Fanfic Es
Fanfics en español

Selenelion por CtzG_4

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Historia Fantastica, Original y llena de Aventuraaaaa! :)

Vivos y nítidos recuerdos guardo sobre aquel día. Un día de verano sin más; el reluciente sol y el calor picante eran el escenario del día en que todo cambió.

Los hombres regresaban de sus labores a tiempo para la merienda, viendo a lo lejos, a través del atardecer a sus pequeñas o, en algunos casos, numerosas familias. Uno que otro aceleraba el paso para llegar rápidamente al calor de sus hogares y otros simplemente vagaban por las vastas tierras de Midgard. Aquel maravilloso mundo, envidiado hasta por los mismos dioses, era ahora punto de mira para los mismos, quienes con seriedad discutían la posibilidad de crear otro mundo igual o incluso más perfecto que aquel; si bien, Midgard en realidad no era perfecto, la armonía y la paz generaban un sano equilibrio y una vida digna en completa calma para los mortales que habitaban ahí.

Si, Midgard era perfecto ante la mira de los demás mundos y desde sus orígenes fue altamente envidiado, y para la mala fortuna de los mortales, anhelado con gran ardor por Bornem. Aquel maligno ser había acechado cada uno de los mundos, causando su destrucción y mala suerte, y Midgard no era la excepción. Desde las tinieblas de su hogar, Helm, Bornem planeaba con frialdad la desintegración de Midgard, y vaya que casi lo logró.

Quizás fue la confianza, la poca preocupación de los dioses, que no les importó mucho el peligro que Bornem representaba. No temían la seguridad de Midgard; el mundo mortal era estrictamente vigilado por dos formidables guardianes: Nótt y Darg. El sol y la luna.

Cuenta la leyenda  que Nótt y Darg surcaban los cielos simultáneamente acompañados por caballos muy característicos, causando aquello que los mortales llamaban el día y la noche. Nótt surcaba los oscuros cielos junto a Hrímfaxi, su crin como la escarcha dejaba su rastro en finas estrellas plateadas, creando patrones conocidos como constelaciones; y Darg le hacía competencia junto a Skinfaxi, cuya crin proyectaba rayos en todas direcciones, adornando el cielo con su luz. Nótt siempre perseguía a Darg y Darg siempre perseguía a Nótt, llevando a cabo un juego infinito de cacería alrededor de Midgard. Ambos guardianes disfrutaban de sus juegos, siempre atentos a los disturbios de Midgard, sin detener su marcha jamás. Hasta aquel día.

La palpable paz de Midgard molestaba enteramente a Bornem, no lo soportaba; tanta dicha, tanta…felicidad. Y a consideración de este maligno ser, los mortales no merecían nada de eso. Entonces decidió intervenir.

Una ráfaga de viento surcó el aire, raspando como el filo de una espada y a lo lejos gruñidos feroces se escuchaban; desde el fondo de su oscura alma, Bornem hizo surgir dos enormes bestias, veloces…letales. Sköll y Hati. Dos hermanos lobos fueron enviados a acabar con el juego de Nótt y Darg, y a mantenerlos presos de por vida. Sköll atrapó a Darg y Hati atrapó a Nótt. Ambos astros y guardianes fueron congelados y vistos en el mismo cielo, a lados opuestos, frente a frente. La mitad de Midgard era cubierto por el cielo nocturno y la otra mitad por la luz diurna. Pero fuera quien fuera y donde sea que estuviera, podía observar aquel bello y catastrófico fenómeno, que iniciaría una nueva era.

El tiempo pareció detenerse, y así fue. Midgard quedó inmerso en un congelamiento severo, en el que se arrebataron días y noches, en el que se quitaron vidas y llegaron problemas.

Múltiples atrocidades ocurrieron en todo Midgard: los hombres temían y la naturaleza se revelaba. Ese día comenzó lo que los Midgardianos llamaron “El Congelamiento”.

Los más poderosos reinos cayeron y el mundo se dividió en dos: diurnos y noctámbulos. Los diurnos no volvieron a ver la oscuridad de la noche y los noctámbulos no volvieron a ver la luz del día. El mundo rompió su perfecto equilibrio y cayó en un profundo caos; los hombres ya no eran buenos ni gentiles, el miedo ante lo desconocido los había convertido en personas hostiles y desconfiadas. Aquel fenómeno había causado fuertes heladas y ondas de calor, se perdieron cosechas, hubo sequías, los recursos se agotaban, los hombres comenzaron a ser crueles, egoístas, a conseguir lo que necesitaban por cualquier medio.

Y para los dioses, ese había sido el fin de Midgard, el fin de los mortales, el fin de Nótt y Darg y no planeaban hacer algo al respecto, más bien, no podían. Los mortales se conducirían por sí mismos a su propia destrucción. El Selenelion había acabado con todo lo bueno que había en los corazones mortales y no existía solución alguna.

Pero Nótt y Darg no se darían por vencidos tan fácilmente.

Pasaron los años en total frustración y desesperanza, cuando nuestros formidables guardianes mandaron la salvación de Midgard.

Vivos y nítidos recuerdos guardo sobre aquel día. Ese día vi como una pequeña luz, brillante y hermosa, tal cual como su futura portadora, la fusión de Hrímfaxi y Skinfaxi. El Corazón de Midgard caía grácilmente sobre el Monte Siriano; una colosal montaña justo en medio del día y la noche. Aquella luz brillante aun no desaparece de mi mente.

Aquella luz representaba la salvación de Midgard y la destrucción de Bornem. 

Notas finales:

Espero que les haya gustado y que se sientan interesados por esta historia, que realamente es muy original y que a mi en lo personal me encanta!!!!

Comenten y siganme en Wattpad:

https://www.wattpad.com/user/CtzG_4

Donde podran encontrar otra historia más y donde posiblemente publique más cosas :)

Proximo Capitulo Martes 21 de Febrero del 2017 

Nos leemos prontoooo!

Usted debe login (registrarse) para comentar.