Fanfic Es
Fanfics en español

Si nos hubiéramos dicho la verdad (PRÓXIMAMENTE EDITADA) por diconzi

[Comentarios - 46]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Acabada el 11/02/16

Espero que a quienes hayan seguido esta historia, les haya gustado. Siempre estoy agradeciendo a todas aquellas personas que me animan y elogían mis capitulos, pero es que no puedo decir otra cosa.

Nos leemos pronto (0.0)

Notas:

bueni este el el pirmer capitulo

puede que sea corto, pero espero que gusten

no olviden de dejar comentarios

Me besaba apasionadamente, sentía sus labios y su lengua dentro de mi boca, me sentía tan excitada.  Pero sabía que lo hacía porque le daba pena. Me aparte.
-que te pasa, no querías esto?
Lo miré. Sentía que me trataba como una estúpida. 
-no quiero nada tuyo, lárgate. Eres un engreído que solo piensa en su bienestar. Todos los demás te dan igual.
Aunque no quise,  de mí,  salió una lágrima. Me di la vuelta dando la espalda a Natsu, porque no quería que me viera llorar.
Sentí que me cogió el brazo fuertemente pero a la vez suavemente, haciendo que me diese la vuelta, quedando enfrente de él. 
Se sorprendió porque no se había percatado de que estaba llorando.
-es la primero vez que te veo llorar, y estas muy bonita.
Tenía metido en la cabeza que todo lo que el decía era mentira y que lo que el buscaba era sentirse bien a costa mía. Tenía que haberle hecho caso a Levy.
-me voy.
Salí corriendo y mientras, me secaba las lágrimas, porque no quería que nadie notase que había llorado.
Llegué al árbol que estaba detrás de colegio. Ahí nunca había nadie, así que me tranquilice y me senté apoyándome en el tronco del árbol,  donde sin quererlo me quedé dormida.
Cuando desperté miré mi reloj, hacia 1 hora que la clases habían acabado, pero me daba igual.
Encendí mi móvil y vi que tenía un montón de mensajes de Levy. Estaba preocupada porque había faltado a las tres clases siguientes.

Le respondí con dos palabras:"estoy bien" y envíe el mensaje. 
Me quedé mirando el cielo y de repente me sonó el móvil. Lo miré y era un número que no conocía. Decidí cogerlo. 
-Hola? 
-Lucy!?, eres tu? Soy Natsu, desapareciste de repente y me asusta-
Le corté al hablar y le dije:
-muerete. Dejame en paz. 
Y colgé.  Ese imbécil me llamaba como si nada, será estúpido.  Nunca se preocupa por los demás. Y pensar que estaba loquita por él. Seré ciega.
Empezó a anochecer y me levanté para salir del colegio. Me aseguré de que no hubiese profesores porque si me vieran desearía mi propia muerte.
Ya en la entrada del colegio me dirigí a casa.
Me paré a pensar como afrontaría mañana volver y tener que verle de nuevo. 
Y si contaba lo que había pasado y se extendía por todo el colegio?  No podría soportarlo.
De camino pase por un puente que no salía pasar mucho gente, pero que para mí era espectacular.  Por la noche se podía ver claramente las estrellas y era de cine.
Miré la hora y vi que me podía quedarme un rato más, así que me senté en la barandilla del puente. Puede que sea un poco peligroso, pero me agarraba fuertemente, además de pequeña siempre pasaba por aquí con mi madre y me subía a la barandilla para ver mejor el paisaje. Me quedé embobada, un espectáculo de luces que admiraba sin distracciones. 
Pasaron unos cuantos minutos cuando me di cuenta de que ya era hora de volver. De repente escuché a alguien que gritó:
-Lucy no lo hagas!!!

Miré hacia detrás y vi que era Natsu. Parecía preocupado y nervioso. Venía hacia mí corriendo.
-otras vez tú, ya te dejé bien claro por teléfono que me dejes descansar. Lárgate!!
Natsu no me hizo caso, no podía dejar de mirarme y decirme que me bajará con cuidado, porque tenía que vivir.
Me confundí. Que tenía que seguir viviendo ?  A qué viene eso de repente ?. Sólo quería estar sola y aparece.
Me fui a bajar porque no quería ni escucharlo ni verlo, pero cuando me moví, el pie  me resbaló y sentí que me caería.  De repente noté una mano cálida y fuerte que me agarraba el brazo y me ayudó subir.
Pero fui tan torpe que tropecé con la barandilla y caí en los brazos de Natsu. Estábamos cerca, muy cerca. Me miró a los ojos y sentí que mi corazón latía mucho más rápido, como si se me fuera a salir del pecho.
-te dije que tuvieras cuidado al  bajarte.
Me aparté bruscamente de él. Me hizo sentir torpe.
Me agache y cogí mi bolso.
-me voy.
Él me cogió del brazo.
-no vamos a hablar de lo que pasó, ni de lo que quería decirte por teléfono?.

FIN DEL PRIMER CAPITULO 

Notas finales:

BUENO ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO

COMENTAD SI OS HA GUSTADO.

Chao (0.0)

Usted debe login (registrarse) para comentar.