Fanfic Es
Fanfics en español

Rin, una pequeña niña traviesa por BakaUsagi

[Comentarios - 218]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Hola, bakausagi reportándose, hoy quise escribir este pequeño oneshot sobre mi personaje favorito de Inuyasha: El magnífico, el asombroso *redoble de tambores* Sesshoumaru-sama, es que ¿Como no amarlo? por favor lean, les prometo que se van a divertir. Es la primera vez que escribo sobre él, asi que deséenme buena suerte

La luna se alzaba jactanciosa en medio del cielo la noche,  el silencio que reinaba en el lugar, permitiría hasta escuchar el delicado revolotear de la las alas de una mariposa, en ese hermoso claro, resaltaba la imagen de un imponente demonio, sus delicadas facciones escondían lo que en verdad era, una mortal arma asesina, despiadado y sin un gramo de sentimentalismo, o al menos, así era conocido.

 

Sesshoumaru, el albino demonio, se encontraba descansado, no es que lo necesitara, simplemente no tenía ganas de seguir caminando sin rumbo, el rastro de Naraku había desaparecido y andar en círculos no era su actividad favorita, eso claro está, es una simple escusa y la verdadera razón se encontraba acorrucada al lado del fuego.

 

Hace un tiempo que por casualidad o cuestiones del destino, su camino se había cruzado con el de una pequeña humana y hasta estas alturas de la vida, todavía no había conseguido una buena razón para justificar su comportamiento, simplemente ella había decidido seguirlo y él nunca se opuso.

 

Esa noche en particular, él había decidido quedarse con el grupo, en condiciones normales, este sería el mejor momento para inspeccionar el terreno, le gustaba asegurarse de eliminar a todos los peligros potenciales, ya que no sería raro que un demonio de baja categoría, se le ocurriera la genial idea de tratar de atacar a Rin, los muy ilusos pensaban que ella era su punto débil y no es necesario explicar lo que les paso a los pobres desgraciados que lo intentaron.

 

Ese día en la mañana, se encontraron con unos extraños parásitos, cada vez que Sesshomaru los cortaba con su espada, se multiplicaban, por eso estaba tan fastidiado, había desperdiciado muchas horas en una pelea sin sentido y al descubrir su debilidad, bastó con una pequeña dosis de su veneno para eliminarlos, los enemigos débiles no eran rivales para él, así que consideraba una completa falta de respeto que ellos se atrevieran a desafiarlo.

 

 

La luna indicaba que se encontraban en plena madrugada, él, recostado contra un árbol, daba la impresión de que estaba durmiendo, pero aun con los ojos cerrados, estaba consciente de todo a su alrededor, así es como puedo percibir que la pequeña niña estaba despierta, la sentía inquieta, como cuando trataba de ocultar que está haciendo una travesura, tal vez esa era una de las razones por las cuales no se había ido, tenia curiosidad.

 

Por otro lado, Rin se encontraba planeando su estrategia, no todos los días tenía la oportunidad de ver a Sesshoumaru dormir, así que al fin llevaría al cabo uno de sus más profundos deseos.

 

 

Sesshoumaru sabía que Rin estaba de pie frente a él, y aun con los ojos cerrados, podía sentir su insistente mirada, por un momento considero la posibilidad de ordenarle que se fuera a dormir, pero la curiosidad ganó, y siguió haciéndose el dormido, la niña se acercaba peligrosamente a su rostro, tanto que podía sentir su aliento en la cara, su razón le dijo que eso ya era suficiente, pero con todo y eso no hizo nada, solo se dejo llevar; a ver qué pasaba, pero para su sorpresa la niña no hizo nada de lo que estaba pensando, solo acaricio su flequillo, lentamente siguió deslizando sus pequeñas manos por todo su cabello, mientras que una que otra risita infantil salía de sus labios, las sutiles caricias lo relajaron como nunca antes y sin darse cuenta se quedó dormido.

 

Rin se dio cuenta de que la respiración de Sesshomaru se había vuelto más lenta y profunda, esa sin duda era la oportunidad perfecta para lograr su cometido, las delicadas hebras del cabello del demonio, eran hermosas, y solo ella tenía la dicha de tocarlas.

 

 

Cuando el sol salió la mañana siguiente, Sesshomaru despertó completamente descansado por primera vez en su vida. Se reprendió mentalmente por haberse quedado dormido, jamás le había pasado algo tan vergonzoso como eso, y se alegraba sinceramente de que solo Rin se haya enterado, el panorama despejado, indicaba de que era un buen día para seguir con su viaje a ninguna parte, incluso el aire estaba impregnado con un fuerte olor a flores.

 

Tomo una piedra del camino y se la lanzo a Jaken en la cabeza, (esa era su delicada forma de despertarlo), y él sin necesidad de una orden, empezó a acomodar todo para seguir con la ruta que indicara el demonio. Por alguna razón, Jaken no se había volteado a ver a su amo, estaba muy concentrado en despertar a la mocosa, después de todo Sesshomaru no era muy paciente.

 

Cuando Rin ya había desayunado, el pequeño demonio verde fue a avisarle a su amo bonito que ya estaban listos para partir, pero no logro dar siquiera dos pasos, al voltear simplemente se había desmayado. A Sesshoumaru le parecía que la actitud del enano era más rara de lo normal, pero no le tomó importancia, le ordenó a Ah-Un que lo llevara e iniciaron su marcha.

 

 

Rin pasó todo el camino riendo en voz baja, Jaken aun no despertaba y la situación ya le parecía sospechosa, casualmente se cruzaron con un rio,  y al ver su reflejo Sesshoumaru lo entendió todo.

 

El imponente demonio se veía completamente ridículo, su hermoso y lacio cabello estaba amarrado en un trenza, y como si no fuera suficiente, esta estaba llena de flores, no había que ser adivino para saber quién era el responsable, la mirada acusadora del mayor hizo entender a Rin que  este estaba pidiendo una explicación.

 

-Me parece que se ve muy guapo Sesshoumaru-sama. 

 

Sesshomaru suspiró silenciosamente, de todos modos no tenía sentido discutir con ella, simplemente se concentró en seguir caminando, y Rin no se podía sentir más feliz, después de todo el se había dejado el peinado.

 

-Sesshoumaru-sama, es usted una persona muy amable.

 

-…

 

Así el pequeño grupo continuó su viaje sin destino, y Sesshoumaru por su parte, nunca volvería a quedarse dormido, ¿Pero cómo iba a saber él que es no era la única travesura que tenía planada Rin?

Notas finales:

Eso fue todo por hoy, probablemente suba uno que otro oneshot de este personaje, si desean que lo escriba no duden en pedirlo, sirvo para complacer, no olviden pasearse por mi otro fic: Paradoja asfixiante, le prometo que la amaran, muchas gracias por leer, alguna duda o comentario no duden en escribirlo, y si quieren que escriba sobre un tema en particular no duden en pedirlo

Usted debe login (registrarse) para comentar.