Fanfic Es
Fanfics en español

Heroes vs Dioses por Donovan

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
En los tiempos de los dioses, los Hombres Pilar y los Magus se enfrentaron a ellos en una gran guerra sin cuartel, con los primeros como lideres, mientras los segundos tuvieron a tres familias/clanes que los representaron.

Los Soriel: Especializados en las magias elementales.

Los Garuos: Especializados en la mejora del cuerpo atraves de la magia.

Y Los Nexzal: Especializados en la investigación del Multiverso.

De estos clanes solo quedaron los miembros de la familia Soriel. Mientras que lo que quedo de los Garuos y los Nexzal, fue solo su trabajo que otros clanes de Magus continuaron.

Sin embargo uno de los lideres del clan Nexzal que se creia muerto, termino volviendo en tiempos relativamente recientes. Juhall Nexzal, o siplemente el Maestro Juhall. Aquel que en la antigua guerra contra los dioses, de alguna manera termino volviendose en un ente de energia del nexo mutiversal.

Encargado en esta misión de ser el que reclutara a los 12 guerreros que los ayudaran a librar esta nueva batalla contra los dioses. Guerreros que el ya tenia escogidos, pero que sin embargo no podia evitar querer probarlos.

Si bien su descendiente Neli le habia pedido que no hiciera que se pusieran en contra de ellos, algunos de estos guerreros necesitaban ser probados para ver si eran aptos para esta guerra. Pues no todos tenian el poder suficiente para equipararse a los dioses, o la condición mental para hacerlo. Siendo algo que tenia que probar.

Aun que no hiba a negar que en parte estas pruevas las hiba a hacer por mera diversión.

*Je je je je je je je lo siento Neli. Pero esta oportunidad no se me presentara siempre* exclamo mientras su ser era transportado por el nexo multiversal.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Primer mundo: Oceanus. El mundo de la pirateria.

Las constitución de este mundo era curiosa, si bien compartia caracteristicas comunes con la mayoria de mundos en el multiverso. Este estaba mayormente compuesto por islas en un gigantesco mar, con solo un continente que era un anillo de tierra que robeaba al planeta.

En este mundo una facción de 170 reinos governaba y ponia orden a la sociedad, bajo leyes absolutistas. Donde una facción de nobles mundiales llamados los Tenryubitos, lideres de todo el mundo, abusaban de su poder contra las clases mas bajas, establesiendo leyes a su favor.

En un mundo asi solo habia un camino para quienes desearan vivir con libertad (ademas de unirse al ejercito revulionario XD) y ese camino era el de convertirse en un pirata. Siendo este mundo caldo de cultivo para generar a estos antiguos gerreros del mar.

Entre todos ellos, un pirata en particular ha sido el foco de los eventos que han puesto las reglas de este mundo de cabeza, volviendose uno de los enemigos mas buscados del gobierno mundial. Un pirata que por su ansias de libertad y aventura, involuntariamente termino volviendose en el heroe de barios pueblos a su paso.

Un pirata que retaba al destino y atraia la voluntad de todos con los que se relacionaba. Un joven bucanero de nombre "Monkey D. Luffy", el chico del sombrero de paja que soñaba con convertirse en el "Rey de Los Piratas", junto a su relativamente pequeña pero infalible tripulación "Los Muguiwara".

Este era uno de los mejores candidatos que tenia Juhall en su lista para reclutar. Pero antes tendria que probarlo.




.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.




En un nuevo pueblo de una de las tantas islas del nuevo mundo, la tripulación del sombrero de paja por fin estaba cerca de arribar a un nuevo muelle, despues de haber pasado semanas navegando contra las traicioneras aguas de ese mundo, ademas de su clima impredeciblemente cambiante.

Todos ya estaban canzados de luchar por mantener a flote la nave y daban gracias a dios que por fin volvian a tocar tierra. Sobretodo su capitan, que estaba sentado en la proa de cabeza de leon del barco (El Thousand Sunny) impaciente por ir a explorar la isla.

