían haber tenido una aventura, una noche de rock.

”¿Señorita Haruno?
Nos dirigimos de nuevo a mi apartamento y miro a una alta mujer cuarentona con cabello rubio de pie en las escaleras de mi edificio. Su sonrisa es cálida y estoy casi confundida cuando sostiene un sobre con mi nombre escrito en él.
” Sasuke Uchiha quería que le entregara esto.

Escuchar el nombre de sus labios hace que mi corazón tropiece, y de pronto, está latiendo más de lo que hizo durante toda mi carrera esa mañana. Mi mano tiembla mientras abro el sobre y saco un gran pase azul
y amarillo. Es un pase al backstage con entradas para la pelea del sábado.
Son asientos centrales de primera fila, hay cuatro. Mis entrañas hacen cosas raras cuando me doy cuenta de que el pase tiene mi nombre escrito en él, en letra de hombre, sospecho que la suya.
En serio, no puedo respirar.

”Guau ”susurro, atónita. Una pequeña burbuja de emoción crece rápidamente en mi pecho, y casi siento que tengo que correr un par extra de kilómetros para hacerla estallar.

La sonrisa de la mujer se ensancha. ”¿Debo decirle que ha dicho “sí”?

”Sí. ”La palabra sale antes de que pueda pensar en ello. Antes de que pueda contemplar todos los titulares de los artículos que leí sobre él ayer, la mayoría de ellos destacan las palabras “chico malo”, “borracho”,
“peleas de bar” y “prostitutas”.

Porque es sólo una pelea, ¿no?

No estoy diciendo que sí a todo lo demás.
¿Cierto?

Miro con incredulidad las entradas otra vez, y Ino boquiabierta en mi perfil ve como la mujer se sube a la parte de atrás de un Escalade negro. Cuando el coche se aleja, juguetonamente me golpea el hombro.

” Zorra. Lo quieres, ¿verdad? Se suponía que era mi fantasía, ¡Ugh!

Me río mientras le entrego su entrada, mi cerebro tratando de hacer click con la realidad.

”Creo que iremos, después de todo. Ayúdame a reclutar a la pandilla, ¿quieres?

Ino agarra mis hombros y susurra en mi oído mientras me conduce por las escaleras hasta mi edificio”: Dime que esto no te hace sentir un poco de cosquilleo.

”Esto no me hace sentir un poco de cosquilleo ”digo de forma automática, antes de deslizarme a mi apartamento agrego”: Me hizo sentir uno muy grande.

Gritos y demandas vienen de Ino para seleccionar la forma en la que me vestiría para el sábado y le digo que si quisiera lucir como una puta se lo haría saber. Finalmente, Ino se da por vencida con mi armario,
diciendo que no hay nada ni remotamente sexy, entonces se va a trabajar, así que me deja sola el resto del día. Pero el cosquilleo no se va tan fácil.
Lo siento cuando me estoy duchando, vistiéndome, y cuando estoy revisando mis correos electrónicos para buscar más puestos de trabajo.
No puedo explicar por qué estoy tan nerviosa ante la idea de volver a verlo.
Creo que me gusta, y no me gusta que me guste.
Creo que lo quiero, y no me gusta que lo quiera.
Creo que realmente es el material perfecto para una aventura de una noche, y no puedo creer que comience a cuestionarme sobre ello también.
_________________

Naturalmente, como cualquier mujer con hormonas, el sábado estoy en un punto totalmente diferente en mi ciclo menstrual, y me he arrepentido más de una docena de veces de haber dicho que iría a la
lucha. Me consuelo con el hecho de que la banda, por lo menos, está muy entusiasmada con ir.
Melanie llamó a Pandora y Kyle para que nos acompañaran. Pandora trabaja con Ino en la firma de diseño de interiores. Ella es la residente en vanguardia Goth con quien todo hombre quiere decorar sus
almohadillas de soltero. Kyle todavía está estudiando para ser dentista y es mi vecino, amigo de muchos años, y un amigo de Ino desde la secundaria.
Es el hermano que nunca tuve, es tan dulce y tímido con las mujeres que tuvo que pagarle a una profesional para que tomara su virginidad a los veintiún años.

”Me alegra que nos lleves, Kyle ”dice Ino mientras se monta en el asientos de atrás conmigo.

