Fanfic Es
Fanfics en español

Lazos compartidos por Getsuga06

[Comentarios - 3]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Este es mi primer fic aquí, lo había subido anteriormente a Fanfiction.net pero bue, Fracaso terriblemente'T_T Espero que aquí si lo tomen en cuenta,xD Decidí hacerle algunos cambios como cambiar a mi OC,Sachiko Tsuchimiya por el Lector porque me pareció mejor, además que agregue más arrancars al ''Harem'' de la prota;) No se preocupen, al final ustedes podrán decidir con quien se queda'n_n

Absurdas aclaraciones: Bleach & sus personajes no me pertenecen, son del gran maestro Tite Kubo'*0* & Si realmente crees que es mío es porque necesitas más ayuda psicológica que la que escribe esta tontería'e.e

En algún lugar de Karakura una gran presión espiritual podía sentirse. El viento helado soplaba fuerte y en el cielo azul casi perfecto se vislumbrada una grita negra, Garganta.

A lo lejos se veían un par de Gillians siendo derrotados por dos individuos.

El shinigami sustituto, Ichigo Kurosaki se hallaba entrenando en la guarida vizard; Sado Yasutora hacia lo mismo  junto a Renji Abarai en el sótano de la tienda de Kisuke Urahara y por tanto, el Quincy, Uryu Ishida se encargaba de los problemas de la ciudad con la ayuda de Orihime Inoue o en este caso, con _____. Eres una shinigami que habia sido promovida recientemente a teniente de la novena división por lo tanto compartías tu puesto con el ''capitán sustituto'' Shuhei Hisagi, y tu primera misión fue la de vigilar Karakura. Afortunadamente tu trabajo era menos al encontrar a unos humanos que poseían poder espiritual suficiente para derrotar a los hollows.

-¡Cuidado, Ishida!- Gritaste, disparándole un hechizo kido al hollow que se había posicionado atrás del Quincy.

-Gracias, _____-san-

Paso aproximadamente 1 hora hasta que los Gillians dejaran de aparecer; Uryu lanzó bastantes flechas con su Ginrei kojaku mientras que tú te valiste de tus hechizos kido pues tu zanpakuto se encontraba destrozada por una pelea anterior.

Luego de haber terminado, te diste cuenta que tu compañero tenía una muy leve herida sobre el hombro derecho, probablemente a causa de un cero, "Ishida, deberías ir a descansar, es algo tarde y mañana tienes escuela." Sugeriste.

-Si, tienes razón.- Desapareció su arco espiritual – Que pases buena noche – Se fue caminando tranquilamente rumbo a su casa.

Después de eso no hubo más movimiento en el lugar, estuvo tranquilo toda la noche.

A punto estuviste de irte a descansar también un rato a sabrá dios donde cuando sentiste una explosión de energía, asustándote. "¿Qué es eso?" Un gran reiatsu apareció y en la misma velocidad, igual desapareció.

Sin perder más tiempo, te dirigiste rápidamente al lugar del acontecimiento: Un edificio gris y abandonado.

Dudaste un momento en entrar. ¿Qué encontrarías ahí dentro? ¿Otro shinigami? ¿Un Quincy? ¿Bount? ¿Hollow? ¿Fullbringer? Si de algo estabas segura era que no se trataba de un humano o alma normal pues no poseían un reiatsu tan alto.

Tocaste una pared cerciorándote de que no tuviera una barrera alrededor o de que fuera una ilusión, Nada, todo normal.

Te encogiste de hombros, suspirando para en seguida ir corriendo al interior del edificio. Al llegar a la habitación del último piso te topaste con ni más ni menos que el Espada de cabello azul durmiendo plácidamente en el piso, sujetando fuertemente su zanpakuto como si la vida se le fuera en ello.

Abriste los ojos de sorpresa. "G-Grimmjow…" Notaste algo extraño en él; No llevaba su usanza típica arrancar si no una camisa color café claro encima de otra blanca y unos pantalones de mezclilla además de su cabello algo desordenado.

Este al parecer se dio cuenta de tu presencia pues abrió los ojos de golpe sorprendiéndote un poco. "¿Shinigami? ¿Qué demonios haces aquí? Quiero dormir" Te gruño con su típica sexy voz.

-¡Esa es mi línea! ¿Qué haces aquí? – Preguntaste, molestando al arrancar pues puso una cara de molestia mientras se sentaba en el mugroso suelo del cuarto.

-¿Qué no ves? Vivo aquí…- Arqueaste una ceja, ¿Cómo que vive aquí?

-Mientes, tú vives en Las noches, deberías regresar- Por el gesto que hizo se notaba que no le gusto tal comentario; El es el rey absoluto, nadie puede mandarle.

- ¿Y tú quien mierda te crees para ordenarme algo? Ni siquiera te conozco, enana shinigami- Resalto eso último haciendo que se te formará una venita en la frente como símbolo de coraje.

- ¿Cómo que no me conoces? ¡Una vez peleé contigo, estúpido!

El espada hizo memoria; Buscaba en sus recuerdos alguna batalla con una shinigami de cabello ____ y estatura____…

Flashback

-Tenemos una batalla pendiente, Kurosaki – Decía la Sexta espada mientras descendía del cielo esbozando su típica psicótica sonrisa. Frente a él se encontraban el shinigami peli naranja malherido siendo curado por Orihime con su Santen Kesshun y a la izquierda de ellos una peli___ de ojos ____ y cara de tsundere.