-Vamos, vamos ¿por que tardamos tanto?- pregunto a nadie en particular, no pudiendo evitar estar inquieto en el lugar donde estaba sentado.

-¡¿Quieres calmarte un poco?!, llegaremos en un par de minutos- le reprocho una chica peliroja detras suyo -¡y no vayas a causar problemas innecesarios apenas toquemos tierra!.

-Es inutil que se lo digas, de una u otra menera siempre lo hace- opino un hombre alto de cabello verde que portaba tres espadas, posicionandose al lado de ella -yo digo que lo mejor es que alguien lo acompañe apenas toquemos tierra, para evitar que meta la pata.

-¡Je! tienes gracias que seas tu el que sugiera eso- comento un hombre rubio con las cejas risadas y un ojo tapado por el flequillo, caminando tambien hacie ellos.

-¡¿He?! ¡¡¿Que quiciste decir con eso cejas rizadas?!- le contesto molesto, parandosele en frente de el mientras pegaba su frente contra la suya.

-¿Ho? ¿encima lo preguntas marimo idiota? ¡¡Tu eres otro que siempre se esta metiendo en problemas apenas bajamos en una isla!!- le repondio igualmente molesto, empujando su frente contra la suya, mientras ambos se devolvian miradas desafiantes.

-¡¿QUE? ¿ACASO BUSCAS PELEA?!- le pregunto molesto desembainando una de sus espadas.

-¡¡CUANDO QUIERAS ESPADACHIN DE TERCERA!!- le devolvio el resto, estando apunto ambos de atacar al otro.

Sin embargo antes de que tuvieran esa oportunidad, La peliroja golpeo a ambos en la cabeza con una bara amarilla. Dejandolos tirados en suelo con unos enormes chichones sobresaliendoles.

-¡¡YA DEDEN DE PELEARSE POR CUALQUIER COSA PAR DE IDIOTAS!!- les grito molesta sacando dientes de piraña.

En eso sin que ninguno lo notara, otra chica que parecia la crusa entre un conejo blanco y una joven rubia de cabello corto, se echo por la espalda hacia Luffy, abrazandolo por detras mientras refregaba su mejilla contra la de el.

-Si alguien tiene que acompañar a Luffy, yo me ofresco- abiso, para luego por alguna razon morderle la oreja.

-¡¡Haaa.....!!- grito de dolor, para luego poner una mano sobre su cabeza intentando apartarla.

-He..... no. Lo siento Carrot, pero mejor lo acompaño yo o Jimbe-san, tu eres demasido propensa a seguirle la corriente- Le respondio la peliroja, en lo que el resto de la tripulación se acercaba a ellos a ver por que tanto escandalo.

-¿Chicos ahora que pasa, por que fue ese grito?- pregunto un chico de largo cabello despeinado y una nariz increiblemente larga.

-No es nada, solo Carrot mordiendo a Luffy otra ves- volvio a responder la peliroja.

-¡Hey Carrot deja a Luffy por un momento!, ya tendras tiempo para jugar con el despues- le pidio un pequeño ser antropomorfo con forma de reno y una gorra azul y rosada -Quiero que me acompañes apenas toquemos tierra para comprar algunas cosas para hacer medicina.

-¡Ho, ¿puedo acompañarlos?! ¡estoy muy emocionada por visitar esta nueva isla, sera la primera que vea luego de salir de Wano!- pidio emocionada una mujer increiblmente alta, con largo cabello blanco de puntas verdes y unos cuernos rojos en su cabeza.

-Por mi esta bien, aun que te digo de ante mano que no vamos a jugar.

-Oigan ya que estan en eso, ¿podran ir a una tienda y comprar una SUUUPER cantidad de cola para la nave?- les pido un enorme hombre de cabello azul, con un cuerpo que parecia mas maquina que humano -iria yo mismo, pero estoy ocupado trabajando en una mejoras para el Franky-Shogun.