”Juro que eso es todo lo que ustedes quieren de mi ”dice, pero se ríe, claramente contento por la pelea.
La multitud en el Underground es el doble de la última vez que estuvimos aquí, esperamos unos veinte minutos para subir al ascensor que nos conduciría a la arena.
Mientras Ino y sus amigos buscan nuestros asientos, deslizo el pase al backstage alrededor de mi cuello y digo”: Dejaré algunas tarjetas de presentación en un lugar donde los luchadores puedan verlas.
Tendría que estar loca para desperdiciar esta oportunidad. Estos atletas son tan fuertes que pueden destrozarse un órgano vital. Si alguna vez hay una oportunidad de hacer un trabajo de rehabilitación temporal, imagino que tiene que ser aquí.

Mientras espero en la fila para ser admitida a la parte de
acceso restringido, el olor de la cerveza y sudor impregna el aire. Veo a Kyle encontrar nuestros asientos al lado derecho del ring, y me impresiona lo cerca que los luchadores van a estar. Kyle parece ser capaz de tocar el piso del ring si da un paso y extiende el brazo.
En realidad, se puede ver la pelea desde el fondo de la arena sin tener que pagar ni un centavo, excepto quizás una propina al portero, pero Las entradas cerca del ring cuestan unos quinientos dólares, y Sasuke Uchiha me regaló cinco entradas. Dado a que he estado sin trabajo durante dos semanas desde mi graduación y estoy estirando mis ahorros, nunca podría haberme pagado esas entradas. Mis amigos, todos graduados
recientemente, tampoco podrían costearlas. Aceptarían prácticamente cualquier tipo de trabajo que pudieran conseguir en este jodido mercado de trabajo.
Repleto de gente, finalmente le echan una mirada a mi pase de backstage, camino con una pequeña sonrisa feliz, estoy autorizada para caminar por un largo pasillo con varias habitaciones abiertas a un lado.
Cada habitación tiene bancos y filas de casilleros, noto a varios combatientes en diferentes esquinas de la habitación, conversando con sus equipos. En la tercera habitación que miro, está él, y un escalofrío de
nerviosismo se precipita a través de mí.
Está perfectamente relajado, sentado encorvado, en un banco largo de color rojo, viendo como un hombre calvo venda una de sus manos. Su otra mano ya vendada, toda cubierta con la cinta de color crema, con excepción de los nudillos. Tiene la cara pensativa y sorprendentemente juvenil, y me pregunto cuántos años tiene. Levanta la cabeza oscura, como si me detectara, y me descubre inmediatamente.
Un destello de algo extraño, poderosas chispas escapan de sus ojos, se extienden por todo mi cuerpo como un rayo. Reprimo mi reacción y noto que su entrenador está ocupado diciéndole algo.
Sasuke no puede quitarme los ojos de encima. Su mano aún está estirada, pero parece olvidar que su entrenador le sigue dando instrucciones.

”Bueno, bueno, bueno...
Me giro hacia la voz a mi derecha, y una astilla de temor se abre en mi estómago. Un enorme luchador se encuentra sólo a un metro de distancia, me mira con ojos que son pura intimidación, como si fuera un
postre, y él tuviera la cucharilla perfecta.
Veo a Sasuke tomar la cinta de su entrenador y lanzarla a un lado antes de que se levante y camine lentamente hasta situarse junto a mí. Cuando lo siento detrás de mí y un poco hacia mi derecha, la conciencia de su cuerpo pegado al mío se filtra en cada uno de mis poros.
Su suave voz me hace temblar mientras se enfrenta a mi admirador.

”Sólo vete ”Le dice al otro hombre en voz baja.
El hombre que reconozco como Hammer ya no me está mirando. En cambio, mira por encima de mi cabeza y ligeramente a un lado. Creo que al lado de Sasuke no parece tan grande después de todo.

”¿Es tuya? ”pregunta con los ojos pequeños y brillantes entrecerrados.

Mis muslos son gelatina cuando su respuesta se desliza como una cascada en mi oreja, tanto terciopelo como escalofriantemente duro.

”Puedo garantizar que no es tuya.
Hammer se va, y por un largo momento, Sasuke se queda ahí, una torre de fuerza muscular casi tocándome, su cuerpo, su calor me envuelve. Escondo mi cabeza y murmuro”: Gracias. ”Y huyo rápidamente, me quiero morir porque te juro por Dios que él bajó la cabeza
para olfatearme.
Usted debe login (registrarse) para comentar.