-Kurosaki-kun esta herido- Decía la voluptuosa chica intentando sanar las heridas más graves de su amigo inconsciente. Esto, a Grimmjow le importaba un carajo, solo quería tener una batalla y ya.

-Cúralo rápido para que pueda pelear- Dijo. O más bien, ordeno.

-Yo seré tu oponente, arrancar- La shinigami se puso de pie desenfundando su zanpakuto. No permitiría que Ichigo saliera más lastimado de lo que estaba. Ese era el trabajo de los shinigamis, cuidar de los humanos; Y a pesar de sus poderes, el Kurosaki es un humano.

-¿Ah? ¿Cuál es tu nombre, shinigami?- Preguntó él en un tono burlón. Observo a la mujer de arriba-abajo, le pareció algo débil, esperaba que solo fuera la apariencia y que supiera divertirlo un rato hasta que el imbécil de Tosen o alguien más viniera a llevárselo

-Oficial del noveno escuadrón, _____-

-¡Ya lo recuerdo! Eres la perra a la que le destrocé la zanpakuto- Sonrió orgulloso provocándote un tic en el ojo. *¿P-P-Perra? Maldito bastardo* Le insultaste mentalmente.

Respiraste hondo tranquilizándote, no tenías la fuerza necesaria para pelear contra él. Al pasar tu mirada por el peli azul te diste cuenta de algo extraño "¿Qué le paso a tu brazo izquierdo?"

Este se puso de pie, gruñendo.

-Un bastardo me lo arranco y me expulsaron de los espadas…-

Te sorprendiste un tanto, dando rienda suelta a tu imaginación sobre que podría haber hecho para que lo relevaran, aunque con su carácter tan agresivo era algo fácil de adivinar.

-¿Y por qué estas viviendo aquí?-

-No voy a dejar que me humillen como un simple Número. Si vas a seguir aquí ve a traerme algo de comer, tengo hambre- Cambió el tema repentinamente echándose otra vez al suelo,

-¡No me trates como tu sirvienta, idiota!- Gritaste.

-Irrumpiste en mi casa y mientras estés aquí harás lo que yo diga- Se defendió. El tic en el ojo regreso. Por primera vez sentiste lástima por Aizen, tener que soportar a ese bastardo a diario, que pesadilla.

Si la Sociedad de almas se enterara que un Espada se encontraba en el mundo material mandarian a la mierda el acuerdo de paz entre ellos y Hueco mundo y empezarian otra guerra. Afortunadamente se te ocurrió una idea para que el Gotei 13 no se enterara: Regresar a Grimmjow a Las noches. "¿No te gustaría volver a ser una Espada?" Este te miro interesado. -¿De qué estas hablando?-

-Sígueme y lo verás- Sonreíste. A pesar de la enorme curiosidad que tenía el felino no se rebajaría a seguir órdenes ni de Tosen, ni de Ulquiorra y mucho menos tuyas.

-No eres nadie para decirme lo que debo hacer-

Paciencia, dios mío. Paciencia. *Y todo esto por que Hisagi no me dejo tener un gato en la división. Si tuviera uno sabría como tratar a Grimmjow* Pensaste. "Si quieres mi ayuda deberás seguirme" Mal dicho. Este se enfureció más.

-¡Lárgate de aquí y déjame en paz! – Por alguna razón expulso una cantidad de reiatsu.

Si esto siguiera así, sin duda la doceava división lo notaría enseguida y enviaría a algún capitán a Karakura.

Te encogiste de hombros. "Te ayudaré quieras o no." Dijiste muy seria.

El arrancar solo observaba como te acercabas peligrosamente a su persona. "Así que cállate o haré que el mismo Mayuri Kurotsuchi experimenté contigo." En un movimiento inesperado levantaste con tus aparentemente ''débiles brazos'' al felino de 80 kg. Acomodándotelo en el hombro derecho al igual que cuando Ichigo rescato a Inoue.

-¡Ey! ¿Qué mierda crees qué haces? – Te gritó este sintiendo la humillación más grande de su vida.

-Cállate, dije que te ayudaría- Te limitaste a decir eso a pesar de los insultos, rasguños y demás formas de ''agradecimiento'' de Grimmjow. *Debo darme prisa o me romperá todos los huesos.*

Utilizaste tu shumpo lo mejor que pudiste para abandonar el edificio y posteriormente ir al hogar de una conocida.

Al estar frente a la puerta de la casa, bajaste bruscamente del hombro al ex espada. "Llegamos." Sonreíste satisfecha sin notar la rabia desbordante de tu compañero.

-¿A dónde me trajiste, maldita perra?-

Tocaste ala puerta un par de veces hasta que una jovencita de cabellos naranjas y curvas perfectas abrió. "Buenos días, Inoue."

Notas finales:

Nee, ¿Qué les pareció el primer capítulo? Espero que les haya gustado:D

Por cierto, la ropa que trae Grimmy es esta: h t t p : / / s t a t i c3  . m i n i t o k y o .net/thumbs/22/07/422872.jpg 

Y este es su cabello: h t t p : / / s t a t i c 3 . m i n i t o k  y o .net/thumbs/27/34/539227.jpg         (Solo quiten los espacios)                Sexy,¿No?xD

Dejen reviews, Onegai. Como a todo escritor, me alentan sus comentarios(:

Usted debe login (registrarse) para comentar.