Fanfic Es
Fanfics en español

Butterflies por CaedesCarpeNoctem

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
(En este fic, Harry es hijo de Tom y James. 
Draco de Lucius y Remus. 
Snape y Sirius están casados y tienen una niña pequeña. 
Lily y Narcisa están juntas y tienen un hijo. 
La guerra nunca ha sucedido. Los merodeadores siguen juntos)
 
Estaba nervioso. 
 
Había ensayado durante dos agotadoras semanas la canción con mis amigos y con la colaboración de Fred y George, quienes tocarían los instrumentos, en un intento de divertirse a su costa.
 
Su papa James, Remus, Sirius y Lily habían ayudado hacer la coreografía. Años atrás habían hecho lo mismo para declararse a los que ahora eran sus respectivos esposos. Y les funciono.
Porque hacia tanto embrollo, pues bien. 
 
Para que un hurón botador se fijase en él de una vez por todas, ya que lamentablemente era su último año. 
 
Con un poco de ayuda del director, propusieron un concurso de talentos. 
 
Él acepto contento.
 
Lo bueno es que casi todo Hogwarts parecía ilusionado.
 
Y no era el único quien quería conquistar a una serpiente, sus amigos andaban sus mismos pasos con los amigos de Draco.
 
Ron quería comerse a Blaize Zabini, pero el italiano parecía un poco receptivo a declararse.
 
Hermione estaba perdidamente enamorada de Pansy Parkinson pero la Slytherin la evitaba.
 
Neville era muy tímido y era él, el que huía de Theodore Nott.
 
Luna, quien no tiene experiencia en relaciones, piensa que Daphne Greengass, al ser la reina de hielo, no la querría en su vida.
 
Tuvo que convencerla para realizar el objetivo deseado.
 
Por lo menos si los rechazaban ahora, sabrían entender que en el futuro no tendrían ninguna posibilidad. 
 
Aunque les doliera el alma hasta desangrarse, los dejarían en paz.
 
- Harry, ¡date prisa!- Hermione llamó a la puerta de la habitación.- Hay que vestirnos para esta noche
 
- Tu puedes con esto.- El reflejo del espejo le sonrió con una confianza insegura.
 
Suspiro antes de que sus piernas se obligaran a moverse hasta la cerradura de la puerta...
 
- ¿Por qué tardabas tanto, hermano? 
 
Ron entro a la sala común con una caja en los brazos.
 
- ¿Que llevas ahí, Ron?- quiso saber, sin contestar a su pregunta.
 
Las manos de Harry abrieron el cartón, encontrándose con prendas de cuero y algo parecido al látex.
 
- Mi hermana dijo que esta es la mejor ropa para conquistar.- dijo Ron, no tan seguro como antes.- Entre ella, las hermanas Patil y Lavender han contribuido.
 
- Son bonitas.- Luna, quien estaba sentada en el sofá de Gryffindor leyendo el quisquilloso, se levanto de un salto. Desenvolvió un paquete y de allí saco un vestido negro corto y unos guantes sin dedos de encaje.
 
- Voy a matar a Ginny, me aseguro que iban a ser un poco más discretos.- gruño Hermione a sus espaldas seguida de un Neville inquieto.- Se me va a ver hasta el alma.
 
Al igual que Luna, alzó en el aire un corsé y una falda de cuero oscuro.
 
- ¡Vamos, Hermione! Estarás muy guapa.- le sonrió Neville, intentando darle ánimos. Estiro unos pantalones de látex, y un chaleco negro sin mangas.- Me gustan estos guantes de cuero.
 
- Pero si no hay camisas.- replico Harry con el ceño fruncido.
 
- No.- Ginny entro a la sala común con los chispeantes gemelos.- Con esas ropas no necesitareis camisas.
 
- ¡Te has vuelto loca no podemos andar por Hogwarts semidesnudos!- exclamo Ron indignado. 
Ginny lo ignoro.
 
- Estarán muy sexys sin camisa.- comenzó, sin dirigirse a nadie en particular.- Fred y George vuestras ropas también están en la caja.
 
- ¿Nosotros también?- preguntaron entretenidos ante las caras largas de los demás. En vez de eso, chocaron las manos.- ¡Hoy arrasaremos por Hogwarts!
 
- Que no se enteren vuestros novios.- bufo Ron. Los gemelos abrieron los ojos.- No lo saben.
 