-Ho, creo que no hara falta que ellos vayan Franky- le abiso una hermosa mujer de largo cabello negro y ojos azul turqueza -Yo, Brook y Sanji te la conseguiremos, ya habiamos quedado los tres en ir por proviciones para el barco.

-Cuenta con nosotros ¡Yo ho ho ho ho!- se rio levantandole un pulgar, un esqueleto viviente vestido de traje, increiblemente alto y con un frondoso afro.

-¡Atencion todos, ya estamos llegado!- grito de pronto para abisarles un corpulento hombre de piel azul y caracteristicas como las de un pez, manejando el timon.

-¡Bien, ya escucharon a Jimbe-san!. ¡Todos, preparen el barco para atracar!- les ordeno la peliroja, poniendose todos en marcha. Incluyendo Luffy que salto de la proa para ayudar con los preparativos.



.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.



Unos minutos despues de haber desembarcado sin mayores retrasos, la mayoria de los muguiwaras se dividieron en grupos de tres o dos, saliendo a explorar la isla.

Luffy al final termino siendo acompañado por Jimbe, que lo seguia por detras procurando que no se metiera en problemas como le habia pedido Nami, la chica peliroja.

-*Tsk* ¿quieres dejar de seguirme? ¡no pienso hacer nada, solo estoy explorando!- le reclamo Luffy dandose la vuelta.

-Por palabras de Nami-san, eres incapas de hacer eso sin meterte en algun problema- le contesto sereno, sin afectarse por que le estubiera gritando.

-Si bueno..... no siempre es asi- argumento ofendido, dandose la vuelta sin decir nada mas y poniendose de nuevo a caminar.

-Je je je je je, eso supuse- se rio volviendolo a seguir. Manteniendo ambos el paso durante barios metros.

-Oye..... Jimbe, queria preguntarte esto hace un buen rato, ¿pero te estas sintiendo comodo en la tripulación?- pregunto el chico con sobrero de paja, pareciendo algo distraido.

-¿Hmm....? ¿a que viene esa pregunta?.

-Ho, a nada. Solo te pregunto para saber- le resondio sonriendo, no pareciendo precupado por lo que acaba de preguntar.

-Ho.... si, estoy bien. Es una tripulación bastante mas animada que los Piratas del Sol, pero esta muy bien- le contesto, decidiendo no darle mucha importancia a que sacara el tema de pronto. Despues de todo la mente de Luffy no era algo que podia entender todo el tiempo -aun que no se por que me lo preguntas solo a mi, no hay mucha diferencia de tiempo en el orden de llegada entre yo, Carrot y Yamato.

-Shi hi hi hi hi hi, Carrot se acoplo tan rapido a la banda que ni tengo que preguntarle, y Yamato esta tan emocionada con todo lo que es el exterior de Wano que tampoco parece molestarle la tripulación- le contesto alegre con las manos detras de la cabeza, mientras mantenia su paso casi de manera militar.

-Ho, entiendo. Entonces yo soy el unico de los tres que parece no encajar aun- comento distraidadmente, sin parecer afectado por ese echo.

-Nah.... no quice decir eso. Lo que decia es que es obvio que ellas estan bien, por que se les nota al ser muy extrovertidas, no podrian ocultar si se sintieran mal ni anque lo intentaran- le respondio sin darle mucho interes -pero tu no eres tan obvio, asi que tengo que preguntar.

-Ho, ya veo- concordo sujetandose la barbilla mientras lo seguia -supongo que tendria que ser menos estoico.

-Nah, que va?, tu estas bien asi. Tienes tu manera de ser, ademas no eres el unico estoico, Zoro te rebasa por quilometros en eso.

-Ja ja ja ja ja, me alegra escucharte decir eso- le agradecio riendo, no dandole mas importancia al tema.

Continuando con su caminata por un rato mas, Luffy se estaba comenzando a aburrir. Realmente no habia mucho que ver en esa isla y la verdad ya estaba por decidir volver al barco al no ver nada interesante. O por lo menos parar a alguien para preguntarle donde habia un buen bar para comer algo.

