Fanfic Es
Fanfics en español

La vida de un humano. por Dariu2

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Espero les guste éste pequeño invento;).

 

 

 

 

Él era conocido por ser sangre fría, no tenía problemas en usar a los demás como simples peones.

Todo para su propio beneficio.

Nunca había sentido esa felicidad que sentían las personas normales, ya que su propia felicidad radicaba en la infelicidad de los demás.

O se supone que era así…

-Vamos, toma…-su pequeño hijo negó.-Toma…-el pequeño volvió a negar con una mueca de asco mientras alejaba su cabeza lo más lejos del biberón.-¡Bébelo!-grita el Smith impacientado.

Entonces, ¿cómo fue que terminó así?

Y eso era extraño, él era una persona demasiado paciente para el gusto de los demás.

Sin embargo, debe reconocer que no estaba preparado para ser padre.

Emma miraba a su marido con una sonrisa en sus labios mientras veía la chistosa situación.

El poderoso comandante de los cazadores tenía problemas con un bebé recién nacido.

Sí, matar a una persona era mucho más fácil que alimentar a un bebé.

-Por favor hijo, hijo precioso, divino…bebe la leche que hizo papá para ti.-le suplicó ya cansado. El pequeño Adam hizo una mueca de asco ante el biberón delante de él, ¡un bebé estaba rechazando algo que hizo él! Imperdonable.-No hay manera de que esto sepa tan mal.-y entonces Jhon Smith bebe el biberón como si nada, solo para escupirlo enseguida.-¿Qué es esto? Sabe asqueroso.-y su hijo se río mientras daba golpes en su mesa de su sillita.

Emma tuvo que aguantar la risa que le causaba la escena.

Su esposo era un hombre ciertamente peligroso en la cacería de vampiros, también era un genio en la ciencia, pero como padre era como cualquier persona en el mundo.

Alguien con una gran inexperiencia.

-Cariño, ¿quieres que te ayude?-

-¡No! No subestimes a un Smith, esto no es nada contra mí.-

Emma sonríe burlona.-¿Sabes? Dejarte ayudar no degradará tu orgullo como un ‘’Smith’’-

El hombre meditó las palabras de su esposa para luego asentir, la hermosa mujer con una dulce sonrisa se posó al lado de la silla de su hijo y sacó su pecho para luego amamantar al pequeño bebé.

Ante eso el hombre notó que su adorable bebé se adormilaba ante los brazos de su esposa, Jhon tocó sus propios pezones pensativo.

Tal vez debería experimentar para que mis glándulas mamarias expulsen el mismo líquido que Emma.

Después negó con la cabeza ante semejante idea, ¿qué rayos le ocurría?

Parece que la paternidad desordenó de una manera abrupta sus pensamientos y juicio.

Eso no era bueno.

Para él, tener un hijo era un conocimiento totalmente nuevo y desconocido. Él amaba lo desconocido, quería saciar su curiosidad en cómo se podría criar un hijo.

Tal vez sería interesante ver en lo que se convertiría.

-Vale, ya está.-habla dulcemente Emma ya con Adam dormido en sus brazos, lo arrullaba con amor. Jhon miraba la escena con incredulidad, su esposa lo hacía ver sencillo.-Bueno, creo que es hora de acostarnos.-

Sí su mujer tenía la facilidad de controlar a su hijo entonces él también debería poder.

Sí, Jhon pensaba que no podía ser tan difícil cuidar a su hijo.

¡Pero no, se equivocaba!

¡Ser padre no es nada fácil!

Su hijo se había despertado en la madrugada, llorando a todo pulmón, despertándolo de su amado y fantasioso sueño.

-Jhon, te toca ver al bebé.-dice Emma en sueños mientras se cubría mejor con la manta.

Él hombre con pesar se levanta de su cama, camina descalzo hacia la habitación de su hijo y empezó a mover la cuna mecedora para ver si se callaba pero no, nada, el mocoso seguía llorando. Entonces se dispuso en alzarlo en sus brazos y sonrió al ver como su llanto mermaba…para segundos después volverse más potente.

Lo mecía de un lado a otro como si fuera un muñeco, aun no tenía tanta experiencia en alzar a un niño.

-¿Pero por qué huele tan mal?-se preguntó segundos después de sentir un olor asqueroso en el aire de la habitación, empezó a olfatear como un perro por los alrededores de la habitación, rincón por rincón, el olor al parecer lo seguía.-No puede ser…Adam, te has cagado encima, ¿verdad?-sus ojos se abrieron con temor al ver como el pequeño se calló ante la pregunta de su padre.

