Fanfic Es
Fanfics en español

Colagusano y el Niño Tierno ||Peter Pettigrew|| por Andromeda Taisho Uchiha

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Este one-short participó en el foro de Wattpad "La Oreja de George" de -kiwiChanel


Personaje: Peter Pettigrew


Cameo: Diana Blumer

 

¡Colagusano haz esto! ¡Colagusano haz lo otro! ¡Colagusano dale masajes a Nagini! ¡Colagusano consigue un niño tierno para Nagini o tú serás su cena!

— En mala hora se me ocurrió traicionar a los únicos que fueron mis amigos — se encontraba escondido en un matorral a espera del niño tierno — Parezco el lobo feroz esperando a la caperucita.

Siendo mestizo su vida era una tortura y todo lo hacía más lento debido a que le faltaba un brazo que amablemente había obsequiado por puro placer a su señor. Su amo le trataba como escoria humana, no tenía sitio en la mesa de mortífagos, era un esclavo para todos esos ruines sangre limpia.

Lo peor es que era su cumpleaños número 35 y desde luego no tendría una sola torta, menos un cupcake con velita, lo único que recibiría como obsequio con suerte sería dos crucio si no conseguía el niño tierno.

Entonces observó como una niña de cabellos castaños iba caminando por aquel bosque, llevaba lo que parecía ser una canasta con víveres.

"¿He llegado a parar en el cuento de la caperucita?" Se preguntó. Así que le apuntó y susurró: — Desmaius

Pero antes de que el hechizo la impactara ella se agachó y recogió una moneda que se hallaba tirada en el camino. —Diana, ahora eres dueña de una buena estrella. — Se dijo mientras seguía caminando.

"Veremos qué tan buena esa estrella tuya" Pensó.

— Immobilus — Susurró otra vez en dirección a la pequeña y esta tropezó con una rama antes de que el hechizo la tocara. — ¡Diablos! a este paso terminaré siendo yo la comida de esa serpiente asquerosa.

Empezó a seguirla, entonces se le ocurrió una titánica idea, de esas que a ningún mago inteligente se le ocurriría.

 Jaulio— murmuró el hechizo que produjo una jaula alrededor de la niña, la cual no puede ser abierta por quien se encuentre dentro ni por otra persona que no sepa el hechizo para deshacerlo y desde luego Peter no tenía idea de eso, no siempre fue un gran estudiante de Hogwarts, además fue "amigo" del rebelde James Potter y ni qué decir de las ganas de estudiar de Sirius.

Diana de inmediato tocó las barras de la jaula, pero la descarga eléctrica la envió a soñar con un mundo libre de castigos por ser bruja.

Entonces Peter orgulloso de su proeza llevó la jaula a la mansión Malfoy.

"Es mejor que sea el bocadillo de la serpiente y no yo, prefiero conservarme vivo" Se repetía continuamente para aliviar sus remordimientos, se decía algo similar cada vez que recordaba al niño huérfano Potter.

Llevaba la jaula flotando, al llegar a la mansión la puso en el salón frente a su amo y señor que se encontraba en compañía de Nagini, Bellatrix y Lucius planeando su siguiente fechoría.

— Vaya, al parecer el gusano encontró una cena decente para Nagini — Bellatrix dijo hiriente.

Peter se abstuvo de pensar enviarle "saludos" nada corteses a la madre de la bruja. De hacerlo recibiría muchos crucios como la semana pasada.

Lucius fue a servirse un par de tragos, necesitaba el estómago fuerte para cuando la serpiente devorase a la niña frente a sus ojos.

Voldemort se acercó a la jaula sin precaución tocó las barras y empezó a electrocutarse y hacer movimientos dignos de un bailarín de break dance. Bellatrix le tomó del brazo en un intento de liberarlo de la jaula, más quedó atrapada en el «baile». Nagini notó que algo no iba bien con su señor, A sí que se acercó a la mano de su amo para tratar de liberarlo... ¿Cómo iba a hacerlo sin manos? Su única idea fue darle un mordisco en la muñeca, cuando se dispuso a abrir sus fauces vio a su amo un tanto a sobresaltado

— N-no — Dijo Voldemort con dificultad en medio de su baile — Lu-Lu...

— No hay ninguna Lulú, amo — Peter quería reír, pero sabía que le iría peor.

La serpiente le lanzó una mirada furiosa y se lanzó sobre él para asfixiarlo, lo estaba logrando cuando este se convirtió en rata y se ocultó en un jarrón lo más rápido que le permitieron sus tres patas. "Cumpleaños de mierda" Pensó una y otra vez.