Sin embargo antes de que pudiera decir cualquier cosa, de repente tanto el como Jimbe sintieron como una especie de honda o distorción del ambiente les paso por encima, haciando que se pararan en medio de la calle.

-¿Que fue eso?- pregunto Luffy.

-¿Tambien lo sentiste?, fue como una sacudida, pero no se sintio como un temblor.

-Que raro- comento, para luego seguir caminando como si nada hubiera pasado.

-¿He?....... ¿lo ignoraras asi nada mas?- le pregunto desconcertado.

-He.... si, ¿que esperabas?, ¿que me pusiera a dar vueltas a buscar la causa?- le cuestiono con obviedad, haciendo que a este se le cayera una gotita de sudor por la sien.

-Bueno...... si lo pones asi- esclamo, siguiendo el ejempo he ignorando el tema mientras caminaba por detras de el.

Esa honda fue algo raro, pero mas haya de la sorpresa del comienzo, no tardaron mucho en ignorarla, mientras Luffy busca por el camino a alguien a quien pudiera detener para preguntarle donde podían comer algo. Sin embargo entre mas abanzaban, algo comenzo a extrañarle a Jimbe por cada paso que daban.

Todo el pueblo de pronto se habia quedado muy pero muy tranquilo, silencioso, sin siquiera el ruido de las personas caminando o las aves grasnando. Literalmente no se oia ni un alma haciendo cualquier tipo de ruido, como si de pronto hubieran caido en un paramo desolado.

De echo realmente no estaban encontrando a nadie. Por alguna razon las calles de un momento a otro se vaciaron de gente, como si las personas se hubiera esfumado por arte de magia.

-Luffy, esto es extraño- le abiso, viendo que este no parecia percatarse de lo calmado que estaba todo.

-¿Que?

-¿En cerio no estas notando que hay demasiado silencio?- le pregunto extrañado por su aprente falta de persepción.

-Ho, eso. Si, es raro, desde aquella sacudida es como si todos hubieran desaparecido- le contesto deteniendose para mirarlo, para luego echar una vista a su alrededor.

-Espera, ¿que?

-Si, desde aquello no ha vuelto a aprecer nadie, ni tampoco percibo a ninguna personas a barios metros de nosotros- le explico sin alterarse, hablando de ello como si fuera algo normal -estaba caminando un poco para ver si aparecia alguien. Pero en verdad pareciera que estamos solos.

-¿Notaste eso desde hace un rato y no dijiste nada?- le pregunto algo exaltado, no entendiendo su falta de interes por el tema.

-¿Hmmm....? ¿tenia que hacerlo?, yo pense que no hacia falta ya que sabia que tu lo notarias- se excuso pareciendo algo apenado, mientras se refregaba la nunca con una mano -perdon.

-Ahhhh...... no importa. Quizas deberiamos ir con lo demas antes de que esto se ponga mas raro- le aconsejo volteandose de lado en señal que comenzaran a volver al barco.

-Hmmm......... si, tienes razon, deberiamos.........- concordo distraidamente mientras caminaba hacia el, hasta que de pronto sus sentidos se agudisaron de repente haciendo que se detubiera. Justo a tiempo antes de que una flecha pasara a sentimetros de su cara, cortando su discurso mientras se clababa en la pared.

Felcha que solo a segundos de impactarse, causo un gran impacto contra el muro, dejandole un oyo gigante como si algo muy grande se hubiera chocado contra el.

Echo que hizo que tanto Luffy y Jimbe se pusieran en guardia mirando a su alrededor. Nunca lo notaron hasta que paso, pero ensima de la mayoria de terrazas estaban ubicados una gran catidad de arqueros vestidos de la misma manera, todos de negro con capas y capuchas blancas que cubrian su rosotro. Como si pertencieran a una secta.

-¿Quines son estos?- pregunto Luffy viendo en todas direcciones.

-Ni idea, ¿quizas caza recompenzas?- opino metiendo su puño hacia adentro, preparado para pelear.