Esto era algo que nunca se esperó que haría, cambiarle el pañal a un bebé.

Definitivamente usaría protección cuando se ponga cariñoso con su esposa.

-Lo sabía, hueles horrible.-murmura al recostarlo en el cambiado y le bajó sus pequeños pantalones azules.-Adam, ¡¿pero qué has comido?!-exclama horrorizado, ante aquel grito el niño vuelve a llorar.-Mentira, mentira. Sé que fue el asqueroso biberón que te di.-lo calma con una mano en su pequeño vientre.-Bueno, ¿y ahora qué hago?-se preguntó confuso al quitarle el pequeño pañal.

Como todo padre que se respeta buscó su celular y en el buscador de Youtube puso: ‘’¿Cómo cambiar el pañal a un bebé’’. Corrigió cuando al ver que algunos videos eran de bebés niñas, así que puso: ‘’¿Cómo cambiarle el pañal a un bebé varón?’’

-¿Necesitas ayuda, de nuevo?-pregunta Emma soñolienta entrando a la habitación del bebé, mirando como su marido sudaba por la frustración.

-¡No! Haré esto por mi cuenta, ¡no tolero que un simple bebé sea más rudo que yo!-exclama el hombre con molestia sin dejar de buscar en Youtube.

Emma no puede evitar sonreír burlonamente al ver que su marido había perdido su aparente estado de tranquilidad y burla delante de su hijo.-Eso te pasa por no acompañarme al curso para cuidar un bebé cuando te lo pedí.-

-Emma, silencio.-siguió buscando por su teléfono hasta encontrar un video decente.-Mmm…¿toallas húmedas? Emma, nosotros tenemos eso, ¿verdad?-

-Por supuesto.-responde la mujer con gracia, señalando un estuche que estaba detrás de la cuña del bebé.

-Bien, entonces tengo todo.-

Paso 1, retirar el pañal. Eso estaba listo hace rato.

Paso 2, limpiar…

-¡No puedo con esto!-a pesar de sus quejas siguió limpiando las pequeñas nalguitas de su hijo con las toallas húmedas tal como indicaba el video.

-No olvides limpiar la zona más importante de un niño.-le recuerda la mujer a su esposo, el cual la miró sorprendido.

-¿La zona más importante? Oh, ¡tengo que limpiarte tu pirulín!-exclama el hombre con gracia, causando que el bebé riera con él.

El hombre se esmeró con el paquete de toallas húmedas hasta dejar el trasero de su hijo completamente limpio.

Sonríe con orgullo al ver su trabajo en buen camino.

Paso 3, secar para evitar alguna infección a causa de la humedad. El hombre completó ese paso con una toalla de algodón.

Y paso 4, poner un nuevo pañal.

-¡Listo! No debería decirlo yo, pero soy todo un genio. Para ser mi primera vez cambiando un pañal no estuve tan mal.-decía el hombre maravillado de sí mismo, mientras su esposa no dejaba de verlo con una sonrisa de burla.

-Aún te falta mucho por aprender, amor. Tardaste casi una hora en cambiar un simple pañal, eso lo hago yo en cinco minutos.-

-¡¿Qué?! Es imposible que puedas hacer eso, no después de que yo haya tardado tanto en hacerlo.-

-Te falta práctica, comandante de los cazadores.-la burla de su mujer no hacía más que ponerlo de mal humor, y eso era algo que en realidad nunca pasaba.-Vamos, bota el pañal.-

No sabía por qué, pero lo había tomado como un reto. Y cuando lograse romper el record de 5 minutos de su esposa le demostraría que era el mejor de una vez por todas.

Era raro, él nunca tenía esa clase de sentimientos.

Lo hacían sentir vivo.

Sin saberlo, Adam fue el detonante para que por fin puede sentir todas esas sensaciones extrañas pero raramente gratificantes.

 

 

 

 

Notas finales:

Disculpen lo corto, pero la ciencia en sí del fic es que será corto. Es como un Spin-Off.

Bueno, espero les haya gustado y que hayan llegado hasta aquí.

Y los que no han visto mi fic anterior de ''La vida de un vampiro'', se las recomiendo para que puedan entender mejor ésta pequeña historia:).

¡Gracias por leer!

.

.

.

.

-Proximo capítulo: El deber del hermano mayor.

Usted debe login (registrarse) para comentar.