El señor tenebroso continuaba llamando a ¡Lulú! y cuando la dichosa Lulú de cabellos rubios hizo su aparición, se encontraba más ebrio que Jack Sparrow.

— Mi señor, ¿Qué le pasó? — Lucius Malfoy preguntó con un notable pronunciación de borracho.

— ¡Lu-Lú! — se sacudió Voldemort en un intento de ordenarle que lo librara de la corriente eléctrica.

— No me la sé

— ¡Luci...!— Grito una vez más el amo de los mortífagos.

El patriarca Malfoy al estar fuera de su sensatez asintió creyendo que le ordenaba cantar. —Esa me la sé, «Luciérnaga me iluminas me opacas, me das vida y me matas, tú no me quieres, me has acostumbrado a tu luz y a tu oscuridad»

Oh bueno, La única afortunada en ese salón era Nagini, ya que al no poseer oídos externos no sufría con los berridos del rubio. Comparado a él, la chimoltrufia era una gran cantante.

Entonces una oleada de nauseas le atacó, corrió al jarrón más cercano que era donde se encontraba escondido Peter, mala suerte del pobre que en cuanto sintió aquel liquido glutinoso supo que nada podía ir peor en su cumpleaños.

La pequeña Diana despertó en la jaula, no sabía que pensar, recordaba cuando sus padres nomag la castigaban cada vez que mostraba su magia, cada vez que fue encerrada en una jaula, todo el daño físico y psicológico vino a su memoria.

Verse otra vez en encerrada hizo que perdiese el control sobre su obscurus, se transformó físicamente en él, un viento destructivo, una nube negra.

Terminó por deshacerse de su prisión, su energía no fue suficiente para destruir el salón, solo para mandar a volar a los tres mortífagos, a su amo y a la serpiente.

Ya en el suelo empezó a llorar de manera desconsolada,

"Huir es imposible, sea quien sea solo me lastiman por usar magia." Pensó Diana.

Nagini serpenteó hasta la niña, no la veía como su cena, sino como alguien a quien debían de proteger. Le generaba una extraña emoción que sintió hace mucho, no puedo hacer nada más que frotarse contra ella como un gato, para calmarla.

Voldemort al ver la escena y con su cuerpo aun hormigueando pudo saber que su serpiente había tomado una postura maternal. Además pensó que podría sacar provecho de la chiquilla en la batalla mágica que se aproximaba.

— ¿Cuál es tu nombre? — Preguntó Voldemort.

— Diana Blumer — Susurró sin mirarlo.

— Por lo que acabo de ver eres una bruja, posees poderes extraordinarios — Con sus poderes de legeremancia, supo de la pequeña — No te sientas cohibida, aquí estás entre magos y brujas. No prohibimos la magia, solo deseamos extenderla y dejar de escondernos de los seres sin magia que tratan de reprimirnos, aquí nos cuidamos entre nosotros.

— ¿No torturan a los seres con magia? — Preguntó la niña.

— No, son seres valiosos. Aunque aquellos que desobedecen obtendrán lo que merecen. — Voldemort señaló a Bellatrix— Ella es mi mano derecha, es una magnifica bruja. Puedes considerarla como tu amiga. Bellatrix, Dale una habitación cómoda a Diana. — Ordenó

La Bruja trató de objetar — Pero, mi señor, ella podría... "matarnos" pensó lo último.

— Has lo que ordené.

La mortífago se acercó a la chiquilla, reprimió cualquier gesto de asco debido a que esa energía del obscurial podría herirla de gravedad o matarla si lo deseaba. La tomó de una mano y se retiraron seguidas de la serpiente.

Ahora Voldemort miró a sus dos mortífagos restantes. Lucius Malfoy estaba inconsciente tirado en el suelo y por otro lado la rata Peter Pettigrew se estaba sacudiendo el vómito. Con su varita lo Obligó a retornar a su forma humana.

— Hoy has engrosado mis filas con una nueva adquisición, esa chiquilla es un obscurial que será fuerte y cumpliré mis fines gracias a su poder. — Voldemort extendió la varita hacía el mago asqueroso y le concedió una mano de plata. — Ahora lárgate y date un baño que hueles peor que un vagabundo.

Después de todo, no fue un mal cumpleaños. Esa mano compensaba su sufrimiento.

Notas finales:

Al principio pensaba escribir sobre Ronald y no se me ocurrió ninguna idea sobre él (Más que describirlo más gordo que Thor). Por ello Decidí darle un buen motivo a Voldy para que le concediera la mano de plata a Peter. 

Sé que más de una ha pillado la referencia a Credence y Nagini. 

Usted debe login (registrarse) para comentar.