-Shi hi hi hi hi hi, al fin algo de diverción- comento sonriendo mientras se tronaba los dedos.

-No lo tomes tan a la ligera, ¿viste lo que hizo esa flecha?. Si todos pueden hacer eso, nos encontramos en desventaja.

-Nah..... podemos lidiar con eso. Las kujas tienen tiros de flechas mas aterradores- comento despreocupado.

En eso, antes de que luffy o Jimbe pudieran ponerse de acuerdo en que hacer, una gran lluvia de flechas fue disparada contra ellos, volviendolos a poner alerta.

Sin embargo reaccionando rapido ante el ataque, Jimbe que ya tenia su cuerpo en posición de combate y no habia bajado en ningun momento la guradia. Solto un pontente golpe al aire, generando un efecto extraño de hondas que detubo todas las flechas a unos metros de ellos como si estubieran fotando en el aire, para luego salir disparadas lejos, clabandose en las casas a su alrededor. Impactando contra estas como si bolas de cañon gigantes se trataran.

-Ja ja ja ja ja, ¿ves? te lo dije. Podemos con ellos- Exclamo su capitan al ver lo inutil de su ataque, para luego con facilidad dar un enorme salto hasta llegar tambien a los techos. Donde un segundo despues metio sus brazos hacia adentro preparandose para atacar -¡¡Gomu Gomu No....... GATLING!!.

En eso como por arte de magia los brazos del joven pirata se alargaron como la goma, moviendolos tan rapido que parecian multiplicarse por cientos, llegando a una gran cantidad de arqueros y golpeandolos con una increible fuerza. Tanto fue la potencia de sus golpes que la mayoria no se pudo volver a levantar, quedando inconscientes.

-No son muchas cosa- exclamo algo desepcionado, antes de que un gran numero de estos se movieran rapidamente por los techos, apuntandoles desde su lado izquierdo.

Jimbe viendo eso se apresuro en ayudarlo, estando apunto de saltar a los techos tambien. Sin embargo antes de que pudiera hacerlo, fue rodeado rapidamente por los demas arqueros que comenzaron dispararle desde todos los angulos, sin dejarle ningun nhhjnnlugar para escapar.

-¡¡Buen intento, pero me subestiman!!- grito molesto lanzando un puño al aire hacia sus pies, haciendo que otra ves una honda en el aire distorcionara el espacio, para luego de alguna manera casi magica hacer que un torbellino se lebantara de sus pies hacia arriba, haciendo que las flechas se desbiaran y salieran volando a todos lados lejos de el. Algunas incluso dando contra otros arqueros que cayeron echo pedazos por los fuertes impactos de estas.

Al pasar eso, Jimbe vio sorpendido como los restos de estos tipos comenzaban desintegrarse en particulas de luz, como si no estubieron echo de nada mas que eso.

-¿Que?- exclamo desconcertado, haciendo que sus atacantes aprovecharan para lanzarcele encima mientras estaba distraido, ya entendiendo que los ataques con proyectiles no funcionarian con el.

Jimbe en eso apenas y tubo tiempo de reaccionar cuando un grupo de quince desembaino de repente unas espadas que llevaban consigo, tratando de abrumarlo con el ataque multiple en grupo. Sin embargo el hombre pez lejos de verse reducido por la desventaja numerica, se lanzo tambien sin miedo hacia ellos parando a uno al tomarlo de un brazo, para luego usarlo como latigo con una increible fuerza, azotando a otros cuatro y mandandolos a volar.

Luego de eso otra ves de una manera sobre natural, comenzo a hacer que el agua en el aire humedo a su alrededor se acumulara en su palma, para despues usarla como proyectil contra el que tenia sujeto, mandandolo a volar con tanta potencia hacia atras que termino derrivando a otros ocho con la honda expanciba que genero. Echo que hizo que los atacantes dieran un paso atras atemorizados por su increible poder.