- Por favor.- dijeron con indiferencia.- Podemos hacer lo que queramos, si vuestro querido plan funciona tendremos otro regalo que llevarles a casa.- continuo Fred. Ginny y Ron hicieron 
muecas de asco.- Además que nos puede pasar por usar estas ropas.
 
- Tengo unas especiales para vosotros.- rió con maldad, Ginny.
 
- Empecemos, por favor.- dijo con decisión Hermione cogiendo a Luna del brazo y guiándola a las habitaciones.
 
- Cambiaros chicos.- indico Ginny.-Tengo que maquillarlas luego seguiré con vosotros.- Harry y Ron miraron a Ginny, incrédulos.- No os asombréis tanto solo serán los ojos y un poco en los 
labios. El peinado lo hará Lavender.
 
- Estamos muertos.- murmuro Ron.
 
Media hora después, Harry Potter llevaba puesto un pantalón de cuero que parecía una segunda piel, botas negras y una chaqueta de cuero con pinchos afilados. Todo ajustado y a su  extrema medida, le quedaba bien pero lo único malo fue el maquillaje y el peinado. El cabello, gracias a las chicas, estaba en su lugar. Todo hacia arriba sin una pizca de gomina, y le habían rapado los lados. Después, con lápiz y brillo de labios retocaron su boca y sus ojos verdes. Para su dolor, le hicieron un agujero en la oreja izquierda, que ahora estaba decorada con un pendiente de cruz.
 
- ¡Dios, Harry! ¿Qué te han hecho?- Ron amplio los ojos azules ante la imagen de uno de sus mejores amigos. Harry lo miro asustado.- Estas fabuloso.
 
- Gracias Ron.- casi se sonroja.- Tu estas genial.
 
Ron lucia los mismos pantalones de cuero y botas sin chaqueta. En lugar del abrigo, había dejado su pecho desnudo con un collar de cuero alrededor del pálido cuello. El cabello pelirrojo 
estaba engominado hacia atrás haciendo que su cara se iluminara, y con ello la pintura negra y el gloss resaltaban sus ojos y labios. Varias pendientes colgaban a lo alto de su oreja.
 
Minutos más tarde llego Neville. Literalmente, se quedaron con la boca abierta. 
Estaba realmente sexy. 
 
Llevaba un pantalón de látex que se ajustaba muy bien a sus piernas torneadas, unas botas de cuerdas, y un chaleco negro con algunos encajes ajustados a su pecho complementándolo con unos guantes sin dedos que le llegaban a los codos. Un pendiente de serpiente de oro brillaba en su oreja derecha resaltando el peinado en punta. Harry pudo ver el color chocolate de sus ojos, delineados de negro y un poco de brillo en su boca. 
 
- Si no me gustara tanto Zabini me quedaría contigo Nev.- A las palabras no pensadas de Ron, el ambiente en la sala se tenso. 
 
¡Merlín, esto era una locura!
 
Harry sabía que ya no podía arrepentirse.
 
- Queridos amigos, os presento a las nuevas sex-simbols de Hogwarts.- Ginny entro seguidas de unas Luna y Hermione avergonzadas.
 
Estaban radiantemente oscuras.
 
Luna tenía una vestido de cuero negro y encaje muy ajustado por encima de la rodilla, guantes de cuero de color carmesí mostrando sus uñas pintadas de rojo oscuro y los tacones más altos que Harry haya visto jamás decoraban sus bonitos pies. El cabello rubio lo llevaba suelto y rizado haciéndola parecer una leona enjaulada. Los ojos tenían sombras, rímel negro y los 
labios brillaban con un rojo de fuego intenso.
 
Hermione, no era Hermione. 
 
Lucía un corsé negro que ajustaba su figura curvilínea y una falda un poco más baja del muslo. Camino unos pasos, y repiquetearon otros zapatos de tacón igual o más altos que los de Luna. Su cabello castaño indomable ahora era corto por el cuello y liso. Un collar de cruz adornaba su fino cuello, y Ginny la había maquillado perfectamente en torno a las sombras negras, rímel y pintalabios rojo carmín. Neville le extendió la mano para ayudarla, y ella acepto resplandeciendo su manicura oscura.
 
- ¿Que os parecen?- les cuestiono Ginny. Ellos no podían articular palabra alguna.- Con eso me doy por satisfecha. ¡Fred, George! ¡Entrad!
 