Sin embargo lejos de acovardarse, otros veinte se les unieron a los que quedaban, continuando con el ataque cuerpo a cuerpo. Pero ni aun con esto eran rivales para el gigante azul, que con agiles movimientos esquivaba sus ataques mientras con golpes contundente y sus ataques con agua derriba a cualquiera que se le acercaba.

Sin embargo los atacantes siguieron perseverantes, y sin redirse continuaron lanzandose contra el, cada ves en mayor numero. Tantos que era dificil saber de donde rayos estaban saliendo. Pero ni aun con esto seguian sin ser rivales para Jimbe, que no flaqueba sin importa cuantas hordas tenia que enfrentar.

-¡Ja ja ja ja ja ja ja! y pensar que te preocupaba la desventaja de numero- exclamo Luffy viendo como ninguno de los caza recompenzar podia hacer nada conta el.

Estaba tan distraido admirando la pelea de su compañero, que fue inevitable que los arqueros aprobecharan esa oportunidad para disparales mientras su atención estaba en otro lado.

Sin embargo luffy, lejos de ser una presa simple al no parecer estar concentrado, y justo cuando las flechas estaban a tan solo un metro de el, esté sonrio con despreocupación para luego comenzar a esquivar las flechas con fluides sin siquiera abrir los ojos. Echo que sorprendio a los arqueros, bajando sus arcos al no saber que rayos acababa de pasar.

-Perdon...- dijo luffy volteando con una sonrisa hacia ellos, mirandolos fijamente -me olvide de ustedes por un momento, ese fue grocero- se burlo con picardia.

Con eso dicho estubo a nada de volver a repetir su ataque anterior y hacer que una lluvia de puñetazos les callera encima para librarse de ellos de una ves, sin ambargo antes de que si quiera pudiera dar un paso hacia adelante, una gigantesta lanza fue disparada hacia el con una fuerza tan potente que el aire practicamente retumbo al ser lanzada.

Y aun que Luffy pudo predecir que se la arrojarian, por la velociad con la que fue arrojada apenas y tubo tiempo de esquivarla, moviendose sutilmente a un lado y haciendo que esta fallara por tan solo un centimetro de su cara, logrando cortarle una mejilla.

Sorpendido por el echo el chico de goma volteo a ver la lanza clabada uno metros detras de el, viendo que estaba echa de un metal azul brillante que comenzo a desaparecer en particulas de luz como le habia pasado anteriormente a quellos hombres que Jimbe hizo pedazos.

Esto inevitablemente le dio una idea luffy de a lo que se estaban enfrentando, volteando a ver adelante a donde le fue lanzada esa arma, viendo a un gran hombre de fuerte musculatura a barios metros de el, aun estando en posicion de lanzamiento.

Este sujeto vestia de una manera particular, llevando una señida camiseta negra de cuello largo y mangas semi largas, pantalones baquerros blancos, botas marrones, una bandana azul oscuro en la cabeza y una largo abrigo blanco de cuello y mangas afelpadas que usaba sobre los hombros a manera de capa. En cuanto a su apariencia, parecia alguien de unos 30 y tantos, llegando facilmente a los dos metros, con algunas arrugas faciales, barba blanca bastante poblada y larga a lo largo del mento y la barvilla, pero sin dejarla crecer mucho sobre el labio superior, ademas de un cabellos blanco bastante largo y brillantes ojos azules.

Este sin intimidarse por luffy se irguio de su posición de lanzamiento, mostrando una imagen imponente mientras le sonreia. Acto seguido todos los aqueros le abrieron paso mientras caminaba hasta el, haciendo que Luffy tambien sonriera al ver que por fin podria divertirse con un reto.

-Shi hi hi hi hi, supongo que tu eres el jefe- exclamo confiado mirandolo a los ojos una ves este se puso delante de el.

-No vayas a despcionarme muchacho- le contesto soriendole de la misma manera, mientras de su mano un gran catidad de energia comenzaba a brotar, tomando la forma de una gran acha de metal azul brillante.
Usted debe login (registrarse) para comentar.