- ¡Estás loca, Ginny!- gritaron los gemelos al unisonó. 
 
Estaban casi vestidos como Merlín los trajo al mundo, Fred escondió su nuevo bóxer de látex detrás de la chaqueta de cuero hasta los tobillos. George se retoco el peinado y los dos con  un poco de delineador parecían un poco satisfechos con el cambio.
 
- Os queda muy bien.- les aseguro.- Si no fuerais mis hermanos, ligaría con vosotros.- les guiño un ojo.- Daos prisa la función empieza en treinta minutos.
 
La hora era desesperante. Y sus amigos estaban tan nerviosos como él.
 
Sin darse cuenta se encontraron en la entrada del gran comedor. Despacio, entreabrieron la puerta, y por suerte solo había unos cuantos arreglando el escenario. 
 
Al vernos abrieron la boca sorprendidos.
 
¿Quien diría que nos vestiríamos así?
 
- Quedaos aquí.- Ginny se adelanto unos pasos detrás del escenario.- No quiero que nadie más os vea. La reacción de todos va estar grabada por la cámara muggle de Hermione.
 
- ¡Cómo! ¿¡De donde lo has cogido!?- rumio Hermione con enojo.
 
- Oh, Hermione.- resoplo Ginny.- Quiero tener un recuerdo del concurso. 
 
Y ahí se quedo todo.
 
Poco a poco el comedor se fue llenando, y entre ellos venia el grupo de Draco.
 
Como siempre, vestía un sexy traje marcando su palidez y el cabello platinado. Se sentaron en la primera fila, para acentuar las molestas cosquillas del estomago de Harry. 
 
Esto se estaba poniendo peor.
 
El comedor casi parecía explotar de gente, y durante dos horas, grupo tras grupo fue pasando. Algunos muy buenos, los siguientes normales y los últimos casi catastróficos. Al grupo de 
 
Harry lo menos que le interesaba era ganar.
 
- ¡Chicos!- dijo Seamus Finnigan, el presentador de la noche, al final de la última presentación.- Los siguientes son Whispering voices.- exclamo Seamus con entusiasmo.
 
La gente comenzó a aplaudir.
 
Mire a Ron, estaba tan tenso que creyó que se rompería.
 
Ahora o nunca.
 
Suspire y subí las escaleras de una a una seguido por sus amigos. Cabizbajo, llegó hasta el micrófono y entonces el gran comedor se quedo en un silencio de ultratumba.
 
Ron y Luna se situaron a su derecha y Neville y Hermione hacia la izquierda. Luego, los gemelos se colocaron detrás de nosotros.
 
Harry alzó la vista, y casi todo Hogwarts los miraban de hito en hito.
 
La mirada esmeralda de Harry se cruzó con aquellos ojos grises ardientes que le quemaron intensamente.
 
Él no sonreía, el rostro de Malfoy era de piedra pura.
 
Oh, mierda.
 
- Harry.- susurro Hermione, instándole a continuar.
 
La pobre estaba hecha un matojo nervios. 
 
Pansy parecía serle indiferente, mientras miraba a otro lado.
 
Zabini parecía ido y Ron evitaba su mirada.
 
Nott parecía echar fuego por la boca, Neville no se dio cuenta porque permanecía con la cabeza baja.
 
Y Daphne miraba fijamente a Luna, quien le devolvía la mirada. 
 
- Por mis amigos.- se mordió el labio, y le hizo una señal a los gemelos.
 
La música del comienzo se oyó intensamente de forma lenta.
 
(Butterflies - Michael Jackson)
 
Mi voz salió sola. 
 
- Esta canción va dedicada a nuestros amores no correspondidos.
 
Harry
All you gotta do is just walk away and pass me by.
Don't acknowledge my smile when I try to say hello to you, yeah
La gente empezó a aplaudir, y el cuerpo de Harry, inexplicablemente se relajo. 
 
Ron
And all you gotta do is not answer my calls when I'm trying to get through.
To keep me wondering why, when all I can do is sigh I just wanna touch you.
 
Ron movió su cuerpo al son de la canción.
 
Todos
[Chorus] (Hermione, Neville y Luna)
 
I just wanna touch and kiss and I wish that I could be with you tonight.
You give me butterflies inside, inside and I.
 
Hermione le sonrió, y Harry noto a Neville y a Luna más tranquilos y seguros.
 
Todo empezaba a salir genial.
 
Los alumnos se levantaron para bailar.
 
Hermione
All I gotta say is that I must be dreaming can't be real.
You're not here with me; still I can feel you near me.
 
Los Slytherin seguían sentados.
 
Neville
I caress you; let you taste us, just so blissful listen. 
I would give you anything baby; just make my dreams come true.
Oh baby you give me butterflies.
 
Desde lejos, en la puerta del Gran comedor, Harry diviso a sus padres y tíos sonreírle con ánimo.
 
Todos
[Chorus]
I just wanna touch and kiss.
And I wish that I could be with you tonight.
You give me butterflies inside, inside and I.
 
Harry
 
I just wanna touch and kiss.
And I wish that I could be with you tonight.
You give me butterflies inside, inside and I.
 
Todos seguíamos bailando, Hogwarts se revoluciono en un son de armonía. Harry, Ron y Hermione bajaron las escaleras y comenzaron a bailar entre el gentío.
 
Mis ojos no se volvieron a apartar de Draco.
 
Luna
If you would take my hand, baby.
I would show you Guide you to the light babe.
If you would be my love, baby.
I will love you; love you 'Til the end of time.
 
Todos
[Chorus]
I just wanna touch and kiss.
And I wish that I could be with you tonight.
You give me butterflies inside, inside and I.
I just wanna touch and kiss And.
I wish that I could be with you. Tonight. 
You give me butterflies inside, inside and I.
I just wanna touch and kiss.
And I wish that I could be with you tonight.
You give me butterflies inside, inside and I.
 
Y con esos últimos toques finales, la música paró y el comedor en un excitado momento empezó a vitorearles.
 
- Si los aplausos me dicen la verdad, ¡Ya tenemos ganadores!- saltó Seamus con un grito.- ¡Whispering voices, señores!
 
El quinteto de oro se miró los unos a los otros y con una sonrisa resignada fueron a por su premio.
 
- Enhorabuena sois los ganadores.- Les dijo Seamus.-Y por Merlín Harry si no tuviera a mi Dean haríamos una orgía con Neville y Ron.
 
Las mejillas de Neville, Ron y Harry entraron en calor de repente. 
 
- ¡Señor Finnigan!- chillo Minerva Mcgonagall con un rubor en los pómulos.
 
Los alumnos se abalanzaron hacia ellos consiguiendo ahogarles.
 
- ¡Estas hermoso, Neville!
 
- ¡Sal conmigo, Hermione!
 
- ¡Se mi novia, Luna!
 
- ¡Eres muy sexy, Ron!
 
- ¡Pasa una noche conmigo, Harry!
 
- ¡Gemelos, sed mis amantes!
 
Empezaron a asustarles. 
 
Aquellas pervertidas miradas prometían arrancarles la poca ropa que tenían.
 
- ¡Huyamos, Harry!- grito Neville. Apretó el brazo de Harry y escaparon fuera del comedor. 
 
Los padres les observaban divertidos mientras se sentaban a hablar con los profesores.
 
- Los perdimos.- Hermione bajo de la espalda de Neville y Luna de la de Ron. 
 
Con los tacones que llevaban casi se rompen un tobillo en mitad del camino, con cuidado se escondieron en una esquina del pasillo de Barnabás el chiflado.- ¿Y los gemelos?
 
- Se metieron por uno de sus pasadizos. No nos daba tiempo a meternos todos.- Ron suspiro cansado.- Mierda. ¿Habéis visto sus caras?
 
- Hemos fracasado en nuestro intento de conquista.
 
- Yo creo que tengo una oportunidad.- mascullo Luna con su característica mirada. 
 
Harry rodeo con sus brazos a Luna y a Hermione, quien parecía estar deprimida.
 
- Seguro.- sonrió con tristeza. 
 
Malfoy se estaría burlando de él ahora.
 
De pronto, un humo grisáceo se extendió por todo el pasillo, y Harry no logro a distinguir nada por completo.
 
- ¿¡Qué demonios..!?.- oyó decir a Ron.
 
Unos sorprendentes brazos de acero le rodearon la cintura por detrás. Y Harry pensó con urgencia que eran de nuevo los admiradores locos, luego escucho unos gritos y exaltado saco la varita de su manga y apunto hacia nadie en concreto.
 
- Tranquilo, cariño.- le susurraron en el oído.- Conmigo estas a salvo.
Usted debe login (registrarse) para comentar.